58 SNB | Edilse Silva y Lahera acercan a los Tigres a la postemporada — ¿Dos equipos por el cuarto boleto?

Yirsandy RodríguezPor Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba

Ya sonaba bastante extraño que Edilse Silva acumulara 19 PAs esta temporada sin remolcar una carrera contra el pitcheo de los Gallos desde que reforzó a los Tigres de Ciego de Ávila. 

A sus 37 años, el “DH” zurdo santiaguero entró a la noche de este lunes exhibiendo otro gran rendimiento en una larga temporada de 324 PAs, con 14 jonrones, 67 RBIs, .441 OBP y 100 carreras producidas. Ocho de esos bombazos y 33 RBIs las ha registrado desde que se convirtió en refuerzo de los Tigres a finales de octubre pasado, superando fácilmente sus cifras periféricas de 2016 —bateó solo tres jonrones, aunque remolcó 31 carreras—, cuando también fue adquirido en la ronda de refuerzos por el manager Roger Machado.

Entonces, he aquí por qué será fundamental para Machado que sus bateadores más experimentados conduzcan a su equipo en este punto del año:

Después de que los Gallos desperdiciaron una gran oportunidad de anotar un rally de carreras —comenzaron el primer inning con bases llenas sin outs, pero anotaron una sola vez—, los Tigres vinieron a la carga. ¿Machado quería un mejor matchups que este?: Silva entraba al rectángulo de bateo para enfrentae al derecho camagüeyano Yariel Rodríguez, con el veloz Alexander Jiménez en tercera (había cogido un Deadball y se robó segunda).

La primera base estaba desocupada y, esta vez, el manager de los Gallos José Raúl Delgado, quien ha ordenado 11 bases intencionales en los últimos nueve juegos del equipo, prefirió dejar que Yariel le lanzara a Silva. En dos vías de análisis, tienes algunos resultados que te muestran varias probabilidades: 

(A) Los lanzadores de Sancti Spíritus habían permitido .540 OBP, 1.120 OPS y .140 ISO contra los bateadores que entraron al plato después de una base por bolas intencional. 

(B) Edilse Silva es uno de los mejores empujadores del juego actual, promediando .301 luego de encontrar a 143 corredores en posición de anotar esta temporada. 

(C) Jefferson Delgado, quien estaba en el círculo de espera, promediaba .271 con corredores en posición anotadora y solo .280/.385/.329 después de dos outs, pero .400 en 10 PAs contra Yariel Rodríguez.

¿Qué hacer esta vez? Como casi siempre sucede, no cuestionamos los resultados de las estrategias cuando los managers tienen éxito, pero creo que era razonable haberse quitado de encima a Edilse Silva. Y, al final, el santiaguero demostró que había sido una decisión demasiado riesgosa: Golpeó el sencillo que igualó 1-1 el marcador en el primer inning. Pero, ahí no quedaron los enfrentamientos ante Yariel, quien se veía demasiado disperso de la zona de strike, antes y después de embasar a seis hombres por bases por bolas. En el final del cuarto, luego de que Sancti Spíritus había dejado a cinco corredores en base, Edilse Silva sentenció el partido con un tiro de línea al rightfield. Envió a dos corredores para el home, a Yorbis Borroto y Alexander Jiménez.

La pizarra se puso 4-1 y Yariel Rodríguez tuvo que abandonar el montículo, aunque antes de enfrentarse a Silva ya los Tigres habían roto el empate 2-1. Raúl González le tomó un boleto a Yariel con las base llenas —su número 65 del año, está a tres del récord de “BB” para los Tigres, aún en poder Yorbis Borroto—, superando los dos rodados que bateó para doble matanza en el 1st y el 3rd.

Ese rally de tres carreras en el 5th le bastó a los Tigres para asegurar el partido y lograr el éxito por 4-2, pues los Gallos dejaron a 11 corredores en bases de los 16 que embasaron. 

Dachel Duquesne y Miguel Lahera, este último en un  excelente relevo de 6 ⅔ innings, dominaron a los espirituanos en el momento justo. Dachel, se recuperó después de que los Gallos le llenaron las bases sin outs en la primera entrada, obligando a Dayan García a roletear para double play. Y, aunque abandonó el montículo después de retirar a Yunier Mendoza en la apertura del tercero, contó con un gran relevo de Miguel Lahera. Por el resto del camino, el diestro artemiseño admitió solo una anotación, por dobles de Geyser Cepeda y Alberto Rodríguez, y un elevado de sacrificio de Yoandy Baguet en el octavo.

Esta vez, a diferencia de ese lanzador que vio dispararse su ERA hasta 6.35 entre el 5 y el 11 de diciembre, Lahera consiguió de nuevo volver al mando de su control sobre la bola rápida, regalando apenas tres boletos —uno fue intencional—. Permitió una carrera y, lo más importante, evitó el movimiento del bullpen al preservar la ventaja suficiente para el éxito. Estas son buenas noticias para Roger Machado, sobre todo porque, a partir de este martes, tendrá la posibilidad de irse por encima de los Gallos.

