Siglas: 
VCL
Alias: 
Azucareros
 / 
Naranjas
 / 
Leopardos
Provincia: 

 

Villa Clara es uno de los cuatro grandes de la pelota cubana con un total de cinco títulos nacionales y una emblemática y siempre continua producción de peloteros de calidad en los torneos cubanos.

Calificativo: Se les conoce como "Los Naranjas" por el tradicional color de su uniforme, el cual siempre los ha acompañado desde su nacimiento en Series Nacionales. También se les dice los "Azucareros del Centro", en alusión al extinto plantel, génesis de los actuales elencos de Villa Clara, Cienfuegos y Sancti Spíritus. Más recientemente se les ha denominado "Leopardos" en honor al extinto elenco santaclareño de los años '20 a mediados de los '40 del siglo XX. 

Cuatro estrellas de los elencos Villa Clara en Series Nacionales, de izquierda a derecha, el lanzador Rolando Arrojo, el jardinero central Víctor Mesa, el torpedero Eduardo Paret y el receptor Ariel Pestano.
Cuatro estrellas Naranjas

Símbolos: El color naranja es el principal símbolo de Villa Clara, y no pocos afirman a que Víctor Mesa también se le debe considerar de tal manera. El central azucarero igualmente simboliza desde siempre a los planteles villaclareños por la elevada producción en este sector que tradicionalmente ha protagonizado esa región.

Uniforme: Con tonos a veces un tanto claros, otras un poco más oscuro, así como combinaciones con negro en varias ocasiones y en otras con blanco o gris, el uniforme de Villa Clara siempre ha tenido en el color naranja un elemento invariable.

Números Retirados: Ninguno.

Reseña Histórica

Villa Clara, como casi todos los planteles actuales, su primera incursión en Series Nacionales se produjo en la justa de 1977-78, cuando se implementó en el béisbol la nueva división político-administrativa que dividió a la antigua provincia de Las Villas en Sancti Spíritus, Cienfuegos y Villa Clara. El elenco resulta uno de los cuatro grandes de la pelota de Series Nacionales, basado en sus cinco títulos nacionales, sus ocho segundos lugares y sus cuatro terceros. Villa Clara es considerado un elenco  diferente a otros como Pinar del Río o Santiago de Cuba, los Naranjas basan su juego en la velocidad en función de la ofensiva con jugadas de bateo y corrido, el robo de bases y bateo por detrás del corredor, lo cual lo convierte en un elenco difícil de vencer.

En la mayoría de las ocasiones, Villa Clara ha sido un equipo con actuaciones destacadas, con un undécimo lugar como peor actuación histórica, además de los campeonatos de 1983, 1993, 1994, 1995 y 2013. En 1982-83, bajo la dirección de Eduardo Martín Saura, Villa Clara impuso un récord inigualable en promedio de ganados y perdidos con marca de 41-8 (.837).

Entre 1993 y 1997 la escuadra naranja, ahora bajo la dirección de Pedro Jova, avanzó siempre hasta la final de la serie con tres coronas consecutivas, 1993-1995, y dos subcampeonatos, tras armar uno de los elencos más temidos de los torneos cubanos de todos los tiempos. En el 2003 y 2004, con Víctor Mesa al frente del elenco, volvieron a la final, aunque esta vez salieron derrotados en ambas ocasiones 0-4 frente a Industriales. El elenco volvió a apoderarse de un campeonato cubano en el 2013 bajo el mando de el también ex-jugador Ramón Moré, y se convirtió en el primer elenco cubano desde 1960 en debutar en una Serie del Caribe con su participación en la edición del 2014 en Isla Margarita, Venezuela, pese a decepcionar con un último lugar (5to) con balance de 1-3 (.250).

POR TEMPORADA/Lo mejor...y peor

1977-78: Buen debut en Series Nacionales con un sexto lugar y balance de 28-21.

1982-83: Villa Clara alcanza su primer título nacional con formidable balance de 41-8 (.837), una marca jamás superada en Series Nacionales. Los discípulos de Eduardo Martín fueron insuperables de principio a fin. Para el triunfo, Martín se apoyó sobre todo en Alberto Martínez (C), Alejo O´Reilly (1B), Ramón Moret (2B), Francisco Javier Carbonell (3B), Pedro Jova (SS), Amado Zamora (LF), Víctor Mesa (CF), Juan Mesa (RF), Luis Jova (BD) y los lanzadores José Ramón Ricart, Mario Véliz, José Riveira, Dagoberto Martínez y Nivaldo Pérez.

