MLB, Postemporada'2018 | Red Sox superan a Yankees y avanzan a la disputa del Campeonato de la Liga Americana

Ray OteroPor Ray Otero | Fundador de BaseballdeCuba

En un choque que, literalmente, reservó las mayores emociones para el final, el Boston Red Sox dispuso por cerrado 4-3 del New York Yankees, en el Juego 4 de la Serie de División de la Liga Americana celebrado en el Yankee Stadium de New York este martes en la noche, para llevarse la victoria en la serie divisional 3-1, y así avanzar a su primera Serie de Campeonato desde 2013.

Con el triunfo, Boston superó los pesares de tener que jugar un juego de eliminación en una serie divisional, marcas sufridas ante Cleveland en 2016 cuando perdieron por barrida, y en 2017, cuando Houston los derrotó en cuatro choques.

BOX SCORE

Boston ahora tomará tres días de receso, para a partir del sábado, a las 8:09 pm (ET), enfrentar en su patio del Fenway Park, al campeón defensor Houston Astros, vencedor por barrida de 3-0 del Cleveland Indians en la misma serie divisonal. Para el choque aún no se han anunciado los abridores, pero resulta muy probable que por Houston trabaje su as derecho, Justin Verlander, mientras por Boston salga a lanzar el zurdo Chris Sale.

Y este Juego 4 se puede decir fue jugado en dos partes. La inicial, cuando Boston tomó ventaja de 4-0 ante el pitcheo abridor del veterano zurdo C. C. Sabathia y del primer relevo, Zach Britton, y una segunda cuando en el noveno episodio los Yankees parecieron renacer, marcaron dos y amenazaron con igualar el choque.

El abridor de los del Bronx, en posiblemente su última temporada, no lució nada bien en su apertura, complicado en todo momento y realizando un total de 59 lanzamientos en solo tres entradas de trabajo.  En el primer inning, Sabathia dejó las bases llenas, dominando a Ian Kinsler en elevado a lo profundo del jardín izquierdo. Un inning más tarde, el zurdo regaló un boleto, pero Mookie Betts terminaría la entrada en fly a las manos de Aaron Judge en el derecho. Sin embargo, en el tercer episodio el veterano lanzador no escaparía con suerte. En ese inning Sabathia propinó pelotazo a Andrew Benintendi, aceptó sencillo de Steve Pearce que llevó a Benintendi a tercera y concedió el elevado de sacrificio de J. D. Martínez al izquierdo, que remolcó la primera del choque. Sería esta la sexta carrera que el cuarto madero de Boston remolcaba en esta serie ante los Yankees.

Pero en la entrada habría más. Pearce se movió a segunda en una rolata por el lanzador de Xander Bogaerts, pero Ian Kinsler siguió con doble al izquierdo sobre el cual Brett Gardner no se vio bien a la defensa. La última del inning sería remolcada por Eduardo Núñez, con sencillo al izquierdo, mientras Sabathia terminaba el inning, su labor y posiblemente su carrera, dominando a Jackie Bradley Jr. en rolata a la inicial.

Lo visto por Sabathia en la noche de hoy fue solo una copia de lo experimentado por el pitcheo abridor de New York durante toda la serie divisional. En los tres encuentros ante Boston que terminaron en derrota, ni A. J. Happ, ni Luis Severino ni hoy Sabathia, pudieron pasar del tercer episodio, una ratificación más de las dudas que sembraba este cuerpo de lanzadores desde los inicios de campaña, o, mejor dicho, desde los finales de la temporada 2017.

En la cuarta entrada Boston marcaría su última anotación, a la postre decisiva, ante el relevista Zach Britton, cuando el receptor Christian Vázquez, en su primer choque como regular de esta postemporada, golpeó cuadrangular en solitario al derecho iniciando el inning.

Y el Red Sox fue todo lo opuesto a New York con su pitcheo abridor. Durante toda la serie, con excepción del Juego 2 donde el conocido pobre en rendimiento en postemporadas David Price explotó, Boston contó con abridores que caminaron lo necesario en los Juegos 1, 3 y 4 de la serie. Chris Sale completó 5 1/3 de 2 limpias en Juego 1, Nathan Eovaldi trabajó 7 innings de 1 limpia en Juego 3, y esta noche Rick Porcello regaló 5 entradas aceptando también una solitaria anotación inmaculada.  Solo así Boston fue capaz de detener una ofensiva que produjo un récord de cuadrangulares en la campaña.

