58 SNB | Frank Monthiet demuestra que aún es una pieza necesaria para Industriales en juegos de presión

Yirsandy RodríguezPor: Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba

Por si te lo perdiste: Este jueves fue una de las mejores jornadas para los lanzadores en la 58 Serie Nacional del béisbol cubano. Fue una intensa disputa que concluyó a las 11:25 de la noche, pero aquí estoy para mostrarte cada giro interesante en el marcador, los momentos más significativos y el análisis del sprint final por la clasificación:

Frank Monthiet hace suya la noche del duelo entre Industriales y Las Tunas: Un punto interesante antes de revivir los mejores instantes del juego: ¿Recuerdas que Frank Monthiet viene de iniciar un Perfect Game de 20-outs? Ok, prueba lo que hizo en la noche de este jueves, cuando ganó su 99t desafío en Series Nacionales, su segunda joya consecutiva en el estadio Latinoamericano. 

Se repetía el duelo entre el zurdo Yudiel Rodríguez y Monthiet, un match que ganó el derecho de La Lisa en la temporada pasada. Sin embargo, este enfrentamiento no se pudo repetir en los playoffs, pues Monthiet terminó lesionado a finales de la 2nd-Fase, lo que obligó al manager Víctor Mesa a hacer un movimiento para reforzar su pitcheo de cara a la semifinal.

Pensando en eso, escuché todo el partido entre Industriales y Las Tunas, una verdadera reedición de la semifinal en la 57 Serie Nacional. Del primero al cuarto inning, fue un juego de 1-1, rápido, con excelentes jugadas defensivas y cierto predominio del pitcheo. Todo marchaba tranquilo, hasta que Rudy Reyes golpeó un largo doble al jardín derecho con dos outs en el 5th. Yudiel había dominado a 10 rivales en fila, pero vivió una pesadilla antes de sacar el out No-15. Andrés Hernández le pegó otro doble, Yoasán Guillén envió al plato a Andrés, y también anotó gracias a dos errores (del leftfielder y el cátcher), para conformar un rally de 3-carreras. 4-1 ganaba Industriales y, ¡aquí viene Frank Monthiet.

El derecho del No. “28” no dio tregua esta vez: Respiró después de una amenaza de los Alarcón en el 4th, que la defensiva le resolvió por el mal corrido de ambos hermanos. Después de eso, el campeón olímpico de 33 años dominó a 13 bateadores en fila, hasta transferir por paseo a Larduet en el inicio del 8th con dos outs. Soltó 111 pitcheos, 68 de ellos strikes y, para beneplácito de sus fanáticos y compañeros, el relevista Elder Nodal cerró sin problemas colgando los últimos cuatro outs. Al salir del box, el manager Rey Vicente Anglada fue el primero en recibirlo, haciéndole una reverencia con todo su afecto después de la gran actuación. Los Leones marcaron otra carrera en el 8th para ganar por 5-1, y aún conservan su posición de privilegio con marca de 19-12, ubicándose en el tercer lugar.

Industriales y Las Tunas decidirán su enfrentamiento este viernes, en otro desafío adelantado de playoffs.

Yudiel Rodríguez y Las Tunas no quieren ver a Yordanis Samón. No sé si estabas en el estadio, pero, ¡qué clase de línea le pegó Yordanis Samón al zurdo Yudiel Rodríguez! El cuarto jonrón del DH de los Industriales y su No. 162 en Series Nacionales, empató el partido 1-1 en el fondo del 2nd-inning. Para Samón, fue el jonrón No. 15 de su carrera contra Las Tunas, y el tercero que conecta contra los pitcheos de Yudiel desde el 18 de agosto de 2017.

A las 4:37 de la tarde, parecía que algunos pitchers habían puesto en stop la ofensiva de sus rivales: Pinar del Río le ganó 1-0 a Villa Clara, los Piratas vencían 4-0 a los Toros que tenían solo un hit en el inicio del 8th. Guantánamo ganaba por 6-4 frente a Cienfuegos, pero el relevista de los Elefantes, José Ozuna, retiró 6.1 inning en menos de 95 minutos, después del rally de los Indios en el primer capítulo. 

