Postemporada'2019 | Larduet decide con walk-off doble en el 14to para dar primer triunfo a Las Tunas

Ray OteroPor Ray Otero | Director de BaseballdeCuba.com | @baseballdecuba

Ene 4, 2019

Tres innings después que Oscar Luis Colás casi decidiera un encuentro para Ciego de Ávila, Yuniesky Larduet lo ganó para Las Tunas, con un doble tras dos outs que trajo para el plato desde segunda base a Jorge Alomá, para que los Leñadores vencieran 5-4 a los Tigres en un emotivo y extenuante choque de bullpens que duró 5 horas y 4 minutos, tomando el liderazgo 1-0 en una de las semifinales de la Postemporada Cubana 2019

BOX SCORE

El mentor tunero Pablo Civil, antes que acabara la etapa regular de la 58 Serie Nacional y cuando el primer lugar de su elenco parecía seguro, repitió sin cesar que su primera selección, en los refuerzos de la Postemporada 2019, sería el lanzador zurdo matancero Yoannis Yera. Este viernes, el propio Yera sería quien se encargaría de dar la razón de su selección al mentor, completando siete entradas de solo una carrera con 5 ponches, sin embargo, su sustitución en la parte alta del séptimo impidió su posible triunfo en el Juego 1 de la Semifinal de Cuba entre los Leñadores de Las Tunas y los Tigres de Ciego de Ávila, y extendió un choque que cumplió las expectativas de una afición de más de 15,000 personas reunidas en el parque Julio A. Mella y sus alrededores.

Aunque es cierto que Ciego pudo haber abierto el marcador en el tercer episodio, por un doble de Yorbis Borroto y un error en fildeo del jardinero derecho Andrés Quiala que no fue aprovechado por Borroto como corredor y propició un inútil out sobre Raúl González en segunda base que después pesó mucho, también es cierto que parecía los dueños de casa se basarían en el pitcheo de Yera y cuadrangulares del joven flamante campeón de bateo, Jorge Alomá - en un gran momento bateando de 5-4 esta noche y quedando a solo el triple para el ciclo -, y del veterano Alexander Ayala, este último ante el demasiado demorado en el montículo, el abridor Lázaro Blanco, para archivar una rápida victoria, pero la historia diría otra cosa.

Cuando Alomá golpeó batazo largo por el centro, en el 5to episodio, no solo daba ventaja inicial a su elenco de 1-0 en este importante primer choque, sino que iniciaba lo que sería un “racimo” de tres, que, al final, sería solo el comienzo del fin para el derecho Blanco. En esa misma quinta entrada, Las Tunas agregó otras dos, por sencillo de Denis Peña al derecho, un sacrificio de Andrés Quiala, otro sencillo de Yuniesky Larduet al right-field y un triple de Jorge Johnson al izquierdo, batazo sobre el cual Yoelvis Fis no lució nada bien a la defensa. Y cuando Raúl González descontaba una por los visitantes, golpeando cuadrangular en solitario en el séptimo, Alexander Ayala lo imitaría con las bases limpias en la parte baja del mismo inning, devolviendo la ventaja de tres a su elenco.

Blanco demoraría otra entrada para ser sustituido, cuando ya su total de lanzamientos en el choque excedía los 100, sin embargo, el veterano abridor granmense no cargaría con el revés, gracias al poder al bate del refuerzo, Edilse Silva.

El santiaguero Silva, hombre que en momentos de tensión ha resuelto de todo en postemporadas, esta vez se enfrentó al zurdo Yudiel Rodríguez, en una decisión controversial del mentor tunero Civil, que al parecer no tenía bien claro que Silva le bateaba de .321 (31-10) con 7 BB y un solo ponche al lanzador zurdo, según nuestro colega Yirsandy Rodríguez en algo fresco del departamento BaseballdeCuba STATS-INFO. En conteo de 1-1, Silva descargó toda su fuerza sobre una recta de Yudiel, para producir una sensacional igualada a cuatro carreras, y de paso silenciar a un eufórico estadio Julio A. Mella, que durante toda la noche había sido una fiesta.

