Play Off'2016: Radiografía de los cuatro grandes

Como casi siempre ocurre en el béisbol, no hubo casualidades. Cuatro de los equipos considerados como favoritos para llegar a la etapa de semifinales de la 55 Serie Nacional consiguieron su clasificación. Dos de ellos son históricamente grandes por su cantidad de victorias: los Leones de Industriales y los Vegueros de Pinar del Río. Los dos restantes se han ganado ese calificativo por sus demostraciones en el último lustro, el actual monarca, Tigres de Ciego de Ávila y Cocodrilos de Matanzas.

El cuarteto de semifinalistas se tomará un descanso ahora hasta el viernes 25 de marzo, pues las hostilidades recesan debido a la visita del equipo de Grandes Ligas Tampa Bay Rays, el cual jugará un partido de exhibición frente a una selección nacional cubana en el remozado estadio Latinoamericano, el mayor del país, con aforo para más de 40,000 aficionados.

Por lo tanto, no estaría de más un análisis de los contendientes, como se han comportado en las tres áreas del béisbol —bateo, pitcheo y fildeo—, a través de más de 80 partidos jugados desde el pasado 29 de agosto del 2015. El orden es el mismo como clasificaron.

COCODRILOS DE MATANZAS

Fueron séptimos en la etapa clasificatoria y muchos los descalificaron como posibles contendientes. Pero en la segunda fase del evento —con ocho equipos reforzados con jugadores de los ocho conjuntos eliminados—, jugaron mejor que los demás, con balance de 28 victorias y 10 derrotas, y ahora son los ocupantes de la cumbre del torneo.

Poseen balance entre su ofensiva y el pitcheo. Segundos en promedio de bateo (299) combinan velocidad (54 bases robadas) y poder (71 jonrones), segundos también en este renglón. Su pitcheo es el segundo en promedio de limpias, 3,38, al que menos le promedian sus rivales, 250, y una aceptable relación entre ponches, 474, y bases por bolas, 240, teniendo en cuenta el descontrol general de los lanzadores cubanos en esta edición de la Serie.

Entre sus figuras descollantes cabría mencionar al tercera base Yurisbel Gracial, un bateador de fuerza con 15 cuadrangulares, 21 dobletes, 61 impulsadas y average de 326, cuarto en la alineación regular y oportuno con hombres en circulación (nueve de sus jonrones han encontrado compañeros en las almohadillas). En el box un lanzador tomado de refuerzo, el villaclareño Freddy Asiel Álvarez, es su principal carta, con 8 triunfos, solo 2 reveses y líder en promedio de carreras limpias, 1,47. Junto a é,l Jonder Martínez, 12-4 y el zurdo Yoanni Yera, 11-6 conforman una trilogía estelar.

TIGRES DE CIEGO DE ÁVILA

Una provincia con la cual nadie contaba años atrás. Tenía el talento pero le faltaba el empuje que, finalmente, llegó en la 51 Serie y después el pasado año. Dos veces titulares de la pelota cubana en un corto lapso. Esta vez fueron los segundos en clasificar, luego de terminar en la cima en la etapa eliminatoria y reponerse de un slump de siete derrotas consecutivas en la segunda fase.

Los Tigres del mentor Roger Machado sorpresivamente lideran el casillero de jonrones, 73, y marchan segundos en carreras anotadas, 487. Su pitcheo es el tercero en PCL, 3,62, con 32 triunfos los abridores y 21 los relevistas.

Es considerado como el equipo más completo del béisbol cubano de hoy, aunque este año su defensa, 974, no ha estado a la altura de otras temporadas. Su figura principal es un prospecto de 22 años, José Adolis García, un jardinero derecho muy veloz en las bases, con potente brazo, 316 de average, 14 jonrones y tan oportuno que es el puntero en carreras impulsadas de la justa, 69.

Junto a él sobresale un veterano de equipos Cuba, el campo corto Yorbis Borroto, quien a los 30 años está en su mejor temporada, promediando 358, con 61 carreras anotadas y 26 dobletes, entre los líderes en ambos casilleros.

En el montículo tienen a una figura clave, el derecho Vladimir García, acumulando 11 éxitos y tres fracasos, excelente promedio de carreras limpias (PCL) de 2,18. Dachel Duquesne y el cerrador Yennier Cano son otros dos baluartes en el staff.