Porcello, con solo 65 lanzamientos, fue capaz de caminar las primeras cinco entradas de este choque final, limitando a sus rivales a solo 4 hits y una limpia con un solitario ponche, pero sin regalar boleto. Su inning más problemático fue el quinto, cuando concedió una por doble de Gary Sánchez, sencillo de Gleyber Torres y elevado de sacrificio de Brett Gardner, pero con Torres aún en la inicial, salió del problemático Aaron Hicks en una batalla de 9 lanzamientos, que culminó el derecho lanzando un cambio a 82.9 mph en la zona interior, que Hicks solo pudo elevar inofensivamente a las manos del defensor de la segunda base, Ian Kinsler.

A partir de ese momento el bullpen de ambos elencos brilló. Boston contó con los trabajos de los derechos Matt Barner y Ryan Brasier y del zurdo Chris Sale – en solo su segunda aparición como relevista desde 2012 -, durante las entradas 6, 7 y 8.

Mientras, New York tuvo a los también derechos David Robertson y Dellin Betances, y al zurdo Aroldis Chapman, completando del sexto al noveno episodios, aceptando solo un hit con 8 ponches y dando oportunidades a su ofensiva de regresar en el partido.

Cuando el cerrador de Boston, el derecho Craig Kimbrel, apareció en el noveno inning para sellar el triunfo de su elenco, todo parecía acabar rápido para los del Bronx. Sin embargo, la realidad fue otra y el estrés se apoderó del Yankee Stadium. 

Kimbrel, quien en sus dos últimas postemporadas – incluyendo esta – no ha lucido lo suficiente con PCLs de 4.50 (2017) y 11.57 (2018), inició el inning regalando boleto a Aaron Judge en solo 4 lanzamientos. Didi Gregorious le siguió con sencillo al derecho, y pese a que Kimbrel dominó por la vía del ponche al deslucido Giancarlo Stanton, también en cuatro lanzamientos regaló boleto a Luke Voit para llenar las bases. En tal situación, el derecho siguió su pésima salida, propinando pelotazo a Neil Walker para forzar el 4-2. Acto seguido tuvo que trabajar siete lanzamientos ante el peligroso Gary Sánchez – en una de las mejores veces al bate de la noche por los Yankees – para solo ver como el dominicano quedaba a casi nada de producir la igualada en la serie, en un batazo hacia el jardín izquierdo que tomó vuelo pero que al final fue a parar a las manos de Benintendi, para el segundo out del inning y el 4-3 de la pizarra.

Kimbrel terminaría su sufrida labor de la noche dominando a Gleyber Torres en peligrosa rolata lenta por la tercera almohadilla que amenazó en convertirse en infield-hit, pero el guante seguro y el brazo certero del antesalista Eduardo Núñez, produjeron el Out 27 del choque en la inicial, en jugada que, como último recurso para el mentor de New York, Aaron Boone, fue a parar a la revisión del video sin este cambiar el final del encuentro.

Por New York, los cubanos Aroldis Chapman y Adeiny Hechavarría vieron acción. Chapman completó el 9no inning sin dificultades con un ponche, mientras Hechavarría solo hizo función de corredor sustituto en el propio 9no episodio.

Al final, la celebración de Boston se produjo de manera merecida, el elenco que más ganó en esta temporada regular con 108 victoria, y que llegó con muchas dudas a New York tras su derrota en el Juego 2, superó a sus rivales en el Bronx por 20-3 durante la serie, un margen de carreras suficiente para caminar seguro a enfrentar a los Astros por el campeonato de la Liga Americana.

 

Sigue a Ray Otero en twitter (@baseballdecuba), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (baseballdecuba.ray@gmail.com). Síguenos también en Facebook (BaseballdeCuba) y no dejes de conectarte con nosotros. ¡Tenemos la mejor cobertura del béisbol de Cuba para usted!

 
Por segundo año consecutivo más de 20 cubanos en MLB
MLB: Chapman suspendido 30 juegos
CMB'2017: Chapman pudiera lanzar por Team USA
MLB: Chapman no cede con su velocidad
MLB: Chapman necesita mejorar su labor en New York
MLB: Chapman a la lista de lesionados
MLB: Los cubanos mejor pagados

ver más

ver más