Tu guía para reevaluar la adquisición de refuerzos: Industriales, Las Tunas y Matanzas

Me encanta dar una mirada atrás en el tiempo de vez en cuando: Estaba viendo esta tarde el doble decisivo de Stayler Hernández que le dio el título a Industriales en la 49 Serie Nacional de Béisbol frente a Villa Clara. Fue una décima entrada digna de un dramático Juego 7, donde los azules aventajaron por 7-5 a los naranjas en el estadio Augusto César Sandino, entrando a la primera madrugada de abril de 2010.

Y, al mismo tiempo, daba un giro en la memoria hacia los momentos cumbres de Matanzas y Las Tunas, dos equipos que nunca han ganado una Serie Nacional. Quizás usted recuerda que Henequeneros (1970, 1990 y 1991) y Citricultores (1977 y 1984) sí fueron campeones nacionales y le regalaron una alegría inmensa a la provincia, pero no ganaron representando el nombre de Matanzas. Así que, fanático de los Azules, Cocodrilos o Leñadores, aquí está su guía para valorar si realmente sus equipos fueron reforzados con todo el poder para buscar ese campeonato que están esperando.

Industriales

Industriales | Lugares en las últimas tres rondas de elecciones: 3, 6 y 2. 

Manager: Víctor Mesa.

Necesidades: Pitcheo, aunque un bateador nunca está de más.

Refuerzos:

Selección #1: José Ramón Rodríguez (Lanzador, Camagüey). Brindará seguridad en la rotación abridora, con ese poder para un 2.33 SOBB. A Rodríguez le pegaron .256/.312/.355 con un .667 OPS, además de un .062 xBABIP. Su capacidad para generar rodados fue exitosa, con 55.0 GB%, pero en ocasiones ese 29.4 FB% nos dejó dudas de su real virtud para mantener la pelota abajo.

Selección #2: Freddy Asiel Álvarez (Lanzador, Villa Clara). El derecho villaclareño tuvo un récord pésimo de (2-5), aunque generó un 60.0 GB%. Sabemos que él viene de su primera campaña con diez o más éxitos, indicios de que todavía puede tener algo fresco en su brazo. Por eso no creo en esa tasa de 9.62 “hits” por cada nueve innings, porque sé que el 7.59 fueron sencillos. Con Industriales, eso puede cambiar, y su nivel de bolas permitidas por tierra es posible que regrese a los estándares de un pitcher dominante como Freddy Asiel del pasado. Mantenga todo esto en la perspectiva.

Selección #3: Yunier Gamboa (Lanzador, Isla de la Juventud). Hay dos trabajos que vienen como anillo al dedo de Gamboa: Primero, que él podría abrir juegos, pues su tasa de inning en aperturas fue de 5 2/3, realmente buena para cualquier pitcher en la liga. Segundo: Es letal y especialista contra zurdos (le promediaron solo un .264 slugging), algo que perseguía Víctor Mesa, después del pésimo rendimiento de Javier Del Pino. No se alarme, fue una buena selección.

Selección #4: Wilber Pérez (Lanzador, Isla de la Juventud). Me sorprendió este llamado de VM32, pero yo también lo habría hecho sobre el zurdo Luis Ángel Gómez, teniendo en cuenta que Carlos Martí se quedó con Ulfrido García en la ronda número 3. Aparentemente, el año de Wilber no te hará pensar que él es uno de los jugadores más interesantes, pero su línea personal indica que sí. Él admite un .324 wOBA y .265 BABIP, su mejor registro de los últimos cinco años. Al mismo tiempo, rebajó a 13.8% los golpes soportados de línea, eso en 116 bolas que le pusieron en juego. Sin embargo, la parte negativa que recuerdas del zurdo de 41 años, es que se ha probado como refuerzo y su currículo es este: .293/.397/.353, con 17.20 embasados por cada nueve innings. Eso se podría superar con un equipo de apoyo como Industriales, pero tendrá que ser lo antes posible para responder a la confianza de ese llamado que sorprendió a muchos.

Selección #5: Leonardo Urgellés (Isla de la Juventud). Sería un agradable complemento para el line up y los jardines. Bateo de contacto, buen brazo, poder ocasional y, sobre todo, hambre de regresar de nuevo al béisbol profesional japonés.

Lo que podría faltar: Matemáticamente, solo 17 o 18 éxitos para arribar a los 50 o 51, algo que estoy seguro que alcanzarán antes del juego 80. De esa manera, los equipos del tercero al sexto lugar, tendrían que jugar para más de .530 de promedio, lo mismo que un 24-21 o 25-20. ¡Eso es realmente difícil!

