De luto el béisbol cubano, muere Minnie Miñoso

Orestes Miñoso

El hombre que abrió el camino para los jugadores hispanos negros en las Mayores, el también llamado Jackie Robinson latino, el cubano Minnie Miñoso, ha fallecido.

Su fallecimiento fue confirmado en la mañana del domingo y al parecer resultó de su débil condición cardíaca que lo mantuvo incluso sin poder viajar mucho recientemente.

Para muchos, el jugador tenía 92 años - su pasaporte de 1946 tenía fecha de nacimiento de 29 de noviembre de 1923 -, pero otros - incluyendo el propio jugador - tenían dudas sobre la misma, y muchos sitios lo sitúan con fecha de nacimiento 29 de noviembre de 1925. Sobre esto, Miñoso recomendaba ir a libros y sitios beisboleros si alguien deseaba verificar su edad.

Miñoso jonroneó en su primer turno al bate con los Medias Blancas en 1951. El cubano jugó 12 de sus 17 campañas en las Mayores jugando para el elenco Chicago White Sox, bateando .304, con 135 jonrones y 808 empujadas para estos. El propio equipo terminaría retirando su número, el 9, en 1983 y lo inmortalizaría con una estatua de Miñoso en el estadio U.S. Cellular Field de Chicago.

Orestes Miñoso
Pasaporte de Orestes Miñoso en 1946.

El debut de Miñoso en las Grandes Ligas se produjo en 1949 con el Cleveland Indians y sería enviado a a Chicago dos años más tarde en un cambio entre tres elencos ocurrido el 30 de abril de 1951.

El pimentoso jugador, catalogado por Bill James como uno de los 10 mejores jardineros izquierdos de la historia, hizo su debut por Chicago el 1 de mayo de 1951 y jonroneó contra el derecho del New York Yankees, Vic Raschi, en su primer turno oficial al bate. Era solo el comienzo de una carrera en Chicago que cimentaría su aura de estrella en el béisbol de Las Mayores, en una época donde los jugadores de calidad hispanos, pero sobre todo de raza negra, eran contados con los dedos de una mano.

Es aquí donde Miñoso tomó altura. Para la mayoría es considerado la primera estrella hispana y negra en Grandes Ligas y para una gran parte esto debía bastar para ubicarlo en el Salón de la Fama de Cooperstown a donde nunca ha llegado.

Miñoso posteriormente en su carrera se convertiría, de manera controversial, en uno de los dos jugadores en la historia - el otro Satchel Paige - en tomar parte en un choque de Ligas Mayores en cinco décadas diferentes, pero esto le crearía problemas.

Votaciones sucesivas al Salón de la Fama resultaban fallidas y muchos no entendían por qué el jugador no resultaba elegido. El propio dueño del White Sox, Jerry Reinsdorf, en un homenaje en el 2011, expresó que siempre que veía jugar al cubano le parecía estar viendo a un futuro "Hall of Famer".

Miñoso era el tipo de jugador completo que todo lo hacía bien en una época muy difícil para jugar y ante luminarias de todo tipo en el mejor béisbol del mundo. Un bateador mayormente hacia la banda opuesta. En su temporada de debut cambió el quehacer del Chicago y tuvo una temporada sensacional que lo vio liderar los robos, pero además, anotar 112 carreras, impulsar 76 y conectar para .326. De manera controversial terminaría segundo en la votación para el Novato del Año de la Liga Americana, por detrás de Gil McDougal del New York Yankees, pero sería votado 4to en la votación al Jugador Más Valioso de la liga muy por delante del propio McDougal, Ted Williams y el líder en jonrones Gus Zernial, quien fue parte del canje por Miñoso que llevó a este a Chicago.

Muestra de su quehacer de estrella lo muestran sus 9 selecciones a Juegos de Estrellas, sus tres Guantes de Oro, y sus cuatro votaciones entre los cuatro primeros para el Jugador Más Valioso (1951, 1953, 1954 y 1960).

Una de las mayores pecualiaridades de Miñoso fue su juego explosivo que lo hizo liderar por tres temporadas consecutivas los robos en la Liga Americana, de 1951(31), 1952 (22) y 1953 (25), totalizando 78.

Miñoso fue un jugador que podía hacerlo todo bien y muchos nunca sabían cuando tocaría la bola, conectaría un cuadrangular (179) o tomaría un pelotazo (192), siendo ubicado en este último departamento como el 9no de la historia. Miñoso simplemente jugaba para su elenco.

Orestes Miñoso

No solo su versatibilidad ofensiva lo caracterizaba, Miñoso fue un jugador que defendía varias posiciones en el terreno y durante su carrera lo hizo en 1461 juegos en el jardín izquierdo, 80 en el central, 93 en el derecho, 88 en la tercera base, y 2 en la primera base y el campo corto.

Cuba, EEUU y posteriormente México

Miñoso provenía de un hogar humilde que lo vio pasar mucho trabajo desde su infancia. Cuando su talento beisbolero lo llevó a los terrenos y lo puso a competir en torneos organizados, la barrera racial se lo impidió y no pudo tomar parte en la Liga Amateur Cubana, teniendo que jugar pelota semiprofesional con el Partagás y el Ambrosía.

