Visualizando la temporada 2018: ¿Cómo pueden las estrellas cubanas agregar aún más nivel?

Por: Yirsandy Rodríguez | yirsandybdc2018@gmail.com 

¿Es posible que José Abreu, Aroldis Chapman y Yoenis Céspedes puedan superar el tope máximo de nivel que ya alcanzaron alguna vez? 

El tiempo de una superestrella del béisbol es bastante corto, y lo más difícil para ellos no ha sido tener una gran temporada, sino mantenerse.

Yasiel Puig califica como el ejemplo más cercano que podemos apreciar entre todos los cubanos que hoy día juegan en la MLB. El outfielder de los Dodgers no solo fue All-Star y dos veces comprendido entre los primeros 20 más votados para los honores del M-V-P: Con apenas 102 juegos y 22 años, estuvo a punto de ganar el Premio al Novato del Año. ¿Quién le arrebató los honores en 2013? El inolvidable José Fernández. Aun así, se vivía la “Puigmanía” en los Ángeles y buena parte de los Estados Unidos, ¿no sé si aún lo recuerdas?

Sin embargo, después de sus dos primeras temporadas, Puig no ha vuelto a ser el mismo jugador de impacto. El tiempo de una estrella es realmente fugaz, aunque, sin dudas, su 2017 fue muy alentador en varios sentidos. De principio a fin, acogió su turno en el fondo de la alineación y rindió desde el Opening Day hasta el Juego 7 de la Serie Mundial. En la etapa regular, golpeó 28 jonrones, 74 remolcadas y se robó 15 bases, cifras récords para su carrera.

Aunque no sabemos cuál será la estrella cubana de alivio, la que sorprenda o lamente un descenso, vamos a sumergirnos en todo lo que podría suceder en la inmensa temporada 2018. ¡Se aproxima el Opening Day! Hay grandes retos de vuelta:

José Abreu, primera base

Team: Chicago White Sox

Edad: 31 años.

Salario de 2018: $ 13 millones.

bWAR de su carrera: 16.9.

Proyecciones de ZiPS: 3.4 zWAR, .286/.340/.506, .353 wOBA, 122 wRC+, 18.7 K%, .312 BABIP.

Hay dos récords que podrían colocar a “Pito” Abreu en un lugar especial dentro de la historia de MLB 2018: ¿Qué tal si él consigue golpear al menos 25 jonrones y 100 remolcadas? ¡Piénsalo por un momento! ¡Sería sensacional! El hito lo convertiría en tan solo el tercer jugador en la historia con sus primeras cinco temporadas de al menos 25 HRs y 100 RBIs, después de Joe DiMaggio (1936-1941) y Albert Pujols (2001-2010). Al mismo tiempo, compartiría un legado histórico en los White Sox junto al gran superslugger Frank Thomas. A diferencia de Abreu, Thomas cumplió con la norma de al menos 25 HRs y 100 RBIs después de su debut. Entre 1993 y 1998, tuvo tres temporadas de 40 o más jonrones y al menos 125 remolcadas, que no llegaron a ocho años en fila porque golpeó 24 HRs en 1992.

De todos estos grandes bateadores, Pujols fue el único en conseguir seis temporadas de al menos 40 jonrones (siempre de 2003 a 2006, y 2009 y 2010). Lo interesante aquí es que él superó de nuevo la cifra de 25 HRs con 37 en 2011 –su último año jugando para los Cardenales—, pero se quedó a una remolcada de las 100. Así que está claro: Si Abreu tiene otra campaña de alta producción ofensiva, todo lo que ha hecho antes desde su debut en 2014 será recordado simplemente como parte de una gran hazaña en el béisbol de las Mayores. Su temporada de 2018 sería aún más recordada que el pasado, y el camino hacia el Hall Fame estaría bastante seguro.

