Noticias del mes de mayo para el béisbol cubano

Varios sucesos se dieron en la escena beisbolera cubana durante el pasado mes de mayo y algunos de ellos BaseballdeCuba no pudo cubrir por mi ausencia temporal necesaria, pero que todos ellos, con el acontecer diario de la pelota en la isla, no quisiera dejar pasar y pese a que ya no sorprenden a nadie.

Mencionaré los tres más relevantes y asi sin orden podemos decir que la saga de los Gourriel sigue llamando mucho la atención, sobre todo por el panorama deconocido que tiene el caso, sin prensa alguna, Comisión Nacional o dirigencia deportiva cubana, hacer mención del mismo, o para decirlo mejor, hablar claro sobre lo que se busca con los dos talentosos peloteros espirituanos, que ahora quedan sin contrato en la escena beisbolera profesional.

Sin duda Yulieski Gourriel ha sido por años la cara del béisbol cubano, con detractores y seguidores, pero nadie puede negar él ha sido, por mucho, de lo mejor que ha quedado en Cuba con todo el talento que ha marchado extra-fronteras en un pasado reciente y actual. Su hermano menor, Lourdes Yunielkis Gourriel, aún a su temprana edad (21; Octubre 19, 1993) resulta uno de los prospectos más grandes de la pelota en Cuba, y su presencia, primero, con el popular elenco Industriales en la isla, y después con el mismísimo equipo nacional cubano a los Juegos Centroamericanos y la pasada edición de la Serie del Caribe, le ha generado una estela de popularidad entre Scouts fuera de la isla antillana, que bien le pudieran abrir una carrera en cualquier país, pero sobre todo en el béisbol norteamericano, llámese las Grandes Ligas.

Ambos peloteros, aún Yuli a sus casi 31 años (Junio 9, 1984), tienen calidad para ser firmados en un mercado que cada día apuesta por “estrellas”, pero que no siempre estas poseen el valor esperado. En el caso de Yulieski solo su estela con el elenco nacional cubano le pudiera abrir las puertas de un elenco en Grandes Ligas, pero solo si el proceso de establecer residencia en un tercer país y su autorización para firmar no sobrepasa los dos años. Con 33 años arriba e incluso con 32, el Yuli bien pudiera quedar en el camino en sus ansias de vestir un uniforme en la Gran Carpa.

El murmullo mayor por el caso Gourriel comenzó con la aún no esclarecida del todo situación de la cancelación de sus contratos en la Liga de Japón, sobre todo el controversial de Yulieski con el Yokohama DeNa BayStars. Posteriormente, su reciente baja del elenco Industriales y su comentada solicitud de baja del elenco nacional, más la presencia de su padre, el legendario Lourdes Gourriel en Miami, concediendo incluso entrevistas a los medios, ha provocado la casi confirmación para muchos de que los Gourriel buscan residencia en un tercer país, para, usando las leyes actuales respecto a peloteros cubanos en Las Mayores, poder aspirar a un contrato con alguno de los 30 elencos de la poderosa liga norteamericana.

Otro de los casos que estremeció al béisbol en la isla fue la salida del país, con familia incluida vía Haití, del joven lanzador camagüeyano Norge Luis Ruíz. 

Ruíz, uno de los mayores prospectos del pitcheo en Cuba y quien ya poseía experiencia con elencos nacionales en los dos últimos años, al parecer salió de Cuba desencantado con la realidad de muchos peloteros de la isla, su situación económica. El joven de 21 años (Marzo 15, 1994) no dejó en el camino ni siquiera a su novia, y de buena mano se sabe que escribió cartas de despedida a muchos de sus compañeros del elenco Camagüey, en la Serie Nacional cubana.

El derecho, no cabe discusión, será asediado por elencos de Las Mayores a partir de que este establezca residencia en un tercer país y sea declarado Agente Libre – aún cuando el jugador no tomó parte en cinco temporadas en Cuba -, pero su firma dependerá también mucho de la situación de su brazo, ya que es conocido ahora que su bajo rendimiento esta pasada temporada – en la segunda parte del torneo con Holguín tuvo récord de 3-4 con 4.57 de PCL, un WHIP de 1.68 y 25 boletos en 45.2 de innings - , se debió en parte a dolores que experimentó en su brazo de lanzar y que al parecer no recibió el mejor tratamiento médico. 

Cabe recordar que Ruíz resultó lanzador no solo con Camagüey y Holguín en el torneo cubano de mayores, sino que fue llamado al Nacional Sub-23 cuando los agramontinos avanzaron a la final del mismo y es recordada su presencia con el elenco nacional, primero a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de noviembre pasado, y después a la Serie del Caribe del mes de febrero de este año. 

Por último, también se supo del posible regreso del elenco de Grandes Ligas, Orioles de Baltimore a Cuba, después de 16 años de la histórica presentación del mismo en La Habana, en marzo de 1999.

De finalmente viajar a Cuba, los Orioles se convertirán una vez más en el primer elenco de Las Mayores en tener iniciativas como estas, después del anuncio por parte de  los presidentes Barack Obana (EEUU) y Raúl Castro (Cuba), del restablecimiento de la relaciones diplomáticas entre los dos archirivales políticos.

En 1999 el elenco del estado de Maryland y que compite en la Divisón Este de la Liga Americana, se convirtió en el primero de su tipo en 50 años en viajar a Cuba para un partido de exhibición en La Habana, ganado por ellos 3-2 ante el elenco nacional de Cuba.

Posteriormente, los cubanos devolverían la visita e igualarían la serie de exhibición con un triunfo de 12-6, en choque jugado en el parque Camden Yards de la ciudad de Baltimore.

La fecha del actual choque no ha sido fijada todavía y se desconoce cuántos partidos celebrarán ambos elencos.

El anuncio de la visita del elenco norteamericano a Cuba llegó precedida de los comentarios del nuevo Comisionado de Béisbol de las Grandes Ligas, Rob Manfred, quien en el propio mes de mayo anunció su deseo de ver partidos de exhibición en La Habana, para la primavera del 2016 y de cara a la temporada de Grandes Ligas de ese año.