V SN SUB-23 │ Postemporada’2018, ¡Piratas a la final!: Flash de una victoria épica

Yirsandy RodríguezPor: Yirsandy Rodríguez │Senior Writer en BaseballdeCuba

Sí, podríamos llegar a un consenso: A la V Serie Nacional categoría Sub-23 del béisbol cubano, deberíamos nombrarla la “Serie de las sorpresas”. 

¿Qué dices?... 

¿Estábamos esperando un resultado así?: Los Piratas de la Isla resurgieron luego de una derrota en el Juego 1 de la semifinal contra los Elefantes de Cienfuegos, para vencer 6-2 en el decisivo Juego 3.

La victoria envía a los pineros directo a la final, para disputarse el trono contra los Leñadores de Las Tunas, quienes eliminaron a los Alazanes de Granma desde el domingo 3 de junio. Después de que los pronósticos de pretemporada colocaban a Las Tunas e Isla de la Juventud con marca de 14-26… ¿qué nos queda por agregar aquí?: ¡Es hora de apagar las computadoras y detener los cálculos hasta la temporada que viene! ¡¿Cómo nos atrevemos a proyectar este juego impredecible?!

En caso de que te hayas perdido la semifinal entre Elefantes y Piratas en el estadio 5 de septiembre, conéctate con la guía final de sensaciones: Tenemos los mejores recuerdos e historias de estos tres juegos a tu total disposición:

BOXSCORES  
Juego 1: CFG 2, IJV 1  
Juego 2: IJV 5, CFG 2  
Juego 3: IJV 6, CFG 2  
ESTADÍSTICAS  
Semifinales  
LA PREVIA DE LA SERIE  
Postemporada’2018: Elefantes vs Piratas, ¿quién tiene la ventaja en la semifinal?  
LAS HISTORIAS DE CADA DÍA  
Juego 2: Postemporada’2018 Top-5 del Juego 2, ¡Yainel Zayas trae a los Piratas de vuelta!  
Juego 1: Postemporada’2018 Top-5 del Juego 1, ¡Adrián Bueno y Javier Calderín encabezan el camino!  
LEA ADEMÁS...  
06/01/2018: Match de Playoffs: Visualizando los posibles escenarios en la Zona Occidental  
04/12/2018: ¡Santiago de Cuba y Cienfuegos no tienen rival! ¿Quién puede dominar a Marlon Serrano?  
04/01/2018: Power Rankings 2018: Zona Occidental  

Cienfuegos vs. Isla de la Juventud

¿Cómo ocurrió lo impensado? A veces sucede… y esta es una de las ocasiones que entran en la historia de manera frustrante para algunos y, en buena lid, agradable para otros: Cienfuegos, líder absoluto del desafío clasificatorio en el calendario, al parecer enfrió su maquinaria y perdió el ritmo estrepitosamente desde hace un par de semanas. 

Luego de dominar todo el circuito con récord de 28-9, los Elefantes entraron a la serie semifinal con demasiado descanso, mientras los Piratas, urgidos dentro de la búsqueda del tesoro para aparecer por vez primera en un playoffs de la liga, estaban ardiendo en pleno apogeo. Sucede, porque así es el béisbol, un juego impredecible, en el cual no puedes celebrar nada por adelantado.

Bajo algunas presiones --a ratos imperceptibles para muchos-- como tener que jugar todos los partidos decisivos en terreno opuesto y celebrar más de una doble-tanda (con el agua al pecho) para buscar la clasificación: Los Piratas demostraron que su corazón beisbolero suele ser más inmenso aún, incluso, que todas sus herramientas en el diamante, y las adversidades en el camino. 

Si Las Tunas me parecía el gran equipo sorpresa del año en la V Serie Nacional Sub-23 del béisbol cubano, entonces, ¿qué calificativo sería el adecuado para los Piratas? ¿Qué tal si los llamamos el team “flash”?...

El instante donde debíamos haber dicho, ¡cuidado con los Piratas!: Después de que vimos comenzar el Juego 2, 2-0 a favor de los Piratas. 

Con el zurdo Yainel Zayas en la colina, antes de iniciar el ataque, la situación para los Elefantes era difícil. Zayas había puesto una efectividad milimétrica de 0.82 ERA, con .242 BABIP permitido en la etapa regular, y los cienfuegueros habían sido inconsistente contra pitchers zurdos en ese mismo tiempo --golpearon apenas .255, con .252 BABIP. No obstante, el duelo se mantuvo cerrado por 2-1 hasta el lucky seven, pero el bullpen de los Elefantes sopló la posibilidad de mantener atado ese marcador: Admitió tres carreras, y la combinación de Abel Campos con Víctor Rodríguez se desvaneció en un instante, sin poder evitar que anotaran dos corredores dejados en base por el abridor Hermes González. 

Del otro lado de la lomita, Zayas completó una dominante actuación, lanzando seis ceros en siete entradas, y una seguidilla de cinco, tras admitir el primer jonrón frente a 288 bateadores enfrentados en 10 aperturas, un flyball enorme del cátcher Orlando Roa, iniciando el 2nd-inning. 

¿Quién proporcionó el giro total de la serie? Voy con mis dos candidatos aquí: 1- Yainel Zayas, por supuesto, con la victoria por 5-2 en el juego 2. 2- El 3rd-bate, Eliseo Rojas, pues su doble impulsor de dos carreras en el séptimo inning del Juego 2, dio el martillazo del 5-1, una ventaja demasiado grande para los desenfocados swings de los bateadores cienfuegueros.

