58 SNB | ¿Quién gana el cuarto boleto a la postemporada era la pregunta del domingo?: ¡Industriales despejó dudas 72 horas después!

Yirsandy RodríguezPor Yirsandy Rodríguez | Senior Write en BaseballdeCuba

Desde el primer pitcheo en la tarde del pasado domingo, se esperaba que el match entre Industriales y Ciego de Ávila nos ofreciera una gran serie de béisbol para recordar en la recta final de la 58 Serie Nacional.

¡Cada partido tuvo diferentes emociones!

En la tarde dominical, Industriales venció 8-2 ante Vladimir García, asegurando el juego con un jonrón de Yosvany Peñalver en el 8th, que redondeó un total de cinco carreras de los Azules sobre el bullpen avileño. Pero, en la noche del lunes, los Tigres remontaron déficit con un rally de seis anotaciones en el 5th episodio. Industriales abrió ganando 2-0, pegándole buenas conexiones a Yander Guevara en el primer tercio del juego, pero Orlando Lavandera puso delante a los Tigres con un Grand Slam para romper el empate 2-2.

Yander lanzó el resto del camino hasta completar ocho entradas con cinco ponches y solo dos anotaciones permitidas, y los Tigres sacaban el éxito 7-2, respondiendo con 15 inatrapables. Entonces, con la serie empatada 1-1, Frank Luis Medina y Dachel Duquesne subían a la colina.

A las 10:24 de la noche de este martes, unas tres horas después del primer pitcheo del partido: ¡Industriales celebraba una gran victoria 4-3 en el centro del diamante! 

Frank Luis Medina lanzó la ruta completa con otra gran actuación reforzando el pitcheo de Industriales, para demostrar una vez más que se ha convertido en uno de los lanzadores más fuertes, dominantes y corajudos del béisbol cubano actual. A base de bolas rápida y sinkers que rozaron las 90 MPH en toda la noche, Medina pudo limitar al lineup de los Tigres con 107 disparos al pentágono. Permitió 12 rodados por el infield, tuvo dos rachas de al menos siete retirados de manera consecutiva entre los 27 outs que sacó y, lo más importante: Le ofreció a los Azules la posibilidad de mantenerse con vida, ahora a un partido detrás de Ciego de Ávila cuando restan nueve juegos en el calendario.

Después de permitir un jonrón de dos carreras de Raúl González —el mejor bateador de los Tigres durante los tres juegos de la subserie: 7-for-14, 2-2B, HR y 3-RBIs—, Medina abrió el noveno capítulo lleno de energía, esperanzas y deseos de conseguir los tres outs para el éxito 4-3. Tenía 99 pitcheos, y su bola rápida le rozó las 92 MPH contra Orlando Lavandera, quien terminó pegándole un doble de línea a la banda derecha con un out. Acto seguido, retiró al emergente Humberto Morales en rodado a segunda, pero aún tenía que enfrentarse a Yorbis Borroto, un bateador siempre difícil de dominar en el plato — aunque entró el domingo al Latino bateando .200 con corredores en posición de anotar esta temporada. 

Medina se adelantó con un dardo a 92 MPH, que dejó pasmado en la fría noche al shortstop avileño. Borroto salió del rectángulo de bateo y recibió consejos del coach de primera Mario Vega, y luego entró de nuevo a la caja. En cuenta de 0-1, Medina envió una sinker rápida y Borroto descargó un buen swing, pero su conexión salió de frente al guante de Denis Laza en el leftfield.

¡Ese era el out final!

Los jugadores de Industriales montaron rápidamente una locura emocionante por todos lados en la parte izquierda del Coloso del Cerro, que contagió al instante a la fanaticada que se dio cita para ver otra reacción de los dirigidos por Rey Vicente Anglada. Frank Luis Medina recibió el afecto de todos sus compañeros alrededor del montículo, mientras, Borroto, se iba mordiéndose los labios y haciendo gestos de frustración por no haber podido empujar la carrera del empate 4-4. Y, eso, precisamente, fue el gran problema que pasaron los Tigres durante los tres partidos: Dejaron a 31 de 38 corredores esperando remolques en posición de anotar. Osvaldo Vázquez, que regresó hace una semana de la lista de lesionados, bateó de 12-1 con un cuadrangular, pero dejó a cinco corredores entre segunda y tercera. El propio Borroto se fue de 12-2 y, al igual que Edilse Silva, no pudo remolcar a ningún compañero.

