¡58 días para la 58 Serie! │ La gran duda en cada equipo de béisbol: Granma, Guantánamo, Holguín y La Isla

Yirsandy RodríguezPor: Yirsandy Rodríguez │ Senior Writer en BaseballdeCuba

¡Bienvenidos a la segunda edición de “La gran duda de cada equipo” para la 58 Serie Nacional del béisbol cubano! A continuación, analizaremos las selecciones de Granma, Guantánamo, Holguín e Isla de la Juventud.

Rangos del ordenamiento: Artemisa, Ciego de Ávila, Cienfuegos y CamagüeyGranma, Guantánamo, Holguín y La Isla

Nota del editor: Los rangos de “La gran ‘duda’ en cada equipo de béisbol”, estarán ordenados alfabéticamente, a diferencia del resto de los power rankings que se estrenarán aquí.

GranmaGranma

La gran duda: ¿Cómo responderán de nuevo los veteranos con la ausencia de Lázaro Blanco? Aparentemente, eso no parece preocupante, pero lo es: ¿Qué garantía ofrecerán los brazos de Leandro Martínez y Yanier González? El zurdo, Leandro, lanzará con 39 años en la venidera temporada, mientras Yanier lo hará con 38. En 2017, sus brazos fueron fuerte y consiguieron promediar 100 innings, aportando marca de 15-12 en 34 (17 por 17) aperturas combinadas. Sin embargo, es un año más para esos brazos, y el desgaste en cada temporada ataca, sobre todo, su capacidad para dominar. De hecho, ya sus repertorios suelen ser menos infalibles. Ambos promediaron 2.69 strikeouts por cada nueve innings, y sus tasas de ponches sobre paseos fueron decadentes, con 1.03 para Martínez y 0.79 para González. En sus patrones de dominio, Martínez admitió mayor wOBA (.348) en 2017, que el de su carrera en las dos temporadas anteriores (.330), y eso se debe en parte a la subida del BABIP, de .281 en 2015 a .322 en 2017. 

Entre las notas a favor de Martínez, está la tasa de 63.6 GB%, maquillada sobre el .58.0% desde 2015. Eso se debe al trabajo de su cambio de velocidad, a la experiencia obtenida y, en gran medida, a la habilidad para recrudecer el comando. Por su parte, Yanier, a pesar de que es más joven, ha pasado problemas de control y tendrá que expandir más los pitcheos en zonas francas para bateadores de poder. Si no lo consigue, entonces esa tasa de jonrones de uno cada 16.1 elevados permitidos, será incontenible en el futuro cercano. Él ya ha perdido bastante su esplendor, viendo caer esa propia tasa oscilatoria, cuando el punto rondaba el 28.6 antes de 2017.

Lo ideal fuera que César García respaldara más esta temporada, pero dado su descenso en dominio durante 2017, después de ser el abridor del Opening Day contra Villa Clara, su rendimiento es impredecible y no deberíamos estar esperando mucho de él. Después de lanzar para 1.18 ERA en 68.2 inning de 2016, García dejó de eclipsarnos en la 57 Serie, admitiendo .397 slugging y .343 BABIP, luego de un antecedente probando un poco de efecto en su curva: .234/.327/.276, con .276 BABIP en 2016. No obstante, si quieres creer en el lanzador del fracasado 5.25 ERA, mantén la perspectiva en lo que viene. He ahí la duda: ¿Quién ofrece un empujón de pitcheo decente para intentar otro récord de 36-32 como el de Granma contra equipos clasificados en 2017?...

¿Dónde poner más interés?: Otro jardinero disponible para ofrecer energía no estará mal. La situación aquí es prevenir la ausencia --por lesión u otra razón-- de los jugadores regulares: Roel y Raico Santos, defensores del centerfield y el leftfield, junto a Yoelkis Céspedes, el rightfielder titular. Quizás una buena opción sea activar (a ratos) a Alexquemer Sánchez, quien golpeó .293/.420/.517, con 16 extra bases, 8 jonrones y 39 RBIs en la V Serie Nacional Sub-23. Obviamente, será difícil que él mantenga ese ritmo al nivel de la Serie Nacional, pero su velocidad y defensiva merecen un poco más de oportunidad detrás de los titulares del equipo.

