Rays vs. Cuba'2016: En histórico choque, Moore y Loney conducen a Rays a triunfo de 4-1 ante Cuba

Historia se hizo en La Habana, en uno de los pocos escenarios donde Estados Unidos y Cuba hablan el mismo idioma, el béisbol. Este martes la selección del Tampa Bay Rays venció 4-1 a la nacional de Cuba, en un choque celebrado en el estadio Latinoamericano de la capital de Cuba con más de 50,000 espectadores, encuentro que de seguro marcará un punto de partida en lo deportivo y político entre ambas naciones.

BOXSCORE

La afición se comenzó a aglomerar en las afueras del estadio desde antes de las 11:00 de la mañana, y cuando el choque estaba a punto de comenzar, los gritos de Cuba!!!, Cuba!!!, Cuba!!! se escuchaban por todo el estadio.

Poco antes del partido hubo un momento importante como la entrada de los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Cuba, Raúl Castro, quienes recibieron una gran ovación de cara a la jornada beisbolera que esperaba. Y después de los saludos entre mandatarios, ex jugadores y algunos de los visitantes, un minuto de silencio se realizó en memoria de las vidas perdidas durante el ataque terrorista en Bélgica en la mañana de este martes.

Posteriormente se hizo una breve ceremonia inaugural y los jugadores de ambos elencos, Tampa Bay Rays primero, y Cuba, después, fueron anunciados. Cada jugador del roster regular para el choque iba acompañado de un niño o niña, vestidos estos con el traje del elenco nacional cubano. 

Momento importante fue cuando el cubano Dayron Varona, nacido en La Habana, fue anunciado como el primer hombre en la alineación de Tampa, y la afición no explotó en aplausos, en una deuda con el jugador en su merecido recibimiento de vuelta a casa, y una muestra de que la afición presente en el estadio - por invitación - no era del toda la conocida y ferviente afición beisbolera cubana. Sin embargo, el elenco de Tampa Bay Rays si se encargó de aplaudir al cubano en la primera vez al bate de este, cuando el audio local hizo su anuncio.

Con su presencia en el choque, Varona hizo historia como el primer jugador cubano de las Series Nacionales en alinear ante un elenco nacional de la isla y en tierras cubanas, siendo parte de un roster de un equipo de Grandes Ligas. Poco después en el partido, se supo que la primera bola bateada por Varona en el choque, al final el primer lanzamiento de lanzador Yosvani Torres, marchará directo al Salón de la Fama de Cooperstown.

Se procedería entonces al lanzamiento de la primera bola, momento compartido entre dos figuras históricas cubanas, las leyendas Luis Tiant, Jr., en MLB y Pedro L. Lazo, en la Serie Nacional y el elenco nacional cubano.

Los himnos de ambos países fueron cantados y todo quedó listo para el choque, un partido que no solo tenía como espectadores de importancia a los presidentes de ambos países, sino también a figuras históricas como la esposa de Jackie Robinson, Rachel Robinson, los invitados de MLB para el encuentro en el norteño Derek Jeter y los cubanos Luis Tiant, Jr. y José Cardenal, asi como leyendas cubanas y dirigentes beisboleros de Estados Unidos y Cuba como Robert Manfred, Comisionado de Béisbol de las Grandes Ligas, el presidente de ESPN John Skipper, Higinio Vélez y Heriberto Suárez, por la Federación Cubana, así como Antonio Castro, como vicepresidente de la Federación Internacional de Béisbol y Sofbol. 

EL CHOQUE

La dirección cubana, que en todo momento manifestó su deseo de salir victorioso en el partido, mandó al montículo al veterano derecho Yosvani Torres (0-1), quien después de lucir brillante en el primer episodio, concedió doble de Kevin Kiermaier al centro, regaló boleto a Desmond Dennings y permitió hit impulsor de James Loney al derecho, para el 1-0 de Tampa, anotado en las piernas de Kiermaier, todo en el segundo episodio.

Cuba amenazó ante el abridor zurdo Matt Moore en la misma segunda entrada, cuando Yurisbel Gracial disparó sencillo y Yunior Paumier recibió boleto, pero Moore rápidamente puso cierre a la amenaza, primero sorprendiendo a Gracial en viraje a primera base, y después dominando a los siguientes bateadores en líneas a las manos del jardinero central Kiermaier y el segunda base Forsythe.

Para el tercer inning, el cubano Dayron Varona fue sustituido a la defensa y el habanero esta vez recibió una mejor ovación de la fanaticada en su salida, marcada por lo histórico.

