¡58 días para la 58 Serie! │ La gran duda en cada equipo de béisbol: Industriales, Las Tunas, Matanzas y Mayabeque

Yirsandy RodríguezPor: Yirsandy Rodríguez │ Senior Writer en BaseballdeCuba

Es el tercer lanzamiento de “La gran duda de cada equipo” para la 58 Serie Nacional del béisbol cubano, con un turno de análisis profundo a los teams de Industriales, Las Tunas, Matanzas y Mayabeque. ¡Playball!

Rangos del ordenamiento: Artemisa, Ciego de Ávila, Cienfuegos y CamagüeyGranma, Guantánamo, Holguín y La Isla

Nota del editor: Los rangos de “La gran ‘duda’ en cada equipo de béisbol”, estarán ordenados alfabéticamente, a diferencia del resto de los power rankings que se estrenarán aquí.

IndustrialesIndustriales

La gran duda: Todavía es el pitcheo. 

Es cierto que las bajas de Jorge Tartabull y Yolbert Sánchez --las más preocupantes entre las recientes-- dejan un vacío en las posiciones del outfield y el shortstop, tanto como en el puesto de leadoff hitter (que ocupó Tartabull con .401 OBP y .339 BABIP), pero Industriales puede encontrar producción ofensiva de otros jugadores. O sea que, para comenzar la temporada, Yoasan Guillén podría encargarse del centerfield como leadoff, Stayler Hernández jugaría el rightfield y, en el left, Javier Camero y Yohandry Urgellés podrían turnarse la posición y el puesto de “DH”. Esa no es una mala solución, aunque no cabe dudas de que con Tartabull y Yolbert la fórmula azul ganaba categoría en velocidad y contacto. Sin embargo, hay un problema mayor aquí: ¿Quiénes se encargarán de ofrecer algunas aperturas de calidad en el corto calendario de 45 partidos? 

Esa es una buena pregunta para Rey Vicente Anglada y, además, será una situación estresante con la cual cargar: El material de Industriales no es profundo, y algunas tendencias en los últimos años nos harán entender parte del problema. Para empezar, Anglada tendrá que conformar una rotación de al menos 5-abridores, teniendo en cuenta las deficiencias en años anteriores. Por ejemplo, desde 2013, Industriales no ha podido unir a más de cinco abridores --incluyendo pitchers de refuerzos-- con al menos 10 aperturas en la temporada y, junto a eso, tampoco ha contado con ningún pitcher que haya aportado más de ocho éxitos. Desde entonces, los líderes han sido Frank Monthiet (8-victorias en 2015 y 2017), Noelvis Entenza (2015) y David Mena (2014). Vale señalar también, que varias de las posibilidades de alcanzar la 10th-victoria se escaparon por la actuación del bullpen. 

En los últimos cinco años, el trabajo de los relevistas de Industriales no ha sido bueno y, obviamente, eso ha hecho que varias aperturas de calidad terminen en indecisión de los abridores. De hecho, el bullpen de los Azules ha tenido el 42% de las 394 decisiones (99-67) del equipo desde 2013, con 4.07 ERA y 403 extra bases permitidos, de ellos 111 jonrones. Quizás el aporte de algunos brazos jóvenes ayude a la rotación que armará Anglada, quien es especialmente cuidadoso y dispuesto si de ofrecer oportunidades a nuevos prospectos se trata. La inyección de los novatos Brian Chí, Erick González, Andy Rodríguez (desde la pasada temporada) y el regreso de Héctor Ponce y Juan Xavier Peñalver podría ofrecer oxígeno a ese bullpen y, posiblemente, deberá completar la rotación de abridores desde el tercio inicial. El reto es inmenso, pero los deseos de los Industriales por volver a luchar el título nacional pueden generar una gran inspiración colectiva.

¿Dónde poner más interés?: Priorizar la línea central es importante. Industriales tendrá que estar preparado para la ausencia del cátcher titular Frank Camilo Morejón, quien cumple contrato internacional. A su vez, el otro asunto difícil que deberá manejar Anglada es escoger en quién delega las responsabilidades en la posición No. “6”, el campo corto. En la receptoría luchan la titularidad Lázaro Ponce, Oscar Valdés, Asiel Hernández y Roberto Loredo, con grandes posibilidades para los dos primeros. Mientras, en el shortstop, la disputa se resume como me escribió hace un par de días en un mensaje de texto Andy Vargas, narrador de la COCO, emisora radial que transmite los partidos de Industriales: “Hay tres hombres luchando el puesto, y parece que el favorito a nivel defensivo será Yamil Rivalta, quien regresa luego de estar dos temporadas fuera de la Serie Nacional. Junto a él, Joel Mestre y Marlon Jiménez sobresalen entre otros nombres que completan el grupo” …

Las TunasLas Tunas

La gran duda: ¿Qué tan grande será la responsabilidad del bullpen? 

