MLB 2019 | ¿Producto de la Analítica?: Los lanzadores están abrumando a Yasiel Puig con la bola rápida

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

Jun 21, 2019

Una de las tendencias que ha definido el debut de Yasiel Puig con los Reds de Cincinnati esta temporada, sigue siendo su agresividad en el plato.

Después de 270 apariciones en home, el “Wild Horse” cubano cierra el Top-10 (16.1%) con la mayor tasa de Swing-strikes, es el sexto bateador que más abanica (56.3%) en todas las mayores y su tasa de bases por bolas recibidas (5.2%) es la décimo segunda peor. 

Analizando buena parte de esas tendencias, podemos considerar que el despegue de Puig ha demorado debido a la inconsistencia. Sin embargo, está bateando .234/.277/.438, después de irse de 4-2 con un triple este jueves en el éxito de los Reds 7-1 sobre Milwaukee. En cuanto a su producción de poder, puedes encontrar 14 jonrones y 38 remolcadas, una línea de barra bastante aceptable para un hombre que estuvo promediando por debajo de .200 (.198) hasta el 9 de mayo pasado —en sus primeros 36 juegos de este año—. De cualquier manera, ahora que el cubano está luciendo como pieza central del lineup, los Reds esperan lo mejor de su ritmo para encaminar la producción de carreras, mientras Scotter Gennett regresa y Joey Votto se calienta —su wOBA aún es pobre (.324), con apenas seis jonrones y 16 RBIs—.

También vale señalar que, luego de registrar solo .580 OPS en abril, Puig elevó esos resultados al nivel esperado a medida que avanzaba la temporada. Marcó .737 OPS en mayo y, después de viajar 57 veces por el plato antes de la noche de este jueves, su OPS (la suma del slugging y el porcentaje de embasado) se estacionó en .862. 

Entonces, si nos volcamos una vez más para evaluar todas las perspectivas que intentan adelantarnos estos números, bien podría esperarse el desarrollo de esta actual progresión para Puig. Sin embargo, es posible que una fuerte tendencia siga evitando de alguna manera la estabilidad del contacto de Puig —aún con una mejoría de su enfoque—, pero… ¿de qué se trata? Sí, tal vez ha estado oculta delante de nuestros ojos día a día: ¿Sabes quién es el bateador que más bolas rápidas recibe esta temporada en Grandes Ligas? Acabas de aceptar: ¡Yasiel Puig!

Sí, antes de la noche de este jueves, el 63.9% de los pitcheos que le han lanzado a Puig esta temporada han sido bolas rápidas. Aquí puedes chequear a los primeros 10 bateadores del listado, un reporte expedido por FanGraphs:

A este reporte agregué la columna de FBv (velocidad promedio de la bola rápida), porque también nos ayudará a revelar algunos resultados interesantes. Lo que no puedes ver ahí: Puig ha recibido un 15.7% más de bolas rápidas que José Ramírez (Indians), quien abrió este jueves promediando .204 y, al mismo tiempo, el “Wild Horse” marca una diferencia de 21.3% en comparación con su compatriota Jorge Soler.

Sin embargo, todas esas tendencias comienzan a ser más alarmantes cuando analizamos a fondo qué está provocando realmente esta artillería de bolas rápidas contra Puig. ¿Qué estás pensando?: ¿Se trata de un gran trabajo de la Analítica llevado a cabo por todos los oponentes de los Reds en la liga? ¿Crees que esta tendencia o estrategia está probando su mejor resultado debido a la típica inestabilidad de Puig en los primeros meses de la temporada? Estás en el lugar correcto, así que acomódate en tu palco. ¡Ahora vamos a encontrar respuestas!

Yasiel Puig

¿Dónde comenzaron los problemas?

Desde el momento que vi ese alto porcentaje de bolas rápidas —quizás también le sucedió a usted cuando comenzó a leer este artículo—, el instinto siempre te dice que detrás de una tendencia hay un amplio margen de error. Y esa tendencia había sido demasiado grande, así que cuando buscas razones, algunas cosas aparecen. En la tabla anterior, el nivel de información detallada es impresionante, pero vamos a poner la vista en estas tres columnas que necesitamos analizar: “Whiffs” (Tasa de swings fallos), “Strike” (Tasa de strikes de cualquier categoría) y “Swing” (Tasa de Swing).

Yasiel Puig - Whiffs per Swing

Busquemos cada uno de ellos y comparemos, siempre moviéndonos por las bolas rápidas. Ese será un ejercicio divertido si te gustan los números, pero si no estás dispuesto a establecer comparaciones, aquí tienes los resultados: 

    • Whiffs (Tasa de swings fallos): Cuando resuelves las diferencias entre la Tabla-1 (Estadísticas de 2019) y la Tabla-2 (Estadísticas de 2018), esto es lo que puedes encontrar: Los fallos de Puig han aumentado de 7.5% en 2018 a 18.1% esta temporada contra las bolas rápidas y 2.4% cuando intenta aplastar las sinkers. Ahora es posible que estés recordando algún turno de Puig, donde haya terminado abanicando sin suerte (intentando halar) en uno de esos puntos débiles. A diferencia de 2018, sus fallos se han disparado en toda la zona alta, central y afuera, incluyendo partes dentro y fuera de la zona de strike. Esos son resultados tan negativos, que exponen totalmente la razón por la cual sus oponentes están lanzándole tantas bolas rápidas a Puig. Pero, sigamos observando.
    • Swing & Strike (Tasa de strikes de cualquier categoría): Entonces, ya sabemos que Puig ha visto expandirse sus problemas de contacto un 10.6% en su tasa de Whiffs, pero dale otro vistazo a esto: A pesar de que está atacando más pitcheos rápidos, su porcentaje de strike ha estado bastante estable. Era de 24.7% el año pasado, mientras que ahora subió a 26.2%, pero el tema preocupante aquí es el declive del contacto como vimos anteriormente.