GuantánamoGuantánamo

La gran duda: ¿Cuánto tiempo demorará la construcción de un equipo competitivo? Los Indios y los Huracanes de Mayabeque son los únicos dos conjuntos que no han visitado ninguna de las 2nds-fases en la historia de la Serie Nacional desde 2012. Desde entonces, Guantánamo tienen récord de 179-223, 80-100 desde 2014 y 61-74 desde 2015. Sin embargo, lo peor es que aún están lejos de conformar un equipo como el que viajó por última ocasión a la postemporada de 2011. ¿Aún te acuerdas de ellos?:

C – Roberto Borrero

1B – Joenny Southeran

2B – Yoilán Cerce

3B – Luis Sánchez

SS – Dainier Moreira

LF – Robert Luis Delgado

CF – Giorvis Duvergel

RF – Leonelkis Escalante

DH – Vismay Santos

Todos combatieron en siete juegos contra los Alazanes que contaban con la trilogía de Yoenis Céspedes, Alfredo Despaigne y Yordanis Samón --quienes se combinaron para 37.3 bdcWAR en toda la temporada—en el punto grueso del lineup, además de un leadoff hitter como el intermedista Ramón Tamayo --productor de 15 jonrones, .507 slugging y una capacidad en la disciplina con 4.5% BBSO—y detrás Urmaris Guerra, un 2nd-bate capaz de obtener poder y contacto, golpeando 16 jonrones, .248 ISO, 88 wRC y 72 RBIs. Aun así, el poder de los Indios encabezó el camino de la serie 3-2, con los éxitos de 9-6, 7-3 y 2-1 en el 1st, 4th y 5th juego. Hasta el final del 8th-inning en el Juego 6, Guantánamo estaba delante 1-0, guiados por Yoannis Turcás, quien más tarde fue relevado por Dalier Hinojosa en el final del 7th-inning. 

Si no te acuerdas de lo demás, entonces no seguiste de cerca los playoffs de la 50 Serie Nacional y, por ende, te perdiste uno de los momentos más significativos en la historia: El show de jonrones de Alfredo Despaigne vs Dalier Hinojosa, conectando batazos monstruosos en sus visitas al home plate durante el 8th y 10th-inning.

De esa manera, los Indios perdieron el Juego 6 por 2-1, y al día siguiente el Juego 7, recibiendo una paliza de 10-2, encabezada con un rally de seis carreras en la primera entrada. Fue una dura derrota para el manager Agustín Lescaille, que marcó el final en una de las mejores épocas para el béisbol guantanamero. En cinco temporadas al mando de los Indios, Lescaille marcó la diferencia como dirigente, exigiendo (sobre todo) disciplina al colectivo, y sus resultados aún sobresalen como los únicos registros positivos en la historia de los Indios: De 452 partidos dirigidos, ganó 235 y perdió 217, dejando el único balance por encima de .500 (.520) entre todos los managers en la historia del béisbol guantanamero en Series Nacionales. Detrás de Lescaille, el mejor promedio fue de Rubén Prevot, quien alcanzó marca de 66-69, .489 de average --aunque navegó en la constante del sub-.500. 

Sin dudas, se avecina la prolongación de tiempos difíciles para el béisbol en Guantánamo.

¿Dónde poner más interés?: Al tratarse de un equipo en construcción o búsqueda de talento fresco, no estaría mal ofrecerle la oportunidad de desarrollarse a algunos jóvenes con cierto talento desplegado en el Sub-23. Quizás, uno de estos chicos: Pedro Reville, Leodanis Brooks, Ricardo Preval y Luis Hechavarría podría ser una pieza de alivio en el futuro, unidos a Orlando Morales, quien ya mostró cierta habilidad para el contacto, golpeando .323/.351/.441 la pasada temporada. Entre todos los chicos del Sub-23, Reville es mi jugador preferido, el único que logra sobresalir con una marca de poder interesante y apreciables velocidades de salida: Marcando.424 slugging en la liga de jugadores de su edad. Sin embargo, hasta que no reciba una oportunidad, no podremos saber si él será realmente legítimo.  

HolguínHolguín

La gran duda: ¿Quién sostiene las ventajas en ese pitcheo de bullpen? Tenemos un problema grande para Holguín: Su pitcheo funcionó tan desfavorablemente, que desperdició una buena cantidad de sus ventajas en la pasada temporada, hundiéndose con récord de 9-19 en juegos decididos entre 1 y 3 carreras. El grave problema aquí es que, hacía apenas un año, los Cachorros habían obtenido mejor balance con un 38-39, a pesar de superar a sus oponentes 301 carreras por 281 en esos desafíos. En 2017, de los 15 lanzadores que relevaron al menos un partido, 13 admitieron promedios inflados por encima de .710 OPS. Dentro del grupo, los únicos que brillaron fueron Wilson Paredes y Yunier Suárez, quienes unificaron bastante dominio: .240/.319/.340, con apenas nueve extra bases permitidos en 34.1 IP. 

Este año, el novato Rafael Sánchez se perfila como la pieza más interesante para reforzar ese bullpen, aunque su hegemonía de .209 average admitido de la oposición no es una proyección visualmente esperada en la próxima Serie Nacional. Después de haber salido con marca de 9-19 en 28 decisiones por corto margen de diferencia, el menos-24 de diferencial de carreras resultó casi peor a la versión holguinera en la 28 Serie Nacional, que obtuvo apenas 6-20 y menos-28 en las decisiones entre 1 y 3 carreras.

