Todo lo que no te puedes perder desde el inicio de la postemporada 2018

Después de que los Alazanes de Granma fueron campeones hace 346 días, el béisbol cubano está de vuelta en su momento más esperado: ¡La postemporada 2018! 

Ha sido un largo viaje donde 28906 conexiones invadieron los diamantes en la 57 Serie Nacional del béisbol cubano, con 4494 ponches y 627 jonrones, en una temporada regular con varios momentos de todos los contrastes posibles, alegría, dolor y diversión.

Justo antes del ¡playball!, quédate con todo lo que no puedes perderte. He aquí, nuestra previa de la postemporada 2018:

Retos, añoranzas y desafíos

Si seguimos el guión de la temporada regular, estos playoffs deberían ser especiales solo por el compromiso que tienen de ganar los dos mejores equipos del 2017: Matanzas y Las Tunas. La inmensa presión viene a abrazar una vez más, sobre todo a los Cocodrilos de Matanzas, el único conjunto que ha entrado sin contratiempos a la postemporada desde 2012. 

Fueron seis veces con Víctor Mesa y en esta 57 Serie con Víctor Figueroa como debutante al mando. Pero su duelo será contra el campeón, el mismo plantel que los eliminó en un dramático Juego 7 en enero del año pasado. Por su parte, Las Tunas, que no entra a la postemporada desde 2012, sale como favorito en su serie semifinal contra Industriales. ¿Mi pregunta aquí es si la experiencia en postemporada realmente importa para pronosticar? Si es así, entonces estaremos mirando quién gana en la disputa de un equipo con la mayor cifra de 12 títulos nacionales (Industriales), frente a un plantel (Las Tunas) que en tres visitas a los playoffs todavía no ha ganado una serie.

Obviamente, la actuación de Cocodrilos y Leñadores durante el tramo regular no la podemos olvidar: Ellos convirtieron la Serie 57 en apenas la cuarta en casi 32 años, donde dos conjuntos llegan a la postemporada con al menos 59 triunfos. Anteriormente, eso había ocurrido en apenas tres campañas: Con Santiago de Cuba y Pinar del Río en 2000, Pinar del Río y Villa Clara en 2001, y el Habana con Santiago de Cuba en 2008. 

Hacía 10 años que dos teams no dominaban de esta manera salvaje en la fase regular, y es la primera ocasión que ocurre en la era de los refuerzos. En 2000 fue la única oportunidad en que dos de los conjuntos ganadores de al menos 59 partidos se enfrentaron por el título del campeonato, en un desafío donde Santiago de Cuba barrió por 4-0 a Pinar del Río. En ese playoff los indómitos impusieron el récord de (11-0), una gema inigualable hasta hoy día. Aquí hay algunas perspectivas de cada plantel de cara a la postemporada en 2018:

Cocodrilos de MatanzasCocodrilos de Matanzas: Después de volver a liquidar el circuito clasificatorio con otra meritoria actuación, los Cocodrilos vuelven a entrar a la postemporada como favoritos. Aunque enfrentarán al campeón actual, los Alazanes de Granma, su pitcheo abridor y de bullpen se ve lo suficientemente fuerte para detener a la tanda que presentará al manager Carlos Martí. Esta vez, como en los últimos seis años, pero al mando de Víctor Figueroa, los Cocodrilos no tienen otro compromiso que ganar el campeonato. Para eso, aprovechar su inicio en casa será vital, pero, sobre todo, abrir siempre delante en el marcador. Cuando esto ocurre, los matanceros han ganado siete de 12 juegos en sus 26 éxitos de postemporada. ¡Téngalo como perspectiva!

Leñadores de Las TunasLeñadores de Las Tunas: Luego de cinco años sin disputar una serie de postemporada, apenas se recuerda el fiasco de los Leñadores en aquella serie contra Ciego de Ávila en 2012.  Los tuneros pusieron la serie a su favor 3-1, con dos joyas de Yoalkis Cruz y una victoria de Dael Mejías en el Juego 2. Pero, a partir de ahí, los Tigres remontaron con tres contundentes éxitos: 10-2, 12-2 y 4-1, los dos últimos en el estadio Julio Antonio Mella. Para los Leñadores dirigidos por Pablo Civil, enfrentar a un equipo como Industriales será un reto que, si pasan, posiblemente estén en el camino de realizar la sorpresa del año.