Ahora  ya sabes qué está sucediendo en cuestiones de estrategia: Puig está recibiendo una alta dosis de bolas rápidas porque su swing ya dejó de atrapar con más frecuencia los pitcheos en las esquinas de la zona de strike. Y, como es típico en la temporada de un bateador tan agresivo, el afán de golpear la pelota está cavando su propio hoyo en el plato. He aquí par de puntos ineludibles:

¿Hasta dónde pueden ayudar esos 14 jonrones, aun cuando la alta agresividad y el desorden ofensivo en buena parte de sus turnos ha sido un golpe difícil para Puig? Es posible que Yasiel ahora conteste: ¿14 jonrones? “Tengo buena parte del resultado que estaba buscando”. Sin embargo, el gran antídoto para encontrar éxito en el plato, bambinazos y cada vez mejores turnos, comenzará a tomar nivel cuando el contacto se mantenga rosando la élite. Pero, lamentablemente, en esta última apreciación, parece que Puig deberá batallar duro esta campaña.

¿Una de esas deficiencias que se han desatado en 267 comparecencias en home? El promedio de bateo contra las bolas altas ha decaído y ese fue un potencial de Puig el pasado año. Las Gráficas de B-B (Baseball-Brooks) son una maravilla:

Yasiel Puig - Batting Average

Una mirada interesante: Puig está recibiendo la mayor tasa de bolas rápidas esta campaña en MLB, pero en cuanto a velocidad máxima de esos pitcheos, baja del puesto No. 1 al 65. ¿Qué nos dice eso? Puig ha sido el blanco perfecto de la oposición para escupir fuego, pero la variedad con que le lanzan a diferentes velocidades podría ser aún más peligrosa.

Yasiel Puig - Home Runs/BIP

¿Cómo ha sido el éxito de los jonrones de Puig?  

Finalmente, y quizás dejándote a la espera en cuanto a la referencia de poder se trata, podrás apreciar cómo el cubano está  encontrando un oasis en la zona de strike. ¿Cuántas tendencias tenemos en esa gráfica? Sí, Puig fue capaz de pegar jonrones en diferentes puntos el año pasado contra la bola rápida. Consiguió dos con pitcheos pegados, tres a nivel medio y cuatro con disparos que intentaron pellizcar la zona de afuera. Sin embargo, esta campaña esas tendencias han cambiado al menos en este inicio. De esos 14 jonrones, Puig ha golpeado 9 contra la bola rápida, pero siete de ellos cuando haló un pitcheo pegado.

Como puedes apreciar, cada punto débil se conecta con otro: Puig está atacando más pitcheos por fuera, los lanzadores lo están induciendo a fallar más utilizando la mezcla, pero el buen resultado estratégico ha llegado en la correcta utilización de la bola rápida. Y, como puedes apreciar, aun así, Puig tiene un total de 14 jonrones, cifra que deberíamos calificar mejor al ver sus pobres promedios de .208 en cuenta de 2-1 y .158 en 1-0. De tantas alteraciones del conteo y swings sin medida, el “Wild Horse” cubano ha perdido el ritmo de un enfoque y esto podría hacer que arrastre sus problemas contra las bolas rápidas en el resto de esta campaña.

Después de este amplio recorrido, instalados en el plato para analizar las tendencias del swing y la efectividad de Yasiel Puig, podemos afirmar que el movimiento de la oposición está cerca de expandirse. La batalla de Puig ahora será contra la Analítica en uso de sus rivales, y para resolver esta situación tendrá que demostrar su dominio sobre la bola rápida exterior (dentro o fuera de la zona de strike), en gran medida si deja de abanicar contra pitcheos inalcanzables. Pues sí, tantas bolas rápidas, como hemos analizado aquí, no es simplemente una nueva tendencia general. No, se trata de una estrategia que, contra Puig y su incontenible plan de ataque, está funcionando con muestras reveladoras.

Luego de una carrera viendo crecer su rendimiento de poder por encima del contacto, con 35 jonrones y .780 OPS, Puig inició este jueves promediando .198 BA, .691 OPS y la mitad de sus vuelacercas (7) contras las bolas rápidas esta campaña. En toda esa línea hay resultados tan impactantes, que son capaces de ilustrarnos parte del futuro si los ajustes no llegan pronto. Y, para establecer cambios radicales, la disciplina en el plato será clave.

Por seis temporadas, aquel jugador que debutó en 2013 con los Dodgers de los Ángeles, aplicándole al juego una inyección diferente, mezclando su energía con ciertos deslices permisibles —aunque algunos no, sobre todo cuando comenzaron a ser más frecuentes—, ahora sigue sin cumplir las expectativas que generó tras su primer impacto en las Grandes Ligas.

El tiempo va corriendo y la temporada de 2019 ya dejó de ser tan joven. Es hora de que Yasiel Puig trabaje cada vez más fuerte y muestre algunos síntomas de madurez. La oposición no va a tener piedad y menos ahora, que han conseguido un antídoto llamado “fastball”.

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol! 

 
Por segundo año consecutivo más de 20 cubanos en MLB
MLB: Cubanos en la Postemporada 2015
MLB: Estrellas de Grandes Ligas visitan Cuba
MLB: Puig no recibirá sanción
MLB: Yasiel Puig admite errores del pasado
¿Qué cubanos están en la Postemporada MLB 2017?
¿Cómo marchan los cubanos en la Postemporada 2017?

ver más

ver más