Mayabeque derrotaba 1-0 a los Gallos en el 6th, Artemisa iba camino a romper su mala racha de cinco derrotas en fila frenando 5-0 a Matanzas, y Holguín vencía 3-0 a Santiago de Cuba, con una excelente apertura del diestro Wilson Paredes. Gran parte de toda esa acción era interesante, y definitivamente trascendió aún más después de ver algunos resultados finales diferentes:

Joel Mojena brilla en la noche de los Alazanes que queremos ver. Los actuales campeones nacionales vencieron por 7-1 en la noche de este jueves, golpeando 12 hits (cuatro de ellos extra bases) para romperle la racha de cinco triunfos a los Tigres de Ciego de Ávila,  apenas su 10th derrota en toda la temporada. Sin embargo, más allá de eso, lo interesante en la noche avileña fue que los Alazanes brillaron, mostrando la agresividad encantadora con la cual se han titulado en las últimas dos temporadas. Aunque su pitcher abridor falló, el derecho Erluis Blanco, hizo falta un solo relevo para el resto del partido. ¿Quién otro? Obvio, el diestro de 27 años, Joel Mojena.

Los Tigres estaban montando un ataque en el final del segundo inning, cuando llenaron las bases con un sencillo de Rubén Valdés, pero Mojena cortó la inspiración del momento retirando a Raúl González en fly al centerfield. Un inning más tarde, los Tigres atacaron de nuevo, con doble de Humberto Morales y sencillo de Abdel Civil, dejando la amenaza en manos del trío de Yoelvis Fis, Alfredo Fadraga y Lázaro Martín. Entonces, ¿qué sucedió? Vimos muchas sliders salidas del brazo de Mojena, y varios swings perdidos: Tres ponches consecutivos enterraron el inning. De ahí en adelante, mientras los Alazanes atacaban al derecho Yander Guevara, quien se fue con cuatro permitidas (solo una limpia) en 5.1 innings, Mojena fue retirando uno y otro round. 

Después del 3rd, los avileños se fueron de 22-0 contra sus pitcheos, dominio que le permitió terminar el partido con un gran trabajo de 7.1 episodios. Fue una gran actuación, otra significativa muestra de dominio de Mojena, que entró al juego con una efectividad de 1.96 y 17-strikeouts en 18.1 innings desde el 1 de septiembre. A su vez, los Alazanes funcionaron como la maquinaria ofensiva que se esperaba de ellos más a menudo. Guillermo Avilés sentenció el partido jonroneando con dos en base (tenía conteo de 1-2) frente al novato Yorlián Rodríguez, superando una recta alta y, sobre todo, su pésimo slugging de .258 contra lanzadores zurdos este año.

Con 12 hits y extra bases de todas dimensiones, los actuales titulares de la Serie Nacional demostraron (al menos por una noche) que pueden resucitar. No hay mucho tiempo, pero si se muestran así en sus siguientes 14 partidos, quizás el aporte ofensivo respalde a una rotación insuficiente de lanzadores. 

Duelo de pitcheo del día: Los Vegueros de Pinar del Río vencieron 1-0 a los Azucareros de Villa Clara, durante el primer match que sostienen como managers Pedro Luis Lazo y Eduardo Paret. Del desafío protagonizado por Yosvany Torres y Yosver Zulueta, lo más parecido a la experiencia enfrentándose ante la juventud, aquí hay algunas notas:

  • Fue el 7th juego de 1-0 entre Villa Clara y Pinar del Río en la historia, con apenas la segunda victoria para los Vegueros. Ah, eso sí: Sus dos éxitos han sido en el estadio Capitán San Luis, y el anterior a este del jueves fue el 28 de diciembre de 2013, un match dominado por el novato Vladimir Gutiérrez (lanzó cinco innings) y el estelar cerrador zurdo Livan Moinelo (retiró los otros cuatro, con ocho ponches en una rueda donde dejó a los villaclareños en 1-for-12).
  • Este fue el cuarto resultado de 1-0 en esta temporada, y Pinar del Río se ha visto involucrado en todos. Perdieron los dos primeros, ambas derrotas del derecho Yaifredo Domínguez, el 11 de agosto contra Cienfuegos y luego el 23 frente a Mayabeque. Después de eso, los Vegueros han ganado dos, pero Yaifredo siguió sin suerte. Inició el primer desafío contra Industriales, y no pudo completar las cinco entradas porque el encuentro se pospuso por lluvia. Al día siguiente, el relevista Frank Luis Medina retiró dos tercios con gran dominio y venció a los Azules. De este último resultado, aquí puedes obtener todos los detalles publicados en twitter por mi colega Ray Otero:

  • Sepa además que: Fue el 33rd juego de 1-0 entre los Cuatro Grandes del béisbol cubano y, a pesar de la derrota este jueves, Villa Clara sigue liderando con marca de 10-7. Detrás de los Azucareros, Industriales tiene (9-8), Pinar del Río (8-10) y Santiago de Cuba (5-8).