Leones de IndustrialesLeones de Industriales: Los Azules no ganan un juego de playoffs desde el 1 de abril de 2014, cuando vencieron 4-1 a Pinar del Río en el Juego 4 de la semifinal en la 53 Serie Nacional. Así que, cuando debuten este próximo 5 de enero, sumarán ya 1010 días desde su último triunfo, mientras esa racha se extiende a 1013 fuera de casa. Industriales lidera históricamente con 12 títulos en Series Nacionales, pero no gana desde 2010, y aunque no salga de favorito contra los Leñadores, su afición está pidiendo a gritos esa corona número 13.

Alazanes de GranmaAlazanes de Granma: Después de jugar para (29-55) en 14 series de playoffs, los Alazanes sorprendieron en 2017 con su primer título en 40 años. Con el triunfo, ellos evitaron la Triple Corona de Ciego de Ávila, y ahora están en el camino de buscar su segundo título consecutivo. ¿Podrán eliminar de nuevo a Matanzas? Quédese al tanto…

Mantenga la perspectiva en cada matchups

Desde este 4 de enero, estaremos viviendo un férreo desafío entre cuatro equipos por el título, así que es posible que usted y yo nos olvidemos un poco de las historias individuales, centrándonos solo en mirar las colectivas. Entonces, para que no nos sorprenda nada, aquí están algunas de las hazañas de bateadores y pitchers más interesantes para seguir:

De izquierda a derecha, Freddy A. Alvarez, Danel Castro, Frederich Cepeda y Alfredo Despaigne

  1. Freddy Asiel Álvarez. Él está a tres ponches (147 por 149) de superar al cuarto pitcher de todos los tiempos en playoffs, el pinareño Faustino Corrales, y así ocupar el quinto puesto en la lista de todos los tiempos. ¿Quién está delante de él?: Todos estelarísimos lanzadores: Pedro Luis Lazo (311), Norge Luis Vera (219), José Ariel Contreras (190) y Ormari Romero (178). También, si consigue tres victorias, estaría empatando en el cuarto lugar histórico con Contreras, quien tiene 19. El rey en playoffs es Vera, después de sus 33 éxitos en 15 series de postemporada.
  2. Alexander Malleta. El inicialista de los Industriales tiene 22 jonrones en playoffs y está a dos de igualar con Antonio Pacheco, ocupante del cuarto puesto en la historia. También está a una remolcada de Carlos Tabares, dueño del tercer lugar con 88, en un Top 10 encabezado por Ariel Borrero (113) y Rolando Meriño (102), los únicos bateadores con 100 o más empujadas.
  3. Danel Castro. El veterano de 41 años y 24 temporadas ya sobrepasó a Orestes Kindelán y Alexander Ramos con 2035 hits, quienes ocupaban el 14to lugar en el listado histórico en Series Nacionales. Pero Danel va por mucho más en esta postemporada, pues está a solo cuatro jonrones de los 200. Si logra esa cifra, posiblemente estemos viendo sus últimas participaciones en activo, ya que él ha revelado varias veces su interés de pasar al retiro luego de completar la marca de cuadrangulares. De Orestes Kindelán (487) a Oscar Machado (207), hay 39 bateadores en la historia con 200 o más jonrones, así que Danel sería el jugador 40 en el selecto club.
  4. Frederich Cepeda. Con el más alto OPS (1.103) de todos los bateadores con al menos 100 apariciones al plato en series de playoffs, Cepeda estará en busca de batear el extra base 700 de su carrera. ¿Cuántos bateadores con esa cifra en el béisbol cubano desde 1962? Solo tres: Omar Linares, Orestes Kindelán y Antonio Muñoz.
  5. Jonder Martínez. El pasado 22 de diciembre de 2017, en su éxito por 9-2 frente a Las Tunas, Jonder dejó atrás al zurdo pinareño Omar Ajete con su victoria 180 en Series Nacionales. Ahora el derecho de 39 años ocupa el noveno lugar de todos los tiempos, detrás del santiaguero Ormari Romero, quien aún se ve lejos con 194 éxitos. A su vez, tres salvados más, convertirían al diestro artemiseño en el pitcher con más rescates en postemporada, empatado con el villaclareño Yolexis Ulacia (11).
  6. Alfredo Despaigne. Es posible que rompa otro récord en boletos, aunque si sus oponentes deciden lanzarle, entonces él podría dejar atrás a William Saavedra y convertirse en el bateador con mejor frecuencia de jonrones en la historia de la postemporada. De los 197 bateadores con 100 PA’s o más, Despaigne está en el segundo puesto, marcando una frecuencia de 11.38, detrás de Saavedra (11.33). 