A diferencia de eso, Industriales, aunque no bateó en abundancia, supo ligar sus conexiones para anotar las carreras necesarias. Después de haber sido silenciados por Dachel Duquesne durante las primeras cuatro entradas, marcaron un rally de dos carreras en el final del quinto round. Otra vez, el combo de Stayler Hernández y Wilfredo Aroche respondió. Primer Stayler bateó un sencillo para igualar el juego 1-1 y, luego, el swing de Aroche devoró el sinker de Duquesne enviando un doble al left que puso el juego 2-1.

El otro rally de dos anotaciones llegó en el lucky seven, después de un doble de Yoasan Guillén, par de bases por bolas y un sencillo de Denis Laza, que recibió el relevista Miguel Lahera con las bases llenas. Cuando ganas 4-3, indudablemente —en la mayoría de las ocasiones— debes haber recibido un buen aporte de la defensa y el pitcheo, ya que cuatro carreras nunca van a destacar un gran trabajo ofensivo. Sin embargo, esos dos rallys con par de anotaciones cada uno, fueron suficientes para que Industriales pudiera definir contra Ciego de Ávila. Al final, así fue en toda esta reciente serie de tres desafíos: 

La ofensiva compacta ayudó en la victoria de cada equipo. Aunque, en ese sentido, Industriales pudo contar con más calor ofensivo. Mientras Raúl González y Jefferson Delgado fueron los protagonistas por los Tigres, los Leones de la Capital contaron con cinco bateadores que remolcaron al menos tres carreras en la subserie. Yoasan Guillén fue el de más alto promedio con .455 (5-for-11), pero Yosvany Peñalver fue el único que remolcó tres carreras. Incluso, Alexander Malleta, aunque bateó de 10-4, al igual que Michael González, que pegó de 11-3.

En la unión estuvo la fuerza de los Leones, que llevaron a 49 corredores a posición anotadora en 25 innings a la ofensiva. Eso da un promedio de casi dos por entrada, así que bien pudieron haber anotado más de esas 14 carreras en los tres partidos contra los Tigres. 

Después del descanso en esta jornada de miércoles, el reto sigue en pie para Industriales y Ciego de Ávila. Los Azules recibirán a los Gallos de Sancti Spíritus este jueves en el estadio Latinoamericano, mientras, los Tigres viajarán hasta Holguín para jugar su última serie como visitantes en la temporada. Todavía nos quedan algunas jornadas más de emociones e historias para contar y, aunque aún no se sabe quién ganará ese cuarto boleto a la postemporada, la realidad es que los Tigres están un poco más cerca.

Los dirigidos por Roger Machado también se están entregando en el diamante de béisbol y han buscado cada éxito para regresar a la postemporada. Les ha fallado el pitcheo, con Vladimir García lanzando para 5.59 ERA en sus últimas salidas y un bullpen que trabaja para 8.78 ERA en sus últimos 22 relevos, pero… ¡Todavía están cerca de la tierra prometida!

Si este es el final de la temporada, cualquier serie de Semifinales nos guardará gratas emociones, en un tiempo donde el béisbol cubano, rodeado de estructuras, críticas y más fórmulas que soluciones, lo necesita.

¿Quién clasificará? ¿Tigres o Leones?

Creo que si escuchas esa pregunta de, ¿quién clasifica?, en el Juego 81 de 90: ¡Definitivamente ha habido grandes emociones!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Yander pintó de blanco a Holguín
Tigres siguen encabezando primer lugar de temporada cubana
Tigres noquean y se alejan
Líderes del torneo caen
Fumigaron el tabaco
La Serie para, pero el béisbol sigue
Tigres y Cachorros con boleto

ver más

ver más