Postemporada'2018: ¿Por qué el éxito de los Leñadores será recordado por mucho tiempo?

¿Cuántas historias para contar vivimos en los 13 días de la semifinal entre Industriales y Las Tunas? Hubo todo tipo de emociones, con asistencia récord en ambas sedes, tanto en el estadio Julio Antonio Mella como en el Latinoamericano.

Los Leñadores no defraudaron a su afición, y vencieron de manera convincente en casa, 6-3 en el Juego 6 y 10-0 el día decisivo, para ganarse su primera visita a una final en la historia del equipo desde 1977. Los playoffs comenzaron en 1986, y los tuneros tenían solo tres participaciones, hundidos en un decepcionante récord de (5-10). Sin embargo, al mando de Pablo Civil la historia cambió esta vez y ellos discutirán el título de la 57 Serie Nacional de Béisbol a partir del sábado contra los Alazanes de Granma, actuales campeones nacionales.

Es posible que esta no haya sido tu serie favorita de postemporada, pero desde el retiro de Carlos Tabares hasta el duelo entre las mascotas de ambos equipos, las emociones se desbordaron en un espectáculo beisbolero que tuvo varios atractivos, incluso para personas que no lo siguen durante toda la larga etapa regular.

Dentro de las inmensas reacciones que desató la victoria de los Leñadores en el Juego 7, aquí está una pincelada de humor de Osvaldo Gutiérrez “Osval”, la caricatura que se hizo famosa este jueves en Facebook:

Todavía está viva la llama del desafío, a pesar de que los Leñadores enviaron a casa a Industriales con esa remontada ganándole sexto y séptimo juego. ¿Qué tal si revivimos de nuevo todo lo interesante y divertido que nos dejó el desafío de poder a poder entre los Leñadores de Las Tunas y los Leones de Industriales?:

Playoff History

Resultado final: Los Leñadores ganaron serie 4-3.

Lo que será historia para los ganadores: ¡Jugarán su primera final desde 1977! Desde el inicio de este año estamos mirando la mejor actuación de los Leñadores en todos los tiempos, después de clasificar con récord de (59-31), asegurando por lo menos un cuarto lugar. Así pues, la discusión del título con cualquiera que sea el resultado final, ofrecerá la posición récord para los tuneros en su historia de las Series Nacionales.

La decepción de los perdedores: Industriales se quedó a las puertas de la final, para así luchar por su título número 13 en Series Nacionales. Por 14ta ocasión, Víctor Mesa se va a casa con otra campaña de 51 o más éxitos en la temporada regular y la eliminación en los playoffs. La fatalidad abrazó de nuevo al manager de los Azules. El equipo no pudo dar la estocada final en casa, y entonces su rival se creció hasta ganar de manera consecutiva el sexto y séptimo encuentro.

Del desafío

Mejor partido del playoff: El Juego 5. Ese fue el único choque donde se vivió un digno duelo del pitcheo abridor, matizado por Erlis Casanova (Industriales) y Yariel Rodríguez (Las Tunas). Ambos llevaron un duelo de 0-0 hasta que en el cuarto episodio Alexander Malleta le bateó un jonrón a Yariel por todo el right field y Yoasan Guillén puso la pizarra 2-0 con sencillo al center. El desafío se mantuvo 2-0 hasta el octavo, con Casanova lanzando un “no-hitter” después de sus primeros 24 outs. Los Azules marcaron dos veces en el final del octavo y Yunior Paumier rompió la magia del “no-no” de Erlis, abriendo el noveno con un doble de línea por el jardín derecho. Para más drama, el juego terminó con una visita inolvidable al video…

Peor partido del playoff: El Juego 7. Ante la gran expectativa de un día decisivo, el 14to séptimo y decisivo choque en la historia de las semifinales, Las Tunas abochornó a Industriales con un nocaut de 10-0. Los Leñadores desbordaron toda su energía ofensiva y, al final, la victoria llegó inesperadamente por un corring sensacional de segunda a home de Yuniesky Larduet.

