VI SN Sub-23 | “Vamos por la clasificación”: Matanzas implanta récord con 20 carreras en un inning

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

May 22, 2019

El prospecto de 22 años, Estéban Terry, anotó la tercera carrera de los Cocodrilos de Matanzas en la parte baja del tercer inning frente a Villa Clara para empatar el juego 3-3.

Terry, quien entró al match promediando esta línea ofensiva ardiente de .348/.396/.435 en la VI Serie Nacional Sub-23 del béisbol cubano, solo se aseguró de pisar el plato del estadio 16 de abril del municipio de Unión de Reyes. Pero, en ese instante, cuando sus spikes pincharon la goma, nunca imaginó que, después de anotar su carrera número 22 de esta campaña, impulsado por el ex cátcher villaclareño Jesús Olivera —dejó pasar cuatro pelotas malas—, Matanzas marcaría 17 veces más para completar un rally de 20 anotaciones en el inning.

“Siempre me enfoco en cada turno al bate y en hacer el trabajo para el equipo. Me fui de 1-1, tomé tres bases por bolas y, cuando me tocaba por tercera vez en la entrada, me sustituyeron por un corredor”, le dijo Terry a BaseballdeCuba, al recordar cómo comenzó la acción de este martes, antes de que los Cocodrilos vencieran 26-3 por súper nocaut a Villa Clara.

“Todo resultó una secuencia emocionante. Muchas bases por bolas, pero varios buenos batazos que limpiaron las bases”, reafirmó Terry. Y sí, ahora puedes disolver algunas dudas: Ese rally salvaje de los Cocodrilos marcó el nuevo récord de carreras anotadas en un inning para Series Nacionales Sub-23 del béisbol cubano. Pero, he aquí una de las notas aún más impresionantes: Las 20 carreras que anotó Matanzas en la tercera entrada, superaron las 19 de los Alazanes de Granma, quienes poseían el récord para un juego. Tal y como lo escuchas: Enviando a home a 22 bateadores este martes, Matanzas se adueñó del récord de carreras en un juego y en una entrada, dejando atrás aquel éxito del 13 de abril de 2018, cuando Granma venció 19-9 a Guantánamo en el estadio Nguyen Van Troi.

Incluso, esta asombrosa marca de carreras también superó la cifra de los Leñadores de Las Tunas, quienes tienen en su vitrina la marca reinante en Series Nacionales, desde que le anotaron 18 carreras a Guantánamo el 19 de abril de 2009.

Dariel Polledo fue el primero de 23 bateadores en viajar por el plato durante un tercer inning que se tornó estresante para los pitchers de Villa Clara. “Anotamos 16 carreras sin ver el primer out”, expresó entusiasmado el diestro abridor Eriel Carrillo, quien, precisamente debido a la pobre ofensiva del equipo, ha perdido tres de sus cuatro salidas de calidad esta campaña.

“No sabría decirte cuánto demoró el (tercer) inning, pero fue una mezcla entre acción y pausa… pausa, y de nuevo acción”, dijo Carrillo. Después de una victoria importante 7-5, que los colocó este lunes en el segundo lugar del Grupo B detrás de Cienfuegos (17-9), el team de Villa Clara (12-12) volvió a ser alcanzado por Matanzas (13-13). Ambos están jugando para .500 de promedio de victorias, y este miércoles intentarán romper el empate 5-5 de su serie particular.

Sin dudas, para Villa Clara y Matanzas será difícil alcanzar a Cienfuegos en este tercio final del calendario, pero las oportunidades están en el camino, ya que a ambos teams les queda una serie por jugar contra los Elefantes.

Para el reto, Matanzas necesitará la brillantez del talento ofensivo y su rotación abridora, que dominó de manera sorprendente en la primera semana de competencias. Pero, Villa Clara, asumiendo que su lineup ha registrado un promedio de 5.7 carreras por partido, muestras de aceptable producción, deberá evitar las constantes fallas del pitcheo.

¿De qué se trata esa recaída de la rotación en general si analizamos a fondo? La experiencia de este miércoles ha sido el peor ejemplo entre 24 decisiones esta campaña: Los lanzadores villaclareños obsequiaron 10 bases por bolas en el fatídico tercer episodio.

Cuando esa tercera entrada terminó, el pitcheo había tirado 13 bases por bolas en el juego y 127 de manera general, haciendo una actualización de toda la temporada hasta ese momento. Sí, 127 bases por bolas y 123 strikeouts, muestras de que el descontrol ha sido un rasgo característico en ese joven cuerpo de pitcheo villaclareño. Así pues, aprovechando cada desliz, Matanzas ganó un partido histórico para la liga que, tal vez en este último tercio de campaña, pueda marcar el inicio de una buena racha ganadora.

Con nueve hits, seis de ellos dobles y un jonrón de Juan Elián Manrique Jr., quien rompió su slump inicial de 15-0 esta temporada, para sellar el rally de 20 anotaciones en el tercer episodio, los Cocodrilos retomaron la senda victoriosa, luego de haber jugado para (3-7) en sus últimas 10 decisiones.

“Queremos levantar en estos últimos partidos, pero hay que darlo todo por clasificar. Ese es el sentir del equipo ahora mismo”, dijo Carrillo.

Será un reto difícil, pero… ¿quién dice que no puedan lograrlo?

¡El béisbol es impredecible!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 

ver más