Ranking pretemporada 57 SNB: Los equipos del 4 al 1

Ciego y Villa Clara serán rivales de peso.

¡Llegó el noveno inning de mis predicciones! Voy a intentar descifrar qué pasará con estos cuatro equipos, donde se incluye el campeón de la 56 Serie Nacional de Béisbol de Cuba, los Alazanes de Granma, y el subcampeón, los Tigres de Ciego de Ávila. ¿Cómo ves a Matanzas con muchas caras que han retornado tanto en la dirección como en la plantilla del equipo? ¿Será que el pitcheo de Villa Clara es demasiado bueno para la liga? Tengo algunos apuntes y estimaciones sobre todo eso...

Villa Clara

Las claves para el éxito: Vladimir Hernández tiene en sus manos un equipo que cuenta con el mejor pitcheo del béisbol cubano actual. Desde 2012, no hay un RA/G (Carreras permitidas por juego) inferior al 3.09 de Villa Clara en la 52 Serie Nacional, ni un bullpen con menos de .357 slugging permitido a la oposición –dejando atrás el .359 soportado por Pinar del Río. El pitcheo será fundamental para que los Leopardos ganen, sobre todo si su mezcla de veteranos con lanzadores jóvenes se une y demuestra lo que saben hacer. Y como el juego no se gana sin un poco de carreras día a día, Vladimir tiene la oportunidad perfecta para aplicar velocidad al line up, reforzar defensa y centrar esperanzas en Norel González, Yurien Vizcaíno y Yeniet Pérez. Ellos serían los bates de más poder, mientras Andy Zamora debería iniciar el ataque, después de liderar en el equipo con 45 paseos y .451 OBP. Por ahí estarían Raúl Reyes, Andy Sarduy y Roberto Acea... ¡esta novena no parece tan mala!

¿Qué puntos son negativos? Esto es un gran dolor de cabeza: Apartando a los inicialistas y los receptores, todos los jugadores de las demás posiciones fildearon por debajo del promedio de .979. Incluso, los torpederos y antesalistas lo hicieron para .946 y .950, respectivamente, lo que parece que le costó el puesto al shortstop Marcos Fonseca. Roberto Acea, quien regresó luego de jugar con Matanzas, tendrá que resolver esa situación. Creo que él tiene un poco más de nivel comparado con el .956 y 3.78 RF/G (Factor de Rango de fildeo por juego) de 2016, pero eso tendrá que demostrarlo a partir de este sábado. 

Veo algo preocupante en la configuración defensiva de Villa Clara, sobre todo porque todos los ajustes en el line up no pueden obedecer a una estrategia más ofensiva que defensiva. He escuchado que Vladimir Hernández utilizará a Norel González en los jardines, en lugar de Yurien Vizcaíno. La idea no creo que sea absurda: Los defensores del left field en 2016 fildearon .958 y eso le costó al equipo algunas carreras del 18.33% de sucias, el cual colocó a la novena en el tercer peor puesto de la liga. Pasar a Vizcaíno a primera base desvestiría dos posiciones, inicial y left field. Así que mi estrategia sería: (1) utilizar a Vizcaíno de 31 años como designado; (2) Ofrecer una posición menos complicada para Norel en la inicial –así batearía sin la presión de ir tras los elevados en la pradera izquierda—; (3) Conceder algunas oportunidades al jardinero novato Otoniel González, el poder ocasional y la velocidad de Leandro Turiño y el bate prometedor del zurdo Ivailo Leyva, quien se ve mejor jugando en la inicial. 

Pero… ¡Claro! Yo no soy Vladimir Hernández.

Yosbel Zulueta

Jugadores que hay que ver: No te pierdas los lanzamientos del prospecto Yosbel Zulueta en cualquier conteo, pero preferiblemente en cuenta de dos strikes. Ahí podrás ver una recta de 90 a 93 mph –extintas en la pelota cubana de hoy día—, curva y cambio, todo con movimientos elegantes, personalidad y destreza. ¿Estará recuperado el brazo de Pablo Luis Guillén? Tenemos que verlo, definitivamente. Guillén es uno de esos lanzadores que te sorprende por su ecuanimidad, y cuando lo ves lanzar no crees estar viendo a un pitcher de solo 19 años.

