Serie de Comodines: ¿Sorpresa?... Tenemos un Juego 3 entre Cazadores y Tigres

En el inicio del octavo, Miguel Lahera había terminado una admirable actuación monticular. Se veía satisfecho, ya sin camisa, mostrando el jersey rojo y frotándose la cabeza con una toalla blanca. Tenía a su hijo cargado, cuando la cámara lo tomó sonriente mientras recibía el afecto de sus compañeros y familiares. La alegría era de esperar: El estadio 26 de Julio se repletó de público, mientras él subía al box con la responsabilidad de empatar la Serie de Comodines contra un gran equipo de béisbol, los Tigres de Ciego de Ávila.

BOXSCORE: ART 2, CAV 1

Lanzó siete entradas donde la defensiva lo respaldó con categoría, tenía el slider inalcanzable sobre el home plate y la recta estaba incómoda (marcó hasta 95 mph como máximo). A decir verdad, solo Alexander Jiménez le pudo conectar con cierta facilidad, dos veces haciendo un swing de puro contacto. Lahera cerró una gran noche dejando el juego 1-0, separado a seis outs de la victoria, en una disputa de pitcheo contra el derecho Dachel Duquesne. Sin embargo, cuando le entregó la pelota al relevo, Ciego de Ávila jamás bajó la guardia y empató el juego a la altura del octavo, en uno de los peores relevos que he visto de José Ángel García abriendo inning.

Fue un duelo interesante, donde Artemisa respondió ante su afición: ¡Ganó 2-1! Lo que vimos en el desafío demostró que no hay rival pequeño en estas Series de Comodines, con la presión siempre adueñándose de un pedacito de banco en el dugout. ¡Tenemos un Juego 3!

Lo mejor del juego. Los Cazadores demostraron que su récord de (9-3) frente a Ciego de Ávila en casa no es ‘obra de la casualidad’. No fue fácil retar a Dachel Duquesne, pero aprovecharon la brecha del bullpen, y ganaron por la mínima… una vez más. Y aquí hago una mención especial para el receptor Andy Cosme: A sus 23 años, está demostrando talento suficiente para convertirse en uno de los cátchers más defensivos del futuro en la pelota cubana. Tiene un brazo poderoso y habilidades interesantes para recibir los pitcheos. Es un excelente corredor y, con apenas una temporada como regular, su labor detrás del home es digna de valorar. 

Solo necesita seguir aprendiendo del arte de batear, para dar un gran salto en 2018. No obstante, él tiene destellos que nos demuestran su valor. Este jueves construyó dos carreras con su habilidad. Primero golpeó un doble y anotó carrera en el quinto. Y más tarde, en el octavo round, se enredó con Liomil González y le sacó un fly al left field que produjo la carrera de la victoria.

Lo peor del juego. Los Tigres siguen sin producir con corredores en base. Perdieron por 2-1, y dejaron las bases llenas en dos ocasiones cruciales —ahora promedian .151, con 11 hits en 73 veces al bate—. En el octavo anotaron una carrera, pero por rodado al infield de Humberto Morales, no por un hit. Si este problema sigue, le podría costar el boleto a la segunda fase en el Juego 3.

¿Dónde estuvo la decisión?: A parte de dejar a 10 corredores en las almohadillas, el bullpen actuó desastrosamente. Rodolfo Sorís estaba lejos de encarar en la batalla de “zurdo vs zurdo” a Yariel Duque, quien sigue encendido ante Dachel Duquesne, ahora con 4-for-4, 2-HR’s, 4-RBI’s. Por lo tanto, si Liomil González no obsequia un lanzamiento tan manso a Osmel Fraga, quizás el inning habría acabado con el elevado de sacrificio de Andy Cosme, en cuenta de 3-2. En partidos por la mínima, si no tienes respaldo de todos los aspectos principales de juego, será difícil conseguir ganar.

Los movimientos que poco esperábamos: Que el manager de Artemisa, Dany Valdespino, no le temblara la mano para aplicarle el gancho a José Angel García. Ese fue un momento crucial, si miramos como Geonel Gutiérrez cortó la inspiración de los avileños con bases llenas.

Tres momentos para recordar…

  • La noche con estilo: Los Tigres tenían dos en base en el inning de apertura, pero había dos outs… Humberto Morales roleteó por el short stop y Jorge Alomá hizo una recogida fantástica para ponerle out en segunda al corredor Raúl González. La jugada fue tan brillante como salvadora, pues evitó que los Tigres marcaran su primera raya.
  • Miguel Lahera estaba luchando su juego. En el segundo inning, Abdel Civil pegó un rodado cerca de la lomita, y él se lanzó en el intento por atraparlo. Su enfoque, sin dudas, estaba en sacar outs —sin importar mucho los ponches— una y otra vez.
  • Ihosvany Peñalver corrió en dirección hacia la línea de cal en lo profundo del jardín derecho, y degolló un elevado de Osvaldo Vázquez en el cuarto inning con un out. ¡Deberíamos verla de nuevo!

Lo que asumirán los ganadores. El reto de completar la tarea. Ellos llegaron a casa con desventaja de 0-1, pero ahora, un solo triunfo los clasificaría a la segunda fase de la 57 Serie Nacional.

Lo que asumirán los perdedores. Una derrota más, en un terreno contrario donde no consiguen disfrutar de la misma forma el juego. Pero eso ahora es parte de la historia. ¡Todo se decidirá en el Juego 3!

Pronóstico: Yander Guevara domina… Tenemos un juego tenso, de pitcheo al principio… Pero los Tigres ganan con algunos buenos batazos al final.

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Yander pintó de blanco a Holguín
Tigres siguen encabezando primer lugar de temporada cubana
Tigres noquean y se alejan
Líderes del torneo caen
Fumigaron el tabaco
La Serie para, pero el béisbol sigue
Tigres y Cachorros con boleto

ver más

ver más