17th-Serie Amistosa Anual Cuba vs USA | Es solo un pestañazo: La muestra de talento de los colegiales continúa

Yirsandy RodriguezPor: Yirsandy Rodriguez | Senior Writer en BaseballdeCuba

LA HABANA -- El team Nacional Colegial de Béisbol de los Estados Unidos, inició la 17th-Serie Amistosa Anual Internacional con éxito frente a Cuba por 5-1, durante la noche de este martes en el estadio Latinoamericano. 

Luego de un largo día de viaje desde Atlanta, la prestigiosa selección Nacional de prospectos colegiales mostró solo un adelanto de su admirable nivel de juego. Como dijo Drew Parrish, quien arroyó a la tanda cubana en la colina, dejándolos en apenas un hit, con un no-hitter de 13-outs desde el inicio: “Nuestra confianza es enorme. Si podemos despertarnos a las 5 a.m., viajar todo el día y, aun así, ganar, el descanso de un día completo solo nos dará mucha más confianza. Ojalá podamos seguir adelante y salir a ganar mañana”, expresó a USABaseball el abridor del Opening Day de la Serie Amistosa Anual contra Cuba.

En caso de que te hayas perdido la joya de pitcheo de Drew Parrish, aquí tienes la historia de su gran noche de bienvenida en La Habana.

Tras el éxito en su debut contra Cuba, el sexto de los últimos siete primeros enfrentamientos desde 2012, Estados Unidos tiene ahora una marca de 10-2 en sus 12 decisiones de verano, 6-1 jugando en casa y 4-1 en condición de visitante. Sin embargo, a pesar de que ese resultado ha sido consistente y su pitcheo tiene el plato fuerte del rendimiento con una efectividad colectiva de 1.57 en 108.2 innings, el manager Paul Mainieri considera que el partido de este martes contra Cuba ha sido uno de los más positivos en todo el verano:

“Le dije a los jugadores después del juego que podría haber sido nuestra mejor actuación general del verano. Obviamente, Drew Parrish era la clave para que el juego saliera y fuera tan brillante. Normalmente lo hubiéramos eliminado después de cuatro entradas, pero era tan eficiente y quería ir a otro inning, además de que no tenía hit permitido. Simplemente, hizo un gran trabajo. Hicimos girar bien a los swings toda la noche, tuvimos muchos golpes de línea, corrimos bien las bases e hicimos algunas buenas jugadas en defensa. Es lo mejor que podemos jugar. Nos levantamos a las 5:30 a.m., y dejamos Atlanta a las 6 a.m. Pasar por todo lo que hicimos para llegar aquí y luego salir a jugar de la manera en que lo hicimos, no podría estar más orgulloso de los muchachos”, dijo Mainieri a USABaseball al término del primer juego.

Aunque este equipo ha bateado apenas .256, han golpeado 24 extra bases, tienen 48 bases por bolas y nueve robos en 15 intentos, con una defensiva de .985. Si lo comparamos con el team de 2017, podemos apreciar que tienen mejores bateadores de contacto (el año pasado el equipo bateó solo .242), y una defensiva superior, pero aún están demasiado por debajo de las 5.15 carreras producidas durante el verano del año pasado. Aun así, la conformación del pitcheo esta vez parece una selección más compacta, aunque la predicción de la tasa de ponches por cada nueve innings pretende rondar entre 9.9 y 10.0, bastante similar al 9.9 de 2017. Mirando eso, cuando te detienes a pensar que Drew Parrish no es el hombre ideal No. 1 del staff de lanzadores, creo que es cuando te sorprendes aún más. Mira, menos el abridor John Doxakis, todos los lanzadores de Estados Unidos tienen al menos un ponche por inning, así que esa lista es genial y poderosa antes de llegar a estos retadores:

Max Meyer: 13 strikeouts/6 IP.

Jake Agnos: 11 strikeouts/5.1 IP.

Graeme Stinson: 10 strikeouts/6 IP.

Kyle Brnovich: 10 strikeouts/6.2 IP.

