58 SNB | 3, 2, 1… ¿Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, Industriales? ... ¡Se acaba el tiempo! ¿Más sorpresas para el final?

Yirsandy RodríguezPor Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba

No tengo duda alguna desde que comencé a buscar cada detalle esta mañana: ¡Estamos viendo en la 58 Serie una de las carreras finales más emocionantes por la clasificación a los playoffs! 

Ninguna había generado tanta expectativa hasta última hora como la de 2015, cuando Industriales, los Piratas de la Isla y Pinar del Río entraron al juego No. 88 con probabilidades de clasificar a la postemporada.

Esta vez, cada jornada también ha sido digna de total seguimiento, generando tensión desde los aficionados hasta los escritores, ya que muchos debemos estar pendientes de cada detalle. Los marcadores de los partidos suben y bajan, tal y como ocurrió en los 10 minutos que corrieron después de las 10:20 PM. He aquí una muestra significativa: A las 10:24, Las Tunas le empató 3-3 el desafío a Industriales en el estadio Julio Antonio Mella, por una pifia de Yordanis Samón sobre el bounce de Andrés Quiala. Y, poco después, a los ocho o 10 minutos, tal vez 11, quizás 12… Sancti Spíritus igualó las acciones 3-3 en el parque José Ramón Cepero. 

Dayan García envió un rodado a segunda para remolcar el empate, y luego Loidel Rodríguez golpeó un cañonazo al jardín derecho que, unido a una pifia de Abdel Civil, ayudó a la causa de los Gallos en una entrada clave donde terminaron subiendo el marcador 11-5.

Los espirituanos, que debieron retar al derecho Lázaro Blanco luego de cinco derrotas seguidas, esta vez fueron letales, convirtiendo el octavo capítulo en su inning de la suerte. Unos 14 bateadores viajaron por el plato, para picar en nueve ocasiones con seis hits, aprovechando cuatro bases por bolas y dos errores.

Fue otra gran noche de béisbol en la 58 Serie Nacional cubana, con tantos giros y desafíos como sueños y retos, que podríamos calificar como un gran “Juego de Tronos”. La acción comenzó pasadas las 7:15 PM y terminó a las 12:12 AM de este miércoles, ¡pero aquí estamos para servirles, estimados lectores! 

He revisado todo el largo recorrido en la noche de este martes, y aquí vienen los puntos interesantes para ver:

Gran victoria de la noche: ¡Los Gallos no se han ido del desafío! Solo cuatro victorias en sus últimas 16 decisiones, justamente después de ganar nueve partidos en fila, le ha costado a los dirigidos por José Raúl Delgado tambalearse a última hora. Sin embargo, ¡nada está perdido! 

Otra actuación con toda entrega de Yoen Socarrás los mantuvo en pie hasta el sexto episodio, y el relevo de Pedro Álvarez demostró que el pitcheo de los Gallos está listo para regresar de nuevo. Pues, aunque lanzaban para 6.35 ERA en sus últimas 12 aperturas al salir del estadio Latinoamericano el pasado sábado, vale señalar que la mayor avería ha llegado por el descontrol del staff. Y, aunque habían sido bateados, .322 antes de llegar a la Tierra de la Piña, para ser exactos, hace ya ocho partidos que no cuentan con uno de los héroes más subvalorados del team: El cátcher Yunior Ibarra, quien ha cargado el mayor peso de los innings con su gran defensiva detrás del home. 

Tal vez no lo hayas notado, pero el pitcheo de los Gallos tiene demasiadas bases por bolas desde la lesión de Ibarra, y al team le han robado ocho bases en 11 intentos desde que Luis Meneses (19 años) y Loidel Rodríguez (20 años) se han encargado de la receptoría. ¿Parte del efecto sin Ibarra?: 53 bases por bolas durante 119 innings en ese lapso donde jugaron para 3-5. Junto a eso, 24 pifias y promedio de .244 le daban el resultado que habíamos visto antes de las 11 de la noche de este martes: Cinco derrotas al hilo.

Para dejar parte de todo eso atrás, los Gallos se desquitaron con una gran victoria 11-5 sobre Ciego de Ávila que, este miércoles, bien podría convertirse en un éxito decisivo para ganar la serie de tres duelos y afianzarse en el tercer lugar de las posiciones rumbo a los playoffs. ¿Qué sucederá este miércoles? Alberto Bisset y Yander Guevara podrían encabezar la respuesta con un gran duelo de pitcheo.

Sin mirar atrás: Industriales logró recuperarse y venció a Las Tunas 7-3 en Regla IBAF. Luego de una gran apertura de Erlys Casanova y Yoalkis Cruz —quien se fue de nuevo sin empatar los 143 éxitos de José Miguel Báez— que aseguraron dos tercios de dominio, Las Tunas e Industriales llegaron empatados 3-3 al final del noveno. Los Leñadores tenían la posibilidad de triunfar en segunda, mientras se desató un buen duelo de relevistas jóvenes entre Armando Dueñas (Las Tunas) y Andy Rodríguez (Industriales). ¿Qué sucedió entonces? 