LEONES DE INDUSTRIALES

El equipo más carismático en la historia de las Series Nacionales, máximo ganador con 12 coronas. Su último título fue en la 49 Serie y su exigente afición —que no se concentra solo en la capital—, les pide terminar con cinco años de espera. Esa es la difícil tarea de su nuevo piloto, Javier Méndez.

Los Azules, su otro sobrenombre, han sido el conjunto más bateador de la presente temporada, líder en average superior a 300, a dos carreras de las 500 anotadas, superior al resto en slugging, tubeyes y bateo con corredores en circulación, sumando 33 cuadrangulares con al menos un corredor en base.

Su mayor problema se concentra en el pitcheo, especialmente los abridores, quienes han ganado 25 y perdido 23, con 4,66 de PCL mientras los relevistas presentan mejores números: 26-12 y 3,13. Tres veteranos —Frank Montieth, Norberto González y Noelvis Entenza—, han abierto 41 partidos y ganado 16 pues Norberto, un cienfueguero tomado de refuerzo, solo acumula dos triunfos en la segunda fase. De los relevistas, el mejor ha sido Héctor Ponce pues suma cuatro triunfos, 14 salvamentos y 2,79 de PCL.

Madero en ristre sobresale el jardinero derecho Stayler Hernández, en su mejor temporada con 342, y líder en cinco departamentos ofensivos, incluido el de jits, 115. Otro nombre a considerar es el del receptor Frank Camilo Morejón —el de mejor defensa entre todos—, quien se ha convertido en un bateador de más de 300 y 41 impulsadas.

VEGUEROS DE PINAR DEL RÍO

Tradicionales ganadores en Series Nacionales y con el palmarés de ser el primer equipo cubano campeón de la Serie del Caribe después de 1961, al ganar el pasado año. Si un punto fuerte tiene el colectivo del mentor Jorge Ricardo Gallardo es el pitcheo, con lo cual balancea su ofensiva calificada de discreta.

Es el seleccionado con mayor cantidad de abridores estelares, cuatro en total. Cuatro hombres que han integrado las filas del equipo Cuba. Yosvani Torres, Vladimir Baños, Erlis Casanova y Yaifredo Domínguez, quienes, de conjunto, son responsables de 30 de las victorias del equipo. A eso hay que sumarle al cerrador zurdo Liván Moinelo, el mejor del momento, con seis triunfos, 14 juegos salvados y 71 ponches en 72 entradas.

La ofensiva no es la mejor, pues es la que menos carreras anota y más bajo promedio presenta, 381 y 280, respectivamente, y también la de menos fuerza al bate, solo 53 pelotas sacadas fuera de los límites del terreno. Pero los cuatro semifinalistas tienen derecho a escoger tres refuerzos más entre los jugadores de los cuatro elencos eliminados y ahí pudieran obtener buenos bateadores, pues pitcheo no les hace falta.

Su hombre grande en el plato es el inicialista y cuarto en la tanda William Saavedra, líder del equipo en promedio 336, jonrones, 13, y 62 remolques, entre los mejores del campeonato.

Estas son —en apretada síntesis—, las credenciales de los cuatro aspirantes al título. Difícil aventurar un favorito. El pasado año, por citar un ejemplo, se enfrentaron en una de las semifinales Matanzas, líder durante casi toda la contienda, y el más modesto equipo de la Isla de la Juventud. La gran mayoría de especialistas y aficionados apostaban a los matanceros como ganadores…y salieron por la puerta estrecha al caer en seis partidos. En el béisbol no hay pronósticos, mucho menos en series de corta duración.

 

 
Campeón vuelve a caer, dos nocaos en la tarde
Campeón en deuda ofensiva, cae nuevamente ante La Isla
Campeón triunfa y evita una vez más barrida
Pinar en busca de la reacción
Cocodrilos blanquean a Cazadores
Resurgen los campeones

ver más

NPB: Despaigne, Más Valioso en juego estelar
56 SN: Matanzas, 70 triunfos
56 SN: Dos malas rachas rotas
56 SN: Tigres sueltos en el Latino
56 SN: Merecido homenaje al rey de la receptoría
Liga Can-Am: Cuba llega a siete triunfos al hilo

ver más