Postemporada'2018: De los jonrones más increíbles del Juego 6: ¿Dónde ubicarías el de Danel Castro?

Como casi todos los grandes bateadores del béisbol en cualquier lugar del mundo en momentos decisivos, Danel Castro pisó la línea de cal en la caja de bateo con toda calma, como si no escuchara a la multitud que se presentó en el estadio Julio Antonio Mella.

BOXSCORE

Tomó su bate con el acostumbrado espacio de un dedo en el mango y miraba firmemente al joven lanzador de los Alazanes, Raidel Martínez. Eran las 7:15 de la noche, cuando recibió el primer pitcheo, una recta de humo salvaje que casi le pega en la cabeza. Danel solo miró su adversario y se incorporó de nuevo al home plate. Al pitcheo siguiente, un minuto después, atrapó la bola que esperaban sus ojos y no falló ese swing corto que todavía a sus 41 años saca con destreza y hace mucho daño: Golpeó entero, la bola salió de línea por todo el center field, y entonces en el Mella la alegría de los tuneros era incontenible. ¡Tenemos un Juego 7 en esta final! 

No solo yo, posiblemente usted también habría enviado la base por bolas intencional a Jorge Yhonson en el final del noveno inning con dos outs, para llenar las almohadillas y retar al experimentado tercer madero de los tuneros, Danel Castro, frente a la bola rápida de Raidel —bueno, rapidísima para este béisbol cubano, pues marcó varias veces más de 94 y 95 mph—. Así que es fácil criticar por la decisión al manager de los Alazanes de Granma, Carlos Martí, quien perfectamente sabía que Danel había liderado toda la temporada con 29 empujadas del empate o la ventaja en los partidos. 

“Sencillamente yo busqué el pro y los contras, con hombre en tercera esa carrera era importante. Yhonson es zurdo y me pareció que tiene más posibilidades de dar un ‘hit’.: Salió mal, sabemos que Danel es un gran bateador y pasando a Yhonson ya teníamos outs en las tres posiciones. Vino un lanzamiento alto y salió el batazo… tenemos la posición de visitador y eso decidió el juego”, expresó el manager Martí después del juego.

Como siempre me pregunto cuando hay ciertos movimientos de los managers que no tienen resultados positivos, sobre todo cuando a los lanzadores le pegan batazos así de esas dimensiones como el de Danel Castro: ¿A quién le conectaron el jonronazo?... ¿Al manager o al jugador? 

Ese gran prospecto que tiene el béisbol cubano, el pinareño Raidel Martínez —a quien adoro ver en el box mostrando su energía, ya que es poseedor de un brazo derecho poderoso en dos lanzamientos típicos del repertorio de grandes pitchers: La bola rápida y la curva—, seguramente aprendió otra lección de un jonrón permitido en playoffs, como le ocurrió en 2017, cuando retó a Alfredo Despaigne con una recta alta y afuera en el Juego 1 de la final. Y luego, en el Juego 3, lanzó una curva muy mansa frente a Guillermo Avilés, quien haló para desaparecer la pelota con bases llenas.

Martínez tiene una habilidad realmente buena para combinar la bola rápida con la curva, con un elegante windup que confunde a los bateadores en una corta parada cuando esconde la bola en su guante. Indudablemente, él ha tomado mucha más personalidad y eficiencia como lanzador en todo su comando, aunque esta vez cometió el peor de los errores que puede pagar un pitcher: Lanzar el pitcheo equivocado en la peor zona posible. 

Antes del partido dejé una pieza de todas las historias más interesantes que podríamos buscar en el Juego 6, y una de ellas era sobre el slump de Danel Castro al definir sus apariciones al plato con envíos rompientes en esta final. El veterano de 41 años, bateaba apenas .167 (2-for-12) frente a pitcheos quebrados, pero .444 (4-for-9) contra la bola rápida.

Para los estudiosos del juego, ahí van todos los turnos del hombre inspiración de los Leñadores:

1. Primer inning vs Leandro Martínez

0-0conteo, fastball, sencillo al left field (rodado).

2. Tercer inning vs Leandro Martínez

2-2conteo, curveball, se ponchó tirándole.

3. Sexto inning vs Leandro Martínez

0-1 conteo, curveball, falló con rodado a segunda.

4. Séptimo inning vs Raidel Martínez

2-2 conteo, curveball, se ponchó tirándole.

5. Noveno inning vs Raidel Martínez

1-0 conteo, fastball, jonrón por el center field.

