MLB 2019 | Gurriel Jr. y Puig fallaron en el momento clave; ¡bienvenido Leonys a Cleveland!

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

Abr 2, 2019

El primer lunes en la temporada 2019 de las Grandes Ligas comenzó con un momento emocionante para los cubanos, ya que el villaclareño Leonys Martín fue ovacionado en su regreso a Progressive Field, vistiendo el traje de los Indios de Cleveland. Sin embargo, al filo de las 11:11 de la noche, había algunas nubes negras sobre el cielo del Great American Ball Park, luego del revés 4-3 de los Rojos de Cincinnati enfrentándose a los Cerveceros de Milwaukee.

En el largo match de 3 horas y 31 minutos, el nuevo rightfielder de los Rojos de Cincinnati, Yasiel Puig, al igual que su compatriota el cerrador Raisel Iglesias, fueron responsables en la derrota del team. Puig falló en el noveno episodio con el empate de los Reds en circulación, dominado por una bola rápida de Josh Hader. Y, Raisel, se vio inconsistente de nuevo, permitiendo par de dobles decisivos de Christian Yelich y Ryan Braun en el inicio del noveno inning, después de dos outs —ambas conexiones registraron más de 94-MPH en la velocidad de salida—. 

Durante la jornada de lunes, también se destacó Yandy Díaz (2-1, 2 anotadas y 2 bases por bolas) en el éxito 7-1 de Tampa Bay sobre Colorado, y el cátcher Yasmani Grandal (Brewers) marcó de 4-3, con su primer juego de multihits de la temporada —uno de ellos salió a 109.2 MPH, según STATCAST—. Por otro lado, Yuli Gurriel (Houston) bateó de 4-1 con un doble en la cerrada victoria de los Astros 2-1 contra los Rangers de Texas, y Aroldis Chapman registró su primer salvado del año para los Yankees de New York.

¿Más notas de la acción? ¡Por supuesto! Además de la estadística súper “cool” del día, el análisis de algunos breakout negativos y otros puntos para el debate:

II Edición de slumps y strikeouts: Sale, Puig, pero Lourdes Gurriel Jr. se mantiene

Aunque Yasiel Puig (había iniciado de 7-0 antes de este lunes) fue limitado por una bola rápida de 95 MPH de Josh Hader, para ceder el out final en la derrota de Cincinnati 4-3 ante los Cerveceros: ¡“El Caballo Loco” pegó su primer hit de la temporada! Fue un doble que consiguió contra Zach Davies en el final del quinto, devolviendo a 102.5 MPH un pitcheo bajo de 86.8. En ese instante, Puig puso el juego 3-2, y aquí están algunas de sus reacciones:

¿Cuántos dobles o extra bases de Puig veremos en 2019? Quieras o no, he aquí lo que dicen los números: No esperes un repunte ofensivo de Puig en abril, pues ha sido un bateador de apenas .241, el peor promedio en cualquier mes de su carrera.

Lourdes Gurriel Jr. vio aumentar su slump y está de 15-0. Falló cuatro veces este lunes contra los lanzadores de los Orioles de Baltimore, en una derrota 6-5 de los Blue Jays. Tiene siete strikeouts después de poncharse tres veces anoche, dos de ellas quedando confundido, sin hacer swing. Detallemos aquí cómo fue la frecuencia de los pitcheos de sus oponentes por cada turno:

1. 5 pitcheos, FB (92-MPH), FB (94), SL (81), SL (84), CH (83): Fly out al rightfield.

2. 4 pitcheos, FB (94-MPH), FB (94), FB (93), FB (95): Strikeout, sin hacer swing.

3. 3 pitcheos, FB (93-MPH), FB (95), SL (90): Strikeout, sin hacer swing.

4. 3 pitcheos, CU (85-MPH), SI (87), CU (85): Strikeout haciendo swing.

Después de que Gurriel Jr. fallara por cuarta ocasión, abanicando un cutter de 85 MPH, este había sido el acumulado de disparos recibidos: 6 bolas rápidas, 2 sliders, 2 cutters, un cambio de velocidad y una sinkerball. Fueron cinco pitcheos diferentes, con distintos efectos y localizaciones. Pero, si no ves esto, es posible que nunca entiendas mi punto:

Pitch SwStr% O-Swing% O-Contact%
Slider (SL) 21.60% 42.20% 40.40%
Changeup (CH) 20.60% 52.40% 54.60%
Curveball (CU) 9.30% 31.80% 61.90%
Cutter (FC) 8.70% 31.60% 50.00%
Sinker (SI) 6.10% 38.00% 68.40%
Fourseam (FA) 4.90% 26.20% 87.80%
DATA: FanGraphs. Leyenda: SwStr%= Swing marcados como strikes. O-Swing%= Swings a pelotas fuera de la zona de strike. O-Contact%: Contacto de los swings que fueron
a pelotas fuera de la zona de strike.

Entonces, ¿qué hemos descubierto aquí?: La diferencia de Gurriel Jr. entre sus problemas con las bolas rápidas y la mayoría de los otros pitcheos que ha visto —al menos en 50 PAs durante su corta carrera de Grandes Ligas—, se han hecho realmente notables. Como apreciarás, una de las fuertes tendencias han sido sus fallos de contacto en persecución, que se hacen más latentes cuando recibe sliders y cambios de velocidad. 