Una clave para la segunda ronda: Que estén lejos las lesiones.

Las Tunas

Las Tunas | Lugares en las últimas tres rondas de elecciones: 1, 1 y 3.

Manager: Pablo Civil.

Necesidades: Un short stop y otro jugador de cuadro. Lanzadores.

Refuerzos:

Selección #1: Alexander Ayala (Torpedero, Camagüey). Era de esperar, ya que el conjunto de Pablo Civil navegó por la etapa regular de 45 juegos sin la presencia ni siquiera de Yordan Calaña, quien se pensaba como regular para la posición número “6”. Haber obtenido a Ayala, un jugador de poder ocasional, buen alcance en el campo, poderoso brazo y bateo de contacto es, sin duda, una gran opción. Además, por cuestiones territoriales, Ayala se encuentra cerca de su familia, algo que también influye en el bienestar de un jugador de refuerzo. El camagüeyano golpeó solo .233/.361/.317, numeritos que están lejos de lo que podría hacer con los Leñadores en esta segunda ronda.

Selección #2: Yunior Paumier (infielder, Holguín). Me encanta todo lo que es capaz de hacer Paumier en el campo de juego. No tiene una gran fuerza, pero pega jonrones de línea y muchos extra bases. No tiene un brazo poderoso, pero juega en todo el cuadro y lo hace sin pasar trabajo. No es, realmente, ese jugador que todos van a pedir de primero en la ronda de refuerzo, pero brinda una versatilidad que nos hace voltear para mirar lo que hace. ¡Bienvenido al line up! Dirían Pablo Civil y los Leñadores.

Selección #3: Yariel Rodríguez (Lanzador, Camagüey). Si quieres a un abridor duradero, Yariel es una buena carta disponible. Él tiene un promedio de 27 bateadores enfrentados por partido, y después del quinto inning le batean solo .240. ¿Eso no es suficiente para reconocer que lo hemos subvalorado un tanto?

Selección #4: Carlos Alfredo Pérez (Lanzador, Camagüey). Para el trabajo de un inning, con ventaja, Pérez podría ser muy efectivo. Obvio, eso es si rebaja el 0.65 SOBB, camino a aumentar su tasa de 56.0 GB%, algo que parece bastante posible. 

Selección #5: Luis Ángel Gómez (Holguín). Estoy pensando en que él está en su mejor año, pero aún soy un escéptico de su problema contra oponentes derechos. El .189 BABIP que le promedian los zurdos puede ser verdadero, pero el .311 de los rivales derechos es preocupante. Sobre todo, porque Gómez verá muchas alineaciones derechas, o al menos, la mayoría de las veces que vienen, ahora que ha subido nivel. Quizás es un comienzo de MVP, pero no lo creo, realmente.

Lo que podría faltar: Civil sabía que armar su infield era prioridad, así que ahora tiene completo su plan desde un principio. Con Yordanis Alarcón en tercera base, Ayala en el short stop, Yunior Paumier en segunda base, el cuadro de los Leñadores es respetable. Y si a eso le sumamos dos abridores, con Yariel Rodríguez y Luis Ángel Gómez, junto al cerrador Carlos Pérez, ese equipo parece bastante bueno como para clasificar a los playoffs.

Una clave para la segunda ronda: Será vital el aporte del pitcheo, ahora que cada alineación recibió su dosis de refuerzos. Si Danel Castro se mantienen saludable y aportando, el line up de los tuneros podría sostener el promedio de 6.00 carreras por partido, algo realmente difícil entre solo seis selecciones reforzadas.

Matanzas

Matanzas | Lugares en las últimas tres rondas de elecciones: 5, 4 y 5.

Manager: Víctor Figueroa.

Necesidades: Un short stop élite, un receptor para fortalecer esa área y algunos lanzadores.

Refuerzos:

Selección #1: Dachel Duquesne (Lanzador, Ciego de Ávila). Seis juegos completos en 11 aperturas dicen mucho sobre lo que ha logrado Duquesne, en un staff donde él es la segunda cabeza. En Matanzas, tiene la oportunidad de abrir el Juego 3, quizás, lo que brinda una profundidad interesante en el bullpen. Yo no sé si Dachel dará 10 éxitos, pero estoy seguro que pasará de los diez juegos completos por su enfoque y brazo fuerte.

