El chiste más reciente e irrespetuoso de la CNB

La Comisión Nacional de Béisbol (CNB) ha hecho lo imposible en las últimas décadas para conseguir total descrédito, impopularidad e ineficiencia, con su época de clímax en todas esas categorías bajo la égida del títere, Higinio Vélez. El nuevo Comisionado Nacional, Heriberto Suárez, ha tenido sus momentos, pero parece caer por el mismo precipicio de la incapacidad. 

El Comisionado Suárez es quien hace muy poco mencionó, abiertamente: 'Quizás, peloteros que hoy están en otros lugares puedan volver a integrar el equipo Cuba…no se' y después que le halaron las orejas por pensar en voz alta, salió a la luz pública y acusó a la prensa por poner palabras en su boca que jamás digo. 

Pero bueno, a lo que vamos. Suárez acaba de anunciar que aún se evalúa la negativa de Alexei Bell, quien pidió la baja de la selección de Santiago de Cuba y no tiene intenciones, ni deseos, de jugar la Serie Nacional, pues quiere enfocarse en su futuro como atleta profesional y seguir su sueño de llegar a las Grandes Ligas. 

El Comisionado agregó que: ‘queremos tener todos los detalles de su petición…solo entonces adoptaremos una decisión’. 

¿En serio? ¿Todos los detalles? ¿Adoptaremos una decisión? 

Primero señor Suárez, la decisión está tomada. BELL NO QUIERE SEGUIR JUGANDO BAJO LA DIRECCION DEL BEISBOL CUBANO. Punto final. 

Esto no tiene nada que ver con ustedes, pues ninguno es dueño de los actos de Bell y mucho menos de su persona. El jardinero no quiere seguir bajo el dominio de la Federación y ya, nada más que agregar. Es, mírelo de esta manera, una renuncia formal del pelotero santiaguero. 

¿Qué van a hacer en este caso? ¿Obligarlo a jugar? 

Segundo señor Suárez, eso de ‘todos los detalles’ sabemos a las claras que es investigar qué relaciones dejó Bell en Canadá y que procedimientos legales pueden impedirle a la Comisión seguir controlando a este atleta, como el esclavo que siempre han considerado. 

Y tercero señor Suárez, no trate de engañarnos y eso de ‘adoptaremos una decisión’ es un disfraz burlesco de que usted(es) tiene ahora que esperar a ver que decide el Comité Central sobre este particular, pues acaban de encontrarse un pelotero que rompe con ustedes, pero regresa al país y sigue su vida en la isla, lo que les coloca en desventajosa posición, pues si ya no pertenece a la Serie Nacional por decisión propia, no pueden sancionarlo, no tienen como. 

Así que déjese de historias y discursos demagógicos oportunistas señor Suárez, lo mejor que hace (le aconsejo) es ocuparse de su incierto futuro, que ahora depende de lo que decidan Estados Unidos, la MLB y donde los incompetentes no tendrán mucha cabida. 

Sin más por ahora,