1985-86: En el inicio de las fases finales o Play Off, Villa Clara se incluye en la misma aunque solo ganaron un partido en la Postemporada.

1992-93: Segundo título en Series Nacionales y primero de tres que lograrían de manera consecutiva bajo el mandato de Pedro Jova. Tras clasificar como líderes del grupo C en la naciente estructura de cuatro agrupaciones, los naranjas se impusieron en semifinales a Santiago 4-1 y a Pinar del Río 4-2 en la gran final. Durante estos años, Jova se apoyaría para el triunfo en un elenco muy fuerte, entre los más llamativos en la historia de las Series Nacionales. En él destacaban Ángel López y el entonces joven Ariel Pestano como receptores, Jorge Luis Toca, Jorge Díaz, Eduardo Paret y Rafael Orlando Acebey en el infield, los jardineros Víctor Mesa, Amado Zamora, Michel Perdomo, Osmani García, Oscar Machado y Eddy Rojas, y los lanzadores Rolando Arrojo, Eliecer Montes de Oca, José Ramón Riscart y Jorge Pérez, con el aporte en algunos momentos de Idonis Martínez, Alaín Hernández, Jesús Manso, Jorge Martínez, Arael Sánchez y Yoide Castillo.

1993-94: Villa Clara logra su segunda corona al hilo y tercera en general al dominar primero la etapa regular, y posteriormente en los play off a Santiago de Cuba 4-2, y en una disputadísima final a Industriales 4-3. En esta final hubo de todo, donde sobresale la famosa lesión en la rodilla de Lázaro Vargas, la jugada de pisa y corre cantada por Alfredo Paz en el tercer partido que hizo amenazar a los naranjas con no salir a cubrir y perder por four feit, la discusión entre Orbe Luis Rodríguez y Ángel López que caldeó los ánimos en el Sandino y una séptimo encuentro que Industriales estuvo a punto de ganar, pero en las postrimerías los centrales dejaron al campo a los capitalinos, primero con doblete de Ariel Pestano y después por texas de Michel Perdomo.

1994-95: La tropa de Pedro Jova logra su cuarto título en Nacionales y el tercero de forma sucesiva, luego de su dominio como costumbre en el grupo C, y después con barrida en semifinales sobre Holguín 4-0, y en la final de la serie con éxito 4-2 sobre el fuerte seleccionado de Pinar del Río.

1995-96: Villa Clara termina en segundo lugar pero clasifican para la final por cuarta ocasión consecutiva, de nuevo con Pedro Jova como manager. Dominaron su grupo, y en semifinales se impusieron 4-2 a Santiago pero cedieron en el play off final ante Industriales 2-4, a pesar de su buena victoria en el primer partido. Industriales llegó 3-2 al Sandino, y en el sexto juego vino de abajo dos veces, primero por jonrón de Ricardo y luego por otro cuadrangular, ahora de Juan Padilla, lo que unido a un excelente relevo de Lázaro Valle hizo salir por la puerta estrecha a los entonces campeones nacionales. Fue la despedida en Nacionales de Víctor Mesa.

1996-97: Sin su jugador estrella y con la ausencia de dos de sus principales lanzadores, Villa Clara siguió en la cúspide del oriente al vencer en semifinales a Santiago 4-2 tras dominar el grupo C por quinta ocasión consecutiva. Pero en la final la bien armada escuadra pinareña esta vez fue superior a la naranja para coronarse con barrida de 4-0. Fue la última serie de Pedro Jova como director.

2002-03: Villa Clara regresó a la gran final nacional con Victor Mesa al frente del equipo, después de avanzar como puntero del grupo C, y de dejar en el camino en los play off a Santiago de Cuba 3-2 y Granma 4-2. El difícil enfrentamiento con los santiagueros tuvo decisión en el quinto encuentro por hit clave de Gustavo Olano. Pero en la disputa del título Industriales fue mucho más que Villa Clara, que ya de por sí había hecho un gran papel con llegar ahí. Fueron barridos tras presentar el elenco azul un pitcheo muy dominante y una ofensiva oportuna. 