¿Dónde poner más interés?: ¿Quién cubre el espacio de Yunior Paumier en tercera base, si Paumier juega de nuevo en el shortstop? Estoy seguro que ese es un asunto de análisis principal en la agenda del manager Noelvis González, a quien se le ofreció acertadamente otro año para estar al frente del team. En 2017, la estancia de Paumier fue positiva ante la ausencia de Yordan Manduley en el área del campo corto, donde fildeó .965 con apenas 5-errores en 265 innings. Sin embargo, su movida debilitó la tercera base, en un instante donde esa situación adversa se unió a la peor campaña de los leftfielders holguineros en los últimos años. 

Los miembros de la zona izquierda cometieron 20 errores en 263 oportunidades, para un pésimo fildeo de .923. ¿Pudo haber algo peor que eso? Sí: La capacidad para atrapar pelotas fue de 58.1% Catch entre las dos posiciones (tercera base y leftfield), por debajo del promedio de liga (59.1%). Si tu récord es de 47-58 en juegos decididos entre 1 y 3 carreras de diferencia desde 2015, es lógico que varios de esos errores se hayan convertido en tendencias arrastradas año por año.

Isla de la JuventudIsla de la Juventud

La gran duda: ¿Qué podrían aportar los lanzadores del Sub-23? Jonathan Carbó, Yainel Zayas, Miguel Lastra y Raúl Guilarte han sido dominantes en todo el calendario de la actual V Serie Nacional categoría Sub-23, pero su reto mayor está por venir: ¿Quién podría aportar garantía para la rotación de abridores o el bullpen?... ¿Qué pitcher dará el salto de nivel que necesita el equipo de los Piratas para convertirse en serios contendientes de nuevo? 

En 2017, el único lanzador con rendimiento sobresaliente entre el cuarteto antes expuesto fue Guilarte, quien registró una efectividad de 2.05 en 30.2 innings de 16 juegos lanzados, siempre como pieza de bullpen. Sin embargo, esa muestra de dominio es muy corta y, cuando miras que él relevó en el 68.8% de las ocasiones ingresando al juego en desventaja del team, su .271 BABIP-permitido aún no te convence. A su vez, el resto de los chicos fueron inconsistentes: 

  • Carbó, 6.55 ERA, .321/.449/.461
  • Lastra, 9.10 ERA, .322/.430/.426
  • Zayas, 5.19 ERA, .333/.455/.444
  • Guilarte, 2.05 ERA, .235/.316/.284

Una interesante tendencia positiva en esa lista fue llevada a cabo por Carbó, quien consiguió lanzar 44 innings y enfrentar a 207-bateadores: En sus 10 aperturas, promedió 4.2 innings de labor, y da la impresión que, si reduce su altísima tasa de 6.75 BB%, el daño admitido podría disminuir. Obviamente, Carbó está en medio de su fase de aprendizaje, y al menos asumió con valentía la responsabilidad de iniciar cada cinco días como 2nd-abridor del equipo en la Serie Nacional. Entre Carbó y el zurdo Yunier Gamboa, los Piratas garantizaron 23 aperturas de 45, y un récord de 8-10, con un toque de durabilidad.

¿Dónde poner más interés?: Hay grandes problemas defensivos en la parte izquierda del infield. A pesar de que Roberto Acevedo fildeó .941, fue el único jugador del infield --shortstop o tercera base-- con fPLUS positivo por encima del fildeador de remplazo en la liga durante 2017. Aunque cometió 11 errores, Acevedo registró más-4, dejando atrás, incluso, a Aquimo Jiménez, quien fildeó para .961. A nivel general, los problemas de los antesalistas se resumieron a un grave promedio de fildeo de .931, mientras los shortstop trabajaron para .945. ¿Quién fue el peor fildeador del equipo en tercera base? Precisamente Michel Enríquez, con ese menos-21 en el fPLUS. Quizás la solución temprana a este problema sea ofrecerle la regularidad al capitalino Yasmany Viera o mover a Acevedo hacia la antesala. (¿Auténtica solución?: El promedio de fPLUS entre ellos fue de menos-47…)

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Campeón vuelve a caer, dos nocaos en la tarde
Campeón en deuda ofensiva, cae nuevamente ante La Isla
Campeón triunfa y evita una vez más barrida
Out 27: Rebelión pinera en casa de Víctor Mesa
Talión sobre el diamante
La Serie para, pero el béisbol sigue
Si de refuerzos se trata. La Isla ya es tercera

ver más

ver más