Puntos clave del día decisivo: La energía de ese swing de Yosvany Alarcón y el pitcheo de Luis Ángel Gómez. El zurdo holguinero evitó lo que pudo ser decisivo para que los Industriales pelearan contra el imbatible line up de los Leñadores: Anotar primero y mantener la ventaja. Los Azules lograron eso en todos los juegos siempre que entraron al último tercio, pero esta vez la historia cambió. Gómez, retiró el primer inning con una gran jugada defensiva volteándose para tirar a la inicial en un rodado de Orlando Acebey (corredor muy lento de home a primera), después de un doble de Eriel Sánchez con dos outs. El ataque ofensivo de los Leñadores lo desató Alarcón, primero con un cohete al center en el tercero para el 2-0 y luego en el quinto, con un cuadrangular enorme (de línea) en dirección a la pizarra del jardín central. Todo ese daño fue contra Freddy Asiel Álvarez, quien saltó del box al instante, agarró su maletín y se desapareció del dugout azul.

El momento más emocionante: Rafael Viñales tenía apenas de 3-1 antes de iniciar la postemporada 2018, por lo que integró el listado de jugadores a seguir en mi sección de Facebook #LookInside. Incluso, escribí un artículo dejando abierta la posibilidad de que el manager Pablo Civil colocara a Leonys Figueredo como regular en la tarjeta de line up para el Juego 7. Pero el manager tunero prefirió tener confianza por séptima ocasión en el hombre que le empujó 80 carreras en la etapa regular. Para su suerte, esto fue lo que sucedió en el quinto inning cuando el derecho pinareño Yoandy Cruz descuidó una bola rápida en lo alto… Quizás usted no escuche bien en el audio el clamor de la fanaticada, pues la emoción no se pudo contener:

Viñales recorrió las bases con mucho sentimiento, pero explotó soltando su bate cuando iba llegando a la inicial… Al pisar el home, el afecto de sus compañeros estuvo presente para recibirlo, y su manager le dio unas palabras de aliento. Pese a sus malos turnos, Civil confió en sus bateadores de rango y ellos lo llevaron a la final. Como lo hacen los grandes, Viñales respondió en el momento justo, y después del partido sus palabras elogiaron el impulso de su manager…

Dos innings que será difícil olvidar

No exagero, vi lágrimas en los ojos de muchos aficionados en el séptimo inning del Juego 1 entre Industriales y Las Tunas.

Dejar escapar una ventaja de 7-3 a nueve outs del éxito fue, al final, una pérdida que le costó la serie semifinal a Industriales.

Octavo del Juego 6: La pesadilla viviente. Sé que muchos fanáticos de los Azules no quieren recordar esto, pero la historia de este episodio fue un motor impulsor para que los Leñadores ganaran ese Juego 7.

El mejor y el peor movimiento de los managers:

Víctor Mesa, Industriales

El mejor: Colocar como abridor al zurdo de refuerzo, Misael Villa. Eso propició dos aperturas que pudieron convertirse en par de triunfos, pero en el Juego 6 el pitcheo de bullpen volvió a ser frágil (sobre todo Vladimir García) y botó la ventaja mínima en el octavo capítulo.

El peor: Pasar a Jorge Yhonson —excelente corredor— con un hombre en tercera y un out, para lanzarle a Danel Castro. Eso propició que el veterano de 41 años pegara un sencillo remolcador —bateó para .545 en esa situación durante la semifinal— justo para enraizar un decisivo rally de cuatro carreras en el noveno episodio del Juego 4. 

Pablo Civil, Las Tunas

El mejor: Confiar —quizás fue demasiado— en que el poder de sus jugadores regulares de la alineación llegaría, aunque eso le costara perder la semifinal. Su decisión pudo ser algo terca, pero, al final, el poder y la energía de los Leñadores salió a relucir en el momento preciso: Yosvany Alarcón y Rafael Viñales protagonizaron par de jonronazos en el Juego 7, y los tuneros clasificaron a la final con un imponente nocaut de 10-0.

El peor: Con el empate 5-5 en el Juego 2, esta fue la situación: Civil no mandó el boleto intencional en el séptimo innings con corredores en tercera y segunda, cuando entraba al plato el emergente Yordanis Samón contra el joven relevista Yosimar Cousín. Como resultado, Samón alcanzó una curva baja (casi a la tierra) y consiguió un sencillo al jardín central después de dos outs. A partir de ese momento, Industriales no dejó de anotar hasta el noveno para ganar el partido por 12-5.

La estadística que deberías apuntar: Antes del Juego 7, los Leñadores siempre habían estado abajo en el marcador durante la semifinal, pero le anotaron 39 veces a Industriales después del séptimo capítulo: Batearon .321 con corredores en posición de anotar.

Las hazañas de los protagonistas

El jonrón más memorable del playoff: Yosvany Alarcón atrapó una bola rápida (88 mph) de Freddy Asiel Álvarez y su swing la devolvió de línea por todo el jardín central. En dos de sus primeros tres turnos en el Juego 7, Alarcón empujó tres carreras, mientras acumulaba apenas una en sus 26 AB del partido uno al seis.