2003-04: La escuadra villaclareña repitió su actuación de la contienda anterior al avanzar hasta la final del campeonato, aunque en esa fase volvieron a ser barridos por Industriales. Previo a ese momento, Víctor Mesa clasificó a un plantel que en un momento parecía que se iba de la pelea tras perder a dos jugadores importantes casi al inicio del torneo. Después de avanzar como sublíderes del grupo C, le pasaron la escoba 3-0 a Ciego de Ávila en cuartos de final, y superaron 4-3 a Santiago en semifinales. En este último play off iban debajo 1-3 y ganaron tres juegos de manera consecutiva. incluido un sexto que decidió en extrainnings con jonrón Yorquis la Rosa, y un séptimo donde noquearon 17x1 a la selección indómita. En la final la tropa de Rey Vicente Anglada volvió a ser mejor por un buen margen, y dominaron la serie sin un solo revés, a pesar de que Villa Clara tenía ventajas en los juegos 2 y 4, pero no las supo defender. El último partido se definió de manera espectacular por doblete de Enrique Díaz para dejar al campo a los naranjas.   

2006-07: A pesar de batear bien poco en la temporada regular, Villa Clara se mantuvo en la post-temporada al dominar su complicadísimo grupo. En los play off triunfaron 3-2 frente al inspirado Las Tunas con excelente relevo final de Yolexis Ulacia, pero en semifinales el pitcheo no pudo aguantar la ofensiva de Santiago en los juegos 6 y 7, para perder la serie después de llegar al Guillermón Moncada con ventaja de 3-2.

2007-08: Villa Clara ancla en el 3er lugar de la temporada con una campaña que los vio ganar 55 choques, pero que en la Postemporada loi vio jugar para balance de 5-6. Sería este el último torneo del elenco bajo la égida de Víctor Mesa, quien pasaría a ser uno de los ídolos más odiados por su afición, después de su paso por la dirección del elenco.

2008-09: Bajo la égida del respetado Eduardo Martín, Villa Clara regresa a una final de Cuba con balance de 53-37 en la etapa regular. Sin embargo después de archivar excelente cosecha de 8-4 en las dos primeras series de Postemporada, en la Final cae de manera sorpresiva 1-4 ante el titular por vez primera en Cuba, el sorprendente elenco de los Vaqueros de La Habana.

2011-12: Ramón Moré asume la dirección de Villa Clara y pese a llevar al elenco a la Postemporada, termina en el 5to Lugar con balance de 3-4 en el Play Off sin poder avanzar a la Final de Cuba.

2012-13: Para Ramón Moré y la afición villaclareña culminó una espera de 18 años, cuando Villa Clara, de manera espectacular, se lleva el título de la 52 Serie Nacional y gana el derecho a representar a Cuba en la edición 2014 de la Serie del Caribe en lo que resultaba el regreso de Cuba a estas lides. En la Postemporada Villa Clara venció 4-2 a Cienfuegos en la semifinal para terminar imponiéndose 4-1 a Matanzas, dirigido por Víctor Mesa, en la Final de Cuba Freddy Asiel Alvarez y Ariel Pestano se convirtieron en dos de los héroes indiscutidos del elenco en la conquista del gallardete. Freddy Asiel impuso récord para Postemporadas de 40 2/3 de entradas sin permitir carreras, mientras Pestano decidió con cuadrangular el partido de la coronación, en lo que significó esta su última temporada en activo.

2014-15: Una actuación patética de Villa Clara con balance de 21-24 y sin poder avanzar siquiera a la segunda etapa del torneo cubano, coloca al elenco en el lugar 12 de Cuba y resulta la partida del mentor Ramón Moré.

2015-16:  Villa Clara encontró aires de recuperación en la 55 Serie Nacional con un plan a nivel del territorio en donde se buscaba colocar al elenco nuevamente entre los cuatro grandes del país, esta vez bajo la dirección  a nivel de provincia del ex-árbitro cubano, Luis César Valdés, y con el ex-lanzador Vladimir Hernández al mando del elenco, pero sin embargo, después de un buen inicio sobre todo en el área del pitcheo, Villa Clara comenzó a perder terreno ante otros elencos y terminó por segundo año en línea fuera de los 8 mejores de Cuba, esta vez ubicado en la 11na posición con récord de 22-23.

2016-17: Con Vladimir Hernández al mando Villa Clara parece renacer en su accionar como uno de los mejores elencos en la historia de las Series Nacionales. El equipo termina con balance general de 52-38 (.578) en todo el torneo, avanzando a la postemporada en donde cae, 4-2 en la serie, ante el campeón defensor, Ciego de Avila. El elenco recibió los refuerzos de Yosvani Torres, Alexander  Malleta, Yaifredo Domínguez, Michael González y Reinier León, de cara a la segunda etapa, mientras para la postemporada se reforzó con los bateadores Aleander Ayala y Frederich Cepeda y el lanzador Alberto Bisset. Villa Clara culminó en el 4to lugar del torneo, una mejoría de seis puestos en comparación con el año previo.

AUTORES: Yasel Porto/Ray Otero