Lo extraño, pero cierto…

¿Quién lanzará la próxima blanqueada? 

En 2017 no tuvimos ninguna, gracias a un jonrón de Raúl González en el Juego 3 de la final frente a Granma, cuando los Alazanes ganaban por 10-0 en el quinto capítulo. Así que ha pasado algún tiempo ya de las últimas dos blanqueadas de un pitcher en postemporada, ambas protagonizadas por Dachel Duquesne. El derecho avileño pintó de blanco a Industriales en el Juego 2 de la Semifinal de 2016, y luego a Pinar del Río, 8-0, en el Juego 7 de la Final. Por cierto, antes de Duquesne, de seis séptimos partidos en finales, el único en lanzar una lechada había sido Ormari Romero, el 4 de abril de 1999 para ganarle el campeonato en un juego 9-0 contra Industriales.

¿Qué bateador golpeará ese jonrón de Walk-Off que estás esperando?

¡Cielos, desde Osniel Madera en 2013, ese jonrón de Walk-Off no llega! ¿Recuerdas aquel bambinazo épico? Matanzas y Pinar del Río se desafiaban el Juego 5 de la Final en 2014, en un empate a ocho carreras durante 10 entradas. Aquel domingo, Yaifredo Domínguez se dio a conocer con un sensacional relevo de tres innings, dejando en blanco a la difícil tanda de los Cocodrilos. En la baja del onceno, Madera tomó un pitcheo del relevista Alexander Bustamante, y envió la pelota a los lejos del left field, cayendo sentado en el plato con su swing de jonrón… ¡De Walk-Off!

Osniel Madera walk-off en 2013

Después de Joel Suárez, ¿quién le seguirá? 

Tenemos solo 18 juegos donde los lanzadores dejaron en apenas dos hits a la oposición en postemporada. El último lo lanzó Suárez, en la victoria por 4-0 contra Sancti Spíritus, discutiendo el Juego 3 de la semifinal de 2013. De las 12 blanqueadas del equipo en esas 18 decisiones, ocho pitchers lo hicieron sin la ayuda de ningún relevo. Solo dos lanzadores han conseguido juegos de apenas dos hits para cerrar una serie de postemporada: Raúl Valdés, 7-0 vs Metropolitanos en los cuartos de final de 1998 y Vladimir Hernández, 8-1, dominando a Granma en la semifinal de 2003.

¿Los rodados seguirán superando a los jonrones?

El 2017 no fue un año viril para los jonrones en la postemporada, a diferencia de Guillermo Avilés y Alfredo Despaigne, quienes consiguieron seis –tres cada uno. De manera general, se pegaron 21 jonrones y 11 de ellos fueron con las bases vacías. Esos cuadrangulares ayudaron poco a un 23.2% de extra bases en la postemporada, la novena peor marca desde 2007. Ahora los bateadores se están ponchando más (en 2017 ascendió su tasa de “K” a 14.0%), mientras mostraron el más alto porcentaje de rodados con 55.0 GB%. Más batazos por tierra y menos cuadrangulares, matizaron la pobre muestra de poder de la liga en 2017. Luego de una media nacional de 52.9 GB%, aquí están todas las tasas de jonrones y rodados en las últimas 10 campañas, muestras de que en este 2018 los cuadrangulares podrían perderse de nuevo:

Tasas en postemporada (2008-2017)
AÑO HR/PA GB%
2008 36,9 51,7%
2009 40,5 53,8%
2010 49,0 54,3%
2011 32,3 51,9%
2012 47,8 50,7%
2013 71,8 51,1%
2014 51,5 52,2%
2015 61,6 54,0%
2016 39,9 54,1%
2017 63,3 55,0%
Fuente: Yirsandy Rodríguez/BaseballdeCuba.com

¿Quién de estos jugadores podrá revertir sus malos rendimientos en postemporada?

De izquierda a derecha, Jorge Yhonson, Yoanis Yera, Orlando Acebey y Ulfrido García

• Jorge Yhonson: Él ha golpeado apenas .180/.268/.220 con un .488 OPS durante 56 PA’s en su historia de playoffs. No obstante, este año viene de obtener un caliente título de bateo con .408 de promedio, luego de liderar la liga en hits (126) y pegar para .407 frente a los lanzadores de Industriales, equipo que enfrentará en las semifinales. La diferencia es abismal entre el .196 BABIP de Yhonson en su carrera de playoffs, comparado con el .430 de la temporada regular 2017. Así que tenemos que seguir cada uno de sus turnos, para ver si él vuelve a ser ese mal bateador en juegos de presión o logra mantener el alto rendimiento de la etapa regular.

