Semifinales de la 55 SN: De refuerzos para escoger me quedo con…

Cuatro interrupciones vivió el calendario de nuestra Serie Nacional de Béisbol, — Premier 12, fin de año, Serie del Caribe, y visita de los Devil Rays de Tampa Bay—; desafío para el cual, y contrario a lo anunciado en un principio, aún se desconocen el manager y los preseleccionados que disputarán el compromiso.

Eso no lo es todo. Varias fechas se han enrocado o corrido sin la dosis de seriedad que debe encerrar el principal pasatiempo deportivo nacional. De hecho, este jueves, en lugar del 17 como de inicio se había proyectado, se vivirá el suspense de selección de tres refuerzos para cada uno de los cuatro semifinalistas del certamen: Matanzas, Ciego de Ávila, Industriales y Pinar del Río.  

A pocas horas de que el azar y Víctor Mesa, Roger Machado, Javier Méndez y Jorge Ricardo Gallardo seleccionen las posibles cartas que redondearán sus respectivas novenas, Cubasí les muestra a los lectores una bolsa con los principales bateadores y pitchers que pudieran estar en el foco de atención, relación construida con la colaboración del colega Aliet Arzola Lima. 

A juzgar por lo acontecido en la campaña los tigres avileños y los leones azules de la capital de seguro apostarán por reforzar su staff. Sucede que entre los cuatro involucrados precisamente son los de menor aval en ese departamento. Respectivos promedios de limpias de 3.60 y 3.94, con ofensivas rivales de 273 y 275, los colocan en la retaguardia respecto a pinareños (3.24-262) y yumurinos (3.35-248). Sus relevistas, en el último segmento, fueron aún más vulnerables. De ahí que me incline por la captura de dos serpentineros para cada una de estas novenas.

En esa cuerda, y con una cantera no muy pródiga ni versátil les mostramos los brazos de mayor poder de fuego:

LANZADORES

Miguel Lahera: Velocidad y comando son sus argumentos más sólidos.  Lahera se antoja un 'camaleón' pues lo mismo puede fungir como abridor efectivo o relevista de lujo.

Alberto Bicet: Velocidad sostenida entre las 88 y 90 millas. Iniciador por naturaleza.

Alaín Sánchez: Se ha consolidado como un abridor de calidad. Recta superior a las 90 millas, y control sobre su repertorio lo colocan como un posible abridor de impacto.

Estos tres serpentineros no se desempeñaron en la segunda fase de la Serie pues cumplieron compromisos de contrato en la pelota colombiana.

Leandro Martínez (27 boletos en 106 entradas; PCL-2.55): Regresó tras un tiempo alejado. Tuvo un gran año con la combinación de  control y experiencia como divisas.

Wilber Pérez (G-11; PCL-3.02): Otro siniestro que regresó por sus fueros. Descolló por solo permitir 18 extrabases (tres jonrones) en 116 innings.

José Ángel García (JR-23; JS-12; AVE op-195): Cerrador de pedigrí y sangre fría. Este año no le han conectado cuadrangular y únicamente tres extrabases en 38.2 entradas.

Danny Aguilera (JR-32; JS-10; G-5; PCL-1.56): Relevista de confianza en situaciones tensas y con experiencia en instancias decisivas con la Isla de la Juventud. 

La posible escogida no se limita a los serpentineros analizados. Pudieran emerger agraciados los experimentados Yoalkis Cruz, Lázaro Blanco y Ubisney Bermúdez, o el espirituano Yoen Socarrás y el holguinero Carlos Santiesteban, como iniciadores; en tanto entre los relevistas de mejor rendimiento, sobresale el pinero Jesús R. Amador (promedio oponente de 247), autor de ocho rescates. Además, no deben descartarse el granmense Juan Ramón Olivera (11 salvados y ocho victorias) y los tuneros Yosbel Alarcón (10-seis) y Diego Granado, este último novato al que le conectaron para 235 en 33 salidas.  

BATEADORES

Sin dudas Matanzas y Pinar del Río deben dirigir sus lazos hacia bateadores, específicamente aquellos que ocupen la receptoría y se desempeñen alrededor del segundo cojín. 

Yosvany Alarcón (AVE-371; 35 extrabases; HR-16; CI-60; CA-56): Ha ganado en confianza detrás del plato y su condición de bateador todo terreno es incuestionable.

Guillermo Avilés (AVE-347; 28 extrabases; CI-58): Zurdo que incorporó adeptos tras la Serie del Caribe. Puede jugar en los jardines, la inicial, y desde el plato lo avala el hecho de ser el hombre que más remolcó (27) el empate o la ventaja.

Dairon Blanco (BR-29; 99 jits; 28 extrabases; CA-52): El agramontino es un jardinero que destila velocidad. En calidad de hombre proa puede aportar a varias alineaciones, además posee seguridad a la defensa.

Yordan Manduley (19 extrabases-8 ponches en 222 VB): El holguinero es un cerrojo guante en mano y con el madero no es segundo de muchos. Saboreó el cetro de nuestro clásico como refuerzo de Villa Clara en el 2013.

Yunior Paumier (OBP-453; CA-60; CI-43; 29 extrabases): Comodín en rol de jugador de cuadro. Produce en momentos cruciales, como así da fe el 50% de sus extrabases, conectados con hombres en circulación. 

Yoandry Urgellés (AVE-367; OBP-473; CI-36): Después de varias temporadas asediado por las lesiones, su actual campaña fue sólida de principio a fin, con 72 partidos jugados al campo y gran despliegue madero en ristre. 

Rubén Paz (AVE-361; CA-54; 20 extrabases): Firme candidato al Novato del Año, el outfielder tunero ha demostrado su valía como bateador de tacto y posee un sistema depurado.

Michel Gorguet (AVE-342; CI-65; 10 jonrones): Con más de 100 inatrapables y producción efectiva con hombres en circulación vistiendo la casaca de Holguín. En dichas circunstancias conectó 14 extrabases y remolcó 19 veces el empate o la ventaja.

En la candidatura también se pudiera acceder al granmense  Yordanis Samón, bateador de todas las zonas; el poder y la veteranía de Eriel Sánchez y Danel Castro, o la consistencia de los zurdos Roel Santos, Julio Pablo Martínez y Edilse Silva.