Wilson Paredes con (6-0) sigue en una temporada fascinante. La lluvia impidió que el diestro holguinero siguiera lanzando, pero lo interesante es que al menos completó las primeras cinco entradas. Permitió 6-for-16, ponchó a dos y luego le cedió la pelota en la reanudación al novato Rafael Sánchez, quien sacó a tres de sus cuatro enfrentados por la vía de los strikes. Con el éxito, ahora Paredes ascendió a 6-0, bajando su 4.30 ERA en septiembre, que se había elevado desde el 1.65 en agosto. Quizás esa bajada de efectividad este mes sea un indicio de que no podrá aguantar el trabajo como abridor, pero por ahora tiene 6-0, 29-strikeuts en 36 innings y su control es exquisito, con solo 12 bases por bolas. Control, durabilidad y dominio, con un jonrón permitido ante 135 oponentes se ve muy bien, diría el manager Noelvis González.

Walk-Off del jueves: Los Huracanes aún tienen vida. Alyanser Álvarez no pudo salvar esta vez, pero lanzó una gran joya de relevo, dejando a los Gallos en 1-for-11 desde el séptimo. Pero de todos esos 11 outs de Álvarez, hubo uno realmente especial: El strikeouts a Orlando Acebey para el segundo out en el 10th, durante la Regla IBAF. Antes del ponche, un force out en tercera fue crucial, para luego dar paso a la decisión del partido, cuando Yasniel González golpeó un cañonazo que marcó el 2-1 en el pizarrón.

Era el juego de los Indios hasta que anunciaron la llegada al home de Daniel Pérez a empuñar por Cienfuegos. Lo interesante y al mismo tiempo sorpresivo cada año (al menos desde 2012, cuando comenzó esta estructura de 45 partidos iniciales) en el tercio final de la primera fase, es ver de la manera en que varias situaciones cambian en solo semanas, días, horas, minutos. El pasado miércoles, los Elefantes de Cienfuegos eran un equipo sin expectativas de clasificación. Este viernes, eso podría cambiar razonablemente si ellos barren a Guantánamo en casa. De todas formas, esperemos sin adelantarnos. Mientras, apunta una manera más de perder un partido en menos de cinco minutos. Cienfuegos llegó al lucky seven perdiendo por 6-4, pero… César Prieto recibió un pelotazo, Pavel Quesada dirigió un lineazo al centerfield y, con un swing, Daniel Pérez descargó un jonrón enorme que dio vuelta al marcador contra el relevista de los Indios Maikel Preval. Otros siete bateadores pasaron por el home plate, y los sureños terminaron anotando rally de cuatro que sentenció la pizarra a su favor por 8-6. Son cosas del béisbol: La remontada de los Elefantes los acercó tanto a los Indios, que ahora están detrás con .433 de promedio por .438.

Adiós a las rachas. Los Cazadores de Artemisa volvieron al ataque de nuevo, y después de caer 8-6 contra Matanzas, ganaron 5-0 con el zurdo Ricardo Martínez, para así romper la seguidilla negativa de cinco derrotas. Y, algunas horas después, Ciego de Ávila y Las Tunas vieron rotas sus rachas de cinco victorias, 7-1 y 5-1, respectivamente.

Noticia sorprendente del día: Stayler Hernández está en un slump de 11-0. Sí, no es un error. El outfielder encendido del número “15” en los Industriales, ha fallado 11 veces consecutivas desde el pasado lunes. No obstante, se sabe cuando estás en una gran temporada de solo mirar como varían los averages: Stayler inició la serie contra Las Tunas en .447, y luego de irse de 11-0 aún está luciendo un .414 imponente. 