• Yoanis Yera: Desde 2013, Yera tiene 60 victorias con los Cocodrilos de Matanzas en temporada regular. Sin embargo, en playoffs, se ha apuntado solo dos, lanza para 4.61 ERA y admite una tasa de 10.1 hit por cada nueve innings. Como abridor, nunca ha ganado un partido de postemporada lanzando en el estadio Victoria de Girón. Su único triunfo en casa fue el 2 de mayo de 2012, en un relevo de 4.1 IP sin admitirle carreras a los Gallos de Sancti Spíritus.

• Alaín Sánchez: En 19 salidas en postemporada, el derecho villaclareño ha sido blanco fácil de sus rivales, quienes le promedian 13.3 hits por cada nueve inning, una tasa muy superior a su 3.5 SO9. Para las aspiraciones de los Alazanes de Granma a revalidar su título de 2017, Sánchez deberá enfocarse mejor para este año y rebajar ese 5.81 FIP de su carrera en playoffs.

• Orlando Acebey: El espirituano de refuerzo con Industriales, sobresale en el home plate como un bateador de cierta habilidad para poner la pelota en juego. Pero en 105 PAs de postemporada, su capacidad de contacto ha sido deficiente con 10 ponches sin base por bolas, además de un .278 BABIP y .272 OBP. Obviamente, Industriales necesitará que ese rendimiento mejore, a no ser que Víctor Mesa disponga de Yolbert Sánchez en el short stop para la mayor parte del tiempo.

• Yasmany Hernández Rojas: Él tiene cuatro participaciones en series de playoffs y, en sus 16 innings lanzados como relevo, ha soportado 31 hits, para una horrible tasa de 17.5 por cada nueve episodios. ¿Sabrá eso el manager tunero Pablo Civil? Bueno, usted manténgalo en perspectiva, y luego veremos qué pasa. Seguramente, Hernández Rojas será una de las columnas vitales del bullpen tunero, donde la cabeza principal es el refuerzo José Ángel García.

• Ulfrido García: Durante cuatro aperturas de playoffs, su promedio de abridor fue tan pobre como 2.2 innings. ¿Eso podría cambiar? Bueno, si miramos la labor más reciente de Ulfrido lanzando con Granma, ese .293 wOBA de sus contrarios podría ser un indicio de cierto dominio incorporado a su favor. Pero la experiencia en playoffs importa, y el reto no será fácil. Aún no se sabe oficialmente, pero es posible que Ulfrido sea el lanzador del Juego 2 en la serie contra Matanzas. ¿Será esta la mejor opción para Carlos Martí? ¿O utilizar como abridor a Alaín Sanchez? Esas dos preguntas se harán cada vez más latentes al menos hasta después del Juego 2 de la semifinal.

• Ramón Licor: El zurdo espirituano aún tiene un recuerdo inolvidable: Él todavía es el último siniestro en ganarle un juego como abridor a Industriales en el estadio Latinoamericano, cuando inició aquella serie de playoffs en 2005. Pero de ahí en adelante, Licor ha sido el mismo pitcher relativamente inestable en juegos de presión. En 58.1 IP, lanza para 5.71 ERA, admite 15.58 embasados por cada nueve innings y jamás ha podido salvar un partido. Sin embargo, el 2017 no pareció ser un mal año para Licor: Él obtuvo marca de (3-0) y estableció el mejor registro personal de 6.27 en la tasa de strikeouts con Matanzas. Pero aún soy un escéptico al pensar si él estuvo realmente en una gran temporada, después de ver que sus oponentes le condujeron la bola a un .310 BABIP y 23.1% de líneas conectadas en 117 puestas en juego. Eso es, mis amigos, el análisis sabermétrico dice que el dominio no fue tan grande, ni siquiera lo suficiente para pensar en una postemporada exitosa.

• Frank Monthiet: Aunque no estará lanzando (según se dio conocer públicamente hace par de días) por una lesión de desgaste en su brazo, él era uno de los jugadores que debía estar bajo la lupa en esta postemporada. La razón es que, después de 35 salidas en ocho series de playoffs, su 5.54 ERA seguía siendo una amenaza. La tasa de embasados de Monthiet ascendió negativamente cada año después de la final en 2007 contra Santiago de Cuba, tendencia que no cambió durante su aparición con Matanzas en 2017. Ahí lanzó para 12.60 ERA y los rivales le promediaron .391, en dos aperturas que no resultaron satisfactorias contra los Alazanes de Granma.