Abreu ha declarado en esta primavera que quiere fortalecer su juego implementándole más velocidad, lo que parece interesante ver. No es que sea un escéptico de esa idea que, obviamente, lo convertiría en un jugador de mucho más valor si es que logra resultados positivos. Pero no creo que su velocidad ayude mucho a los White Sox. En definitivas, Avisail García estará golpeando seguramente en el cuarto turno, y dado el OBP histórico de Abreu (.359), será mejor para el equipo que se mantenga a salvo en vez de intentar arriesgarse a robar.

De todas formas, muchos entendimos el mensaje: El 2018 podría ser un gran año para que comencemos a mirar a Abreu como un posible candidato al Salón de la Fama en la MLB.

Aroldis Chapman, pitcher cerrador

Team: New York Yankees.

Edad: 30 años.

Salario de 2018: $ 17.2 millones.

bWAR de su carrera: 14.7.

Proyecciones de ZiPS: 1.8 zWAR, 38.3 K%, .291 BABIP.

Parece blasfemia decir aquí que Aroldis Chapman podría elevar su nivel para 2018, pero el cerrador de la bola rápida más intimidante en la MLB pasó problemas para ponchar en 2017. Chapman mostró la peor tasa de strikeouts de su carrera, con 12.34 SO/9, su segunda peor efectividad (3.22) y el tercer BABIP (.296) más alto de su carrera con al menos 50 innings lanzados. 

Unido a esas bajas en su dominio, pasó por una notable inconsistencia en su comando, algo que convirtió su fastball en un pitcheo vulnerable durante mayo y agosto. En esos meses le hicieron un daño combinado de .298/.382/.489/.871 OPS, aunque lo peor contra la bola rápida fue la línea mayor de poder y contacto: .357 OBP, .429 SLG y .786 OPS. ¿Quieres tener una idea de qué tan bueno fue eso contra el hombre que lanza llamas de su brazo izquierdo? En su carrera de Grandes Ligas, estas eran las cifras récords de la oposición contra Chapman en cualquier mes:

Mejor slugging: .329, en junio. Eso es 100 puntos de promedio menos que el .429 en la combinación de mayo y agosto.

Mejor OBP: .320, en mayo. Es superior por 37 puntos al .357 mostrado en la comparación. ¿Y qué tanto peso tiene una ventaja de 37 puntos en el OBP? En 2017, 105 bateadores registraron un OBP mayor o igual a .322, según FanGraphs, y solo 46 de ellos sobrepasaron los .357 puntos de promedio. Comparar en la temporada de 2017 a un jugador de .322 OBP con uno de .357, fue lo mismo que escoger entre Jake Lamb (30 jonrones y 105 RBIs) o Ben Gamel (11 jonrones y 59 RBIs).

Mejor OPS: .604, en junio. No hay otro mes que llegue a .600 OPS. Todavía septiembre y octubre siguen siendo el paraíso para Chapman, quien ha admitido apenas .387 OPS en su carrera durante la etapa regular.

Después de verlo caer a una tasa inédita de 9.00 SO/9 en sus ocho relevos de agosto, Chapman se recuperó en septiembre y fijó su mejor balance de strikeouts sobre paseos en toda la temporada (8.50 SOBB). Mi única preocupación en este sentido para 2018, es que Chapman sigue siendo el hombre que recurre a la bola rápida en un altísimo por ciento de sus pitcheos, y su dominio sigue teniendo vida cuando lanza fuera de la zona de strike. Por supuesto, hacer abanicar a la oposición con una fastball a más de 100 mph es una habilidad letal. Pero el porcentaje de Chapman ponchando se reduce a dos zonas típicas de calor: La alta y la baja, siempre en outsite de la zona de strike. Con pitcheos altos, por la línea vertical del centro del home plate, adentro o afuera, Chapman consiguió 21 ponches en 2017. En la zona baja fueron ocho. Aquí podemos apreciar la distribución provista por Baseball-Savant:

Aroldis Chapman - Baseball-Savant

Separando todas las zonas de strike por un corte horizontal, está claro que el power de Chapman salió a relucir cuando hizo abanicar a sus oponentes con pitcheos altos fuera de la zona. Del centro hacia abajo, las líneas horizontales suman 17 y 16 en la zona alta y central en strike, respectivamente. Con ubicación baja, parece bastante raro, pero no ponchó a ningún bateador con un pitcheo en la esquina interior del home plate (para derechos).

