Momentos de clasificación: ¡Sí, llegó la raya que le faltaba al Tigre!

¡Felicidades, Tigres de Ciego de Ávila! ¡Bienvenidos al Comodín! Lo que, sin dudas, es sinónimo de que el desafío apenas comienza en la 57 Serie Nacional de Béisbol.

Con este resultado, los Gallos de Sancti Spíritus ya se han despedido con marca de (23-22), su segunda mejor desde 2013, cuando clasificaron a playoffs con un récord de (53-34), dirigidos por Yovany Aragón. De esa 52 Serie, quizás aún no te hayas olvidado de ese Juego 7 en semifinales contra los Cocodrilos, que los espirituanos ganaban por 5-0 al iniciar el octavo episodio y… Bueno, ahí vino un rally de 10 anotaciones que sentenció el pizarrón en el estadio José Antonio Huelga, y ofreció el pase a la final a los matanceros que dirigía Víctor Mesa.

Luego de esos momentos de frustración y dolor, el pueblo espirituano se apagó, al menos hasta 2015, cuando el equipo de la categoría Sub-23 protagonizó una excelente actuación. Pero perdió dos juegos de un 3-2 en la final contra La Habana. Entonces, no cabe duda que fue un gran desempeño el trabajo de estos Gallos que dirigió el debutante José Raúl Delgado, peleando hasta el juego 44, con la posibilidad de clasificación contra Villa Clara.

Tan solo encender la chispa de la pasión beisbolera en la tierra del Yayabo, es algo significativo, aun cuando el equipo no consiguió el mayor objetivo en el duro calendario de 45 juegos.

Tarjetas de Comodín a domicilio: Los Tigres de Roger Machado amanecieron este martes con récord de 23-19, con tres juegos por delante contra Pinar del Río y, aún más exigente, una doble partida desde las 10:00 AM en el estadio Capitán San Luis. Viendo tal escenario para los tricampeones en las últimas seis temporadas (2012, 2015 y 2016), no hubo una publicación más divertida que ésta en las redes sociales, vía mi colega Mario Martín Martín, quien escribe en el periódico Invasor: 

Lo que sucedió en el doble juego: Y bien, esas palabras se cumplieron al menos en el primer partido, donde un cuadrangular de Reidel Álvarez empató el juego por 2-2 ante Ariorky Hernández en el inicio del quinto episodio. Los Vegueros remataron durante el octavo round, con sencillos de Donal Duarte y Luis Pablo Acosta, con un error de Roy Echemendía en el center field, que ayudó al movimiento de los corredores a posición de anotar. Era un 5-2 el final, con el sexto éxito e igual número de salvamentos para Erlis Casanova (6-1) y Frank Luis Medina, respectivamente.

Los Tigres salieron heridos a segunda hora, pero contaban con Dachel Duquesne como as del día, a diferencia de Yairon Hernández, quien se trepó al box en el primer juego, pero regaló tres boletos en apenas una entrada. Pinar del Río marcaba primero en el segundo episodio por un sencillo de Reinier León, aunque Irandy Hernández alcanzó categoría de peligro en la tercera almohadilla por (al parecer) un cruce de señas entre Duquesne y el receptor Osvaldo Vázquez, quienes cometieron wild pitch y passed ball, uno tras otro, respectivamente. 

No obstante, por los dones que concede este increíble juego, Vázquez –a quién extrañamente no lo vi incluido en listado del Juego de las Estrellas, y tiene suficientes méritos encima de Hubert Sánchez—, golpeó un hit de rolling al centro del campo, y otro imparable de Yasmany González ofrecieron frutos con dos outs frente al zurdo Jandy Mompeller. Teníamos un 2-1, que luego fue un 4-1, cuando Alexander Jiménez y Raúl González se unieron produciendo contra el novato Andrés Castro en el lucky seven. 

Como siempre, ese equipo grande que es Pinar del Río, luchó el juego hasta el out 27, y pegó el marcador por 4-3 en el cierre del séptimo.

Pitcheo significativo del día: Sí, esto es lo que sucede cuando tienes a un par de ases –aunque tengas la soga al cuello— en la mira, pidiéndote la pelota, y dejándote saber que esos 120 pitcheos saldrán de su brazo si es necesario. Dachel Duquesne se ganó la gran pieza de pitcheo del día, no por un Game Score de 57 puntos. Para nada, que va… esto fue la clave: Era el juego de clasificación, mis amigos. 

Dachel lanzó los nueve capítulos, su sexto juego completo en 11 aperturas. Ponchó a seis rivales y llegó a 50 K’s en 80 innings. Venció de nuevo a Pinar del Río, tal y como lo hizo en aquella tarde mágica del 17 de abril de 2016, cuando levantó la mano con el puño cerrado sacando el out del campeonato en el Juego 7 de la final. 

Estamos viendo un juego de estadísticas, todo el tiempo, pero con jugadores que dejan el corazón, y esa entrega es digna de admirar.

La estadística que no te puedes perder:

Así que ya tenemos libre acceso a nuestras predicciones de quién ganará los Comodines. Aunque aún no está definido cuáles son los enfrentamientos. No obstante, ya lancé una pregunta en Facebook…

¿Por qué aún no es el fin del calendario?: Los Piratas de la Isla ganaron el doble juego en el Cristóbal Labra frente a Mayabeque, 3-2 y 4-2.

Por lo tanto, tenemos que respetar las matemáticas, y ellas dicen que, si Isla de la Juventud gana los cinco partidos que le quedan pendientes (dos ante Granma y uno frente Artemisa, Cienfuegos y Mayabeque), tendrían un (24-21), con ciertas posibilidades… Así que vamos a suponer que lo logran. Para entrar, tendría Villa Clara que perder y Artemisa caer dos veces contra Las Tunas y en el juego que gana por 3-1 ante los propios Piratas… Lo dije al inicio, tenemos que respetar las matemáticas, aunque las posibilidades de vida sean mínimas.

Para este martes tenemos cinco juegos en cuatro estadios, con los choques entre: Isla de la Juventud-Mayabeque en Gerona, Pinar del Río-Ciego de Ávila en el Capitán San Luis, Artemisa y Las Tunas en el 26 de Julio y Villa Clara recibirá a Matanzas en el Augusto César Sandino.

Del 13 al 17 de octubre quedarán pendientes 12 partidos que, de seguro, tendrán que alternarse junto con las Series de Comodines, que jugarán un 3-2.

Todo eso es sinónimo de que todavía hay mucho camino por andar y varios momentos de alegría y algunos de dolor, como ha sido desde este sábado, cuando despedimos al pinareño Fernando Hernández, otro de los héroes inmortales del béisbol cubano.

Como somos una gran familia beisbolera, no dejes de leerte este homenaje del comentarista Julio Duarte Alonso, subido a Facebook por William Pérez Villalba, administrador de la página Glorias del Béisbol Cubano:

¡Paz a sus restos! ¡Los grandes nunca se olvidan!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Yander pintó de blanco a Holguín
Tigres siguen encabezando primer lugar de temporada cubana
Tigres noquean y se alejan
Líderes del torneo caen
Fumigaron el tabaco
La Serie para, pero el béisbol sigue
Tigres y Cachorros con boleto

ver más

¡Aquí vienen los Cazadores!

ver más