V SN SUB-23 | ¡Alazanes tienen 5-0! Fue viernes de Walk-Off y, demasiadas bases por bolas…

Por: Yirsandy Rodríguez | yirsandybdc2018@gmail.com

Luis Milanés, el inicialista y cuarto madero de los Alazanes de Granma, entró al home plate en el noveno inning de este viernes, cuando su equipo perdía por 5-4 contra Santiago de Cuba en un juego de invictos entre los únicos dos conjuntos que iniciaron la jornada con récord de (4-0) en la V Serie Nacional Sub-23 del béisbol cubano.

Milanés había pasado una terrible tarde, conectando fuerte, pero el slugger de 23 años y 184 kg de peso iba de 0-for-4. En la colina, estaba José Barbosa, a quien, como relevo, le habían bateado apenas 0-for-13, y su tasa de ponches resplandecía en 9.00 por cada nueve episodios. ¡Buen trabajo, Barbosa!... 

Pero Milanés llegó para hacer un swing decisivo, y encontró como enviar un misil de línea al left field, el hit Walk-Off que decidió el duelo. ¡Los Alazanes remontaron un juego que perdían por 5-2 en el inicio del noveno! Sí, parece que ellos podrán ser lo suficientemente hábiles para mantener la energía victoriosa y un poco de poder ocasional.

Esta es la primera ocasión en que Granma inicia temporada con (5-0), pues su mejor actuación la registró con un (4-1) en 2016. Ese año, el rendimiento general del equipo se mantuvo bastante estable. Jugaron para más-26 en el diferencial de carreras durante los primeros cinco partidos, y luego colocaron un (8-7) y más-18 en los 15 siguientes. El gran problema aquí es que los Alazanes no han tenido un historial ganador luego de 20 juegos, con récord de (29-31). Su pitcheo, que parecía de los puntos menos fuertes, ha trabajado para 2.00 ERA y un wOBA permitido de .302. 

Aún es demasiado temprano para pronosticar si este equipo es verdaderamente legítimo en términos de contacto ofensivo, pero los partidos están pasando y un buen inicio podría ayudar en pos de compensar el largo camino (para estos chicos) de los 40 juegos en la etapa regular.

Muchos y… muchos boletos. La jornada de este viernes inició con una altísima tasa de bases por bolas (13.3%), lo que ha superado sin problemas el (9.8%) de 2017. Para no ser menos, en ocho desafíos de la jornada pulularon los paseos: Los pitchers lanzaron un total de 82, con exageradas cifras en los encuentros de Artemisa-Isla de la Juventud (15) y Pinar del Río-La Habana (13). Vamos a explorar algunas razones en este punto:

No es exactamente el año de los bateadores más temibles en la liga: De todos los jugadores activos, el único bateador con al menos ocho jonrones en una temporada del Nacional Sub-23 es el outfielder holguinero Jorge Peña (8 HRs en 2017). El recordista nacional, Lionard Kindelán (11 en 2017), salió del país, y años antes había partido el camagüeyano Henry Quintero (8 en 2014). Norel González (líder histórico con 21 HRs) aún está en activo, pero en la actual Serie Especial beisbolera de entrenamientos para asistir a eventos internacionales de este año. 

Vamos a los numeritos colectivos: Las tasas de jonrones han mejorado, pero eso no significa producción realmente. Comparando con 2017, el slugging ha pasado por una leve caída de .368 a .364, aunque el descenso es aún más apreciable cuando miras el BABIP: De .312 en 2017, .285 en 2018. La gran justificación de esa excesiva cantidad de bases por bolas no es resultado de una mejor ofensiva, sino de grandes problemas de mecánica, estrategia y comando. La nueva escalada de varios jugadores de la Serie Nacional Sub-18, ha influido en esta tendencia. Hay varios chicos que aún están conociendo la “zona de strike” y esta es su primera prueba de fuego a un nivel superior. Así que, no hay de otra, todos deberíamos tener paciencia en esta oleada de bases por bolas.

Puedes decirlo: Hubo tendencia con dos #Walk-Off este viernes. Por esa vía, al menos dos equipos se fueron frustrados con sus respectivos reveces de este viernes, pero no cabe duda que la diversión también estuvo a flor de piel en algunos parques de béisbol. El punto clave comenzó a titilar cuando los partidos pasaron de la sexta entrada, y algunos de esos bullpens se desmoronaron en un soplido. Estos fueron los asaltos más grandes al marcador que sufrieron los perdedores:

El rally: ¡6 en el 6!

La Habana ganaba por 5-3 cuando había consumido su sexto innings en el estadio Capitán San Luis, impulsados por un jonrón de tres carreras de Janell Torres frente al derecho de 19 años Julio Almora, para así pulverizar una cadena de 0-for-10. El top del line up que colocó el manager Lázaro de La Torres parecía arriesgado, manteniendo a Dayron Montoto como leadoff hitter y, como segundo bate, a zurdo Carlos Tejera: Ambos se combinaban con 0-for-24. 

