56 SN: Matanzas, un escapado del pelotón del béisbol de Cuba

Si imagináramos a la fase clasificatoria del campeonato cubano de béisbol como un giro ciclístico, Matanzas sería hoy el protagonista de la más larga escapada jamás recordada en la pelota cubana.

Al concluir este martes el calendario regular de 45 partidos los Cocodrilos le sacaron 12 juegos de ventaja al segundo lugar, el campeón Ciego de Ávila, tras vencer 8-2 a Sancti Spíritus y redondear el récord de 40 victorias para este tipo de competencia, además de facturar su décima barrida, de quince posibles.

Con ataque de 13 sencillos y par de dobletes a los líderes les fue suficiente para doblegar la resistencia de los Gallos (penúltimos), mientras un cuarteto de tiradores aseguraba el triunfo, acreditado a la cuenta del primer relevista, Alexander Bustamante (2-1).

Labor combinada de Dachel Duquesne (7.2 innings) y Liomil González (1.1) cuajó la lechada (2-0) de Ciego de Ávila sobre Villa Clara, que apenas conectó cinco sencillos. El abridor terminó esta fase con récord de seis ganados y cuatro perdidos, mientras el novel González llegaba a siete rescates. .

Cuando parecía que Industriales salía al menos transitoriamente de terapia intensiva, una rebelión de cinco carreras en el final de la octava revolcó el marcador y la Isla de la Juventud ganó con score de 9-8 para propinarle la segunda barrida al hilo a los Azules capitalinos.

Los Piratas conectaron una docena de imparables, incluido el jonrón de Leonardo Urgellés que transformó la suerte del partido. Al novato Adrián Rodríguez (1-1) le valió sacar un out para firmar la victoria pinera, mientras el rematador Danny Aguilera liquidaba el noveno para su décimo rescate.

Holguín, ocupante de la cuarta plaza, no pudo completar la barrida ante el colista Mayabeque tras quedar tendido al campo (3-2) en el final del inning 11, regla IBAF mediante. Un sacrifico y un boleto intencional dejaron el escenario listo para que Michael González impulsara la decisiva con elevado de sacrifico al bosque izquierdo.

De esa manera los Sabuesos desaprovecharon la sólida apertura de Luis Ángel Gómez, seis hits, dos limpias y media docena de ponches en 8.2 entradas, mientras a Jayner Rodríguez (1-3) le sonreía el éxito con trabajo perfecto de uno y dos tercios.

Camagüey, una de la novenas con muchas posibilidades de entrar en la lucha por los dos comodines (a repartir entre los ocupantes el quinto al octavo) también desperdició la ocasión de mejorar su situación al caer 3-2 frente a Artemisa, que se libró de la barrida.

Los Cazadores dispararon siete hits, contado el bambinazo de dos careras de Lian Rodríguez en la parte baja del segundo episodio. Ganó el abridor Raymel Pérez (2-0) con faena de cinco innings sin carreras, y el mejor cerrojo de Cuba, José Ángel García, rubricó su décimo salvamento al lanzar 1,2 entradas de manera inmaculada.

El subcampeón Pinar del Río escapó del pase de escoba a manos de Cienfuegos, que también quedó al campo (3-2) en el final del noveno por metrallazo al derecho del designado Dayron Hernández, remolcador de la decisiva. El internacional zurdo Liván Moinelo (8-4) maniató a los Elefantes en una y un tercio en papel de cerrador.

Las subseries Granma-Guantánamo y Santiago de Cuba-Las Tunas fueron pospuestas de antemano por la dirección de la liga cubana, debido al inminente embate del huracán Matthew sobre el oriente de la Isla.

Luego de estos resultados siete equipos: Granma, Holguín, Guantánamo, Villa Clara, Isla de la Juventud, Camagüey y Las Tunas (por ese orden) tratarán de sacarle el máximo a los juegos aplazados y sellados, a fin de completar el cupo de dos plazas directas que dejaron Matanzas y Ciego, más las cuatro participantes en la puja por los dos comodines.