Selección #2: Osvaldo Vázquez (Receptor, Ciego de Ávila). Él entra a ser el complemento perfecto de Ariel Martínez detrás del home plate o como designado. Aportaría fuerza, más que nada, con ese 115 OPS+.

Selección #3: Yorbis Borroto (short stop, Ciego de Ávila). ¡Oh, como respeto a este señor! Valoro mucho lo que hace, siempre luchando, analítico y líder en el infield de cualquier equipo. Él no te hará las maravillas que tú buscas para experimentar “DRS” en el béisbol cubano, pero juega todos los días y convierte en outs seguros la mayoría de los rollings de rutina.

Selección #4: Liomil González (Lanzador, Ciego de Ávila). Todavía estoy pensando si la temporada pasada de Liomil fue un espejismo. Su alta tasa de 8.68 BB% influyó muchísimo en que el .371 OBP de sus contrarios en 2015 y 2016, respectivamente, subiera a un .432 esta temporada. El .462 BABIP vs zurdos me hace meditar en la idea de que Liomil tuvo más problemas para lanzar strikes, que permitiendo ofensiva a los contrarios. Obviamente, por dejar la pelota sobre lo alto con más frecuencia, sus rivales elevaron en el 38.1% de 63 puestas en juego, con más frecuencia que el 33.7%FB de la pasada campaña. No obstante, por el momento, ese factor no ha sido peligroso, pues Liomil admitió solo cinco extra bases a 96 enfrentados, y todos fueron batazos de dos bases. ¿Que esa tendencia podría costarle lanzando ante alineaciones reforzadas? No cabe duda, pero tenemos que verlo.

En esa cuarta ronda, yo veía una selección más sólida en el villaclareño Yosver Zulueta, quien terminó siendo el escogido número 36, con cualidades suficientes para centrar esperanzas en su brazo derecho.

Selección #5: Javier Mirabal (Villa Clara). Con 91 millas en la recta, un slider sólido y 20 años de edad, Mirabal es una carta interesante para cualquier movimiento de lanzadores, ya sea como abridor o para el bullpen. Solo que los managers temen a estas alturas para llamar a jugadores con poca experiencia, pero llegó la hora de que alguien vote por el talento legítimo. Mirabal es cada vez más dominante, y 45 innings con alrededor de 180 oponentes enfrentados más, sería genial para su desarrollo. Mira lo que él ha hecho para hacerse más difícil y permitir menor daño frente a la oposición:

Porcentajes GB/LD/FB/BABIP

2015: 57,9% / 21.2% / 21.1% / .263

2016: 61,0% / 16.9% / 22.1% / .257

2017: 61,6% / 14.6% / 23.8% / .250

Lo que podría faltar: Víctor Figueroa prefirió a Yorbis Borroto para conformar un infield de categoría, que lanzarse por un jardinero. Al final, tanto Yasiel Santoya, Jefferson Delgado como el mismo Yurisbel Gracial, podrían ir a los jardines en uno que otro juego. Ya con Borroto, es cierto que ese infield cambia el aspecto defensivo, de alguna inestabilidad a seguridad defensiva. Pero llamando a un outfielder, Gracial podía encargarse del short stop y Jefferson de la antesala, su única real posición. Pienso que los Cocodrilos necesitaban más velocidad, un bate de power –claro, difícil de hallar— o jugadores con alto OBP. Podemos pensar que Vázquez y Borroto llenaron parte de ese dilema, pero eso solo lo valoraremos realmente de aquí al 23 de diciembre. No hay tan malas elecciones en este caso… Simplemente hay elecciones que podrían salir mal…

Una clave para la segunda ronda: Si el pitcheo de relevo es consistente, la alineación de los Cocodrilos parece tener una proyección para anotar carreras, al menos por encima de la media. El toque de poder de Osvaldo Vázquez será vital, pero el line up deberá explotar más la velocidad y necesitará un perfecto estado de salud de todos.

¡Llora o ríe! Pero disfruta del mejor momento del béisbol cubano, ahora que cada equipo está reforzado y juega con un solo propósito: Comenzar a defender su camino por el trono.

 
Ganan Matanzas e Industriales en la noche del lunes
Campeón vuelve a caer, dos nocaos en la tarde
Tigres siguen encabezando primer lugar de temporada cubana
Out 27: Rebelión pinera en casa de Víctor Mesa
Cocodrilos se alejan a dos
Cocodrilos ganan por la mínima
Leones sacan la artillería

ver más

ver más