55 SN: Cuatro lechadas en la jornada del jueves

Si algo llamativo tuvo la jornada de este jueves en la 55 Serie Nacional de Béisbol fue el ver como cuatro equipos fueron capaces de propinarle una lechada su rival. También sobresaliente resultó el segundo triunfo de los matanceros a costa de los actuales campeones nacionales, otra vez viniendo de abajo.

Los Cocodrilos pudieron más que los Tigres, con un juego agresivo, un Yurisbel Gracial bateando de 3-3 y corriendo las bases como un galgo y el noveno bate Anibal Medina pegándole a la bola como un slugger, al extremo de pegar un jonrón de línea, batazo que, a la postre, decidió el partido pues los Tigres estuvieron a punto de emparejar el cotejo en el noveno, posibilidad que frustró el jardinero central Eduardo Blanco con un tiro de aire a la goma.

De nuevo los Ganaderos camagüeyanos se quedaron sin anotar en el Latino, en esta ocasión dominados por José Pablo Cuesta y el cerrador Héctor Ponce, quienes no regalaron bases, en un juego de solo dos horas y media de duración decidido al minuto de comenzar por el cuadrangular de Stayler Hernández.

Un binomio de internacionales, el derecho Vladimir Baños y el zurdo Liván Moinelo, unieron sus esfuerzos para dejar a los Cazadores artemiseños en tres jits, con once ponches y también sin regalar pasaportes; el principal aporte ofensivo estuvo a cargo del cuarto bate William Saavedra, de 4-3 y un remolque.

En la tierra del Yayabo, los Gallos se atravesaron en el camino de los Elefantes. Una vez más se utilizó la estrategia de un abridor durante dos tercios y un cerrador a cargo de sacar los últimos nueve outs, Yoen Socarras y Yankiel Mauri, una pareja que le propinó a sus adversarios ocho estrucados y le regaló una base. Dunieski Barroso pegó cuatro imparables en cinco turnos y fletó hacia el plato cuatro carreras, secundado por Yunier Mendoza, 4-3, y orlando Acebey, de 3-2 y 3 anotadas.

Hubo un par de dobles programas en la jornada. En el Guillermón Moncada el pitcheo de Holguín dejó a las Avispas en dos carreras durante 21 entradas, colapso total de la ofensiva indómita. Primero fue Yuniel Suárez, quien relevó los últimos cuatro episodios a ritmo de un jit aceptado y cuatro ponches. En el segundo, las palmas para Yusmel Velásquez, ocho innings en el montículo repartiendo siete ponches, respaldado por el cuadrangular de Yordan Manduley para remolcar tres y los cuatro jits de Yunior Paumier.

No sucedió lo mismo en el Mártires de Barbados, pues se compartieron las victorias. Primero los Alzanes triunfaron por una de diferencia amparados en el trabajo de José Armando Peña durante seis y dos tercios permitiendo una anotación y las tres carreras fletadas por el receptor Alexander Guerra, de 4-2 en el desafío. Luego los Indios del Guaso se desquitaron con una lechada a tres manos, con los dos primeros tercios a cargo de Dayron Riera; la única del choque remolcada por Robert Luis Delgado.

Donde hay desquite…cero agravio. Eso pensaron los mayabequenses emparejando la subserie con los Azucareros, merced a un ataque de 15 inatrapables, el más importante el de Danger Guerrero, decisivo bambinazo con dos a bordo. En cuanto a los actuales subcampeones nacionales, los Piratas pineros, volvieron a doblegar a los Leñadores tuneros, con el zurdo Wilber Pérez aceptando una sucia en dos tercios de juego y el novato torpedero Yolbert Sánchez vistiéndose de largo al disparar un par de tubeyes con los cuales impulsó tres anotaciones.

 

 
NPB: Despaigne, Más Valioso en juego estelar
56 SN: Matanzas, 70 triunfos
56 SN: Dos malas rachas rotas
56 SN: Tigres sueltos en el Latino
56 SN: Merecido homenaje al rey de la receptoría
Liga Can-Am: Cuba llega a siete triunfos al hilo

ver más