MLB 2019 | ¿Qué significa romper una marca de Pujols?: La capacidad de Yordan Álvarez sigue sorprendiendo

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

Jul 23, 2019

Hay jugadores que suelen ser referentes en cualquier deporte y, en el béisbol de las Grandes Ligas, Albert Pujols es uno de ellos.

Sí, la constancia ha sido una de esas virtudes que hemos podido disfrutar a lo largo de las 19 temporadas del ahora inicialista y bateador designado de los Angels. Y cuando decimos, “constancia”, no nos referimos solamente a mantener buenos números año por año, como estos impresionantes registros de Pujols tras 19 temporadas (2001-2019): Ha acumulado 3154 hits, con la sexta mejor marca de jonrones (648) y la cuarta de remolcadas (2040) en la historia de las Grandes Ligas. No, porque el legado del inicialista dominicano va mucho más allá de eso, pues ha sido el único bateador en la historia del juego, capaz de registrar al menos 30 jonrones y 100 remolcadas durante una década desde su debut.

Así es, cuando recordamos este tipo de récords, nuestros pensamientos intentan reunir en una misma alineación a grandes estrellas del juego como Babe Ruth, Ted Williams, Lou Gehrig, Jimmie Foxx o Barry Bonds. Sin embargo, ninguno de ellos pudo hacerlo. Ninguno de ellos, y ningún otro jugador que ahora mismo estés imaginándote. 

Sí, sólo Sir. Albert Pujols. ¡Aún es sensacional disfrutar de sus turnos al bate este año!

Desde su temporada de novato con los Cardenales en 2001, Pujols se mantuvo esculpiendo esos impresionantes números en su hoja de servicios durante 10 de las 11 campañas que jugó en San Luis. En esa primera década, entre 2001 y 2010, el menor acumulado de jonrones y empujadas que rubricó fue en 2007, cuando bateó 32 y sacudió 103 veces la registradora. De hecho, su racha se rompió en 2011 pues, aunque cumplió con los bambinazos, sacando 37 pelotas del parque, se quedó con 99 empujadas en 651 viajes por el plato luego de participar en 147 juegos. 

Esta campaña, Pujols está bateando apenas .252, un promedio bastante lejos del brillante .301 que acumula en su carrera de casi dos décadas en la Gran Carpa, pero sus números de jonrones y empujadas están justificando parte del bajo promedio: Tiene 15 vuelacercas y 58 remolcadas, con un OPS de .772.

Después de recordar gran parte del principal impacto en la gloriosa carrera de Pujols, uno de los jugadores más grandes que ha pasado por la historia del juego, es hora de regresar al presente por una gran razón: El cubano Yordan Álvarez, ese novato que ha causado sensación desde su entrada al juego el pasado 9 de junio, nos está haciendo recordar el grandioso debut de Sir. Albert en la Gran Carpa.

¿Cómo pudo suceder?

Ese fue el onceno jonrón de Álvarez, un disparo de 410-ft este lunes contra el abridor de los A’s, Homer Bailey, en Minute Maid Park. Con apenas 22 años —cumplidos el pasado 27 de junio, hace menos de un mes—, Álvarez acaba de convertirse en el nuevo novato recordista en la historia de MLB con 11 jonrones y 35 empujadas, dejando atrás las marcas de Pujols en 2001 (10 HRs y 34 RBIs). 

Sin dudas, ¡esas son palabras mayores!

Es cierto que se trata de un récord de tiempo durante apenas 30 juegos, pero no pierde significación si analizamos lo difícil que suele ser el debut para todos los bateadores en Grandes Ligas. Entonces, no se trata de romper una simple marca: Ha sido la mayor exhibición de bambinazos y empujadas para cualquier debutante en la historia de las Mayores durante sus primeros 30 juegos. Y, para hacer aún más sensacional este récord, “The Man-Child” le pidió permiso a Sir. Albert Pujols para esculpir su propia marca.

Eso sí, Pujols hizo aún más significativo ese gran inicio, convirtiendo la temporada de 2001 en la primera de una emocionante década donde encontramos buena parte de la habilidad y el talento de un bateador en su máxima expresión. Así que, ver ahora el desarrollo de Yordan Álvarez, 6650 días después de que Pujols implantara su marca de jonrones (10) y remolcadas (34) para los primeros 30 juegos de un novato en 2001, nos muestra grandes expectativas, dejándonos una pestaña que deberíamos maximizar.

Quizás hayas captado el mensaje rápidamente, pero es posible también que aún no estés del todo convencido. Sin embargo, el tiempo sigue siendo la mejor vía para evaluar nuestra visión. Por supuesto que no puedes dar por sentado que Yordan Álvarez se convertirá en uno de los sluggers más temidos del juego por una década. Además, la idea aquí, lejos de comparar, es exponer el impacto de Álvarez con Pujols, quien fue el referente que cualquier novato quisiera seguir.

En aquella temporada de 2001, Pujols bateó .365/.434/.713/1.147 (AVG/OBP/SLG/OPS) en sus primeros 30 partidos, una línea que superó por cortos márgenes la de Álvarez este año: .342/.421/.709/1.130. No obstante, además de los jonrones y las remolcadas, el talentoso outfielder tunero bateó más extra bases (10 por 8), dibujó una mejor tasa de bases por bolas (11.3 por 8.4) y, por si fuera poco, más juegos de multi-remolcadas (11 por 10).

Haciendo una evaluación ofensiva final, Pujols fue un bateador más completo en sus primeros 30 juegos como novato, mostrando un adelanto de la capacidad de contacto, poder y la disciplina en home que definió su constancia encima del plato por más de una década. Pero, como hemos visto aquí, el cubano Yordan Álvarez no se queda atrás. Ha demostrado su gran poder, un enfoque difícil de encontrar en peloteros de 22 años pero, sobre todo, el talento legítimo capaz de hacernos pensar en un futuro aún mejor.

En esencia, Yordan Álvarez simplemente sigue demostrando que tiene todo el talento para imponerse. Su ascenso demoró, pero luego aprovechó las oportunidades. Y, lo más asombroso de todo, es que su ritmo de 23 jonrones en 56 juegos este año en Triple-A, lo ha mantenido desde su primer día como Astro de Houston.

Han sido apenas 30 juegos de béisbol y 133 viajes por el home que tal vez para muchos parezcan insignificantes, pero el tiempo nos dará la razón a quienes confiaron en su talento: ¡Yordan Álvarez no dejará de sorprendernos!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!