No creo que haya sido una buena movida –el team sin todos esos fallos mejoraba de .224 a .313 BA. Sin embargo, el béisbol demuestra que es impredecible: Más allá de la mitad del juego, el enroque había dado resultado: Los bateadores 1 y 2, tenían 2-for-5, con dos remolcadas. Por esta vez, el pitcheo fue el que falló y embasó a 20 corredores (nueve por hits e igual cifra por boletos) en todo el desafío. En medio de semejante inefectividad, el shortstop vueltabajero, Tony Guerra, parecía ‘un slugger de toda la vida’ (para nada lo es realmente) y golpeó tres extra bases, dos de ellos jonrones, suficientes para producir seis carreras en el éxito de Pinar del Río por 11-5.

El rally: Mayabeque ganaba por 3-1, pero…

Después de un gran duelo entre Anyasel Álvarez (6IP, 3H, R, ER, 7SO, 3BB) y Adrian Bueno (6IP, 7H, 3R, 3ER, 2SO, BB) durante dos tercios en el estadio 5 de septiembre, el relevista Henry Moyet no pudo cerrar la puerta. Concedió dos boletos, luego vinieron dos hits y un pelotazo al emergente Javier Calderín igualó las acciones. Había un grave problema entonces: Félix Rodríguez entró al plato a enfrentar a Yenier Ramos, lo mismo que un bateador de .500 (11-for-22) contra un lanzador de 2.50 WHIP. ¿Cuál fue el resultado?... Rodríguez bateó un rolling imparable entre primera y segunda, marcando la pelota con la etiqueta de Walk-Off.

Jugada del día: Era la tarde del torpedero de los Piratas, Eddy Rodríguez. Golpeó 2-for-2, con un doble y dos anotadas, defensiva impecable y mostró habilidades para deshacerse de la pelota en el campo corto. ¿Qué tal estuvo una de sus mejores atrapadas?…

 

Ariel Díaz tiene otra joya de pitcheo para los Tigres. El zurdo de 23 años estaba intratable para los swings tuneros: Le batearon 1-for-17, y paseó por 6.1 innings, con un único problema monticular: La sombra de cinco boletos. Con el slump ofensivo que tiene Las Tunas, dos carreras de Ciego de Ávila sobraban: El sencillo de Lázaro Martín en el cuarto inning, habría ganado el desafío, pero los Tigres no se detuvieron hasta vencer por 5-1.

¿Será tan preocupante la situación de Villa Clara?… Renner Rivero se unió a Denis Quesada y dejaron en siete hits con ocho strikeouts a la apagada alineación villaclareña. Raúl Robert marcó la diferencia con par de empujadas, y Juan Miguel Martínez colaboró al golpear su primer extra base en 23 PAs.

No estoy pensando en un caos, pero la situación es incómoda para el manager Ariel Pestano: Villa Clara jugaba para (15-5) en su historia durante cada año en los primeros cinco juegos desde 2014. Iniciar perdiendo cuatro de cinco es como navegar en aguas desconocidas… Bueno, si algo consuela al manager Ariel Pestano, es que no está dirigiendo al peor equipo: Holguín tienen (o-5). Con esa racha negativa, solo tres equipos se han recuperado luego del debut: Sancti Spíritus (9-4 en 2014), Mayabeque (8-2 después de la racha negativa en 2016) y Ciego de Ávila (8-2 en 2017).

Actualización rápida… ¡Los Indios abrieron serie ganando! Orlenis Peña lanzó 6.1 innings, admitió apenas dos limpias y Guantánamo superó por 10-2 a Holguín. Peña también había ganado el último juego de los guantanameros sobre los Cachorros, 6-1 el pasado 19 de mayo de 2017. Biorgeldis Roque bateó 4-for-4, anotó tres carreras y Guillermo Gómez también consiguió tres hits con una impulsada. Para Holguín fue su quinta derrota en fila, la racha de reveces más grande de su historia iniciando campeonato. 

¿Será que cuando Leonel Segura produce podemos considerar a Camagüey como contendiente?... El inicialista camagüeyano bateó 3-for-4, con un triple y par de remolcadas, vitales para apoyar el pitcheo de Erisleidys Basulto en el triunfo ante Sancti Spíritus por 4-2.

Con la baja de algunas de las principales figuras de los equipos, la temporada parece bastante pareja, aunque los Alazanes de Granma (5-0) hayan derribado —por el momento— a los actuales campeones nacionales. No pensé que Villa Clara caería en este vacío de (1-4) desde el inicio, pero la falta de poder al no contar con Yosver Zulueta y Javier Mirabal en la proa de la rotación, avizoraban cierta pérdida de poder. Además, recuerde: Norel González es el mejor bateador en la historia del Sub-23, y lo más lógico es que Villa Clara no sea mejor sin su aporte ofensivo. 

Sus numeritos fueron salvajes, con 21 jonrones y 98 empujadas desde 2014. Sumó 18.8 bdcWAR en esos años y, si no lo viste golpear, imagínate que fue una especie de Bryce Harper (para comparar su impacto) en el centro del line up de Villa Clara. Él se veía haciéndolo todo demasiado fácil, y el peso de su partida podría poner a Villa Clara en aprietos.

¿Qué esperar del béisbol este fin de semana?... ¡Obtén todas las mejores historias que buscas aquí!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Alfredo Despaigne de regreso en Cuba
Leones sacan la artillería
Camagüey triunfa en el regreso de Despaigne
Resurgen los campeones
Más con menos
Artemisa y Granma acechan la cima
Yulieski regresa, su hermano decide

ver más

ver más