58 SNB | Dentro del clásico Industriales vs Santiago: En la tarde de Brian Chi, otro capítulo para Malleta

Por Yirsandy Rodríguez y Ruth Soto Falcón | Staff de BaseballdeCuba

LA HABANA — Está claro que no es la clásica serie entre Industriales vs Santiago de Cuba, a gradas llenas en el estadio Latinoamericano.

No disfrutaremos del matchups de Norge Luis Vera vs Antonio Scull como en 1999, ni el de José Modesto Darcourt vs Orestes Kindelán... o Pablo Miguel Abreu vs Antonio Pacheco. Lamentablemente, son otros tiempos.

Tampoco es la era del chico indomable llamado Frank Monthiet, luciendo la bola rápida de 95 MPH en sus primeros meses de los 20 años, contra la “Nueva Aplanadora”, un team cargado de energía, exhibiendo la brillantez de una nueva generación con Ronnier Mustelier, Héctor Olivera y José Julio Ruíz.

Industriales vs Santiago de Cuba o Leones vs Avispas nos traían algunos de esos duelos. Ya no es igual, pero no cabe duda de que, en esencia, siempre nos han regalado una interminable rivalidad. 

Y, ese calificativo de “incesante rivalidad”, seguirá de generación en generación, pues el desafío entre dos equipos beisboleros va más allá del terreno. Se trata de una competencia regional, donde cada provincia intenta sobresalir en el plano deportivo.

Hemos llegado hasta aquí: 180 partidos entre ambos, con un predominante balance de 97-83 a favor de Industriales.

Este martes en el estadio Latinoamericano, las condiciones climatológicas hicieron demorar el partido, pero a las 5:14 PM se pudo escuchar la voz de ¡Playball! 

Como parte de una presentación de las nuevas generaciones en el clásico beisbolero cubano entre Industriales y Santiago de Cuba, Norge Carlos Vera Jr. por las Avispas y Brian Chí con los Industriales, de 18 y 19 años, respectivamente, protagonizaron el duelo de pitcheo.

Fue un partido de 1-0 a favor de los Azules en la primeras cinco entradas, desde que Wilfredo Aroche remolcó a Yoasan Guillén (inició el inning con doble al rightfield) con un sencillo al leftfield. Ambas conexiones llegaron en un descuido al primer pitcheo, donde no apeló a su efectiva curva o el slider rápido. Prefirió poner un pitcheo afuera para los dos y fue castigado. Sin embargo, los Industriales no le hicieron un daño notable a Vera Jr. hasta que anotaron un rally de tres carreras en el 6th. Sencillos consecutivos de Yordanis Samón, Alexander Malleta y Juan Carlos Torriente —quien llegó de la lista de lesionados— llenaron las almohadillas, y Rey Vicente Anglada activó a Yohandry Urgellés como emergente.

En ese instante, pensé que después de haber lanzado su pitcheo No. 80, Vera Jr. iba a ser sustituido por un relevista para intentar obtener un buen pitcheo que generara el clásico rodado para double play. Pero, la decisión del manager Heriberto Rosales —a pesar de que incidió directamente en la decisión del partido—, nos dirigía a puntos interesantes de análisis. ¿Quién es el relevista zurdo situacional para una situación de presión como esa?

¿Ulfrido García? No. Está recibiendo descanso por su apertura de 100 pitcheos el pasado domingo contra los Piratas de la Isla. ¿Osmeidi García? No. Ha sido fatal. García, quien fue agujereado en el Juego 1 de Santiago de Cuba vs Sancti Spíritus, durante aquel interminable 10th-inning que se extendió a 56 minutos después de un out, no brinda garantía ninguna. Permitía .300/.391/.400, con .791 OPS y un .400 BABIP a sus oponentes zurdos. Eso es Aterrador.

Lo que sucedió: Rosales no fue al bolígrafo, mantuvo a Vera Jr., y el veterano Yohandry Urgellés desenvainó el madero con la habilidad que aún conserva su swing a los 37 años. El No. “14” Azul, soltó un cohete por tierra directo al rightfield, que sirvió para enviar a dos carreras hacia el home plate. El marcador cambió su aspecto numérico, de 1-0 a 3-1 y, acto seguido, se puso 4-0, cuando Guillén recibió al relevista Yoendris Montero con un hit al left después de un out.

BRIAN, ¡SÍ!

A diferencia de sus dos aperturas anteriores, donde lanzó para 7.46 ERA y soportó un OPS de .986 frente a 27 contrarios, Brian Chí superó su gran deficiencia: La extensión de su pre arranque y, junto a eso, el capricho de no ir a sus pitcheos secundarios en el momento justo. Y, por cierto, antes de ponchar a Sergio Bartelemy con las bases llenas, volvió a pasar por eso. En 11 pitcheos, había obsequiado dos paseos, y un toque de pelota le regaló el primer out del inning —¡Gracias por activar la “SH”, Heriberto Rosales… diría Chi! 

