V SN SUB-23 │ Postemporada’2018: Los Piratas de Isla de la Juventud, ¡nuevos campeones del béisbol!

Yirsandy RodríguezPor: Yirsandy Rodríguez │Senior Writer en BaseballdeCuba

¡Los Piratas de Isla de la Juventud son los nuevos campeones en la Serie Nacional Sub-23 del béisbol cubano! 

El éxito por 4-3 de los Piratas sobre los Leñadores durante el Juego 5 de la final en el estadio Cristóbal Labra, bajó las cortinas de la V edición de la Serie Nacional categoría Sub-23, ofreciéndole a los pineros su primer título en la historia del béisbol cubano desde 1978.

En la última década no habíamos tenido una decisión que ofreciera el primer éxito para una provincia en cualquier categoría del béisbol, escenario que convierte la final entre Las Tunas e Isla de la Juventud en un importante logro para el desarrollo del pasatiempo nacional en ambos territorios. Fueron unos playoffs disputados de principio a fin, donde todas las series necesitaron decidirse al máximo de juegos.

PIRATAS 4, LEÑADORES 3

Box score

Play-by-Play

SUGERENCIAS DEL EDITOR

Postemporada’2018: En un duelo único de pitcheo, ¡Las Tunas envía la serie al decisivo Juego 5!

Postemporada’2018: La joya de Miguel Lastra pone a los Piratas a un paso del título nacional

Postemporada’2018: Guía de la final para el Juego 3 entre Leñadores y Piratas

Postemporada’2018: Mala defensa hunde a los Piratas, ¡Los Leñadores empataron la final 1-1!

Postemporada’2018: Piratas y Leñadores se están presentando como rivales de una final impredecible

Postemporada’2018: Las historias inolvidables en el Juego 3 de las semifinales

Postemporada’2018: ¡Piratas a la final! Flash de una victoria épica

Las imágenes permanecerán en el recuerdo, y aquí, en nuestra columna diaria, los héroes del éxito y esos momentos inolvidables que marcaron tendencia en el Juego 5 tienen su espacio en la historia:

Jhony Hardy, M-V-P. Por supuesto. Cuando Hardy entró al plato en el 7th-inning con la posibilidad de poner delante a los Piratas, promediaba .393 en la postemporada, después de haber golpeado 11-for-28 con dos RBIs. Entonces, tres pitcheos más tarde (en un solo turno), duplicó el registro que tenía de hombres enviados al plato, derritiendo en conteo de 1-1 el sinker alto y afuera del relevista Rodolfo Díaz. En ese instante --de los más especiales dentro del juego antes de la celebración final--, el estadio Cristóbal Labra era un hervidero, y el público prácticamente estremecía las gradas de pasión mientras su equipo remontaba para decidir el desafío 4-3. No es para menos: La selección que ha dirigido Dioel Reyes durante las cinco ediciones del Nacional Sub-23, le ofreció al municipio especial su primer título en la historia del béisbol desde 1978.

Jugada de la postemporada, del título y del año: Hardy atrapó una línea feroz de Ariel Álvarez al center-left que, de haber picado, habría convertido --al menos-- el rally de los Leñadores en un registro de 5-1 a la altura del 3rd-inning. Hardy corrió y corrió, hasta que decidió lanzarse por la pelota, y el engarce no pudo ser más sensacional y significativo. 

La gran jugada del día y el hit decisivo para el título son dos grandes momentos que Hardy jamás olvidará.

Jonathan Carbó no estaba en su mejor tarde, pero ofreció lo suficiente, resistiendo por ocho entradas en la colina. Sus batallas de comando y velocidad eran visibles desde que se le hizo difícil establecer su fastball en el primer inning. Estuvo lejos de su acucioso control --sobre todo en la zona vertical por dentro para los bateadores derechos-- y, aunque ajustó la curva, hacía abanicar muy poco a sus rivales. De hecho, luego de sus primeros 20-pitcheos, admitió el 10th-hit vs su oponente No. 30 del juego, una nota demasiado desconcertante. 