Me gustaría ver a Miguel Triana. Él está en la reserva, pero sé que tendría al menos un turno antes de octubre. El bateador zurdo de Cifuentes es un gran prospecto, cumplirá 18 años el 23 de noviembre y ya despierta la atención con lo que hace en el campo.

¿Dónde está la incógnita?: Este equipo lleva dos años bateando y produciendo menos que sus rivales:

2016: 3.20 RS, 3.24 RA

2017: 4.20 RS, 4.35 RA

En 2016 Villa Clara anotó una carrera promedio más que en 2015, pero eso se debe en gran parte a la ayuda de los refuerzos durante 45 juegos de la segunda etapa de la temporada. Contando de que hace tres años ellos no tienen un diferencial de carreras encima de sus oponentes, esta pregunta se impone: ¿Podría dominar tan fácilmente el pitcheo anaranjado como para ganar juegos sin mucho bateo de respaldo?

Freddy Asiel Álvarez vuelve a sobresalir como cabecera de la rotación, aun cuando sabemos que él ya no es ese lanzador dominante y retador que era hace algunas temporadas atrás. ¿Te parece que los números son fríos? Yo lo creo, en algunas circunstancias. Freddy admitió una pobre oposición en 2016: .248/.300/.325, lo que le sirvió para ganar diez duelos por vez primera en su carrera y lanzar una blanqueada, después de acumular anteriormente 1162.0 inning sin ninguna. Es de suponer que este sea el mejor momento de la carrera de Freddy Asiel por numeritos, pero nosotros sabemos que la baja de la liga ha propiciado buena parte de esto. No obstante, Freddy seguirá dominando, Alaín Sánchez hará su labor, así que la incógnita rondaría en si este joven grupo puede asumir las responsabilidades de fomentar el trabajo.

Si no hay lesiones, Yosbel Zulueta y Javier Mirabal serían los otros abridores, y quizás el zurdo Eduardo Rodríguez tenga oportunidades. Estos tres últimos, Pablo Luis Guillén y un regreso exitoso de Yanny Delgado podrían ser buenas barajas para el bullpen. Los zurdos Marlon Romero, Eddy Howard Díaz y Pedro Castillo estarían resolviendo los relevos situacionales, y el dúo Yoandy Ruiz con Yasmani Hernández los cierres. Eso parece, a este nivel de la 57 SNB, un staff de pitcheo demasiado bueno. 

En octubre estarán en… la carrera por no discutir el pase a la segunda etapa en el Comodín. De hecho, creo que ellos no harán un comodín, aunque sí algunos juegos reprogramados con ciertos finales dramáticos. 

Predicción de victorias: 25-20, que podría ser mucho mejor si no perdonan a los equipos de abajo en el ranking.

Matanzas

Las claves para el éxito: El nuevo manager de los Cocodrilos Víctor Figueroa le comentó al reportero de Matanzas John Vila, “que no tenía nada personal con Víctor Mesa y los Industriales. Que, simplemente, ellos quieren ganar y tienen como primera meta en el camino clasificar a la segunda etapa”. Esas fueron unas sabias palabras, porque sé que Figueroa sabe esto: No es que la temporada de Matanzas sea ganarle a Industriales, pero él y su equipo se probarán a sí mismos una vez que comiencen por derrotarlos. Sus enfrentamientos serán algo parecido a una final adelantada, y estoy seguro que no decidirá la clasificación de estos dos equipos, pero sí significará más que un simple juego de béisbol. ¿Qué piensa usted?

Son 101 salidas de calidad las de los lanzadores de Matanzas desde 2015. Ese es el mejor récord del béisbol cubano, al igual que el 3.11 ERA colectivo y .297 BABIP (Average de bolas puestas en juego) en contra. Pero este equipo no es el mismo que anotó 602 carreras y ganó 70 de 90 juegos, no. Y recordemos que en los primeros 45 partidos de 2016 los Cocodrilos ganaron 42, tuvieron dos rachas de más de 18 victorias consecutivas, lo que cifró un récord para este tipo de calendario. Así que los refuerzos no fueron toda la sazón de Víctor Mesa, aunque hicieron un gran trabajo. 