Ahora Ciego de Ávila (28-27) tiene medio juego por encima de Sancti Spíritus (27-27), pero un partido menos para alejarse de Industriales, cuando restan solo cinco desafíos por efectuar. 

Fue otro gran juego defensivo de los Tigres, aniquilando las posibilidades de los espirituanos, que siguen sin poder explotar la velocidad y han bateado apenas para .244 con corredores en posición de anotar en los últimos 15 partidos. En estos duelos, una vez más se ha visto la garra de los Tigres que van por todo, con aspiraciones más allá de la Semifinal. Tienen un gran staff de abridores, tal vez uno de los más experimentados de la liga para una postemporada, y en días decisivos como estos siguen demostrando su capacidad para manejar la presión como los equipos grandes.

Industriales no puede volver a perder de nuevo. A pesar de que Pablo Civil no pudo alinear con Alexander Ayala, Jorge Yhonson y Andrés Quiala — los dos primeros por lesión y el último debido al bajo rendimiento —, los Leñadores recibieron un buen calor ofensivo y Yadián Martínez superó otro de sus malos inicios lanzando entradas, con una limpia permitida, cuatro strikeouts y dos bases por bolas.

Este fue uno de los peores juegos de Industriales al menos en las últimas dos semanas: Permitieron dos rallys de cinco carreras y, a pesar de no llegar a los 10 hits (batearon ocho), dejaron a 12 corredores en circulación. Después de sacar los primeros seis outs del juego de manera consecutiva, Frank Luis Medina fue atacado en el final del tercero por los Leñadores. Admitió cinco hits, que se combinaron con una pifia de Juan Carlos Torriente en el rolling de Dailier Peña —con el infield jugando por dentro—, tres robos de base para canalizar el rally y un doble de Jorge Alomá. Medina se marchó con cuatro de las cinco carreras sucias en su peor apertura de diciembre, ya que había soportado solo ocho carreras limpias en sus últimas 23 entradas. 

Contra la primera dupla del bullpen disponible con el juego abajo 5-1, par de derechos, Miguel Lastra y Elder Nodal, el lineup de los Leñadores intentó elevar un poco sus numeritos periféricos: Anotaron cinco limpias y le pegaron a ambos de 10-4, todas las carreras en el 5th inning. Denis Peña se llevó cuatro de ellas, pegando el primer Grand Slam en su carrera.

Standings

Es así en juegos de eliminación: Vas a enfrentar la presión de cada desafío. Y, aun cuando tu más cercano contendiente también perdió, como ocurrió con los Gallos, el tiempo de definir la clasificación se reduce. Ahora los Azules (25-29) están detrás a 2.0 juegos de Sancti Spíritus (27-27), cuando restan solo cinco decisiones por definir.

¿No te gusta alinear con Carlos Benítez? Sabemos que es lento y no tiene la capacidad y elegancia al fildear alrededor de la segunda almohadilla, ¡pero es un gran contribuidor ofensivo cada año! Benítez es uno de los bateadores más oportunos del béisbol cubano actual y sus resultados en el plato lo demuestran. Golpeó este lunes apenas su noveno jonrón, pero acumula ya 61-RBIs con las cinco que envió al plato en el éxito por 8-3 de Villa Clara sobre Holguín — Han perdido sus úlimos siete juegos.

¿Eso no te dice mucho? Ok, ahora podrías valorar todo esto con otro gran argumento: Hay nueve bateadores que tienen más de 10 jonrones y menos de las 61-RBIs de Benítez. Y, entre ellos, solo Osvaldo Vázquez (.319) y Maikel Cáceres acumulan (.347) mejor promedio con corredores en posición de anotar esta temporada.

Eduardo Paret estaba claro de lo que quería cuando pidió a Carlos Benítez en la primera ronda, incluso por encima de Alexander Ayala. Para muchos, el cambio de César Prieto al shortstop, catalogado en un inicio como una improvisación, ha resultado uno de los mejores movimientos entre todos los managers en la adquisición de refuerzos. Desde entonces, se le ha dado poco crédito a Paret por la osadía de escoger a Benítez en la primera ronda, pero hay tiempo aún para entender el valor real de su elección…

Sí, los playoffs están delante. Carlos Benítez, William Saavedra, incluso, Yeniet Pérez, son de esos jugadores experimentados que parecen estar hechos para juegos claves de presión.

No lo pienses más. Apaga el televisor y vete para el estadio: Es un buen momento para ver jugar de nuevo a esta generación de los Azucareras de Villa Clara dirigidos por Eduardo Paret.

¿Conseguirá el estelarísimo No. “2” de la inolvidable Maquinaria Naranja el título como manager debutante? — Estoy pensando en usted, Pedro Jova.

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
César Valdés canta strikes en cabina
Talión sobre el diamante
Resurgen los campeones
Fumigaron el tabaco
Más con menos
Yulieski regresa, su hermano decide
La Serie para, pero el béisbol sigue

ver más

ver más