Dailier Peña no pudo con la bola rápida de Andy y, ¡nueve innings no fueron suficientes! Hubo que definir el partido en Regla IBAF. Rey Vicente Anglada envió al plato a Stayler Hernández, y el outfielder de los Azules, envuelto en su gran temporada de breakout a los 36, dejó caer un elevado en el jardín derecho para marcar la carrera que puso la pizarra 4-3. Y, luego, los Leones soltaron tres cañonazos más para redondear un rally decisivo de cuatro anotaciones. 

Con el juego 7-3, aunque Andy Rodríguez mandó a imprimir titulares con otro gran relevo de tres innings y cuatro strikeouts —el 18th en sus últimas 15 entradas—, Anglada llamó a Yandi Molina para el cierre. 

¿La situación? Bases cargadas, cero outs y, camino al home plate: Danel Castro, Yosvany Alarcón y Jorge Alomá. ¿Sus wOBAs?: .481/.440/.495…  ¿Sus extra bases?: ¡Sumaban 85!... ¿Sus jonrones? ¡39!

¡Tanda de terror!

Molina, el chico de dos pitcheos letales: Bola rápida de hasta 94 MPH y una curveball de hermosa rotación a solo 65-68 MPH, ¡no creyó en jerarquías! Par de elevados al infield resolvieron el cero, y un rodado a segunda de Alomá le dio el éxito a los Industriales. Con la victoria los dirigidos por Anglada no podrán escalar, pues los Gallos vencieron, así que las diferencias se mantendrán.

Después de 86 juegos por cada equipo, así está la rivalidad de los tres teams que luchan por clasificar a la postemporada:

Standings

El temperamento… sacó una vez más de circulación a Freddy Asiel Álvarez. El derecho villaclareño estaba buscando el éxito No. 100 de su carrera en la noche de este martes, desde que registró su primera victoria el 27 de noviembre de 2005 a los 16 años con siete meses y 30 días de nacido. En aquel desafío, venció por 4-1 a Metropolitanos en el estadio Santiago “Changa” Mederos, para así comenzar la historia de una carrera con grandes actuaciones como abridor en Series Nacionales. Y, aunque tal vez Freddy Asiel debió llegar a los 100 triunfos antes de sus 200s aperturas, no cabe duda que su brillantez lo ha colocado entre los grandes lanzadores de su época. 

Tiene una sola temporada de 10 éxitos (2016), nunca ha sobrepasado los 100-strikeouts y su mayor cifra fue de 79 en 2007, debutando como miembro de la rotación de abridores con 17 inicios. Sin embargo, tiene el récord de más entradas (40 ⅔) lanzadas sin permitir limpias en cinco aperturas desde la postemporada de 2013. Y, por si fuera poco, también acumula un No-Hit, No-Run, que logró en esa misma campaña, cuando le ganó 1-0 a Sancti Spíritus el 9 de noviembre en el estadio Augusto César Sandino. 

Además de eso, dejando los numeritos a un lado por algunos segundos, si has visto lanzar a Freddy Asiel Álvarez, es bastante difícil que no hayas percibido el temperamento del derecho villaclareño. Es un lanzador valiente, atacador, incansable en el hábito de tirar strikes y, sobre todo, un guerrero que no te regalará nada… ni siquiera una sonrisa. Esa, al final, ha sido una de sus grandes armas de exterminio a lo largo de su carrera sobre la colina: La personalidad. El don de retar, utilizando, en no pocas ocasiones, algunas mañas que van más allá del arte de lanzar — válida también en un juego tan rico y desafiante como el béisbol. Sin embargo, al mismo tiempo, ese chip en su mente, que conecta a Freddy Asiel con la frialdad y el tino sobre el box, al mismo tiempo es capaz de sacarlo de un golpe del partido. Así ocurrió en la noche de este martes.

Después de subir a la loma en el quinto round con el juego 1-1, Freddy se acaloró en un turno enfrentando a Ariel Sánchez, antes y después de que el refuerzo de los Cachorros le golpeara un doble al rightfield. Ariel se gozó el batazo y, Freddy Asiel, montó en cólera sobre la loma. En menos de 120 segundos, el astro villaclareño se fue de pitcheo. Detrás de Sánchez, Yunior Paumier pegó un doble al center que empujó dos más hacia el plato y colocó la pizarra 5-1. En la parte baja del 5th, Villa Clara dejó a dos corredores en posición de anotar y, como reza un viejo refrán, “cuando no las haces (carreras), te las hacen”: Holguín sacó del montículo a Freddy Asiel en el inicio del 6th, ligando tres hits más, sencillo de Yasiel Santoya, doble de Marnolkis Aguiar y un elevado de Jorge Luis Peña que cayó en el centerfield. ¡7-1! Y, tres anotaciones más, una en el 8th y dos en el 9th, dejaron el marcador 10-2.

No era la noche de Freddy Asiel, aunque sí la de los Cachorros, que consiguieron romper su racha de siete derrotas en fila.

¿Qué nos traerán los duelos de este miércoles? BaseballdeCuba es el sitio perfecto para mantenerte al tanto sobre cada historia inning a inning... ¡momento a momento!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
César Valdés canta strikes en cabina
Talión sobre el diamante
Resurgen los campeones
Fumigaron el tabaco
Más con menos
Yulieski regresa, su hermano decide
La Serie para, pero el béisbol sigue

ver más

ver más