Junto a nuestro Departamento de Estadísticas, me di a la tarea de revisar todos los jonrones que ayudaron a que un equipo forzara el Juego 7 de la final, y aquí está la lista de los que consideré los más sensacionales. Por supuesto, coloqué ahí en el primer lugar el de Danel Castro.

Danel Castro. Foto: Calixto N. Llánes

• 3 de abril de 1999 – Rolando Meriño vs Jorge Luis Machado, Industriales

En ese juego: Después de que Manuel Benavides roleteó al guante de Lázaro Vargas en la antesala, Meriño golpeó un pitcheo de Jorge Luis Machado y desapareció la pelota por el left field. Eran las 7:37 de la noche, según el reporte del Anotador Oficial, Eugenio Aldo Gómez Ordoñez, y a las 10:26 caía el out 27, un elevado al short stop del cuarto bate de Industriales, Antonio Scull. El éxito 1-0 de Santiago de Cuba obligó el Juego 7 en la tarde del domingo 4 de abril de 1999, siendo la primera final donde se utilizaba el bate de madera en Series Nacionales.

Al juego siguiente: Meriño alineó una vez más como segundo madero y conectó de 5-1 como bateador designado, en una victoria 9-0 de Santiago de Cuba por el título de la 38va Serie Nacional del béisbol cubano. Así que su jonrón en el Juego 6 se recordará como el batazo que le dio vida a la “Aplanadora Santiaguera” en el estadio Latinoamericano, en una joya de pitcheo de Norge Luis Vera.

• 27 de junio de 2002 – Frederich Cepeda vs Juan Enrique Pérez, Holguín

En ese juego: Los Gallos de Sancti Spíritus luchaban por el empate de la final, luego de acercarse 2-3 en el partido anterior por una inmensa apertura del talentoso novato Ifreidi Coss. Así que, en el partido número seis, los dirigidos por Lourdes Gurriel afrontaban la eliminación fuera de casa. Pero Frederich Cepeda guió la ofensiva par de veces, primero con un sencillo frente a Luis Miguel Rodríguez en el quinto inning. Y luego, en el lucky seven, halando a sus anchas una recta alta y pegada de Juan Enrique Pérez.

Al juego siguiente: Que pena que el brillo de Cepeda en esa gran final se vio empañado por no pegarle a la curva de Oscar Gil y producir al menos el empate espirituano en el final del noveno innings con dos outs. Ese ponche abanicando con las bases llenas apagó las posibilidades de obtener el título para los Gallos, y constituyó el primer campeonato de Holguín tras 24 participaciones en Series Nacionales.

• 16 de abril de 2016 – Yordanis Alarcón vs Vladimir García, Ciego de Ávila

En ese juego: Los Vegueros de Pinar del Río hicieron lo que nadie había podido en 30 años de postemporada: Remontaron una desventaja de 0-3 en la final y, con un rally de cinco en el mismo primer inning, el jonrón de Yordanis Alarcón —tomando una bola baja en cuenta de 1-1— frente a Vladimir García fe protagonista para la victoria por 7-3.

Al juego siguiente: El 17 de abril, era la tarde de Dachel Duquesne. El diestro avileño lanzó siete ceros de una blanqueada por 8-0 y, aunque sin ponches, admitió solo seis hits y no obsequió boletos a unos swings desatinados de los Vegueros.

El memorable batazo que podría ofrecerle la inspiración suficiente a los Leñadores para ganar el título en el Juego 7, fue anotado como sencillo, con la excusa de que el oportuno veterano de 41 años no completó su carrera hacia el home plate. 

En el béisbol, como en la vida, la historia es imborrable, aunque esté mal escrita a través del tiempo. ¿Qué importa si le anotaron Grand Slam o sencillo a Danel Castro? Nosotros vimos como él golpeó esa pelota rumbo a la pizarra del jardín central, y eso es suficiente para jamás olvidar ese jonronazo cuando se recuerde la historia de esta postemporada 2018.

 

Fuente: (Foto: Ricardo López Hevia/Calixto N. Llánes)

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Leñadores tuneros: primera noticia en la 54 SN
Cocodrilos blanquean a Cazadores
Fumigaron el tabaco
Yulieski regresa, su hermano decide
La Serie para, pero el béisbol sigue
Anaheim se hace del cubano Roberto Baldoquín
Yoalkis Cruz, 100 victorias
55 SN: En la tarde...dos resultados

ver más

ver más