Para la cuarta entrada, el inicialista Loney probaría ser una pesadilla para el pitcheo cubano en el choque. Ante el joven lanzador zurdo cubano Liván Moinelo, Loney dispararía cuadrangular por el derecho con Forsythe en base, para dos carreras que extenderían la ventaja de los norteños a 3-0.

Moinelo diría adiós con un inning de trabajo, dos carreras limpias concedidas, un ponche y un boleto, en relevo del abridor y perdedor Torres, quien tras 2 2/3 de innings permitió una limpia con 2 hits, 2 ponches y 2 boletos. El nuevo lanzador, el veterano derecho Jonder Martínez, realizaría entonces la mejor labor de todos los lanzadores de Cuba en el encuentro, con perfectos 2 1/3 innings de trabajo.

Moore seguiría laborando en su acostumbrada forma durante todo el entrenamiento de primavera de su elenco esta pretemporada. Dominando en los momentos claves y haciendo uso de su curva y poderosa recta, con labor de 6 entradas en blanco, 6 indiscutibles, un boleto y 3 ponches. Ante Moore, solo dos hombres mostraron ofensiva real, uno de ellos el torpedero cubano Yordan Manduley, conectando de 3-2, y el otro el talentoso y muy seguido durante todo el choque, el jardinero central José Adolis García, quien en el 4to y 6to innings, conectó indiscutible a los jardines derecho e izquierdo, respectivamente.

En el séptimo,Tampa anotaría otra vez. Mikie Mahtook recibiría boleto – después robaría segunda base - de manos del relevista Danny Betancourt, y cuando Miguel Lahera vino a enfrentar al emergente Steve Pearce, este terminaría disparando cohete al izquierdo que traería a Mahtook con la del 4-0. El inning no terminaría sin antes una amenaza seria. Lahera concedió sencillo al izquierdo del emergente Curt Casali, y con hombres en primera y segunda, el mentor cubano Víctor Mesa volvería a realizar uno de sus tradicionales cambios de lanzador. El derecho José A. García tomaría la pelota, y con Steve Souza al bate, un “wild pitch” movería a los corredores a tercera y segunda  base, respectivamente. Las bases se llenarían con un boleto de García ante el bateador sustituto Tim Beckham, pero otro reemplazo, Richie Shaffer – por Evan Longoria – terminaría bateando para “double play” de torpedero a segunda a primera, evitando mayor daño para la nave antillana.

En el séptimo, el alto mando de los Rays traería a un nuevo lanzador, el derecho Ryan Webb, en sustitución de Moore, y este sin problemas retiraría la entrada de 1-2-3.

Freddy Asiel Alvarez se ocuparía del montículo en el octavo por Cuba, y el derecho, uno de los candidatos a iniciar el importante partido, no tendría problemas concediendo solo un hombre en base, Brandon Guyer, por error en tiro del torpedero Manduley.

En el octavo, el relevista zurdo Xavier Cedeño se hizo cargo de la situación, y después de propinar el Segundo ponche de Roel Santos en el partido, se llevó por la misma vía al emergente Yorbis Borroto, este en sustitución de Manduley. Ya con dos outs, Cuba logró colocar un corredor en tercera base, cuando el designado Yosvani Alarcón disparó el primer extrabase de los nacionales en  el partido, un triple al derecho, pero Cedeño terminaría dominando al veterano Alex Malleta en roletazo indefenso a primera base.

En el noveno, Víctor Mesa, tratando de dar uso a todos su lanzadores, colocó a tres hombres en los derechos Vladimir Baños, Yunier Cano y Alexander Rodríguez, y todos actuarían sin problemas para mantener el 4-0 del marcador.

Pero en la parte baja del 9no Tampa no podría hacer lo mismo, cuando al cerrador Alex Colomé entró a lanzar en el partido. Colomé, después de llevarse por la vía del ponche a José A. García, permitiría la primera de Cuba en cuadrangular de Rudy Reyes al izquierdo para el definitorio 4-1. Sería este el segundo cuadrangular de Cuba ante elencos de MLB en la historia de este tipo de encuentros de 1959 a la fecha, cuando antes, el 3 de mayo de 1999, Andy Morales lo había hecho ante el Baltimore Orioles en el Camden Yards de la ciudad de Baltimore en el triunfo de Cuba 12-6. 

En el inning el emergente Juan C. Torriente mantendría vivas las esperanzas de los cubanos, disparando doble al jardín derecho para el tercer extrabase de Cuba en el partido. Pero Colomé terminaría dominando a Osvaldo Vázquez en rolata a primera base y a Guillermo Avilés por la vía del ponche, para acreditarse el salvamento y sellar una histórica jornada para ambos países.

...

 

ver más