Víctor Figueroa: Reto superlativo

Asumir la dirección de Matanzas en la 51 Serie Nacional de Béisbol, parecía lanzarse en un vacío sin salida. El equipo venía de ocupar el lugar 14 en la campaña precedente. Sin embargo Víctor Mesa al mando de un avezado grupo de entrenadores, lograron regresar a la provincia a una postemporada, a la cual no accedían desde hacía dos décadas.

Ahora el panorama se torna similar, o quizás un poco más complicado. A los “Cocodrilos” no se les pide menos que clasificar, después de estar en el podio en las seis últimas ediciones. 

Al salir VM32 del banquillo matancero, muchos de los atletas importantes decidieron cambiar de casaca. La nueva dirección yumurina tendrá que prescindir de hombres como Yordanis Samón, Víctor Víctor Mesa, Adrián Sosa, Alexander Rodríguez, Yoandry Ruíz, Roberto Acea, Dayron Durán, Yurisbel Gracial, este último juega en la Liga Can-Am, por solo citar algunos. 

Para el nuevo piloto al mando de la nave roja, Víctor Figueroa Figueroa, quien además fungió en las últimas temporadas como preparador general, la meta se torna complicada, pero no imposible. “El equipo anterior tuvo excelentes resultados y eso no nos amilana. Al contrario, nos obliga a prepararnos mejor para tratar de buscar el resultado que es clasificar para la segunda etapa”, sentenció Figueroa en una de las sesiones de práctica en el estadio Victoria de Girón. 

Si algo ha caracterizado a los matanceros es la buena preparación que realizan. Los peloteros de esta selección suelen mantener una buena forma física hasta el final de la competencia. “Este año ha sido similar, solo que tenemos muchos jóvenes que se incorporan al grupo y otros con más experiencia pero que llevaban varios torneos fuera. El hincapié principal lo hemos realizado en el trabajo táctico, a través de la anticipación a cada una de las posibles jugadas que se nos puedan presentar", manifestó. 

Sin lugar a dudas el campo corto se presenta como la principal debilidad. Ya en la pasada serie no se llamó a ningún torpedero en la lotería de los refuerzos, a pesar de las conocidas limitaciones que tenían los hombres encargados de asumir la posición. ¿El resultado? Seguro muchos coincidirán conmigo. Dejó mucho que desear. Ahora Figueroa, que comenzó como entrenador en su natal provincia de Villa Clara, cifra sus esperanzas en dos sin mucho recorrido. Uno es Edel Tamayo, con varios campeonatos nacionales desempeñándose en la segunda base por Cienfuegos. El otro Juan Miguel Martínez, ha jugado el short stop, pero en la Serie-sub23.

En fin, que para el Matanzas de la campaña 57 del béisbol cubano, a pesar de las conocidas ausencias, la afición no les pide otra cosa que no sea lograr la clasificación por séptimo año consecutivo.

 
Ganan Matanzas e Industriales en la noche del lunes
Campeón vuelve a caer, dos nocaos en la tarde
Tigres siguen encabezando primer lugar de temporada cubana
Out 27: Rebelión pinera en casa de Víctor Mesa
Cocodrilos se alejan a dos
Cocodrilos ganan por la mínima
Leones sacan la artillería

ver más