Así que esto no es nada nuevo, y puedes verlo en el plan que están preparando los rivales contra Lourdes esta temporada: Las bolas rápidas han tenido la intencionalidad de que Gurriel Jr. intente atacar, para luego abrumarlo con el breaking ball o el cambio de velocidad. 

En este sentido, los lanzadores de los Orioles le hicieron cada pitcheo con el comando ideal en la noche de este lunes a Gurriel Jr. Pero también debemos agregar a esa nota, que Lourdes fue confundido fácilmente con la mezcla. En el primer turno, le lanzaron dos bolas rápidas, dos sliders y, luego, un cambio que lo desestabilizó. Y, en el segundo, ¿qué le lanzarían? Nunca ese breaking ball que estabas esperando, muchacho: ¡Tres rectas, la última de 95 MPH! 

El tercer matchup cerró con el pitcheo que más persigue el joven espirituano, una slider interna, y el cuarto con par de cutters para abrir y cerrar la secuencia, el último en la zona alta, donde Lourdes no pudo conectar. En conclusión, todo esto nos remite a meditar sobre un tema que en no pocas ocasiones olvidamos: El nivel de competencia en MLB es altísimo, y la información disponible que manejan las organizaciones cada vez está tomando más valor y categoría dentro del juego. También el uso de la tecnología y el Big DATA ayuda al desarrollo de los jugadores en el análisis actual, obligándolos a enfocarse en busca de grandes ajustes. Sin embargo, para los peloteros cubanos, esa es una parte de la cultura beisbolera profesional que nunca han explorado, al menos en su experiencia dentro de Cuba.

Ante todos estos retos, esperamos que el talento de Gurriel Jr. pueda superar este mal inicio, desde ya un desafío para el joven pelotero de 24 años. Como dicen algunos jugadores: Quizás la solución inicial contra ese slump prolongado, se pueda frenar con un toque de pelota.

Los Indios ganan en el regreso de Leonys Martín a Cleveland. Fue emocionante ver la ovación de los fanáticos presentes en Progressive Field, cuando Leonys Martín salió a la grama, dando sus saltos característicos, con esa sonrisa de siempre dibujada en su rostro. 

Era el regreso de Martín, desde que jugó el 7 de agosto de 2018 su último partido con los Indios de Cleveland, antes de ser atacado por una bacteria que afectó su torrente sanguíneo. Martín, de 31 años de edad, estuvo entre la vida y la muerte. Sin embargo, con la ayuda de los médicos y un excelente plan de recuperación, el centerfielder cubano ha vuelto a los terrenos de béisbol. 

Este lunes, en Progressive Field, la que se convirtió en su nueva casa, producto de un traspaso de Detroit a Cleveland en la fecha límite de cambios de 2018, Leonys bateó el primer hit (doble) del duelo entre los Indios y los White Sox:

Martín había iniciado de 9-1 esta temporada, con cuatro strikeouts y un doble. Así que, luego de irse de 4-1 (promedia .154) con una base por bolas, otro ponche y una anotada este lunes, sus únicos dos hits han sido extra bases. Por cierto, es posible que no hayas maximizado esta pestaña de “COOL STAT”, iniciando abril:

Al final, entre saludos y sonrisas de sana rivalidad, Martín también sintió el afecto de sus compatriotas cubanos desde el dugout contrario, donde estaban Yoán Moncada (4-1, 2B, RBI, SO), José Abreu (4-0, 2-SO) y Yonder Alonso (2-0, BB y SO) con los White Sox. Fue un duelo emocionante hasta un punto, cuando Moncada empató el marcador 1-1 con un doble en el octavo, pero luego el bullpen de los Medias Blancas se desvaneció. Con un rally de cuatro carreras en el final de ese mismo inning, los Indios se llevaron el éxito 5-3 y así celebraron la victoria en el regreso de Leonys Martín.

Kendrys Morales está buscando poco a poco el calor ofensivo. Tomó un turno de emergente este lunes y bateó un sencillo (aplastando una curveball baja, a 81.6 MPH) que aumentó a 7-0 la ventaja de los A’s sobre los Red Sox. Esa fue la empujada No. 729 de su carrera de 13 temporadas, y la 43 con 85 hits contra los Medias Rojas de Boston —la mitad de sus imparables—. Ese par de números te hacen recordar el legado de uno de los bateadores cubanos más consistentes de este siglo en MLB. Todavía estoy pensando qué habría logrado en Grandes Ligas Kendrys Morales si no se hubiera lesionado aquella tarde del 29 de mayo de 2010, después de batear un Grand Slam contra Brandon League de los Marineros de Seattle. Piensa… Kendrys venía de batear 34 jonrones en 2009, pero ese bambinazo había sido su 11no en la temporada de 2010. ¡Onceno, apenas el 29 de mayo! 

¿Cuántos tenía Kendrys el 29 de mayo del año anterior, cuando terminó con 34? 

Solo ocho.

¡Béisbol!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 

ver más