En cuanto a la ofensiva, por supuesto, todo se ha ido calentando. Eso sí, por ahora el poder se ha concentrado en seis bateadores de muestras interesantes, encabezados por el leadoff hitter Bryant Packard. El outfielder de 21 años, natural de Greenville, golpeó 2-for-4 en la noche de este martes contra Cuba y ahora está bateando .455/.462/.455 en la actual gira de verano de los Colegiales estadounidenses. Aunque tiene solo 11 ABs, sabemos que su producción es legítima por el interesante pedigrí adjunto: Este año, bateó .406/.462/.671 en East Carolina y produjo 14 jonrones con 50 RBIs. Otro de los bateadores que robó un poco de atención fue Adley Rutschman, justo delante de Andrew Vaughn, quien consiguió dos contactos sólidos -- un sencillo de línea al left, rompiendo una curva de Dachel Duquesne y Sac/Fly frente a Yoanis Yera --, pero todavía no ha desatado lo mejor de su swing. Es cierto, estamos viendo a un equipo de apenas .256 de promedio en los registros de estadísticas, pero sabemos que esos numeritos perteneces a un grupo que todavía no ha gozado sus mejores instantes en el plato. 

Como te gusta siempre estar en la avanzada, obtén solo algunas muestras que podrían ayudarnos a perseguir los mejores turnos al bate en el Juego 2:

Contacto: Mira las manos de Adley Rutschman. En el primer inning, aventó una curva bastante lenta de Duquesne y golpeó un doble al left, ejecutando un bonito swing, para trasladar hábilmente la masa del bate. Rutschman fue un fino bateador con Oregon State este año, pero su 1.133 OPS fue alimentado gradualmente por su destreza de manos y ojos. Bateó 22 dobles y estuvo dentro de los siete titulares calificados con más de 100 hits (golpeó 102), desplegando una disciplina de 53 paseos y 40 strikeouts que podría ser mucho mejor. Después de apuntarse otro doble y un ponche iniciando la tanda de Estados Unidos contra el zurdo Yoanis Yera, Rutschman dirigió magistralmente otra línea hacia left-field, derritiendo una bola rápida (89 mph) del relevista Alejandro Meneses en cuenta de 2-0.

Definición de la zona de strike: No siempre la obtención de bases por bolas nos declara del todo la disciplina ofensiva de una alineación en el béisbol. La secuencia también importa, y creo que lleva el mayor peso: El pitcheo cubano eliminó a la tanda estadounidense en solo dos ocasiones de 1-2-3 durante todo el partido. Los Colegiales no se mostraron abatidos por los pitcheos del cubano Dachel Duquesne -- tenía el cambio de velocidad a tono, pero una fastball de apenas 84 mph --, solo que, simplemente, intentaron atacar buscando un mejor conteo y el rally no brotó. 

Fueron cinco dejados en base durante las primeras cuatro entradas después de encabezar la pizarra por 3-0, así que el marcador pudo terminar mucho más desproporcionado.

Velocidad: Este Team de USA no es más rápido que el de 2017. Las estadísticas periféricas lo muestran, y nos ayudan a definir el criterio de que los chicos del año pasado eran más astutos robadores. En 43 intentos, robaron 33 bases, mientras esta selección de 2018 tiene balance de 9-5 en 16 intentos. La efectividad del 76% de 2017 supera casi en un 15% a la de esta temporada, asumiendo además una mayor frecuencia de intentos. Después de que Yosvany Alarcón pescó con un buen tiro a segunda base al 2nd-bate Dominic Fletcher en el 1st-inning, Estados Unidos no tuvo mucho apetito por el robo de bases en el resto de la noche.

Agresividad: Ni el brazo de Yoelkis Céspedes pudo detener a Bryant Packard, así que la tarea de barrido y tiro será mucho más difícil para Roel Santos (centerfield) o Frederich Cepeda (Left).

Asumiendo que el pre arranque de Cuba aún podría estar en pie, esperemos una mejoría de sus debilidades ofensivas y, sobre todo, que la agresividad de mando se ajuste en el home plate para el Juego 2, esta noche en el estadio Latinoamericano.

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol! 

 
J.C.C.' 2014/Team Cuba
USA Baseball recibe a Cuba en Serie Amistosa 2015
Nicaragüa y Cuba topan desde mañana
Torneo de Rotterdam: Lista nómina cubana
Tope USA-Cuba 2015: Listo elenco norteamericano
Tope USA-Cuba 2015: Yadiel Hernández deja elenco cubano

ver más

ver más