Postemporada’2018: Las Tunas y Granma en la final… ¿Qué esperar de este decisivo Juego 7?

Estoy pensando que un sencillo de Yordan Manduley con las bases llenas en el segundo inning del Juego 1 de esta final, habría empujado al menos una anotación… y entonces, luego, el jonrón de Guillermo Avilés iniciando el tercer episodio, habría encontrado al menos dos corredores en circulación: Los Alazanes de Granma pudieron ganar ese Juego 1 7-6, 8-6 y hasta 9-6… quizás… pero no sucedió. 

Cuando Danel Castro subió al home plate en la parte alta de la octava entrada del Juego 3, con la pizarra 9-6 y el empate en sus muñecas. En esa situación, también enfrentó a Raidel Martínez, pero el joven lo venció con un rodado al infield en la cuenta de 1-2 con una recta alta. ¿Qué tal habría sido un jonrón de Danel en esa situación? ¿Qué hubiera pasado si Yosvany Alarcón atrapaba una curva de Yosver Zulueta en el sexto inning del Juego 5 con las bases llenas? Los Leñadores de Las Tunas iniciaron ganando 2-0, pero en sus tres partidos en Bayamo el sabor dulce de la victoria no lo pudieron disfrutar.

Cuando ambos equipos explotan todas las posibilidades de ganar y se entregan al máximo en el diamante. Pero, sobre todo, tienen la capacidad de levantarse de momentos difíciles hasta llegar empatados en el día decisivo 3-3: El Juego 7 es en realidad una victoria para todos. Aunque, el trono le corresponda a una sola selección.

Tenemos un Juego 7 en la Final de la 57 Serie Nacional del béisbol cubano que, quizás, sea el más especial y único de todos: También es el partido número “7” en la historia del séptimo y decisivo choque camino a la cúspide.

Alaín Sánchez y Yariel Rodríguez tendrán parte de la decisión final en sus manos 

El pitcheo abridor decidirá mucho, y cada lanzamiento traerá el peso de una gran responsabilidad y presión. De los dos derechos que inician en este Juego 7, el villaclareño Alaín Sánchez ha sido mucho más eficiente, con dos éxitos y 3.71 ERA en 17 innings de estos playoffs. No obstante, los dos han tenido problemas en esta final al lanzar su bola rápida, y eso agregará un poco de presión. La fastball es el pitcheo principal, así que esto debe cambiar rápidamente:

Sánchez: .353, 6-for-17

Rodríguez: .429, 3-for-7

Ellos se combinan para admitir un .375 BA en 24 AB’s, bastante elevado para un tiro de dados en el Juego 7… Así que, por quién apostarías para el éxito: ¿Por la experiencia de Alaín Sánchez y el apoyo ofensivo de los Alazanes cuando él pitchea? ¿O por la inspiración de los Leñadores y ese talentoso brazo derecho de Yariel Rodríguez?

A mí no me parece que este deba ser un duelo de pitcheo más allá de la sexta entrada, como ocurrió con Luis Ángel Gómez vs Lázaro Blanco en el Juego 4 y recientemente Vladimir Baños vs Leandro Martínez en el Juego 6. Si damos una mirada atrás a los choques de pitcheo en el Juego 7, ¿en qué lugar colocaríamos este enfrentamiento?

1994: Orlando “El Duque” Hernández (11-2, 1.74 ERA) vs Luis Rolando Arrojo (9-2, 2.53 ERA).

1999: Ormari Romero (11-8, 3.40 ERA) vs Adrían Hernández (8-7, 2.57 ERA).

2002: Ifreidi Coss (10-3, 1.94 ERA) vs Orelvis Ávila (14-7, 2.87 ERA).

2010: Luis Borroto (9-1, 3.79 ERA) vs Arleys Sánchez (8-6, 3.21 ERA).

2015: Yoalkis Cruz (7-7, 4.70 ERA) vs Yander Guevara (10-5, 3.52 ERA).

2016: Erlis Casanova (7-6, 2.80 ERA) vs Dachel Duquesne (9-6, 3.15 ERA).

2018: Yariel Rodríguez (9-4, 3.11 ERA) vs Alaín Sánchez (9-7, 3.24 ERA).

