MLB 2019 | El regreso de Yuli Gurriel ha demostrado que puede pertenecer a la élite de las Grandes Ligas

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

Jul 23, 2019

En apenas un mes, el giro ofensivo de Yuli Gurriel, con toda razón, ha sido tan sensacional como improbable.

El pasado 22 de junio, el inicialista de 35 años estaba bateando apenas .258, con 4 jonrones y un pobre slugging de .389 como pieza central en el lineup de los Astros de Houston. Sin embargo, desde el 23 de junio a la fecha, hace exactamente un mes, todos esos numeritos han cambiado de manera radical. En apenas 150 visitas a la caja de bateo, Gurriel registra promedio de .360 y OBP de .400, luciendo el slugging (.755) más impresionante de todas las Grandes Ligas —Mike Trout le sigue con .715—. 

Sus 15 jonrones, también han liderado el juego desde el pasado 23 de junio, aunque está empatado con Mike Trout, Manny Machado y Josh Donaldson. Después de batear su 19no jonrón de la temporada este lunes —siendo parte de un día histórico con la segunda ocasión que tres cubanos batearon jonrones para un mismo equipo—, Gurriel llegó a 35 remolcadas en sus últimos 34 juegos. ¿Quién ha sido el único bateador en superarlo desde entonces? Mike Trout, el centerfielder de los Angels, quien está valorado en la actualidad como el jugador más completo de las Grandes Ligas.

De esa manera sensacional, extendiendo sus ajustes en el plato, hemos visto el impresionante ascenso de Yuli Gurriel esta temporada, y cómo parece incluirse definitivamente entre la élite de los bateadores en el juego. Cuando tal vez pensábamos en comenzar a ver indicios de una curva descendente en su rendimiento a los 35 años, Gurriel está demostrado que aún puede exhibir su talento entre las estrellas del momento en el béisbol profesional.

Desde que realizara sus ajustes a finales de junio, aprovechando su habilidad de contacto para definir un mejor enfoque en el plato, los resultados que tenemos han sido sorprendentes: Con el jonrón (19) de este lunes, acaba de marcar un nuevo récord personal al superar los 18 que registró en 2017, viajando 169 veces menos por el plato. Pero, además de eso, algo que también puedes apreciar es la adaptación al pitcheo de la liga y cómo ha trabajado para pulir sus deficiencias. 

Después de probar éxito en sus últimas dos temporadas, acumulando 18 jonrones en 2017 y un promedio de .403 con corredores en posición de anotar que implantó récord para la franquicia el año pasado, al swing de Gurriel aún le faltaba dominar (y elevar) las bolas rápidas con más frecuencia. 

Es cierto que Yulieski alcanzó buenos resultados en 2018, logrando 85 RBIs con apenas 13 jonrones, pero si has seguido su carrera, sabes que el chico natural de Sancti Spíritus siempre se destacó por ser un bateador completo. Y, para aprovechar al máximo la oportunidad de batear como “limpiabases” en el lineup de los Astros, la producción de jonrones no deja de ser un complemento obligatorio. Eso sí, a los 35 años, es obvio que las habilidades de Gurriel ya no son las mismas, pero, aun así, sigue demostrando que su talento es verdaderamente legítimo. 

A finales de junio, quizás cuando menos lo esperábamos (estaba bateando apenas .258 con 5 jonrones), Gurriel comenzó lo que parece un ascenso definitivo e inspirador, el cual podría marcar un antes y un después en su carrera. Entre las principales tendencias positivas que activó, está la estabilización de su tasa de bases por bolas (5.2%) y ponches (10.6%), sobresaliendo como las mejores de su carrera. 

También aumentó a .269 su promedio contra los breaking balls (luego de estar por debajo de .210 a inicios de campaña), pero el resultado más influyente en su ascenso desde finales de junio ha sido el éxito de su swing contra las bolas rápidas. ¡Sí, eso es más que un enfoque renovado! De promediar para .291 contra fastballs en sus últimas dos temporadas (2017-2018), con frecuencia de un jonrón cada 50.5 turnos al bate, Gurriel ha bateado este año para .311 y ahora está produciendo un elevado más allá de los límites cada 21.2 veces al bate.

Su registro de 10 jonrones contra bolas rápidas esta campaña ya duplicó los 5 bambinazos de 2018, al igual que el slugging de .519 superó ampliamente el .391. ¿Cómo lo está haciendo? La mejoría en su ángulo de lanzamiento (significa el ángulo vertical en que el swing del bateador le pega a la bola) ha sido clave. Usualmente, el ángulo promedio donde Gurriel golpeaba los pitcheos era demasiado bajo, apenas 11.1 grados (la media actual de la liga es de 11.8), dejando escapar varios swings sin poder golpear con la masa del bate, pero este año ha subido a un excelente rango estacionario de 15.1°.

Ese ascenso, aunque parezca un valor insignificante, ayudó a Gurriel para evitar un 8% de las altas tasas de rollings que se hacían habituales cada año (46.5% en 2017 y 44.9% la temporada pasada). Y esto último, a su vez, impulsó su producción de Barrel% (Cañonazos enviados a una velocidad de salida superior a las 98 mph) de 1.9 a 4.4, marcando un nuevo récord personal. Más flyballs, por supuesto que ha generado un promedio relativamente más bajo, pero esa nueva tendencia y los ajustes de Yuli Gurriel lo están impulsando para esculpir una nueva perspectiva a sus 35 años. 

La única asignatura pendiente que le queda al inicialista cubano es poder adecuar su swing cuando los lanzadores oponentes mezclan sus bolas rápidas o breakings con pitcheos fuera de velocidad. En esa situación, Yulieski está bateando apenas .216 y no acumula jonrones este año, así que aún restan detalles por pulir en el difícil arte de batear.

De 13 bambinazos el año pasado a, posiblemente, su primera campaña con más de 25, el talento de Gurriel otra vez nos conduce a esa pregunta titilante en nuestros pensamientos beisboleros: ¿Qué habría sido de su carrera si hubiese llegado más joven a las Grandes Ligas? Sí, aunque será imposible echar el tiempo atrás, Yuli Gurriel está definiendo la mejor respuesta para esa incógnita cada vez con más fuerza.

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!