No demoraría mucho en llamar la atención y poco después estaría ya jugando pelota profesional con el elenco que nunca abandonó, el Marianao de la Liga Preofesional Cubana, al que puso a competir de tú por tú con los demás conjuntos de la liga.

Sería aquí donde su talento y popularidad en Cuba brillaría, jugando 14 temporadas conectando para .280 en 773 juegos de las campañas de 1945-46 a la de 1960-61, con sus únicas ausencias en las de 1949-50 y 1954-55.

Miñoso sería líder del elenco Marianao campeón de Cuba en las temporadas de 1957 y 1958 y en las Series del Caribe de ambos años, en donde el Marianao se tituló campeón y Miñoso conectó para .391 (1957) y .318 (1958).

En su previo paso por EEUU antes de pasar a las Mayores, Miñoso jugó en las Ligas Negras con el New York Cubans titulándose campeón con estos en la Serie Mundial de 1947  ante el Cleveland Buckeyes, en temporada donde conectó para .336. En total en su paso por las Ligas Negras acumuló average de .294.

Después de su retiro de las Mayores, Miñoso tomó parte de 1965 a 1973 en la Liga Mexicana, en donde acumuló .320 de average con 861 indiscutibles en 931 choques con 156 dobles, 26 triples, 67 cuadrangulares, 451 impulsadas y 432 anotadas, resultando líder en sencillos (106) y dobles (35) en su debut con el Jalisco en 1965 ya sobre la edad de 40 años.

En total se considera Miñoso jugó entre su carrera en Cuba, Estados Unidos y México, un total de 43 temporadas en las cuales logró average de .300 con 366 cuadrangulares, 4090 indiscutibles, 2327 anotadas y 2083 impulsadas en 3903 juegos.  

Miñoso no ha llegado a Cooperstown

El jugador resultó controversial para muchos de los votantes, desde que en 1976 y 1980 hiciera apariciones esporádicas en las Mayores, como parte de una vaga propaganda del dueño del elenco, Bill Veeck. En 1976 Miñoso fue 8 veces al bate conectando un indiscutible ya al borde de los 50 años y en 1980 se fue en blanco en dos oportunidades al plato. Su mayor porcentaje en sus 15 años en las boletas de los periodistas fue 21.1 en 1988. El pasado año, en grandes esfuerzos y una campaña en la que el propio Miñoso dijo que no le quedaba mucho tiempo de vida para ver su elección, el Comité de Veteranos tampoco le concedió los votos necesarios.

Sin embargo, los argumentos para su no selección siempre han despertado controversia. Miñoso no resultó un Babe Ruth ofensivo, pero sus números dicen más de lo que muchos piensan. Con un .298 de por vida, todos los que se respeten en béisbol conocen que Miñoso fue un bateador de .300.  

Por solo colocar ejemplos, Miñoso terminó con un slugging de por vida superior al de muchos elegidos como Gary Carter, Enos Slaughter, Ryan Sandberg, Paul Molitor, Cal Ripken y Wade Boggs, y su porcentage de embasado u OBP de .389, resulta mayor que el de otras estrellas como Tony Gwynn, Willie Mays, Henry Aaron, Mike Schmidt, Harmon Killebrew, Al Kaline, Duke Snider, Carl Yastrzemski, Larry Doby, Roberto Alomar, Barry Larkin, Tim Raines, Pete Rose, Mike Piazza, Derek Jeter, Bernie Williams y hasta el propio Alex Rodriguez.

Un ejemplo de su grandeza ofensiva lo tenemos cuando en la campaña de 1954, con solo 19 cuadrangulares, lideró la Liga Americana en Total de Bases con 304.

En sus 15 campañas - obviando las propagandísticas de 1976 y 1980 - bateó en 9 ocasiones sobre la marca de .300, conectó 1962 indiscutibles, anotó 1136 carreras e impulsó 1023, robó 205 bases pero se tomó solo 584 ponches con su cuota más alta en la temporada de 1960, con 63 en 670 apariciones al plato. Miñoso fue considerado 8 veces en la Votación al Jugador Más Valioso y en 4 de ellas terminó entre los cuatro primeros.

Pese a todo esto, Miñoso tuvo al menos el placer de marcharse conociendo que en el propio 2014 fue seleccionado para el Salón de la Fama del béisbol cubano, en la reinauguración oficial del mismo, ocurrido el 27 de diciembre en la isla caribeña, y en el cual de manera triste deseó asistir, pero al parecer las autoridades beisboleras cubanas no lo permitieron.

Con Miñoso se va no solo la primera leyenda real cubana en las Mayores después de Adolfo Luque, sino una leyenda hispana que marcó el camino para los jugadores latinos al que todos deben estar eternamente agradecidos.

Su influencia en el deporte nacional de Estados Unidos llegó al propio presidente de los Estados Unidos, quien en una nota de prensa poco después de conocer el fallecimiento de la leyenda cubana expresó: "For South Siders and Sox fans all across the country, including me, Minnie Minoso is and will always be “Mr. White Sox.” (Para los del Sur en Chicago y los seguidores del Sox (Chicago White Sox) en todo el país, incluyéndome a mi, Minnie Miñoso es y siempre será "Mr. White Sox.)