Chapman cumplió 30 años el pasado 28 de febrero, y no creo que su brazo esté en plena línea de decadencia en su velocidad. Él se ha visto trabajando intensamente en esta primavera, y se ha mostrado bastante positivo a las nuevas ideas de la organización. Aunque en teoría le afectaría no cerrar los juegos en todas las oportunidades, todo es parte del negocio. Al final, quién quita que Chapman alcance por vez primera en su carrera los 40 salvamentos, lo que sería una cifra respetable para la Liga Americana. Aunque, a decir verdad, si las proyecciones ofensivas de los Yankees llegan a feliz término (liderados por el peso de los bombarderos principales, Aaron Judge y Giancarlo Stanton), no creo que haya muchas opciones de salvar partidos.

Sabemos todas las cosas buenas que Chapman puede hacer encabezando el bullpen de un equipo, pero también probamos indicios de vulnerabilidad en 2017. ¡Ok, 2018 será un gran año para el Misil de Cayo Mambí!

Yoenis Céspedes, outfielder

Team: New York Mets.

Edad: 32 años.

Salario de 2018: $ 29 millones.

bWAR de su carrera: 20.7.

Proyecciones de ZiPS: 3.4 zWAR, .268/.322/.502, .342 wOBA, 133 wRC+, 20.2 K%, .290 BABIP.

La más reciente temporada regular (casi) completa de Céspedes fue 2016, donde logró participar en 132 juegos y prácticamente aparecía en todas las listas de los mejores jardineros de la MLB: 

  • Finalizó en el octavo puesto de la carrera por el M-V-P.
  • Ganó uno de los Premios Silver Slugger.
  • A mitad de temporada, jugó el segundo All-Star Game de su carrera.
  • Bateó 35 jonrones y remolcó 105 carreras, fijando el sexto mejor wRC+ (134) de todos los jardineros en las Mayores.

Un año antes, en 2015, ganó el Guante de Oro, convirtiéndose en el octavo jugador del outfield con más DRS (Carreras Salvadas a la Defensiva) en MLB, 29 entre 2013 y 2015. 

Como marcas personales en 2016, Céspedes implantó récord en paseos con 51, su segundo mejor OBP (.354) de la carrera desde el .356 de su debut, y logró golpear 31 jonrones, su segunda temporada con más de 30. Pero llegaron las lesiones a romper su coordinación y ese bate que estaba cada vez más ardiente.

En 2017, Céspedes elevó a 20.7 el WAR de su carrera, aunque solo pudo visitar el plato en 321 PAs. Durante la oportunidad que tuvo en apenas 81 partidos (en teoría la mitad de la campaña), puso una línea sólida para los descalificados Mets: bateó .292/.352/.540, con un .892 OPS, 17 dobles e igual número de jonrones con 42 empujadas. 

Esta primavera, Céspedes ha trabajado intensamente y todavía parece que su apodo de “La Potencia” da para rato. Pero he aquí la pregunta que muchos deberíamos hacernos: ¿Podría ser esta la gran temporada de Yoenis Céspedes? Para responder eso, vamos a imaginar que en 2018 visitará muy poco la lista de lesionados. Así que, ¿cómo podría tener un mejor rendimiento integralmente?