¿Cuál es el momento (o el inning) del juego que más importará?

Desde 2007, de los 145 partidos de postemporadas donde los equipos anotaron en el mismo primer inning, en 103 de ellos el que marcó primero terminó siendo el ganador. En un total de 1021 juegos de playoffs desde 2007, los planteles ganadores han anotado 4722 carreras, sacando ventaja de solo más-38 sobre el perdedor. El primero, tercero y quinto son los episodios con más anotaciones entre visitador y home club de cada juego, con 1159, 1132 y 1107, respectivamente. Un 29.54% de las carreras pasaron por la registradora en el último tercio, con 158 en todas las entradas extras que se jugaron. Revise aquí otros detalles de cada uno de los teams que se verán involucrados en semifinales.

Granma vs. Matanzas

Granma vs Matanzas: En sus experiencias durante las últimas 10 campañas, ambos equipos juegan por debajo de sus oponentes. Los Alazanes de Granma se han visto aplastados por un menos-125 en 73 partidos, aun cuando pudieron borrar esos malos resultados con su campeonato ganado en 2017. Por su parte, Matanzas, único clasificado permanente desde 2012, juega para menos-19 en 57 decisiones, con 123 rayitas admitidas entre el cuarto y el sexto capítulo de los desafíos. En la fase clasificatoria de 2017, Granma superó durante los primeros seis innings en el score por 37-32 a Matanzas. Pero, de ahí en adelante, los Cocodrilos marcaron ventaja de 29-16 en el resto del camino.

¿Cuál será el punto de giro?: Después de estos numeritos, indudablemente que, si la ofensiva responde, entonces la clave para ambos equipos estará en las ventajas que pueda preservar el bullpen. Como usted sabe, el juego es impredecible, pero Matanzas tendrá disponible mejor pitcheo en el bullpen para ripostarle a la artillería pesada de los Alazanes. Veremos qué pasa…

Industriales vs. Las Tunas

Industriales vs Las Tunas: En los últimos 10 años, el inning de la suerte para los Industriales en postemporada ha sido el sexto. Ahí han anotado 83 carreras, una cifra que supera las 67 anotaciones totales de Las Tunas en sus apariciones durante ese lapso de tiempo. Pero la historia cambió, al menos en 2017: Los Leñadores ganaron por 7-5 la serie ante los Azules, con 70 carreras y un diferencial de más-22. Del primero al sexto, los tuneros siempre fueron lo suficientemente hábiles para sacar ventaja contra el desgastado pitcheo de los Industriales. Le anotaron 45 veces, dejándolos atrás por 33 anotaciones, y luego remataron 23 por 11 en el tercio final.

¿Cuál será el punto de giro?: Después de un amplio dominio en 2017, ¿qué sucederá si Industriales consigue ponerle presión a los Leñadores, sacándole ventajas rápidamente? Tenemos que estar pendientes de cada jugada, pues ese podría ser, contando también la experiencia, una de las claves para que los Industriales le pelen la serie a Las Tunas, virtual favorito en su semifinal.

¿Será que los Alazanes de Granma pueden reconquistar el título o no?

La tarea no será fácil, pero ellos ya mostraron en 2017 que su ofensiva cuenta con un alto nivel para estallar en cualquier momento. El problema que veo aquí para los Alazanes es su pitcheo, con marcadas incógnitas en el staff, siempre después de que lanza Lázaro Blanco. Lo cierto es que el reto está en pie, y esto es lo que podría suceder si los Alazanes logran repetir su título o no:

Si Granma gana el campeonato: Sería su segundo título en fila e igual número de coronas para un equipo en la era de los refuerzos después de Ciego de Ávila (2015-2016).

Si Granma es eliminado: Oficialmente tendríamos un quinto team campeón en los últimos seis años desde que los playoffs se juegan con al menos cinco refuerzos.

Los momentos decisivos de la postemporada darán inicio en la noche de este jueves, con el duelo Granma vs Matanzas en el estadio Victoria de Girón. Así que, ¡no te vayas lejos! Recuerda que el equipo de BaseballdeCuba tiene la mejor cobertura de los playoffs para ti.

 
Ganan Matanzas e Industriales en la noche del lunes
Campeón vuelve a caer, dos nocaos en la tarde
Tigres siguen encabezando primer lugar de temporada cubana
Out 27: Rebelión pinera en casa de Víctor Mesa
Cocodrilos se alejan a dos
Cocodrilos ganan por la mínima
Leones sacan la artillería

ver más

ver más