MLB 2019 | El ascenso de Yandy es real; ¿Alonso va a despertar?; impresionante cierre de Raisel

Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

Abr 30, 2019

La acción de los cubanos en las Grandes Ligas comenzó bien rápido en la noche de este lunes: Yandy Díaz abrió el marcador de los Rays 1-0 frente a Brad Keller de los Royals y, tan rápido como en el segundo inning, Yonder Alonso levantó un pitcheo de John Means para apuntarse el jonrón No. 95 de su carrera mientras los White Sox atacaban de manera temprana a los Orioles de Baltimore.

Sí, por algunos segundos ese swing no parecía estar pasando un slump de 31-4… pero aún deberíamos recordarlo como un destello más. Alonso no ha sido constante esta temporada a pesar de obsequiarnos piezas de esa factura. Después de sus primeras 100 PAs esta temporada, está bateando solo .125 contra las curveball, pero no quieras ver sus promedios cuando sus turnos cierran con sliders (.105) o cambios de velocidad (.071). Y esos dos últimos pitcheos, precisamente, son los que más le están lanzando al inicialista zurdo de los White Sox. Bueno, también debo decirte que Alonso ha maltratado las bolas rápidas con un slugging de .633. Ah, ¡dale play!

Yandy Díaz llegó a las 18 RBIs y Yonder Alonso hizo saltar de emoción a varios fanáticos en Chicago con otro destello nocturno, eran dos de las historias más interesantes para iniciar la noche de este lunes, pero detrás de ellas también había algunos slumps intentando apoderarse de más turnos fallidos como tragamonedas. Sí, sé que has estado al tanto del rendimiento de estos chicos: 

(A) Yuli Gurriel entró a Target Field con solo 3 hits en sus últimas 8 veces al bate.

(B) Yasmani Grandal estaba de 33-4 en esta segunda quincena de abril, con 10 strikeouts y solo cuatro empujadas.

(C) Kendrys Morales no parecía realmente una gran preocupación para los Red Sox, más allá de preparar algunos “Shifts” interactivos: Cargaba con una sequía sin extra bases en sus últimas 27 PA —te recuerdo que en sus primeras 39 como A’s, tampoco pudo conseguir más de una base por hit—.

(D) No podemos obviar a Yonder Alonso: Venía de una racha de 31-4 y su OBP ya se había despedido de los .300 en las últimas dos semanas.

De todos ellos, como leíste antes, el único que pudo ver la luz en la noche de este lunes fue Yonder Alonso, quien bateó su quinto jonrón de la temporada. Gurriel (4-0), Grandal (4-0) y Kendrys (3-0) se fueron de 11-0. Así que esos números deprimentes siguieron rodando: 

  • Gurriel golpeó una buena línea al centerfield y un elevado al left que parecía más peligroso, pero en su último turno bateó para double play, precipitándose demasiado sobre el curveball del cerrador de los Twins, Blake Parker. Carlos Correa había iniciado el inning con un sencillo y se instaló en la inicial, representando el potencial empate de los Astros que perdían 1-0. Gurriel implantó récord para la organización en 2018 luego de promediar .403 con corredores en posición de anotar, pero en este inicio de temporada no ha podido extender esa efectividad del año pasado.
  • Grandal fue superado de nuevo en la mezcla. No podemos negar que los lanzadores de los Rockies de Colorado hicieron un gran trabajo. Tampoco podría decirse que Grandal fue eliminado fácilmente, pero cerró de 4-0 y la slider le hizo daño de nuevo. Contra los deslizadores, Grandal ha bateado .143 este año y solo .171 en su carrera después de recibir 1292 pitcheos antes de este lunes. Así que no solo el staff de los Rockies seguirá lanzándole sliders, pero aquí es donde sabiamente anoche superaron a Grandal: 
    1. Fly-out al left (bola rápida de 91 mph). 
    2. Rolling al shortstop (curveball de 81 mph). 
    3. ¿Qué venía en la próxima entrega? ¿Otra bola rápida? ¿Cambio de velocidad? ¿Curveball? No. Era hora de lanzar el pitcheo con más porcentaje de fallos para Grandal: línea al centerfield (slider de 84 mph).
    4. Línea al lanzador (curveball de 79 mph).

¿Grandal recibió alguna sinker o un cambio de velocidad en conteos decisivos? No vas a ver esos pitcheos con frecuencia por esta razón: Ha bateado .455 contra las sinkers esta temporada y .333 cuando atrapa el cambio de velocidad.

¿Alguien ha dicho que hemos olvidado a Yandy Díaz? Aquí estamos, ¡hombre! Fue otra noche fascinante para el infielder villaclareño, bateando de 4-2 con par de empujadas en el éxito 8-5 de los Rays frente a los Royals. Pero, sí… ¡hay más! Y creo que deberíamos llamar esto algo así como Yandy’s Notes:

  • Consiguió su octavo juego de multi hits en la temporada.
  • Al terminar el partido, nadie tenía un slugging superior a su promedio de .596 en el lineup de los Rays.
  • Con esas dos producidas, ahora acumula cinco partidos de multi empujadas.
  • (Mi nota favorita) Se ha embasado en 23 de sus primeros 26 juegos con los Rays de Tampa Bay.
  • Además de todo eso: No olvides que Yandy entró al 2019 con un solo jonrón en 299 PAs de su carrera, que se resumía a dos temporadas sin ser regular en los Indios de Cleveland. Entonces, quizás también es hora de recordar esto:

Comparación de las líneas de barra ofensiva de Yandy Díaz

2018: 120 PAs, 1 HR, 15 RBIs, .312/.375/.422, 9.2% tasa de bases por bolas, 15.8% tasa de strikeouts, 4.8% HR/FB.  

