WBSC Premier 12' 2015: Concluyó la Aventura

La aventura de Cuba en el torneo inaugural Premier12 terminó este lunes en la mañana, cuando la selección de Corea del Sur pasó sobre un desorganizado elenco de las cuatro letras, con marcador de 7-2, y dejó a la Mayor de las Antillas fuera de los cuatro mejores elencos del torneo y con la peor posición de su historia a este nivel en el béisbol internacional de los últimos años, un sexto lugar (*).

Al parecer, la derrota pudiera poner punto final a la era Víctor Mesa al mando de los elencos nacionales cubanos, pero de ser así, también debiera terminar con la cúpula beisbolera cubana que incluye al mal llamado Comisionado Nacional, señor Higinio Vélez Carrión, y al nuevo Director Nacional de Béisbol, señor Heriberto Suárez, todos incompetentes en sus labores, pero sobre todo, personajes que no acaban de ver la realidad del béisbol de nuestros días, ahogan cada vez más a nuestra pelota y faltan el respeto a toda una afición, tanto en Cuba como fuera de ella.

Por supuesto, estos que dirigen el béisbol en nuestra isla aparecen atrincherados en una posición que jamás van a abandonar, pues son muchos los beneficios que brinda, sin embargo, por verguenza propia – si es que aún poseen alguna - deberían hacerlo. 

Higinio Vélez, al frente a la izquierda de la bandera cubana, resulta uno de los verdaderos males de la pelota cubana actual. (Foto por Ricardo López Hevia)
Higinio Vélez

El escritor cubano Rubén Martínez Villena, en otro contexto, una vez escribió: “Hace falta una carga para matar bribones…”, a decir verdad creo que solo algo asi terminaría removiendo a individuos sin escrúpulos en la dirigencia de nuestro deporte nacional, pues a las claras estos no sienten ni un ápice por el mayor pasatiempo de los cubanos, si lo hicieran, no le causarían tanto y tan seguido daño.

Pero regresando al torneo como tal, todos fuimos ilusos y nunca debimos haber estado esperanzados sobre la actuación del una vez afamado Team Cuba en el Premier12, sobre todo después de una controversial confección del mismo, y después de una paupérrima etapa clasificatoria, píntela Víctor Mesa de la forma que la quiera pintar. 

Victorias anímicas de 8-7 sobre Puerto Rico, 7-6 sobre Holanda, pero sobre todo, de 2-1 ante Italia, hubieran bastado para conocer hasta donde de verdad podía anclar un conjunto que, por dondequiera que se mirara, más bien parecía hecho a retazos y listo para naufragar en cualquier momento.

No queremos hablar con exactitud de todo lo mal hecho en cada choque, incluso en algunos en los cuales se obtuvo la victoria, ya de eso las imágenes de este torneo se han encargado de hacerlo por si solas, pero en realidad no bastarían los dedos de una o las dos manos, para enumerar los errores de todo tipo tanto de jugadores como directivos, en los que el plantel cubano incurrió.

Lo principal, a mi entender, es aprender a adaptarse a las condiciones reales del béisbol moderno, y jugarlo de manera más profesional,  sobre todo para aquellos jugadores que aún están en la isla. Y lo real en el béisbol que se juega en Cuba es que este ha perdido todo el concepto desde la base, pero peor, se ha perdido quien lo quiera enseñar y no me pregunten a mi el por qué, aquellos que están al mando del mismo deben tener mejores respuestas.

Nada de esto debe extrañar a todos, ya sabemos algunos de los máximos problemas de los jugadores cubanos en la isla y cuando parten a otras ligas. No es su falta de talento, si fuera así ni siquiera serían vistos y seguidos por los “scouts” internacionales. Lo principal es su falta de profesionalidad y disciplina, en muchos casos, tanto dentro como fuera del terreno. Y a decir verdad, no tiene nada que ver con el problema monetario que todos poseen, de lo contrario hombres como Yasiel Puig o Erisbel Arruebarrena no continuaran con conductas inapropiadas como aún hacen en las Mayores. En este torneo vimos pruebas claras de esto. 

Y que decir, en todo el sentido de la palabra, de la dirección. 

Cuando jugador activo muchos admiraron y aún lo hacen, a Víctor Mesa. Repito, al jugador. Primero por su talento indiscutible, pero además, por su juego desenfrenado de entrega total en cada terreno que se encargó de pisar y ante cualquier rival sin importar su nivel. Sin embargo, Víctor jamás ha interiorizado su papel dentro del béisbol cubano actual y mucho menos como director de un conjunto al que, contra cualquier nivel que se jugara años atrás, dio mucha gloria al país.

Es también cierto que una cosa es ser jugador y otra ser director o dirigente, como quiera usted llamarle. Simplemente no se puede dirigir a un elenco de la forma que Víctor lo hace, ni tampoco se puede dirigir al béisbol en la isla del modo en que se empeña un grupo de burócratas a diario. Si se desean posiciones éticas en torneos futuros como el Clásico Mundial 2017 o evitar situaciones menos penosas a las vistas en este Premier12, la situación actual debe cambiar de raíz.

Para muchos, entre los que me incluyo, no solo la salida de jugadores de talento ha contribuido a la posición que Cuba presenta en el ámbito beisbolero internacional actual. La verdad es que por vez primera, en mucho tiempo, estamos casi a la par de países como República Dominicana, Venezuela, Puerto Rico, México, la misma Holanda y muchos otros elencos, quienes tampoco cuentan con su mayor talento para lides como esta. Pero este torneo demostró que en muchos aspectos - técnicos, tácticos, etc. - estamos muy por debajo de ellos, sobre todo porque nuestra liga ha perdido la integrabilidad que una vez tuvo. 

Desde la escasez de materiales vitales para jugar un torneo en un país que aparece en el tercer lugar de un ranking mundial, asi como la indisciplina a todos los niveles, son factores que afloran a diario en nuestro pasatiempo nacional. Si a ello adicionamos la falta de transparencia de dirigentes, en muchos casos locutores radiales y de televisión que no quieren evolucionar en su visión actual de nuestro béisbol, así como la forma irrespetuosa de tratar y dirigir no solo a jugadores, sino a directores de elenco, afición y hasta prensa, pues simplemente el panorama deja muchas dudas sobre el futuro de un béisbol que una vez, al parecer muchos años luz atrás, fue uno de los mejores del mundo.

(*) La única vez que un elenco cubano quedó en un 6to lugar en una cita mundial, a cualquier nivel, fue en la segunda edición del Clásico Mundial 2009, cuando ante una mucha mejor competición los nacionales concluyeron con balance de 4-2.

 
57 SN: Aquí La Isla y Mayabeque a temporada cubana
MLB: Actuación de cubanos, Julio 21, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Julio 20, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Julio 19, 2017
MLB: Moncada a Las Mayores, hará su debut hoy
MLB: Actuación de cubanos, Julio 18, 2017
Ya se conocen primeras subseries de la 57 Serie Nacional
57 SN: Torneo cubano se iniciará el venidero 5 de agosto

ver más