El Salón de la Fama puede redimirse este 22 de marzo

El Salón de la Fama del béisbol cubano anda en un momento donde su credibilidad es mínima y su sola mención genera miradas de sarcasmo y burla, pero con un movimiento magistral todo eso pudiera cambiar y el nicho sagrado recuperaría el prestigio que nunca debió perder.

Ya hemos hablado en varias oportunidades que el Salón de la Fama cayó en las manos erradas, que al perder su autonomía por la injerencia del INDER y marcharse Ian Padrón del proyecto, todo se fue por el camino errado.

Advertimos en estas mismas páginas que la falta de seriedad era visible y que la política estaba rigiendo un recinto que se debe al béisbol, sus peloteros y sus aficionados.

Pero hoy tiramos la toalla y lo hacemos para ayudar a un sitio que es nuestro, los amantes del deporte nacional, y no de ninguna organización gubernamental.

Hoy le traemos una propuesta que limpiaría la imagen tan deteriorada de algo que renació hace menos de dos años.

El asunto es sencillo, la votación de esta temporada (que empezó a llevarse a cabo en diciembre y según el colega Joel García terminaría en enero) no se ha dado a conocer y aunque no sabemos los resultados, estamos totalmente convencidos que Luis Tiant Jr. será seleccionado.

Y es que no puede ser de otra manera, Tiant debió haber sido elegido en el primer año, pero una facción oficialista entre los votantes decidió que Amado Maestri (un excelente ARBITRO y mediocre cátcher) era más importante que Tiant, quien es el cubano con más triunfos en las Grandes Ligas (229 victorias en 19 años con los Indios, Mellizos, Medias Rojas, Yankees, Piratas y Angelinos) y atleta con otros muchos méritos que han querido ser olvidados por muchos en la isla.

Todos recordamos con dolor como el INDER y el gobierno cubano les negaron la invitación a Camilo Pascual y a Orestes Miñoso para ser exaltados en la votación inicial, pues le ‘cogieron’ miedo a un par de ancianos y a un pueblo entero ovacionándolos como el orgullo de Cuba que siempre serán.

Pero en solo un año el escenario ha cambiado y ahora Luis Tiant Jr. (Si, ese mismo) viene invitado al simbólico juego entre los Rays de Tampa Bay y Cuba, por lo que sería la oportunidad ideal para dar a conocer los resultados de la votación y exaltar a Tiant como se lo merece, en su tierra y con un estadio entero aplaudiéndole.

Este único movimiento sería un acto sin precedentes en la época Post-59 y pudiera volver a poner en el mapa al Salón, que ha perdido mucho más terreno del que ha ganado desde su renacimiento a finales del 2014. 

Hacer el anuncio de los exaltados después del 22 de marzo solo incrementaría el desprestigio, en especial por haber perdido la oportunidad de premiar al hijo de Marianao delante de su público.

Así que ya saben encargados del recinto, aquí tienen la oportunidad de redimirse y no crean que es por ustedes, esto lo hacemos por la pelota, por los fanáticos y el Salón de la Fama que soñamos. No tienen que agradecernos, pues es un placer para los que adoramos el béisbol cubano, ayudar a limpiar todo lo que empaña nuestra mayor pasión.

Sin más por ahora,