MLB | ¿Qué tan inspirador fue el regreso de Yuli Gurriel a los Astros?

Por: Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | yirsandybdc2018@gmail.com

Nos sentimos bien este fin de semana, ¿verdad?...

Y no solo fue por tener otro nombre en nuestros filtros de búsquedas de estadísticas y rastreo diario de noticias, box score y play-by-play en la temporada 2018 de las Grandes Ligas: ¡Yuli Gurriel está de nuevo en acción, y regresó con un jonrón! 

El impacto elegante de su swing estuvo vivo este sábado en el Minute Maid Park, para enviar una pelota rumbo al left-center, a 382 pies del home plate. Su impacto de línea, sobre una bola rápida (92.2 mph) del zurdo Mike Minor de los Rangers de Texas, encontró en las bases a José Altuve y Carlos Correa, así que la trilogía productora de los Astros de Houston en la postemporada pasada, volvió a atacar con su apreciable poder.

Gurriel había estado lesionado desde los primeros días del Spring Training, y fue sometido a una operación en su muñeca izquierda que, luego de una gran rehabilitación, parece estar lista para golpear los crudos pitcheos en las Mayores.

Antes del juego del viernes, los Astros de Houston le dieron la bienvenida a Gurriel entregaron su anillo de campeón de la Serie Mundial, en otro inolvidable momento donde la fanaticada le brindó su afecto. Sin dudas, la entrada del cubano al line up, es y será de vital importancia para luchar por el banderín de la División Oeste de la Liga Americana. Recuerde, ¡los Angels de Shohei Ohtani están ahí!

En Anaheim se respira pasión y esperanza con este balance de (13-3) que han presentado los Angels desde el Opening Day. Su racha actual es de siete victorias —también registran el mejor diferencial de carreras por juego (3.0)—, después de posponer su partido de este domingo contra los Reales de Kansas City, así que la competencia apenas comienza y promete calentarse por buena parte de la temporada regular.

Teniendo en cuenta que el reto es alto para Gurriel luego de venir de la lista de lesionados, la pregunta que se impone aquí, posiblemente sea el plato fuerte del debate (entre detractores y fanáticos) alrededor del inicialista cubano de 33 años: 

¿Es posible que Yuli Gurriel pueda llevar a la mayor parte de la temporada 2018 la maestría que demostró en la postemporada de 2017?... 

La pregunta está tan difícil de predecir, como el reto que tiene por delante Gurriel, quien deberá luchar para mantenerse sano y en el mayor calor posible de cara a la competencia en MLB. Así pues, basándome en lo que vi de sus primeros swings tras su debut, aquí voy con algunos puntos positivos y negativos:

Selección de lanzamientos y swing

Lo que podríamos considerar: Para haber llegado de la lista de lesionados, sin el calor real y la adrenalina con que los bateadores entran al home plate contra los pitchers en las Mayores, los turnos de Gurriel fueron bastante productivos. En sus primeros dos partidos, pudo golpear el 78.5% de los pitcheos que recibió. De sus tres hits, dos fueron extra bases, y seis de sus primeras nueve puestas en juego tomaron categoría de al menos 93 mph en la velocidad de salida. Después de un gran esfuerzo, mostró precisos swings, lo que indica una posible mejoría cuando tome más pitcheos.

¿Qué puntos son negativos?: La edad y… bueno, las lesiones. Ningún jugador con más edad está menos propenso a lesionarse, y eso mismo sucede con todas las capacidades que se necesitan para golpear con éxito una pelota de béisbol. Eso sí, todavía la combinación que tiene Gurriel está probada: Aunque en teoría es un pelotero en su tercer año en las Mayores, él posee la experiencia de un veterano en el juego. Y eso lo vimos durante la postemporada 2017, con ese enfoque que lo condujo a conectarle batazos enormes a grandes estrellas del pitcheo como Clayton Kershaw y Yu Darvish. 

Gurriel, hace años escogiste un juego donde el atleta que se considera un buen bateador pega solo 3-for-10… ¡Suerte en la temporada 2018!

Productividad, traducido a RBI’s

Lo que podríamos considerar: Recuerda, Gurriel comenzó la temporada 2017 con un pésimo 3-for-24, hasta que encendió su bate, al nivel de implantar marcas personales, dejando récords para el mes de abril: .330/.352/.511 y .356 BABIP. Aunque en su carrera ha tomado un solo paseo en el primer mes de la temporada, pudo mantener viva la parte baja del orden ofensivo de los Astros, y eso le permitió al equipo conformar una alineación con pocas fisuras en cada una de sus tandas. El reto y la responsabilidad de Gurriel están ahí, con José Altuve y Carlos Correa delante en el line up, dos bateadores de la élite que vivirán en las almohadillas.

¿Qué puntos son negativos?: Los matchups y el estado de la muñeca izquierda para impactar la pelota. No creo que los Astros necesiten urgentemente de Gurriel, pero la idea de verlo de regreso les resulta estimulante. Sin embargo, otra lesión podría ser fatal y alejar aún más al cubano del terreno de juego. 

Por supuesto, algún plan parecido ya ha destinado A. J. Hinch al mando del equipo: Gurriel fue colocado este domingo como sexto en la tanda y bateador designado, enfrentándose al derecho dominicano de los Rangers, Bartolo Colón. La movida permitió que Josh Reddick (por su condición de zurdo) bateara en el quinto turno para evitar que varios derechos se midieran de manera consecutiva al veterano   En el final del octavo, Gurriel bateó un elevado de sacrificio y le igualó el juego 1-1 a Colón, después de una genial apertura de apenas un hit admitido. Al final, Texas venció por 3-1 a los Astros en 10 entradas.

¿Cómo 2018 podría ser mucho mejor realmente?

Lo que podríamos considerar: Un año más de experiencia se ve bien, y Gurriel ha demostrado un alto nivel de competitividad, tanto como la destreza para realizar ajustes a corto plazo. En sus primeras 13 PAs, acumula dos extra bases, uno de ellos el jonrón del sábado pasado. A nivel general, ha producido 3-for-12, pero tiene cuatro carreras impulsadas, muestras de buen impacto ofensivo.

¿Qué puntos son negativos?: Su agresividad. Este será un año donde Gurriel posiblemente sea mucho más agresivo que en 2017, por la sencilla razón de que tendrá delante a varios bateadores que poseen altos porcentajes de embasado. Así que, en este caso, la agresividad en el home puede ser buena… o puede ser mala… Obviamente, las carreras se van a producir más con puestas en juego que por bases por bolas, y en esto Gurriel tiene a su favor su alto porcentaje de contacto en la zona de strike (90% en 2017). Todo está en que él muestre un enfoque similar al de la pasada postemporada, donde alcanzó un tremendo éxito en varias visitas al home plate.

Para ser solo el inicio, y pensando que Gurriel no visitará más la lista de lesionados —lo que no solo depende de él—, el enfoque que mostró en la caja de bateo no parecía exactamente la de un jugador recién salido de la lista de lesionados. 

¿Qué estás pensando?... ¿Qué Gurriel tendrá un gran año detrás de George Springer, Alex Bregman, José Altuve y Carlos Correa? ¡Te compro la idea! ¡Creo que el cubano seguirá sorprendiendo!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
MLB: Yandy Díaz será el cubano 200 en Las Mayores
MLB: 16 cubanos vieron acción en inicio de temporada 2017
MLB: Récord de extranjeros en inicio de temporada
MLB: Actuación de cubanos, Abril 4, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Abril 5, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Abril 6, 2017

ver más

ver más