55 SN: Cuatro pasajeros y cinco a la espera

La primera etapa de la 55 Serie Nacional de Béisbol casi es historia. Y digo casi porque los choques suspendidos, a efectuarse después del Premier 12, definirán quiénes se llevan los últimos cinco boletos a la segunda fase y su ubicación final, ambas cuestiones todavía en el aire tras completarse la fecha del martes.

Con total certeza, Ciego de Ávila, Indus­tria­les, Granma y Holguín pueden dormir a piernas sueltas sin ningún tipo de preocupación. Los actuales monarcas, los Leones capitalinos y los Alazanes orientales ya habían asegurado su inclusión entre los ocho grandes, mientras los Cachorros despejaron cualquier duda con su triunfo en la jornada del adiós.

El mentor Noelvis González apostó por su mejor carta, el derecho Yusmel Velázquez, quien no lo hizo quedar mal y solo permitió una limpia contra los granmenses, muy bien respaldado por el relevo de Carlos A. San­tiesteban, in­transitable en el epílogo. Con esta victoria los holguineros llegaron a 26 sonrisas y no tienen necesidad de esperar por ningún resultado.

Tan claro como el panorama de los clasificados es el de los eliminados, un grupo de siete es­cuadras que ya no guarda esperanzas de con­tinuar en el campeonato. Hablamos de Ca­ma­güey, Mayabeque, Artemisa, Santiago de Cu­ba, Cienfuegos, Villa Clara y Sancti Spíritus, los tres últimos lastrados por sus más recientes tropiezos.

Sureños, Naranjas y Gallos fallaron cuando no tenían margen de error y engavetaron así sus sueños hasta la venidera contienda, en la cual pueden mejorar su desempeño si mantienen la base de sus conjuntos y corrigen los errores que ahora les pasaron factura.

Ahora bien, otros cinco equipos todavía tienen cuentas pendientes, es decir, albergan op­ciones de clasificar, pero solo hay cuatro cupos disponibles. Por tanto, esas escuadras a finales de noviembre podrán celebrar o marchar ca­bizbajos a casa, en dependencia de los desenlaces de los choques suspendidos.

De esas novenas, Las Tunas, Matanzas y Pi­nar del Río pueden asegurar su boleto si sa­len airosos en algunos de sus duelos pospuestos. Leñadores y Cocodrilos solo necesitan una sonrisa, mientras los Vegueros deben ganar al me­nos en tres de sus seis choques no efec­tuados.

Por su parte, Isla de la Juventud ya completó su calendario y para lograr la clasificación ne­cesita que varios elementos se combinen. Con 25 triunfos, garantizaría meterse de nuevo entre los ocho grandes si Guantánamo (24 victorias) pierde su choque suspendido, o si los pi­nareños no se imponen en ninguno de sus pleitos pendientes.

Puede darse también una situación en la cual tres selecciones se empaten con 25 éxitos, y entonces habría que recurrir al Balance de Clasificación de Equipos*, fórmula adoptada por los organizadores del campeonato para romper la paridad en caso de ser necesario.

Así está el panorama, todavía muy enredado por las múltiples variantes que todavía existen para que clasifique uno u otro equipo, por lo que hasta finales de noviembre persistirá la incertidumbre de cuáles son todos los afortunados que buscarán el título nacional.

*Balance de Clasificación de Equipos: se calcula dividiendo las carreras anotadas entre los innings a la ofensiva, menos las carreras pe­r­mitidas entre los innings a la defensiva. Di­cha fórmula arroja un índice, y el equipo de mayor índice ocupará la mejor posición.

 
57 SNB: Primera jornada del torneo cubano 2017-18
57 SN: Un inning con Yovani Aragón
Postemporada'2017: Sube la marea roja
56 SN: Matanzas es el nuevo recordista con 67 triunfos
56 SN: Dos invitaciones vacantes
56 SN: Un cierre atípico

ver más