VI SN SUB-23 | Final: Los Gallos salen delante en la final: Adrián Belfast encabeza el camino, Rodríguez y Moreno aportaron el poder

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

Jun 11, 2019

A las 4:54 de la tarde de este martes, Rodolexis Moreno estaba seguro de que había atrapado en un punto perfecto de contacto la curveball del relevista de los Elefantes de Cienfuegos, Darping González. 

Así que, el antesalista espirituano solo miró hacia el leftfield, haciendo un giro de bate para disfrutar su jonrón solitario en el final del octavo inning. En ese instante, el vuelacercas de Moreno significó el estacazo final, ese golpe decisivo que noquea al equipo contrario, justo para marcar la última carrera antes de que los Gallos de Sancti Spíritus vencieran por 7-3 a los Elefantes de Cienfuegos, en el Juego 1 de la Final de la VI Serie Nacional Sub-23 del béisbol cubano.

Con el estadio José Antonio Huelga como escenario —sede de los dos primeros matchs de esta final—, Sancti Spíritus y Cienfuegos se enfrentaban por vez primera en la liga desde 2014, pasando a la historia como la sexta serie final diferente.

BOX SCORE

Antes del jonrón de Moreno (5-3, HR, 2-RBI, 2-R), rompiéndole una cadena de nueve retirados consecutivos al relevista González, los Gallos ya habían picado lo suficiente como para asegurar el éxito, anotando seis carreras en el primer tercio de juego para explotar al abridor zurdo cienfueguero, Bárbaro Herrera.

Geisel Cepeda (4-2, 2B, RBI) abrió el score empatando el juego 1-1 con largo doble al centerfield y, acto seguido, Dismany Ortíz (4-1, RBI) depositó un elevado corto en el rightfield, para ofrecerle la ventaja a los Gallos en el final de la entrada de apertura. A partir de esa primera vuelta de la alineación espirituana, el descontrol y un fuerte ataque sobre su curveball bajo aceleraron la salida del zurdo Herrera. De sus primeros 16 rivales, 11 terminaron embasándose, y en apenas dos innings el lanzador cabecera de los sureños se marchó del montículo con 10 hits y seis carreras limpias permitidas.

En esa racha, donde 15 de los primeros 26 espirituanos que entraron al plato se embasaron, Loidel Rodríguez había sido el único bateador sin hit, hasta que derritió una curveball (73 mph) de Herrera, para enviar a lo lejos del leftfield un jonrón de tres carreras.

“Me encuentro en buena forma y hoy salí a pegarle bien a la bola. No pensé pegar ese batazo, el jonrón sale. Me dejaron una curveball al centro del home y pude pegarle”, dijo Rodríguez después del juego, donde las emociones y el apoyo de la fanaticada no faltaron en el estadio José Antonio Huelga.

Con el jonrón, en un juego que comenzó con 14 embasados por ambos equipos durante las dos primeras entradas, el marcador se puso 6-1, proporcionándoles una ventaja prácticamente decisiva a los Gallos. Pero, en este importante primer triunfo de los Gallos, iniciando una serie de cinco a ganar tres, donde jugarán solo estos dos primeros juegos en casa, había otros héroes que ayudaron al éxito. Uno de esos protagonistas fue el zurdo abridor Adrián Belfast, quien respondió a la confianza del manager Eriel Sánchez.

En la temporada regular, Belfast (2-1, 2.91 ERA y 2.71 FIP), un zurdo de 22 años natural del municipio de Guanabacoa en La Habana, recibió la responsabilidad de manejar la presión que caía sobre la rotación de los Gallos, al iniciar esta final sin su lanzador cabecera Roberto Hernández (fue incluido en el roster del team Cuba que jugará próximamente en la Liga Can-Am). 

Para Belfast, su inicio en el juego no fue nada favorable, sobre todo sin poder dominar a sus primeros dos oponentes zurdos y carecer de comando en sus pitcheos. Ese golpe del pre arranque le costó admitir una carrera (por doble de Félix Rodríguez), dos hits y cuatro embasados en la entrada inicial. Sin embargo, después de ese infortunio tras el primer enfrentamiento contra el lineup de los Elefantes, Belfast mejoró su control y subsistió por espacio de seis capítulos con 110 pitcheos.