Esta vez, el roster sufrió bajas y también algunas altas de jugadores que estaban inactivos, de los cuales habría que ver quién regresará en mejor forma. Recuerdo que Roy Hernández tuvo en 2012 récord de (4-4, 4-43 ERA) en 11 aperturas a sus 22 años, así que podemos esperar un brazo fresco con algunos strikes. El regreso de Yurisbel Gracial será clave para el equipo, pues la posición del campo corto creo que es una responsabilidad muy grande para Juan Martínez o Edel Tamayo. 

¿Qué puntos son negativos?: Jefferson Delgado consiguió el primer título de bateo de un matancero (.403, 114-de-283) por encima de los .400 de average, pero fue parte de una ola de errores en tercera base, que fijó un promedio de fildeo .921. 

Obviamente, él será el titular la mayor parte del tiempo, no solo porque tiene la posibilidad de ser el tercer jugador en 55 años en dos temporadas con título de bateo por encima de .400 –algo que solo lo han hecho Omar Linares en 1986 y Osmany Urrutia de 2002 a 2004—, sino porque no hay otra posición en la cual él pueda colaborar. Soy de los “escépticos” que jamás utilizaría a Gracial en el shortstop, sino en tercera. 

Después de analizar el pitcheo de bullpen de Matanzas, me quedé con algunas dudas: ¿Será real que Félix Fuentes, Yohan Hernández y Alexander Hernández pueden dominar en su regreso? Vamos por parte. La última muestra que vimos de Yohan fue en 2014, con (2-2, 4.89 ERA), cinco salvamentos en 31 relevos, promedio oponente de .294 y 10.21 era su tasa de hits permitidos por cada nueve inning. ¿Ahí hay indicciones de un real dominio? 

Alexander Hernández tiene 35 años y 91 kilogramos de peso ahora, pero no lanza desde 2012, cuando tenía 29 años y promediaba un 5.79 ERA. Por cierto, a los 21 años él tuvo un 8.88 ERA en 20 relevos con Matanzas, cuando debutó en la 43 Serie Nacional. ¿Esto se parece a un retorno con algo de esperanzas?

Félix Fuentes salvó 33 juegos entre 2011 y 2015, su peor ERA fue 3.47 en 2013 y ahí le golpearon solo .205 en 122 AB. En la 54 Serie Nacional no me queda claro si fue despedido o él se marchó del team, pero tenía un decente 3.13 ERA y su mejor tasa de la carrera con 7.39 SO9, todo antes de lanzar contra los Piratas de la Isla de la Juventud en semifinales. Aquí sí hay algunos indicadores de que Fuentes podría hacer un trabajo de regreso. 

Por lo tanto, al tener a Yoanis Yera, Jonder Martínez, Ramón Licor, Irandy Castro y los jóvenes Alexander Bustamante y Armando Dueñas Jr., todos disponibles para ser posibles abridores, el bullpen es el mayor enigma de los Cocodrilos de cara a la ‘locura’ de agosto.

Ariel Martínez

Jugadores que hay que ver: Estoy deseando ver al fornido bateador derecho Rodney Muñiz, de solo 18 años y un poder que necesita comenzar a ver muchos pitcheos malos. Ojalá y Figueroa encuentre un hueco en el line up para él, aunque sea el día en que enfrenten a un pitcher zurdo. Los matanceros necesitan desarrollar a varios jugadores jóvenes de cierta perspectiva, como Carlos Gómez, Dariel Polledo y José Noroña, pero la oportunidad que merece Muñiz podría ofrecerle en poco tiempo una gran ayuda al equipo.

No está de más ver el brazo de Roy Hernández. Él lanzaba 90 millas en 2012, tenía un slider corto, personalidad y parecía con agallas para abrir juegos. Estaré siguiendo a Ariel Martínez, pues esta será su tercera temporada y podría ser la primera de diez o más jonrones. Esa no es una mala perspectiva, ni un pequeño propósito: Martínez tiene esa misma cantidad de HRs en 553 PAs de su carrera.

¿Dónde está la incógnita?: Estoy seguro que en la química del equipo. Haber pasado seis años bajo el mando de Víctor Mesa será diferente a este nuevo mandato de Figueroa. Lo difícil de un manager, con cuestionables movimientos y doctrinas o no, es echar a andar la maquinaria del equipo. A fin de cuentas, eso es lo que necesita la afición matancera, que sus Cocodrilos no se vayan de la élite en el mayor pasatiempo del cubano.

