Nubes en el horizonte, Becali niega posible equipo unificado para CMB'2017

En el ámbito beisbolero cubano no sabemos quién lleva la voz cantante. Aunque todos nos imaginémos de donde vienen las órdenes, lo cierto es que tal parece que todas los representates deportivos de la isla - a los que yo llamo los nuevos ideológicos del deporte - se han confabulado para mandar señales diferentes, no solo a sus peloteros, sino a todos los seguidores del deporte nacional de la Mayor de las Antillas.

Los mensajes que son mandados, más recientemente con una intervención este jueves en el Minrex de La Habana  por el presidente del INDER (Instituto Nacional de Deportes Eduación Física y Recreación), Antonio Eduardo Becali Garrido, de cara a la participación cubana en los venideros Juegos Olímpicos de Río en el verano de este año, confirman cuál nivel de confusión existe sobre el tema de los beisbolistas cubanos que integrarán las nóminas nacionales a los eventos internacionales de cada año, en especial a la ya cercana edición del Clásico Mundial de Béisbol en marzo del 2017.

Becali, a una pregunta de la agencia de noticias Reuters, dejó claro – con un acento capitalino nada profesional para un dirigente deportivo -  que los peloteros cubanos que representen al país serán los formados y que juegan en la isla dentro del campeonato cubano, la Serie Nacional. Becali fue enfático en su declaración que no otro pelotero será llamado a los elencos nacionales cubanos, mencionando en especial el orgullo que supuestamente siente el movimiento deportivo cubano al presentar solo atletas formados y que residan en la isla en las diferentes competencias internacionales.

Pero todo esto contradice lo que Antonio Castro, uno de los vicepresidentes de la propia Federación Internacional de Béisbol y Softbol, declaró apenas dos años y medio atrás a Paula Lavigne del programa Outside the Lines (OTL) de la cadena deportiva norteamericana ESPN,  en un reportaje que esta realizara en La Habana, sobre el deporte nacional de la isla.

Por supuesto el programa jamás fue visto en Cuba y al parecer resultó una pantalla para dar a entender que Cuba y su béisbol estaban verdaderamente dispuestos a abrirse al profesionalismo.

En aquella entrevista, realizada mayormente en el Hotel Nacional de la capital cubana, Tony Castro expuso solo algunos de los principales problemas de la realidad beisbolera cubana, y entre ellos – que al parecer son muchos según sus palabras - dejó ver la ausencia de equipos técnicos para jugar a todos los niveles (pelotas, guantes, spikes, etc.), estadios y terrenos en precarias condiciones para un torneo de nivel como debe ser el nacional de Cuba, pero sobre todo, fue claro en el principal problema del béisbol cubano actual, las salidas del país de peloteros cubanos, un evento que ha tenido por detrás todo tipo de caras, pero que de cualquier forma cada año desangra a la también llamada pelota en la isla.

Paula Lavigne y Tony Castro en La Habana

Castro se pronunció por un claro acercamiento con la entidad norteamericana Major League Baseball (MLB), para encontrar una solución realista a este problema, conociendo los obstáculos a saldar a ambos lados del estrecho de la Florida.

El también cirujano ortopédico de profesión, mencionó que tanto la afición cubana como los elencos nacionales cubanos, no deben seguir perdiendo sus principales estrellas solo porque estas jueguen al máximo nivel del béisbol en Estados Unidos u otro país.  Castro se expresó en claro favor de que cada jugador tenga el derecho de participar en una liga extranjera y de poder regresar a la isla y jugar tanto en el torneo nacional de desearlo, así como de poder ser integrante de una nómina nacional y representar a su país, de ser llamado. A su vez, para el ex médico de las selecciones nacionales cubanas, nadie perdería llegando a un arreglo, incluso la familia y amigos de los jugadores, que no tendrían que separarse de manera indefinida  o incluso tener que abandonar Cuba, para poder mantener el contacto directo.

Sus declaraciones fueron enfáticas señalando que lo principal siempre debe ser el bienestar del jugador, indicando que a nadie debe importar el dinero que estos ganen con su labor y tampoco qué destino le den al mismo. A una pregunta sobre el sistema social cubano y la existencia de estos millonarios en el mismo, Castro respondió que no importa si el convertir jugadores en millonarios contradice por completo la idea de sociedad socialista que existe en Cuba, ya que en estos momentos tenemos en el país artistas también que constantemente viajan fuera de la isla y ganan considerables sumas de dinero y no constituyen un problema para la sociedad.

Esto fue hace, como dijimos, casi tres años atrás. 

En diciembre del 2015, durante la visita de una delegación de MLB a Cuba para ofrecer clínicas beisboleras y mostrar un acercamiento entre ambas naciones, el propio Tony Castro se negó a comprometerse en un futuro donde los peloteros cubanos en el exterior, considerados por muchos desertores, tomen parte en los elencos nacionales, pero si señaló: "La respuesta está en las gradas, en la mente de los niños, en la mente de todos los jugadores cubanos, todos. No me separen más a los jugadores cubanos, todos somos cubanos."

Pese a que en Cuba fue aprobado que los atletas, en especial de béisbol , sean gratificados por sus servicios en el torneo nacional e incluso, que puedan jugar extrafronteras y hacer grandes sumas de dinero para la realidad cubana actual, las negociaciones y apertura en especial con MLB no parecen andar por un buen  camino o al menos no al ritmo esperado. 

Como todo en Cuba, esto es mantenido en un completo secreto, solo recordar las negociaciones de gobiernos entre el presidente norteamericano Barack Obama y el cubano Raúl Castro, que tomaron por sorpresa a un mundo entero, luego el béisbol no resulta la excepción. 

Al parecer el no buen andar de las propias negociaciones o conversaciones, por culpa de una parte o la otra, quedó claro cuando uno de los hombres de confianza dentro de los dirigentes beisboleros cubanos, el tercera base espirituano y que jugaba para el elenco capitalino Industriales, Yulieski Gourriel, decidió abandonar la delegación cubana a la Serie del Caribe 2016 en República Dominicana junto a su hermano,  en una señal que de permanecer en Cuba, su futuro en la Gran Carpa norteamericana bien pudiera tomar más tiempo del esperado o ni siquiera concretarse.

Lo que si está claro es que la declaración de Becali este jueves ha echado un cubo de agua fría no solo a los peloteros cubanos que de buena voluntad en el viaje de MLB a La Habana en diciembre pasado como Yasiel Puig, José D. Abreu, Brayan Peña y Alexei Ramírez, y en general a todos que también habían declarado estar dispuestos a volver a representar a su país en eventos internacionales de ser llamados, sino también a toda una afición, dentro y fuera de Cuba, que como mismo declarara el propio Tony Castro en el 2014, lleva mucho tiempo soñando con un elenco unificado para el Clásico Mundial de Béisbol 2017, una realidad que después de este jueves, parece algo con muchas nubes en el horizonte.

Nota El actual presidente del INDER, Antonio Eduardo Becali Garrido ,tiene 50 años, es graduado de la Universidad de las Ciencias del Deporte y Cultura Física, Doctor en Ciencias, profesor de Judo y reconocido por su dedicación a la preparación de los atletas del equipo nacional de este deporte. En el momento de su designación se desempeñaba como Rector de la Universidad de Ciencias de la Cultura Física y el Deporte “Comandante Manuel Fajardo”.

 

 
MLB: Actuación de cubanos, Mayo 25, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Mayo 24, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Mayo 23, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Mayo 22, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Mayo 19, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Mayo 18, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Mayo 17, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Mayo 16, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Mayo 15, 2017

ver más