La combinación más alta de éxitos de abridores en el Juego 7 la protagonizaron Ifreidi Coss (10) y Orelvis Ávila (14) con 24 victorias. Mientras, por esta vez, el duelo Sánchez-Rodríguez se ubica en el cuarto puesto con (18) triunfos, aunque hubo duelos épicos ahí. Así que en sus brazos quedará la posibilidad de que nosotros recordemos su enfrentamiento el día decisivo con algo más que numeritos previos…

Alfredo Despaigne al fin atrapa una pelota o… no, ¡qué va!, Yosvany Alarcón vuelve a robarse el show del Juego 7

Despaigne ya va por 27 PA’s y todavía no llena una pelota como él desea para enviarla más allá de los límites. En el Juego 6, se fue de 4-0 con un ponche, aunque golpeó con furia una bola rápida de Vladimir Baños en su tercer turno, pero le salió una línea directa al guante de Yuniesky Larduet en el center field. Recibió 12 pitcheos en todo el juego y ocho fueron lanzamientos rompientes, siete de ellos curvas y un slider. Su slump en la final ante pitcheos quebrados se mantiene, con 0-for-8 y 0-for-6 siempre que ha intentado atacar con su swing un lanzamiento en curva. Contra fastball batea 3-for-11, y en 27 PAs todavía no ha acomodado a devorar un pitcheo en la cuenta de 3-1. Esto no es un secreto: Él puede romper todo ese slump en el Juego 7, golpeando la pelota como solo sabe hacerlo.

¿Qué esperar de Yosvany Alarcón en el juego decisivo? Si él tiene paciencia, seguramente se hará un rival difícil en el home plate. Alarcón vio apenas ocho pitcheos en el Juego 6, y bateó 2-for-4, con un extra base delante en la cuenta. No cabe duda que Danel Castro volverá a liderar el line up de los tuneros por su experiencia, pero el poder grueso y la mayor energía tendrá que aportarla el cuarto bate de los Leñadores.

La velocidad jugará un papel fundamental

No hay guión para lo que podríamos ver: A mí me encantaron todos los robos de bases en el Juego 6. Mi preferido fue el de Raúl González cuando Geidy Soler estaba en 0-2. La velocidad jugará un papel fundamental, con Roel Santos y Yuniesky Larduet a la cabeza. Santos está encendido en esta final, con 12-for-21, pero Larduet es el motor impulsor de los Leñadores, y su rapidez también marcará la diferencia. Yo quiero ver un juego de corridas salvajes y esos deslizamientos que ponen los pelos de punta. Aunque, al menos por esta vez, prefiero que ninguna de esas jugadas se decida por la revisión en el video.

¿Quién será el héroe inesperado?

Estoy seguro que aún recuerdas el hit de oro de Michel Perdomo en 1994 contra Industriales, el doble de Stayler Hernández contra Villa Clara en 2010 o el lineazo de Ricardo Bordón para darle el campeonato a los Tigres en 2012. Todos ellos fueron, quizás, héroes desconocidos en ese instante, sobre todo por no ser realmente las estrellas del line up en sus conjuntos. ¿A quién le tocará esta vez batear ese hit de oro que deje en el terreno al contrario o decida el juego para el equipo visitador?… ¿Será Yulexis La Rosa o Jorge Yhonson para resurgir de sus slumps? ¿Raúl González o Danel Castro añadirán otra página de gloria con un jonrón de campeonato?... ¿O será que Carlos Benítez aprovecha un boleto intencional a Despaigne para decidirlo todo?... 

El Juego 7 es más que el día final: Con él, llegó el momento decisivo y los instantes de alegría y dolor que jamás se olvidarán. Habrá una afición que terminará con sus corazones rotos y otra que celebrará por mucho tiempo el sabor a campeonato… Pero, ¿quién triunfará en el Juego 7?… ¡Ganará el béisbol!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Leñadores tuneros: primera noticia en la 54 SN
Cocodrilos blanquean a Cazadores
Fumigaron el tabaco
Yulieski regresa, su hermano decide
La Serie para, pero el béisbol sigue
Anaheim se hace del cubano Roberto Baldoquín
Yoalkis Cruz, 100 victorias
55 SN: En la tarde...dos resultados

ver más

ver más