En octubre estarán en… el único lugar donde podría llegar un equipo que ha estado entre los mejores, ha jugado unido y no cede en buscar el ansiado título que se le ha escapado de la mano.

Predicción de victorias: Jugarán encima de .500, pero no creo que pasen de 26 éxitos. Otro resultado no solo sería inferior, sino inesperado.

Ciego de Avila

Las claves para el éxito: Con una alineación sumamente equilibrada, los Tigres de Ciego de Ávila solo necesitan jugar la defensiva de siempre y que sus lanzadores sigan dibujando strikes. 

Estoy viendo el bullpen de Roger Machado, y me parece bastante joven y talentoso, pero necesitará más experiencias. Lo interesante es que, entre los abridores, hay lanzadores capaces de aliviar el trabajo diario de los relevistas, con brazos claves como el de Vladimir García, Dachel Duquesne y el regreso de Yander Guevara. No estoy seguro si el zurdo Yunser Corrales está anunciado para iniciar juegos, o si José Diego Martínez lanzará como abridor en lugar de Yander, pero creo que sería una buena oportunidad para probar al diestro de 21 años. 

El cerrador de Machado seguramente volverá a ser Liomil González, en un cuerpo de relevistas inyectado por la sangre joven de Ariorky Hernández, Héctor Nápoles, Sergio Hernández –los de mejor perspectiva en el pasado Nacional Sub-23— y Ariel Ricardo, como de los veteranos Osmar Carrero, de regreso, y el zurdo camagüeyano Rodolfo Sorís. Esa no es una unión perfecta, pero podría resolver en unos 45 juegos.

¿Qué puntos son negativos?: Con las bajas de Luis Robert y José Adolis García, los Tigres perdieron mucho rango en los jardines derecho y central. Pero en tercera base hubo muchos errores en 2016, y un desastroso porcentaje de .903, con Rubén Valdés (.909, 16 errores en 176 chances) en la mayor parte del tiempo. No es que el pitcheo de Ciego de Ávila sea de los mejores, pero sus abridores han lanzado 71 salidas de calidad en los últimos 181 juegos, 50 de esas de Vladimir García y Dachel Duquesne –han sido 25 de cada uno. Así que, ojo: Como no se puede clonar a Liomil González, Roger tendrá que manejar con sutileza las piezas del bullpen. 

Eliecer Griñán

Jugadores que hay que ver: Eliecer Griñán golpeó .336/.402/.495 en 251 PAs, con 5 HRs y 35 RBIs y ganó el Premio de Novato del Año en 2016, y como siempre las segundas temporadas suelen ser difíciles, deberíamos ver qué pasa… ¡Humberto Morales está de vuelta! Él bateó .290/.400/.442 en 341 PAs durante la 54 SNB, con un wOBA de .386, 20 XBH y 46 RBIs. Su problema fue al enfrentar a los zurdos, donde su OPS cayó de .842 a .469, así que ya sabemos que él tiene asignaturas pendientes. 

¿Llega Vladimir García a los 1000 K’s? Le faltan solo diez, así que no se puede descartar que lo logre el día de apertura contra Guantánamo. Y aquí hay algo curioso, pues Vladimir no le lanza a los Indios del Guaso hace más de dos años, y en ese tiempo solo ha conseguido un partido de 10K’s, el 13 de noviembre de 2016 contra Camagüey en el Estadio José Ramón Cepero.

¿Dónde está la incógnita?: ¿Podrá redimir sus errores en la antesala Rubén Valdés? ¿Quién se encargará del campo corto en espera del regreso de Yorbis Borroto? ¿Raúl González? ¿Lázaro Linares? 

¿Alexander Jiménez volverá a tener un OBP de .360 y empujará ocho carreras más que Raúl González? ¿Qué tan saludable será el regreso de Yander Guevara y Osmar Carrero?... No son pocas las preguntas para los subcampeones nacionales.

En octubre estarán en… buena posición. Ellos tienen un equipo que, aun perdiendo figuras claves, parece muy fuerte en comparación con los seis primeros del año pasado. 

Predicción de victorias: No creo que ganen más de 31 juegos, pero pasarán de 25.

