Tigres lanzan su candidatura

Yander Guevara

Justo al inicio de la segunda fase de la 54 Serie Nacional de Béisbol, comenté que mis favoritos para avanzar a la postemporada eran Ma­tanzas, Indus­tria­les, Ciego de Ávila y Pinar del Río, y me arriesgué a vaticinar que Gran­ma no tendría combustible para sostenerse en el segundo escaño.

Pero resulta que los Alazanes mostraron ser un hueso duro de roer, amparados en su ofensiva, mientras los vueltabajeros, al contrario, sufrieron importantes pérdidas y han caído en varios duelos trascendentales, que los tiene a tres rayas del límite clasificatorio.

Los otros tres equipos de mi pronóstico sí se mantienen en puestos de privilegio, los yumurinos y avileños carburando a toda máquina, y los capitalinos con un paso más errático, pero todavía con ventaja mínima en el cuarto puesto sobre Isla de la Juventud, capaz de mantener la ruta triunfal en sus predios, el parque Cristóbal Labra.

No obstante, si me pidieran ac­tualizar mi pronóstico no incluiría a los pineros entre los cuatro grandes, pues les restan tres subseries en la carretera, y la Isla, lejos de su estadio, solo ha logrado una victoria en la actual fase.

El reverso de la moneda son los Tigres avileños, asentados en el tercer lugar y con intenciones de escalar. Acumulan siete victorias al hilo y ocho en los últimos nueve pleitos, apoyados en un bateo ajustado (han marcado más de ocho carreras en seis de esos choques) y un pitcheo mejorado, con tres lechadas en el lapso.

El mentor Roger Machado ha dado en el clavo con una alineación temible, balanceada, que fabrica anotaciones con extrema facilidad, en gran medida porque todos cumplen el doble rol de entrar en circulación con frecuencia (promedio de embasado colectivo de 385) e im­pul­sar carreras (segundos con 182).

Del primero al noveno, la amenaza es constante y cada uno maneja registros diversos, lo cual dinamiza la ofensiva. Por ejemplo, José Adolis García (28 anotadas-13 ex­tra­bases-cuatro jonrones-18 impulsadas) y Yoelvis Fiss (27-10-4-17) son los clásicos “todo en uno”, rá­pidos y con dinamita en sus muñe­cas, mientras Yorbis Borroto (23-11-4-14), Raúl González (17-5-1-18) y Or­lan­do Lavandera (19-8-1-17) se des­­tacan por su explosividad y defensa exquisita (ocho errores en 388 lances).

Por si fuera poco, Ariel Borrero (18-9-1-20) y Humberto Morales (12-7-4-18) aportan potencia en el lado izquierdo del plato, y podemos añadir el poder nato de Osvaldo Vázquez (21-14-6-33) mucho más maduro también con los arreos.

Además, en las últimas salidas, Yander Guevara y Alaín Sánchez han mostrado su mejor versión, bál­samo para un cuerpo de lanzadores que pasó por serios aprietos fuera de las actuaciones de Vladimir Gar­cía e Ismel Jiménez, dos brazos de calibre internacional que deben in­corporarse con mucha fuerza en la recta final, pues han tenido relación trabajo-descanso muy favorable.

Todos esos números son fríos, y pueden no ofrecer una imagen real de los Tigres, pero lo cierto es que su despliegue en cada renglón de jue­go, conjugado con el tino de Ma­chado en la dirección, debe contribuir a que la novena continúe con paso seguro como uno de los favoritos al cetro.

Por lo demás, la Serie transcurre con máxima rivalidad, evidente en la lucha perenne por los boletos a la postemporada, a los cuales todavía aspiran con fuerza seis conjuntos, pues Artemisa y Holguín se han descolgado casi por completo de las posibilidades.

Sin embargo, la emoción y el vértigo que conlleva la paridad no ha significado en lo más mínimo un despliegue de calidad, sobre todo del pitcheo. Para tener una idea, cada equipo ha jugado 30 partidos, y solo Pinar del Río no ha superado el centenar de boletos.

Las cifras en este aspecto son alarmantes, con 1 037 bases por bolas, a las que debemos añadir 171 pelotazos para un total de 1 208 hombres embasados sin conectar de jit, número superior a los 1 126 ponches. Obviando los dead balls, el promedio de estrucados por cada boleto es de 1,08, muy alejado de los estándares universales, que se ubican en dos.

Bajo estas condiciones, y con la meta de mejorar, cada cual buscará cumplir sus objetivos. Eso sí, queda muy poco camino, el margen de error se reduce por jornada y la presión aumenta. La postemporada está a la vuelta de la esquina, y los aspirantes, fieles a su causa, no se la quieren perder.

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Yander pintó de blanco a Holguín
Tigres siguen encabezando primer lugar de temporada cubana
Tigres noquean y se alejan
Líderes del torneo caen
Fumigaron el tabaco
La Serie para, pero el béisbol sigue
Tigres y Cachorros con boleto

ver más

57 SNB: Primera jornada del torneo cubano 2017-18
57 SN: Un inning con Yovani Aragón
Postemporada'2017: Sube la marea roja
56 SN: Matanzas es el nuevo recordista con 67 triunfos
56 SN: Dos invitaciones vacantes
56 SN: Un cierre atípico

ver más