La joya de pitcheo: Erlis Casanova. No se fije en su Game Score de 69 puntos: Valore realmente su apertura de 24 outs sin admitir hits, llevando el “no-hitter” hasta su enfrentado número 25. En esta pieza que escribí al día siguiente de su gran pitcheo de playoffs, resaltaba el significado que no te entrega el box score final: 9 IP, 3 H, 2 R, 2 ER, 7 SO, BB.

La jugada “salvadora” a la defensiva: La atrapada de Rafael Viñales en el rolling fuerte de Stayler Hernández por la inicial. Yordanis Samón se mandó por decisión propia hacia el home plate y ahí lo esperó Alarcón con el tiro de Viñales. La situación de doble play parecía difícil y los tuneros estaban abajo por 3-2. Otra carrera de Industriales habría sido letal.

¡Los M-V-P!:

Bateador: Danel Castro. Estadísticas en la semifinal: .321/.367/.393, .545 BA/RISP.

No es exactamente cuestión de estadísticas: El veterano de 41 años es el corazón valiente de este equipo de Las Tunas, respondiendo con categoría en los momentos difíciles del desafío. Cuando los Leñadores atacaron en el séptimo inning del Juego 1, Danel sopló una línea que rompió el empate 7-7. También fue el hombre inspiración cuando los tuneros necesitaron un líder para activar su poderío en el estadio Latinoamericano durante el Juego 4. Para el Juego 6, su hit encendió la chispa y entonces los Leñadores no la apagaron más hasta lograr su primera final en 32 años de postemporada.

Lanzador: José Ángel García. Su coraje para subirse al box en momentos decisivos superó con creces todas las adversidades. Salvó un juego y ganó dos, siempre aprovechando las ventajas de su equipo con esas remontadas en el Juego 1 y 4. 

Refuerzo: Alexander Ayala. Mientras los swings de Yosvany Alarcón y Rafael Viñales se hundían en una tasa promedio de 22.1 K%, Ayala asumió la responsabilidad de dar vida a la parte baja de la alineación junto con Andrés Quiala. Yordanis Alarcón y Yunior Paumier también estuvieron apagados, sumando un .153 BABIP, combinándose para una pobre línea ofensiva: .116/.250/.186. El valor de Ayala fue vital: Golpeó .455 en RISP, lideró en remolcadas dentro del team con siete y se ajustó para irse en el 36% de sus bolas puestas en juego al lado opuesto (sin halar desenfrenadamente como suele hacer).

Jugador que no cumplió expectativas: Jorge Yhonson. Su bateo fue pobre: .077/.226/.115, con un (-10) OPS ajustado, y contra pitchers zurdos fue completamente limitado en 10 PAs (.000/.100/.000). Es posible que él todavía pueda calentarse en la final, pero su descoordinación en la caja de bateo proyecta que él no volverá a ser el bateador que conectó .407 BA y superó los .430 en el promedio de BABIP.

Héroe imprevisto: Luis Ángel Gómez. Con esta noticia me sorprendió mi amigo Carlos Huerta en Facebook: Gómez lanzará el Juego 7 vs Industriales. ¡Oh, qué gran reto! Las críticas no fueron pocas tomando como blanco al manager Pablo Civil, pero el zurdo no le hizo quedar mal en su cuarta apertura de la temporada contra los Azules. Eso sí, tenga en cuenta que él lanzó para 1.31 ERA, con 1.02 WHIP y apenas .243 BA/Opp contra 79 rivales. A excepción de Javier Camero, Gómez gozó de un dominio marcado por su cambio, la curva y el slider, todos pitcheos —¡desesperantes!— de poca velocidad.

Tenemos una final inédita por delante entre los Alazanes de Granma y los Leñadores de Las Tunas, a partir de este sábado a las 4:00 de la tarde en el estadio Julio Antonio Mella. Así que no puedes perderte nuestra guía del Juego 1 de la final y toda la cobertura que tendremos en BaseballdeCuba.

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Leñadores tuneros: primera noticia en la 54 SN
Cocodrilos blanquean a Cazadores
Fumigaron el tabaco
Yulieski regresa, su hermano decide
La Serie para, pero el béisbol sigue
Anaheim se hace del cubano Roberto Baldoquín
Yoalkis Cruz, 100 victorias
55 SN: En la tarde...dos resultados

ver más

ver más