En una escala de calificación, podemos darle fácilmente un 10 de 10. He aquí la razón principal: Las últimas temporadas de los Leñadores han caído por el bullpen, obviamente, a diferencia de la 57 Serie Nacional. Estas han sido las (in)efectividades:

2017: 3.84

2016: 4.87

2015: 4.74

2014: 4.08

2013: 3.01

2012: 3.61

Tengamos en cuenta que en 2013 Las Tunas no clasificó, así que la muestra de dominio es demasiado pequeña en comparación con temporadas de al menos 88 juegos como 2012, 2015 y 2016. En ese lapso desde que los teams se refuerzan hasta la fecha, el mejor registro del bullpen trascendió en 2012, con 3.61 ERA y una línea ofensiva aceptable permitida a la oposición: .278/.356/.397. Sin embargo, nada supera al cuerpo de relevistas con el que contaba el manager Pablo Civil la pasada campaña, y eso fue por una gran razón: Los abridores encabezaron tan buenas aperturas, que los relevistas llegaron el 52.0% de las ocasiones en situación de mantener la ventaja. Esas cifras constituyen récord para los Leñadores en la última década, y serán difíciles de repetir si no clasifican y logran tener suerte de nuevo en la ronda de refuerzos. 

En 2012, por ejemplo, los relevistas ingresaron al juego en apenas el 30.0% de las ocasiones con ventaja y salvaron 24 partidos, casi 10 por debajo de la marca de 33 del cuerpo de relevistas de la temporada pasada. Según publicó hace varias semanas Swing-Completo, teníamos noticias de que el relevista tunero Diego Granados había salido de Cuba, lo que provocaría un gran vacío en el cuerpo de relevistas de Las Tunas. En 2017, Granados realizó 35 relevos y se destacó por su habilidad para ponchar (alcanzó una tasa de 5.7), probando gran durabilidad con promedio de 2.1 IP por salida. 

Aunque los Leñadores aún no están preparados para su ausencia, quizás el novato Rodolfo Díaz pueda convertirse en una pieza de alivio, junto a Alberto Civil (mejoró su tasa de GB hasta 58% en 2017), José Moreno (aunque siguieron sus problemas contra bateadores zurdos: .302/.423/.372) y Yosbel Alarcón (admitió apenas .257 BABIP y .243 BA), quienes fueron dominantes en buena parte del tramo clasificatorio en 2017. Otra solución para el cuerpo de relevistas estaría en los brazos tiernos del equipo de la categoría Sub-23, cuando se incorporen al grupo principal Yordey Fuentes y Reinier Pérez, dos de los lanzadores con muestras de cualidades a desarrollar.

¿Dónde poner más interés?: ¿Cuál será la decisión final para el puesto de shortstop? ¿Civil le ofrecerá la oportunidad a Magdiel Gómez? ¿Volverá a probar a Ernesto Lalana y habrá una consideración si regresa Yordan Calaña?... Luego de iniciar con Lalana en 16 partidos de 2017, Civil activó a Gómez, y su trabajo defensivo podríamos calificarlo de aceptable, aunque no sobrepasó la media de la liga en fPLUS con menos-3. No obstante, ni el refuerzo Alexander Ayala (menos-15) ni Lalana (menos-10) superaron ese registro.

MatanzasMatanzas

La gran duda: ¿Cómo completar el mejor cuerpo defensivo para asegurar un buen trabajo de captura detrás de ese pitcheo? 

El problema grave de Matanzas en la pasada temporada (sin remontarnos a los playoffs) fue la defensa de los antesalistas, quienes fildearon para .933. Jefferson Delgado fildeó .930 (con 9-errores en 45 partidos) y Yurisbel Gracial .953, combinándose para cubrir 683 innings de 788 totales. Aunque ambos terminaron con pésimos promedios, el trabajo de Gracial fue mucho mejor gracias a su alcance, cifrando un fPLUS de más-10, mientras el rango de captura de Jefferson fue de menos-2. Obviamente, el manager Víctor Figueroa sabe que Jefferson será su antesalista titular --al menos hasta que regrese Gracial de Japón--, y no le queda otra opción que exigirle un mejor trabajo defensivo. 

También por el lado izquierdo hay puntos intrigantes, con la presencia de Juan Martínez en el shortstop y Juan Miguel Vázquez en el leftfield. Aunque no pienso que mantener a Martínez sea un riesgo defensivo, estoy seguro de que Figueroa preferirá de nuevo un jugador de rango para la importante posición No. “6”. Y, por el lado izquierdo, es posible que Vázquez sea un bateador frecuente contra lanzadores derechos, pues contra tiradores zurdos sus estadísticas se desploman demasiado: bateó .077/.188/.077, con una tasa de 15.4% strikeouts en 2017. ¿Una solución posible ahí? Quizás esté en la inyección juvenil de Dariel Polledo o José Amaury Noroña, integrantes del team de la categoría Sub-23. Ambos tienen habilidades defensivas, velocidad y han probado cierta experiencia al nivel de la Serie Nacional. Sin embargo, Polledo, que parecía despuntar con cualidades más completas, bateó apenas .243/.375/.278 en el Sub-23 de este año, con 27 paseos sobre 18 strikeouts como único aspecto interesante a mirar. A diferencia de eso, Noroña golpeó .238, pero su slugging fue de .484 y conectó 8-jonrones con 38-RBIs. La decisión de quién completará el trío de jardineros junto a Eduardo Blanco (centerfield) y Ariel Sánchez (rightfield) la tiene Víctor Figueroa: El 10 de agosto, cuando los Cocodrilos reciban a Mayabeque, conoceremos el cuerpo de titulares iniciales.