Del otro lado del dugout, uno de sus más cercanos contrincantes por el título de bateo, el cátcher tunero Yosvany Alarcón, no ha podido aprovechar del todo la momentánea caída de Stayler. Alarcón está de 9-4 desde el pasado miércoles contra el pitcheo de Industriales, se mantiene intacto con .442 de promedio y el capitalino Jorge Alomá terminó el doble juego con .431 – Alarcón llegó a 10 jonrones y 50 hits en 113 turnos. Lo interesante aquí es que Stayler se ha mantenido poniendo la bola en juego, y se ha ponchado en un solo turno en esta mala racha. 

Aquí están todos los fallos: 53, K, 43, F8, EE, F8, 43, 63, 13, F7, 63 – si no hubo una rectificación de los anotadores oficiales. Como ves, hay varias conexiones repartidas hacia todas partes del diamante, pero ninguna unidad de línea y seis rodados casi intrascendentes. Ahora recuerdo cuando conversé con el intermedista de Industriales (actualmente lesionado) Juan Carlos Torriente, cuando estaba en medio de su racha ardiente de .408 el año pasado. Él me dijo algo muy interesante que les hago saber: “Hombre, muy pocas veces voy a batear elevados, a no ser que el equipo lo necesite. Siempre me enfoco en buscar la manera de pegarle de línea a la pelota, pero esa es una tarea difícil. Y, aun consiguiéndolo, nunca batearás 1.000”. 

Imagínate, Torriente estaba golpeando .818 de promedio cuando disparaba unidades de línea y no dejaba de resaltar lo difícil que era tener éxito. El otro detalle que vale la pena señalar, tiene que ver con los turnos al bate. Mientras más avanza la temporada, es más difícil sostener esos .400 de promedio o más. Mira cómo ha variado el rendimiento de Stayler entre el 10 de agosto y el 19 de septiembre:

Estadísticas en agosto: .490 BA, 15 BB, 4 SO.

Estadísticas en septiembre: .407 BA, 5 BB, 5 SO.

Estadísticas en los últimos seis juegos: .357 BA, BB, 5 SO.

Han aparecido más strikeouts que ponches (tampoco una oleada gigantesca, pero lo suficiente para interferir), y el éxito en contacto ha disminuido poco a poco. Tome otro aspecto en consideración: Stayler batea en el tercer turno, y el promedio de las PAs de Industriales por juego ha oscilado alrededor de 41 o 42. Eso indica que hay cuatro vueltas seguras para todo el lineup, y en casi todos los juegos un quinto turno para los hombres colocados en el 1-2-3. Multiplica esa media de casi cinco visitas al home por los restantes 59 partidos de Industriales (asumiendo que Stayler no se lesionará y el equipo llegará sin contratiempos a la segunda fase), y encontrarás más de 410 PA fácilmente. Oye, en más de 380 PA es difícil mantenerse sobre .400, imagínate en más de 400. 

Es más, solo dos hombres han bateado por encima de .400 en los últimos 20 años, viajando por el home plate en al menos 400 PA. ¿Quiénes han sido? Dos pineros: Alexander Ramos en el 2000 (.404 en 413 PAs) y Michel Enríquez en 2009 (.401 en 400 PAs). Ellos fueron parte de una gran generación de bateadores que recibió el regreso del bate de madera en 1999, e hicieron del bateo más que un arte en Series Nacionales. Ha sido bueno recordar parte de todo ese legado en solo segundos, ¿verdad?... Aunque, cuando se mencionan los hitos y marcas de cada uno de ellos, poco se recuerda a un hombre que fue vital en su desarrollo como bateadores. Por si no lo sabías, su nombre es Lázaro Castro Sardiñas, uno de los buenos coach de bateo que han pasado por las Series Nacionales.

Se subvalora bastante el trabajo de ellos, pero detrás de cada éxito en cualquier deporte, siempre hay un gran entrenador.

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Ganan Matanzas e Industriales en la noche del lunes
Temas de la 54 SN: Industriales, nuevamente favorito
Tras jornada sabatina, Industriales único invicto
Industriales se lleva primera derrota de la temporada
Ratificada sanción a santiaguero Danny Betancourt
Cachorros completan barrida de Leones
Líderes del torneo caen
Leones sacan la artillería
Talión sobre el diamante

ver más

ver más