Una de las principales claves estuvo en la mezcla de la curveball durante el resto de sus 20 enfrentados desde el segundo round, pero, sobre todo, cuando dominó en par de ocasiones al rightfielder Adrián Soto. La primera de ellas, fue con las bases llenas en el primer capítulo, donde Soto cedió en bounce a tercera. Y, luego, dos innings más tarde, en el tercero, gracias a una doble matanza, donde el intermedista Pablo Palmero mostró su habilidad para pivotear en la clásica jugada “4-4-3”. 

Durante el resto del juego, Belfast controló todas las situaciones cada vez que los sureños intentaron acumular corredores en circulación. La única entrada donde retiró a sus oponentes en fila fue la quinta, cuando inició con 91 pitcheos, actuación que le permitió extender su permanencia sobre el montículo.

Cuando le preguntaron a Belfast qué había sentido sobre su actuación para encabezar la victoria de los Gallos en esta final, el zurdo capitalino respondió con emoción y orgullo: “Imagínate, esta es la primera gran victoria de mi carrera, ya que nunca había estado en un campeonato nacional. Es el éxito más importante de mi carrera, sin dudas”, respondió Belfast, agitado y dibujando una sonrisa en su rostro.

“Traté todo el tiempo de disfrutar mi trabajo, de no estar presionado. Esta victoria va dedicada a mi pueblo de Guanabacoa, en La Habana, y a todas las personas que han confiado en mí. A mis entrenadores, a todos los que me apoyaron y, por supuesto, al equipo de Fomento, las gracias por abrirme las puertas, para comenzar esta aventura”, respondió emocionado Belfast, mientras a su alrededor, los jugadores de Sancti Spíritus no dejaban de celebrar por el éxito.

Luego de dos outs en el lucky seven, el primero proveniente de una brillante lectura de Geisel Cepeda, para capturar un elevado internándose entre center y right, Belfast (6 ⅔ IP, 6 H, 2 R, 2 ER, 4 SO, 5 BB) le entregó la pelota al relevista José Félix Castillo, y el resto del camino fue cubierto con una sola carrera (sucia) en el inicio del noveno.

Al final, cuando pensamos en que los Gallos serían el team más afectado, luego de viajar más de 1000 kilómetros por carretera después de eliminar a Santiago de Cuba el pasado domingo, aún quedaba energía para hacer el trabajo.

“Este éxito se debe al fruto de un trabajo de todos, al enfoque desde incluso antes de la competencia, así que tener este resultado, hasta donde me han llevado mis jugadores, es una gran gratitud”, dijo el manager de segundo año Eriel Sánchez, quien busca el primer título de los Gallos espirituanos, después de que en 2015 no pudieron alcanzarlo en tres partidos contra La Habana.

Ahora, con la serie 1-0 a su favor, las preguntas y una secta de incógnitas recaen sobre el staff de los Elefantes de Cienfuegos, debido a la temprana explosión de su primer abridor, el zurdo Bárbaro Herrera. Pero, detrás de esa mala actuación, y el excelente relevo del derecho Darping González (permitió tres hits y una limpia en seis innings), quien evitó una sacudida de bullpen, la principal preocupación gira alrededor de este suceso: Ni Herrera ni González, pudieron ponchar a ninguno de los 40 bateadores de los Gallos que viajaron por el home plate.

Esa ha sido la peor nota del pitcheo cienfueguero en toda la campaña, aunque Herrera tampoco retiró por la vía de los strikes a ninguno de los 15 rivales de Villa Clara el pasado 26 de mayo.

En tres series de playoffs, dos semifinales ante los Piratas anteriormente (2017 y 2018), siempre los Elefantes habían salido victoriosos en el Juego 1. Sin embargo, esta vez, no pudieron contener a los Gallos y, al mismo tiempo, la ofensiva que inició esta final promediando .176 con corredores en posición de anotar, no ofreció alarmas de respuesta.

De cualquier manera, ha sido solo el primer partido de una serie al mejor de cinco, y los Elefantes confían en el brazo del diestro Luis Serpa para el Juego 2, pero necesitarán que sus principales bateadores produzcan en los momentos de alta presión.

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Campeón vuelve a caer, dos nocaos en la tarde
Resurgen los campeones
Más con menos
La Serie para, pero el béisbol sigue
55 SN: Cinco choques en jornada de la tarde

ver más

ver más