Entre el 1st y el 7th-inning, lanzó 102 pitcheos, con apenas dos ponches y un solo capítulo de tranquilidad, cuando eliminó el 6th de 1-2-3 --todos rodados. En gran medida, sus complicaciones llegaron por falta de comando para encabezar el conteo y, quizás, la pobre fluidez de su ritmo tras subirse al montículo con un día más de descanso (seis, dilatando su frecuencia normal de cinco). Sin embargo, la clave de Carbó estuvo en la persistencia, pues, a pesar de las dificultades, jamás se dio por vencido y no embasó a ningún corredor por paseo en todo el juego. Otra vez, la defensa lo ayudó en situaciones comprometedoras, especialmente la atrapada de Hardy en el centerfield durante el 3rd-inning, y un doble play salvador por la rara combinación “9-3-2” (Bring-Cuzá-Del Río) un episodio más tarde. 

Luego de navegar abajo en el marcador desde el primer tercio del partido, Carbó probó un poco de oxígeno cuando se subió al box disfrutando ventaja de una carrera (4-3) en el inicio del 8th. Con dos outs y un corredor en primera, vivió su mejor momento de la tarde, ponchando al emergente David Fernández, activando su curva envenenada en cuenta de 2-2. 

Ese era el Carbó de la etapa regular, que paseó con 1.46 ERA en 68 IP, 57-strikeouts y un extra base permitido cada 29 BFs. Después de vivir una agonía contra sus primeros 32 bateadores enfrentados, el as de los Piratas se retiró colgándole el “cero” a los Leñadores desde el 4th hasta el 8th.

Rodolfo Díaz no pudo sostener la ventaja en el día decisivo. ¿Cuál fue la razón principal?: El sobrecargo de 20 innings, registro que en la mayor parte de las situaciones no pudieron cubrir los abridores del equipo. Era demasiada responsabilidad y carga para el brazo derecho de Díaz, pero vale destacar su consistencia y la gran disposición que demostró siempre. Sim embargo, el cerrador tunero se presentó con menos velocidad, su deslizador cortando poco y eso permitió que los Piratas lo atacaran hasta romper la desventaja de 3-1. 

Raúl Guilarte dibuja el Out-27. Manuel Ávila mordió un envío del cerrador de los Piratas, y roleteó por el campo corto, mientras la combinación (6-3) de Eddy Rodríguez y César Vega alcanzaba el Out-27. La celebración rompió al instante, con la típica rueda de los pineros alrededor del montículo, pero no deberíamos olvidar que, para Guilarte, era su salvamento No. 14 del año.

Las Tunas otra vez estuvo cerca del título nacional. Ha sido un gran año en el béisbol para la provincia tunera, luego de discutir el título en las dos competencias de más alto nivel. Sin embargo, salieron derrotados contra los Alazanes de Granma en la 57 Serie Nacional, y este sábado frente a los Piratas de la Isla en la V edición de la Serie Nacional categoría Sub-23. Ambas derrotas llegaron al máximo de los partidos, tal y como ocurrió también en 2005, cuando Cañeros (representación de Las Tunas) cayó ante Constructores, selección de La Habana en la II Serie Nacional de Segunda Categoría o Liga de Desarrollo.

Es apasionante ver como se desbordan emociones en una celebración de béisbol. Algunos fanáticos dentro y fuera de los alrededores del estadio Cristóbal Labra no parecían creerlo, y solo atinaron a celebrar lo que sus pupilas estaban presenciando. Sí, ¡era el primer título beisbolero para festejar en la historia del municipio especial de Isla de la Juventud!

…Había lágrimas en los ojos de los jugadores y de buena parte de la fanaticada… 

¡Felicidades Campeones!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Leñadores tuneros: primera noticia en la 54 SN
Cocodrilos blanquean a Cazadores
Fumigaron el tabaco
Yulieski regresa, su hermano decide
La Serie para, pero el béisbol sigue
Anaheim se hace del cubano Roberto Baldoquín
Yoalkis Cruz, 100 victorias
55 SN: En la tarde...dos resultados

ver más

ver más