A partir de este momento el drama se apoderó del encuentro y este ganó en emotividad, con ambos elencos buscando a toda costa el primer triunfo.

Pero sería Las Tunas la que más haría por la victoria, ya ante el relevo del veterano derecho Vladimir García, a la postre el perdedor. En la parte baja del 9no, solo una asistencia sensacional del jardinero Orlando Lavandera - su sexta del año – sostendría la igualada, tras sencillo de Alexander Ayala al central con Yosvany Alarcón corriendo desde la segunda almohadilla, un disparo al plato sobre el cual el receptor Osvaldo Vázquez se lució sin jamás perder la pelota para mantener la igualada.

Dos bateadores más tarde y un ponche del relevista Raidel Martínez sobre Denis Peña, simplemente mandaría el partido al primer extra-innings en estas etapas desde el Juego 2 de la Final de 2016 entre el propio Ciego de Ávila y Pinar del Río.

En el décimo, nuevamente los Leñadores pudieron dejar al campo a los Tigres, pero con dos outs y Andrés Quiala en la antesala, el mentor Roger Machado decidió caminar de manera intencional al peligroso Danel Castro, para que entonces Yosvany Alarcón, sobre el primer lanzamiento, soltara rolata a la inicial, que permitió completar una doble jugada de primera a segunda a primera, que provocó la protesta del alto mando tunero y la reafirmación del doble play tras una reunión de árbitros. A decir verdad, el árbitro de home-plate, Juan José Cuevas, no decretó nada cuando el batazo se produjo picando cercano a la zona de foul, lo que confundió al bateador Alarcón, quien ni siquiera hizo el intento de correr hacia la inicial.

En el onceno, tocó a los Tigres poner al Mella en casi total silencio ante el relevista Yoalkis Cruz, con dos hombres en base y el refuerzo santiaguero Oscar Luis Colás al bate, este golpeó una pelota a lo profundo del jardín central y derecho, que parecía se metía en las cargadas gradas de esa región, pero una sensacional atrapada del jardinero derecho Andrés Quiala, saltando sobre la cerca, permitía “robarle un jonrón” a Colás, haciendo prevalecer la igualada en el marcador.

Sin embargo, la decisión no llegaría hasta el inning 14, cuando los tuneros fueron llevados nuevamente del bate de Jorge Alomá, quien abrió la entrada soltando sencillo al derecho, se corrió a segunda en sacrificio de Peña y tras el ponche sobre Quiala, anotar por el mencionado decisivo doble de Yuniesky Larduet al derecho.

De mencionar en letras mayúsculas resulta el relevo del veterano derecho Yoalkis Cruz, quien hizo valer su antigua condición de lanzador número 1 del elenco. Cruz completó relevo en blanco de 6 2/3 en noche de lujo donde ponchó a 6, regaló un solo boleto y dejó en solo cinco hits a la ofensiva de los avileños, para asi llevarse todo el crédito de la victoria. Su triunfo, por demás, resultó el número 143 de su carrera, para así igualar al derecho José M. Báez como los lanzadores con más triunfos para los elencos tuneros en Series Nacionales anclando además en el lugar 24 en triunfos en la historia de las mismas. 

El Juego 2 de la serie, a jugarse también en el parque Julio A. Mella, se efectuará este sábado desde las 7:00 pm, con los lanzadores Dariel Góngora por Las Tunas y Yander Guevara, por Ciego de Ávila, como probables abridores.

 

Sigue a Ray Otero en twitter (@baseballdecuba), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (baseballdecuba.ray@gmail.com). Síguenos también en Facebook (BaseballdeCuba) y no dejes de conectarte con nosotros. ¡Tenemos la mejor cobertura del béisbol de Cuba para usted!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Yander pintó de blanco a Holguín
Tigres siguen encabezando primer lugar de temporada cubana
Tigres noquean y se alejan
Líderes del torneo caen
Fumigaron el tabaco
La Serie para, pero el béisbol sigue
Tigres y Cachorros con boleto

ver más

ver más