El primer paso para un salto cualitativo debería comenzar por volver a poner al menos 30 jonrones y 100 remolcadas. Entonces, ¿qué tal si puede alcanzar su primera temporada de al menos 20 bases robadas? ¡Eso sería genial! La mejor marca de robos de Céspedes se remonta a su debut con Oakland en 2012, cuando alcanzó 16 bases en 20 intentos. De ahí en fuera, jamás ha pasado de siete. Tampoco ha vuelto a sumar 100 o más anotadas desde 2015 (101), luego de que los Tigres de Detroit lo enviaran hacia los Mets tras el juego 102.

De Céspedes conseguir por lo menos un 30-100-20, en jonrones, remolcadas y robos de base, estoy seguro que también superará parte de estas fisuras del pasado:

  • Mantener el enfoque en pensar mejor a qué hacerle swing y a qué no. Céspedes ha restringido notablemente su agresividad en el plato y, al mismo tiempo, se ha convertido en un bateador más selectivo. En 2016, presentó la tasa más baja de swing en bolas fuera de la zona de strike (34.60%). A igual ritmo progresivo, disminuyó hasta 10.20% la tasa de swings strikes, récord para su carrera.
  • Si Céspedes logra mantener el ritmo de 2016, posiblemente pueda preparar un buen plan de ataque para superar con éxito a la oposición. Tenga este dato en cuenta: En 2016, él recibió bolas rápidas en el plato durante el 59.20%, una tasa que ha ido creciendo cada año desde 2012.

Las estadísticas corresponden al seguimiento de FanGraphs, en todas las temporadas donde Céspedes alcanzó al menos 502 PAs. A continuación, viene el porcentaje de la mayoría de los pitcheos que vio el cubano cada año:

Season Name FB% FBv SL% SLv CT% CTv CB% CBv CH% CHv
2012 Y. Céspedes, OAK 53.10% 92.0 17.90% 83.1 7.30% 87.5 9.50% 77.7 10.90% 82.8
2013 Y. Céspedes, OAK 54.60% 91.7 20.00% 83.1 5.20% 87 9.70% 77.6 8.70% 81.5
2014 Y. Céspedes, OAK/BOS 53.70% 91.7 18.20% 83.1 6.20% 87.7 9.00% 77.8 9.10% 83.2
2015 Y. Céspedes, DET/NYM 56.50% 92.8 18.90% 84.6 6.20% 88.6 6.90% 78.9 8.80% 83.8
2016 Y. Céspedes, NYM 59.20% 93.0 18.40% 85.2 4.80% 87.8 8.70% 79 7.80% 83.7

Asumiendo que la oposición contra Céspedes adoptaría patrones parecidos a los de 2016, entonces él verá muchas rectas, sliders más rápidos y curvas de mayor rotación y velocidad. La fastball promedio que recibió Céspedes fue de 93 mph, mientras la curva ha ganado casi dos millas desde 2012. Por lo tanto, dos turnos tendrán que tener especial atención para el cubano: Cuidarse más de abanicar a malos pitcheos en dos strikes (batea .244/.336/.580 en su carrera), pero, sobre todo, levantar esa línea histórica que registra cuando los pitchers están delante en la cuenta: Golpea apenas .222/.230/.386.

En caso de que 2015 sea considerada la mejor temporada de su carrera —cuando más cerca estuvo de ganar su sueño, el premio M-V-P—, podemos pensar que si supera su rendimiento cuando estuvo debajo en la cuenta, estaríamos viendo un 2018 sin igual. Sobrepasar esta desventaja de .239/.246/.440 en el conteo, parece posible… ¡Claro, si eres la “Potencia Céspedes”!

 

La edición de Yirsandy Rodríguez Hernández en BaseballdeCuba, Visualizando la temporada de MLB 2018, tendrá un análisis de todos los cubanos que forman parte del entrenamiento de primavera. Cada artículo tendrá definida la categoría en que se encuentran los jugadores, desde los que vienen en pleno ascenso hasta los que buscarán fortalecer sus contratos para la venidera campaña.

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 

ver más