¿Dónde poner más interés?: ¿Qué influencia (será demasiado negativa) tendrá la ausencia de Ariel Martínez en la receptoría? Por supuesto, no será la primera ocasión en que Orlando Arencibia sea el titular detrás del home con los Cocodrilos, pero no hay dudas de que la ausencia de Martínez se sentirá bastante. Detrás de Arencibia, Matanzas tiene a los novatos Evelio Hernández y Juan Elián Manrrique --hijo de Juan Manrrique--, quienes tendrán 21 y 22 años de edad, respectivamente, en el Opening Day de la venidera temporada. Ellos son demasiado jóvenes para asumir la responsabilidad de recibirle a un cuerpo de pitcheo plagado de lanzadores experimentados… ¿verdad?

MayabequeMayabeque

La gran duda: ¿Este equipo puede volver a encabezar titulares de bateo y defensa? 

Sí, hay posibilidades de que eso pueda suceder, y aquí están las principales razones, por ese orden. En cuanto al bateo, la combinación de contacto y velocidad podría repetirse, dado el gran rendimiento colectivo de varios jugadores en el lineup. El trabajo que hizo Mayabeque fue sorprendente y poco esperado, ya que era bastante difícil vaticinar el aumento salvaje de un team de .243 BA colectivo en 2016, saltando hasta .311 en menos de 365 días. Teniendo en cuenta que los Huracanes contaban prácticamente con la misma nómina de un año a otro: ¿Qué marcó ese rendimiento especial en 2017? Todo apunta a que hubo una dosificación de la preparación física de manera diferente. Hace tres semanas conversé con Raúl López, quien diseñó el plan de preparación del equipo en todos los sentidos, aunque luego, ya dentro de la temporada-2017, dirigió su trabajo plenamente al pitcheo como coach principal. 

En cuanto a las cargas de preparación, López me comentó que “habían reajustado parte del entrenamiento, haciendo bastante énfasis en el físico de los jugadores para llegar a un complemento de velocidad en función de la ofensiva y la defensa”. Así pues, las estadísticas demuestran un agradable resultado: Mayabeque saltó de un .270 BABIP en 2016 hasta .340 en 2017, con estos buenos promedios en diferentes situaciones de juego:

BABIP’s

  • .347 vs lanzadores derechos.
  • .327 vs lanzadores zurdos.
  • .350 con bases vacías.
  • .330 con corredores en bases.

Un año antes, esos mismos promedios oscilaban en esta cuerda:

  • .271 vs lanzadores derechos.
  • .273 vs lanzadores zurdos.
  • .279 con bases vacías.
  • .259 con corredores en bases.

Fueron grandes cambios, ¿verdad? De un team que lucía un pésimo .330 OBP, Mayabeque se convirtió en una alineación de respeto en la liga, con .394, y su slugging ascendió casi 100 puntos desde .342 a .417. Obviamente, es posible que este equipo se caiga un poco, dado el gran ascenso general que marcó, pero hay grandes probabilidades de que esas mejorías podrían mantenerse. Eso será, sobre todo, si no sufren pérdidas de algunos jugadores fundamentales. Denis Laza (.443), Michael González (.427), Alexander Pozo (.426), Pedro León (.389), Orlando Lavandera (.379), Dariel Oliva (.376) y Edain Román (.367) lucieron wOBA’s por encima de los .360, con 29 jonrones y 164-RBIs totales. Quizás el poder pueda haber estado en su máxima expresión general, pero todos ellos van a golpear, dado el excelente BABIP de .357 para el que se combinaron.

¿Dónde poner más interés?: Si el bullpen no responde, será difícil que este equipo repita su gran temporada de 2017, donde marcó ese balance de 17-28. El material joven está, con Alyanser Álvarez, Yadian Martínez, Diosbel Nápoles --resaltando en la rotación--, junto a los más experimentados José Norbelis Betancourt, Mario Batista, Jayner Rodríguez y Asiel Reyes. Sin embargo, ellos harán la diferencia realmente cuando ese bullpen permita (por lo menos) dos carreras por debajo del 7.67 ERA de 2017. Los relevistas del año pasado fueron tan decepcionantes, que rebasaron la copa de la inefectividad del bullpen fundador de los Huracanes en 2012 (lanzaron para 5.38).

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Ganan Matanzas e Industriales en la noche del lunes
Campeón vuelve a caer, dos nocaos en la tarde
Tigres siguen encabezando primer lugar de temporada cubana
Out 27: Rebelión pinera en casa de Víctor Mesa
Cocodrilos se alejan a dos
Cocodrilos ganan por la mínima
Leones sacan la artillería

ver más

ver más