Granma

Las claves para el éxito: Yo diría que la clave del éxito es jugar con el orgullo de ser campeón, pero no quedarse solo con eso. Granma cerró una 56 SNB con una inmensa sorpresa al ganar su primer título en 40 años, por lo que, para esta serie, las expectativas deberían ser las mismas. Obviamente, ellos se crecieron como equipo una vez cumplido la adquisición de refuerzos, es por eso que imagino a Carlos Martí organizando un plan que los deje llegar al juego 45 con un buen récord, contando de que no tendrán a Lázaro Blanco. 

¿Qué puntos son negativos? Es justo recordar: Carlos Martí reforzó su línea central dos veces, primero en la ronda de refuerzos para la segunda etapa de la pasada serie, y luego en los play off. Frank Camilo Morejón le solidificó el trabajo de la receptoría, Yunior Paumier y Yordan Manduley reforzaron el infield, y Noelvis Entenza y Miguel Lahera terminaron como ases de abridor y cerrador, respectivamente. Denis Laza tuvo un .909 OPS con 3HRs y 22 RBIs en 43 juegos, oportunamente en la alineación, antes de que Alfredo Despaigne clavara sus descomunales batazos. En fin, esos jugadores hicieron unos Alazanes de Granma que fueron invencibles. 

Para el inicio de la campaña no contar con Lázaro Blanco, Roel Santos y Despaigne es un problema, como mismo lo será la receptoría y el jardín derecho. Ahí jugarían Huber Sánchez y Alexquemer Sánchez, dos peloteros que batearon menos de .230, se poncharon 52 veces y golpearon 37 hits. Sin embargo, ambos fueron, defensivamente, jugadores mucho mejores. Sánchez tuvo 10 asistencias en el jardín derecho y un solo error en 69 lances, mientras Huber cogió la mitad de los 30 corredores que le salieron y cometió un error. 

En el resto de las posiciones, el ordenamiento no es malo, con Osvaldo Abreu en la antesala, Yulian Milán en el campo corto, Carlos Benítez en segunda y Guillermo Avilés en primera. Yoelkis Céspedes jugaría el jardín central y Raico Santos, que golpeó .236 pero registró .386 OBP, sería el candidato para el bosque izquierdo. Eso no parece un mal equipo con Lázaro Cedeño como designado.

Yoelkis Céspedes

Jugadores que hay que ver: ¿Quién otro? Quiero ver a Yoelkis Céspedes. El hermano de Yoenis Céspedes, el estelar jardinero de los Mets de New York, sorprendió a muchos con su gran salto en 2016, después de haber tenido solo 79 PAs en 2015. Céspedes bateó .346 RIPS (Bateo con corredores en posición de anotar), y creo que eso es más interesante, incluso que sus 31 XBH, nueve triples y 51 RBIs. Él fue un chico duro, jugó el 98% de los innings de su equipo en toda la campaña y sonó un Grand Slam hacia su lado opuesto, en el séptimo y decisivo juego de la semifinal contra Matanzas. Se ganó mi respeto cuando lo vi jugar todos los partidos del Nacional Sub-23, hasta que partió hacia la Liga Can-Am. 

Hay que ver hasta dónde puede llegar su capacidad de trabajar en base a los errores y desajustes de ansiedad en el home plate. Estoy seguro de que será capaz de hacer cosas interesantes. 

He intentado pensar cómo César García va a asumir una segunda o tercera posición entre los abridores del equipo, pues los primeros puestos deberían tenerlos Leandro Martínez y Yanier González.

¿Dónde está la incógnita? ¿Quién dará la cara en el bullpen? ¿José Peña?: 13.4 H9 y 5.1 BB9. ¿Juan Ramón Olivera?: 3-6, 5.90 ERA y 54 hits en 39.2 innings. Ahí hay un problema muy grande. 

En octubre estarán en… zona de clasificación. Este equipo dejó de depender del poder, pero ahora juega con mucha más velocidad en función del contacto. Aquí hay algunos BABIP que no lucen mal: Osvaldo Abreu .400, Guillermo Avilés .398, Carlos Benítez .396, Lázaro Cedeño .384 y Yoelkis Céspedes .363.

Predicción de victorias: 26-19, por lo menos si Olivera y Peña rebajan sus tasas de hits admitidos por cada nueve inning, de 13.0 a 11.0… ¿Será mucho pedir?

 

ver más