2019: 114 PAs, 7 HR, 18 RBIs, .298/.395/.596, 14.9% tasa de bases por bolas, 17.5% tasa de strikeouts, 31.8% HR/FB.

¿Qué dices sobre esa comparación? Cuántos cambios interesantes, ¿verdad? Ahora podría decirse que estamos descubriendo lo peligroso de ese swing de Yandy, al apreciar cómo sus numeritos de poder se han elevado de manera impresionante. Él sigue siendo ese bateador de buena habilidad para el contacto, pero también es válido dar crédito a sus ajustes de swing. Menos BABIP (.300 esta temporada, por debajo del .371 de 2018), sin embargo, mejor enfoque y números de poder que podrían sorprendernos aún más.

Jonrón del día: Jorge Soler no tuvo piedad con la sinker ball (96 mph) de Yonny Chirinos y envió la pelota a 447-ft por el leftfield.

Algo que no puedes poner en duda es el poder de este chico, pero sus continuos fallos de contacto (tenía 42 strikeouts antes de este lunes) han evitado más bombazos como ese. De cualquier manera, mantenga este dato en perspectiva: Soler promedia por encima de .370 en contacto. O sea que, volvemos a la misma pregunta frecuente: ¿Si elimina una buena porción de sus ponches Soler podría ser un bateador de 30 jonrones? Estoy seguro que sí.

Está bien, “Candelita” Iglesias puede mostrarnos algunas habilidades con el madero. Es cierto que nuestro principal reconocimiento hacia su trabajo se desborda por la excelencia defensiva, pero nunca descartes el swing de Iglesias en el plato. Tiene .301 BABIP (Average de Bolas Puestas en Juego) en su carrera y su contacto ha sido frecuente dentro de las líneas de barra ofensivas: Nunca se ha ponchado más de 65 (2017) veces en una temporada y este año pretende romper su récord personal de Hard% (conexiones contundentes, según FanGraphs), marcando 32.2% luego de registrar solo 22.1% en su carrera. Entonces, no vas a alarmarte si lees en tus principales sitios de referencia estadística que “Candelita” está bateando: .297/.342/.392 en su debut con los Reds de Cincinnati.

Este lunes, al iniciar la jornada después de viajar a New York, Iglesias bateó de 3-2 y produjo su sexta carrera en esta campaña con el cuarto doble. Ese promedio que dejó en .297 ha sido un reflejo de sus dos semanas más recientes, donde bateó .333 (entre el 15 y el 21 de abril) y .315 (del 21 al 28). Y, para más satisfacción, al final de un gran duelo, los Reds le ganaron 5-4 a los Mets con un jonrón de Jesse Winker en el inicio del noveno inning. 

Yasiel Puig se fue de 4-1 con dos ponches y, a pesar de que promedió .291 la semana pasada, aún su línea sigue congelada en .200/.228/.368. Pero, oye… ¡Cincinnati está ganando!

Revive el impacto de los (KKKK) últimos 17 pitcheos de Raisel Iglesias y cómo utilizó su mejor arma en el momento preciso

Raisel Iglesias solo quería lanzar. No estaba conforme si el bateador salía de la caja de bateo por cualquier motivo, simplemente porque estaba pensando todo el tiempo en enviarlo rumbo al dugout. Así que tomó el timón en un corto viaje de 17 pitcheos y demostró estar totalmente recuperado de un inicio inestable en esta temporada. Cerró el juego y no permitió carreras durante octavo y noveno inning, mientras sigue mostrando su recuperación con 15 strikeouts frente a sus últimos 28 oponentes. 

Fue un cierre emocionante para Raisel, ponchando a sus últimos cuatro rivales de la noche:

Pete Alonso: 4 pitcheos, SL, FB, CH, CH (87 mph), KS.

Brandon Nimmo: 4 pitcheos, FB, CH, CH, CH (89 mph): KS.

Michael Conforto: 4 pitcheos, FB, CH, CH, CH (90 mph): KS.

Todd Frazier: 5 pitcheos, FB, SI, SI, CH, SL (83 mph): KS.

¡Oh, qué reto! Primero, Iglesias debió enfrentarse al candidato a Novato del Año, Pete Alonso, que está cerca de ser amonestado por los velocímetros de StatCast, dada su velocidad de salida salvaje: Su disparo de 118.3 mph inició este lunes sin serios desafiantes. Todos fueron preparados con bolas rápidas y cambios de velocidad, una mezcla característica en Raisel Iglesias, pero si te fijas, utilizó su mejor arma (la slider) solo dos veces, para iniciar contra Alonso y luego buscando ese swing fallo para el out 27.

Jóvenes lanzadores, ¡apunten estas geniales secuencias!

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 

ver más