Los problemas que hundieron a los Elefantes de Cienfuegos. Antes de 2018, los cienfuegueros habían sido un equipo con respetable récord de 80-55, pero jamás habían entrado en la historia de la postemporada. Incluso, seis equipos tenían averages de éxito por debajo de ellos, pero consiguieron al menos una visita a series de playoffs: Sancti Spíritus (80-56), Artemisa (75-61), La Habana (71-65), Holguín (67-65), Matanzas (63-73) y Ciego de Ávila (62-74). 

¿Cuál fue la razón principal de todo eso? Bastante simple: Los Elefantes compartían el Grupo “C” cada año con Villa Clara (90-46), el líder histórico en triunfos dentro de la Zona Occidental. Aunque hayan llegado en contextos diferentes a la postemporada, Cienfuegos e Isla de la Juventud contaban con la misma experiencia en juegos de playoffs en la historia: “Cero kilómetros”. Recuerde, el más mínimo detalle es importante en el béisbol.

No sé si los cienfuegueros analizaron su derrota después del juego, pero en algún momento estos tres problemas serán abordados en colectivo, pues provocaron buena parte de los reveces:

(A) El lineup no funcionó al mismo nivel de toda la temporada. Ni siquiera funcionó al ritmo de rendimiento medio. Después del agónico éxito por 2-1 en el Juego 1, sus 15 dejados en circulación demostraron lo contrario a la idea de: embasaron corredores uniendo cierta disciplina y habilidad ofensiva, pero no fue la mejor tarde para encontrar el batazo oportuno. Sin embargo, hasta ver los siguientes dos juegos, no fue que ese detalle salió a relucir como la peor nota de todo el slump ofensivo con corredores en posición de anotar: Los integrantes del “one-two” en el lineup, golpearon apenas 2-for-28, con Félix Rodríguez y Cristian Borges pasándose la frustración, al irse de 12-1, respectivamente.

(B) Como buena parte fue una cadena negativa, al no embasarse 1st y 2nd bate, ocurrió esto: El tercer madero, ese talentoso chico de 19 años, llamado César Prieto, bateó de 13-7, aportó un doble, robo y velocidad explosiva, pero tuvo que resignarse a no poder impulsar carrera, pues sus antecesores en el lineup convirtieron cada fallo en una tendencia.

(C) El zurdo Bárbaro Herrera volvió a ser inconsistente. El abridor No. 3 de los Elefantes se desajustó demasiado en la 2nd-mitad de temporada. Al final, su durabilidad fue de apenas 4.1 innings a lo largo de nueve aperturas, donde le batearon un aceptable .270, aunque no pudo defender mucho ese promedio oponente, ya que caminó a 34 bateadores en 38.1 IP. Mirando eso, su apertura en el Juego 3 fue simplemente una copia bastante parecida a su rendimiento en la etapa regular: Lanzó apenas 3.1 IP, soportó 4-for-13, caminó a tres oponentes y antes de explotar dejó la pizarra 4-1 en desventaja para su equipo. Detrás de él, José Córdova pudo frenar a los Piratas con un excelente relevo --nada nuevo, ya que siempre fue consistente como pieza central del bullpen--, retirando 13 outs, pero ya era tarde.

Héroe imprevisto: Supongo que José Luis Bring, el pequeño novato de 21 años y 1.68 de estatura. Defendiendo el leadoff hitter y el rightfield, Bring fue consistente al bate, defendiendo y en el corrido de las bases. Golpeó 5-for-15, anotó cuatro carreras (las mismas que sumó Cienfuegos en sus últimos 19 innings a la ofensiva), y se unió junto con Jhony Hardy --2nd-bate-- para conformar un “one-two” demasiado peligroso en las almohadillas. Ambos registraron 11-for-25, anotando ocho de las 12 carreras conseguidas por los Piratas de la Isla.

M-V-P de la serie: ¿A quién le damos el crédito? Tengo tres jugadores importantes:

1-Yainel Zayas: Lanzó una joya de pitcheo en el Juego 2, que permitió el empate de la serie 1-1, forzando el match No. 3. Obviamente, si él no hubiese lanzado con tanto éxito, no estaríamos escribiendo todas estas historias.

2-Eliseo Rojas: Sus batazos estabilizaron la presión del juego, alcanzando liberar tensiones, donde una carrera no parece ventaja realmente.

3-Miguel Lastra: ¡Oh, él ganó con clase en el día decisivo!: Condujo al equipo con una ventaja de 4-1 desde el 4th-innings hasta el 8th, subiendo a la colina por la victoria decisiva de la serie, después de haber relevado 2.1 IP para cerrar el Juego 1.

¿A quién concederle el premio final? Todas fueron actuaciones meritorias, ¿verdad? Por lo tanto, voy a tomarme una licencia esta vez: El M-V-P fue en realidad una construcción colectiva, ¡así que el premio va para todos!

¡Buen trabajo, Piratas!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Campeón vuelve a caer, dos nocaos en la tarde
Resurgen los campeones
Más con menos
La Serie para, pero el béisbol sigue
55 SN: Cinco choques en jornada de la tarde

ver más

ver más