Raidel Martínez y Leo Urgellés al Chunichi Dragons. Despaigne al Hawks

Los peloteros cubanos Raidel Martínez, como lanzador, y el jardinero Leonardo Urgellés firmarán contratos con los Dragones de Chunichi de la Liga Japonesa de Béisbol, divulgaron hoy fuentes de la Federación Cubana de ese deporte.

Martínez, de 20 años de edad e integrante del staff de pitcheo de Cuba para el IV Clásico Mundial, exhibe una recta sostenida de más de 90 millas, mientras Urgellés, de 19 años, es dueño de un potente brazo, corre las bases como un guepardo y tiene una vista de águila para discriminar lanzamientos.

'Son muchachos de grandes perspectivas' señaló al diario digital Jit el presidente de la Federación Cubana de Béisbol Higinio Vélez, mánager de la escuadra cubana subcampeona en la primera edición del Clásico Mundial en 2006.

Esta temporada, el serpentinero Martínez, del equipo Pinar del Río, tuvo saldo de dos victorias y dos derrotas, y en 37 entradas y un tercio de labor los bateadores rivales le conectaron para un promedio ofensivo de 258 y solo permitió 1.45 de carreras limpias por cada nueve entradas, con un promedio de embasado rival (WHIP) de 1.31, mientras propinó 18 ponches con solo siete boletos.

Urgellés, por su parte, computó con la Isla de la Juventud para un alto average ofensivo de 372 en 145 veces al bate, con seis jonrones entre sus 17 extrabases y slugging de 579, además de 27 carreras anotadas y 38 impulsadas hacia el plato.

Ambos jugadores se unirán en la franquicia nipona al mítico pelotero de la isla Omar Linares, quien trabaja allí hace unos pocos meses como entrenador de bateo y tiene la encomienda de contribuir a alcanzar un mejor resultado para los Dragones, últimos de su liga en la contienda anterior, con marca de 58 victorias y 82 fracasos.

'El Niño' Linares fue jugador en esa escuadra hace unos 15 años y en julio retornó para preparar a bateadores latinos.

Con ese conjunto japonés Linares participó como atleta activo en tres temporadas desde 2002, lapso en que jugó 132 partidos con average ofensivo de 246, 11 vuela cercas y 61 carreras impulsadas.

DESPAIGNE AL HAWKS

El slugger granmense Alfredo Despaigne jugará con el club Fukuoka SoftBank Hawks en la próxima temporada de la Liga Profesional de Japón (NPB por sus siglas en inglés), luego de firmar un contrato de tres temporadas.

Despaigne, de 30 años, se mudará a una de las franquicias más exitosas de la Liga del Pacífico, la cual han dominado 17 veces desde su incursión en la misma en 1950. De esos trofeos, cuatro los ha conseguido en los últimos seis años, período en el que también ha ganado tres títulos absolutos de Japón.

Fukuoka tomó la delantera en la carrera por el granmense, en la cual estuvieron involucrados también su anterior club, el Chiba Lotte Marines, y los Dragones de Chunichi. Era previsible que varios conjuntos se interesaran sus servicios luego de brillar en la pasada contienda con una línea de 280/361/841 (AVE/OBP/OPS), que incluyó además 24 jonrones, 92 impulsadas, 27 dobles y 81 anotadas.

«Estamos agradecidos de que Despaigne nos haya escogido. Es un pelotero muy importante, tenemos confianza en que va a hacer su trabajo y nos ayudará con todo su poder a ser campeones. Esperamos que llegue al 100% a Japón, primero va a jugar en el Clásico Mundial, estará de vacaciones con su familia y después se incorporará al equipo», expresó este viernes el vicepresidente del SoftBank, Sugihiko Mikasa, durante la firma del acuerdo en el estadio Latinoamericano.

Por su parte, Despaigne afirmó que tras ser campeón en Cuba con los Alazanes de Granma espera repetir la hazaña en Japón. «Voy a uno de los mejores equipos de la Liga, siempre llegan a las finales y para mí los más fuertes del Pacífico. Es un gran reto, solo quiero seguir haciendo mi trabajo igual que en el Chiba Lotte», aseguró.

«Es una franquicia muy respetada con una afición excelente y estoy contento por llegar a un acuerdo. Les doy las gracias a la directiva del SoftBank y al Inder por las fructíferas negociaciones», abundó.

«Tienen una ofensiva muy fuerte y la directiva del equipo decidirá qué turno ocuparé ahí. Yo solo quiero jugar, hacer el trabajo mejor que en el Chiba Lotte, sin importar el lugar donde me pongan»,

Las autoridades cubanas reconocieron la seriedad del SoftBank en las negociaciones, las cuales duraron meses, y expresaron su agrado por el nuevo destino de Despaigne, que demandará mayor esfuerzo y preparación del pelotero.

El granmense ha sido uno de los bates más peligrosos de Japón durante sus tres temporadas con los Marines, en las cuales jugó 282 partidos, con 58 dobles, 54 jonrones, 280 jits, 187 impulsadas y 156 anotadas solo en temporada regular. Además, en su último año demostró más enfoque y disciplina en el plato, pues disminuyó su tasa de ponches del 21.7% (89 chocolates en 409 apariciones) al 15.6% (89 en 570).