Sin outs, dominó a Gelkis Jiménez con un intrascendente fly al derecho y, acto seguido, debía enfrentarse a Bartelemy, un bateador zurdo con un swing de largo alcance y .910 OPS con corredores en bases. He aquí la mezcla efectiva. Chi lanzó su primera curva en el pitcheo No. 12, todo eran bolas rápidas y apenas un deslizador a la tierra. Pero, después de que empujó a Bartelemy hasta los 2-strikes, Brian regresó con la curva. Si no lo pudiste ver, imagínate un pésimo swing, lejos del punto de contacto, con el madero hundiéndose unas pulgadas por encima del home.

¡Strikeout salvador! ¡Chi dio el cero!

No creo que Brian vaya a olvidar su primera victoria en Series Nacionales y esa ovación inigualable cuando el público recibe la terminación de una actuación como esa. Después del intenso primer inning, Chi caminó hasta 5 ⅓, admitió solo tres hits y ponchó a cuatro, con igual número de bases por bolas (una de ella intencional). Fue, de alguna manera, el lanzador dominante que se espera ver en él. Así que, resultó positiva su apertura de 16 outs, sobre todo en un momento donde Industriales necesitaba tirar el ancla en las 26 victorias.

ADELANTE, VERA JR.

Tal y como le ha pasado en varias aperturas, el resultado que ves de Vera Jr. al final del partido no parece tan bueno como fue realmente. Aunque no tenía las 94 MPH de su primera apertura de la temporada contra los Alazanes de Granma —ahí lanzó siete ceros consecutivos y mostró su bola rápida retadora y una curva hermosa—, Vera jr. todavía pudo dominar sin grandes contratiempos. Sin embargo, parte de los turnos fueron ganados por los Industriales a base de pensamiento. Después de liquidar los primeros seis outs, moviéndose como un felino en un bounce delante del cátcher con corredores en posición de anotar, el prospecto de 18 años fue atacado en su primer pitcheo. 

Norge C. Vera

Tanto Guillén como Aroche atacaron su secuencia en busca de emparejar la cuenta o salir delante. Así le ocurrió también cuando puso a Malleta en 3-2, a Torriente en 0-1 y luego a Urgellés en 1-0. En esas secuencias, utilizó bola rápida, curva y bola rápida —me habría gustado un cambio en alguno de esos conteos, a inicios de la trama o para cerrar. No sé cómo Santiago de Cuba guía el pitcheo, pero vi a Elizardo Guillart, el coach principal del team, recibir en cada inning a Vera Jr. y dialogar con él. 

A pesar de que permitió cuatro limpias en cinco innings y ponchó a dos rivales mientras toleró 10 hits, aún podría decirte que me fascina su manera de comportarse en el box. Es un chico decidido, audaz. Estuvo centrado todo el tiempo, tanto así que otorgó un solo boleto después de enfrentarse a 25 rivales.

Vera Jr. perdió su tercera de cinco decisiones en 11 aperturas, pero, síguelo. No es solo por llevar el antídoto para el dominio en la sangre. Si se mantiene sano: ¡Este chico tiene para ser una estrella en el futuro!

¡255!… ¡256!: EL CORTOMETRAJE DE MALLETA

Después de todo, no culpes al tiempo. Disfruta, ya que todos los momentos tienen hazañas interesantes para mirar. El béisbol siempre nos sorprende. Teníamos un juego de 1-0 antes de que bateara Yohandry Urgellés en el final del 6th-inning. Luego, fue un play de 4-0, azul 100%. Más tarde, unos 11 minutos dentro del lucky seven, fue el juego de Alexander Malleta.

En sus últimas dos visitas al home plate, el veterano de 41 años no dejó de halar con furia después de acumular de 3-2 contra Norge Carlos Vera Jr. Primero golpeó un tiro lunar de tres carreras para recibir al relevista Florencio Maleta, el jonrón 255 en su carrera. Y, luego, al siguiente turno, mandó a apagar las luces en el estadio Latinoamericano, con un bambinazo frente al novato Yunior Tur.

Alexander Malleta

El jonrón sentenció el partido por la vía del nocaut, 10-0, y los fanáticos en el estadio Latinoamericano no se querían marchar.

A las 8:04 de la noche, era el fin del 181st partido del clásico beisbolero cubano entre Industriales y Santiago de Cuba, con solo un capítulo más de una rivalidad que, aún en estos tiempos difíciles para el pasatiempo nacional, se disfrutó de principio a fin.

  • Afuera del estadio, alguien dijo, “quisiéramos volver, pa’ derrotar a Industriales aquí”, tocando la trompeta china, junto a otro grupo que tocaba tambores.
  • Industriales y Santiago de Cuba podrían enfrentarse de nuevo (quizás esta misma semana en la Serie de Comodines), pero eso depende de su destino final en esta temporada.

Aunque sí se puede afirmar: Será bueno para el béisbol.

 

 
Ganan Matanzas e Industriales en la noche del lunes
Temas de la 54 SN: Industriales, nuevamente favorito
Tras jornada sabatina, Industriales único invicto
Industriales se lleva primera derrota de la temporada
Ratificada sanción a santiaguero Danny Betancourt
Cachorros completan barrida de Leones
Líderes del torneo caen
Leones sacan la artillería
Talión sobre el diamante

ver más

ver más