58 SNB | ¿Cómo los Cachorros de Holguín pasaron de un inicio de 1-8 a la élite esta temporada?

Yirsandy RodríguezPor: Yirsandy Rodríguez │Senior Writer en BaseballdeCuba

Los Cachorros de Holguín viven un gran momento en la 58 Serie Nacional del Béisbol de Cuba.

Han ganado 17 partidos de sus últimas 20 decisiones, colándose en el tercer puesto (compartido con Industriales y Santiago de Cuba) de la tabla de posiciones con balance de 18-11, después de su reciente barrida ante Camagüey -- sus pitchers cerraron lanzándole 21 ceros consecutivos. Están aprovechando su mezcla de velocidad y contacto, mostrándose de manera emocionante y aguerrida después de un inicio asfixiante.

Si nos remontamos al pasado miércoles 22 de agosto, es fácil recordar el hastío que sufrían los fanáticos de los Cachorros de Holguín. 

Su equipo había iniciado con marca negativa de 1-8, luego de ser barridos par de veces (por Villa Clara y Ciego de Ávila, respectivamente) y, más adelante, caer en par de ocasiones contra los Leñadores de Las Tunas. 

En apenas nueve juegos, muchos dictaban sentencia sobre el destino beisbolero de los dirigidos por Noelvis González, quien, en todo momento, aseguraba que el despertar del equipo vendría pronto. “Hemos entrenado bien fuerte para enfrentarnos a una temporada como esta, corta, sin mucho tiempo para reaccionar”, expresó González, el manager que más cerca ha estado de incluir de nuevo a los Cachorros en un playoffs, después de que Héctor Hernández consiguiera la tercera visita holguinera (2009) a postemporada en 34 años. Por cierto, los sabuesos perdieron por barrida de 4-0 frente a Ciego de Ávila en la 48 Serie Nacional.

Obviamente, en medio de una racha perdedora, la gran mayoría de los fanáticos suelen desabrigar su esperanza, echándola fuera de sus corazones beisboleros. Sin embargo, hay algunos que fueron a apoyar al equipo, soñando con una remontada de locos… Para entonces, era la mañana del jueves 23 de agosto, y el clima favorecía cada pisca en las ansias de jugar béisbol que tenían los Alazanes de Granma en su entrada al estadio Mayor General Calixto García Íñiguez, de Holguín. Sin embargo, en menos de tres horas después -- exactamente 2 horas y 54 minutos --, los Cachorros comenzaron su metamorfosis, anotándole 14 carreras al pitcheo de Granma, con siete extra bases donde brillaron los jonrones de Maikel Cáceres y Geydi Soler. 

Aunque el zurdo Luis Ángel Gómez no atravesó a sus rivales con la misma estela dominante de pitcheos que en 2017, relevó a Wilson Paredes (quien lanzó antes de él 3.2 IP y le batearon de 12-1), llevándose el éxito después de que los Cachorros anotaran un contundente rally de siete carreras en el final del sexto inning. A segundo turno, Rubén Rodríguez fue extra dominante por seis entradas y Holguín venció por 9-0 a Granma, apoyados una vez más por Soler -- golpeó jonrón -- y Yunior Paumier, quien registró tres empujadas con un bambinazo en la conclusión del tercer capítulo.

Al día siguiente, los holguineros despidieron con nocaut de 13-3 a los Alazanes, guiados para el cierre por un doblete de línea al centerfield del cátcher Franklyn Aballe. En menos de 24 horas, los Cachorros le devolvieron el esplendor a su parque de béisbol,  atrayendo una vez más a su ferviente afición con muestras de vida. Después de iniciar con 1-8, habían maquillado sus tropiezos al barrer a los actuales campeones nacionales. 

El público esperó y esperó, y el equipo reaccionó en el momento justo. Cuando las estadísticas y los antecedentes eran los primeros en indicar que los Cachorros no saldrían de un inicio tan sombrío. Cuando, a decir verdad, no era coherente que ellos se levantaran del lodo para noquear a los campeones nacionales: Sucedió.

Después de la barrida ante Granma, Holguín no paró de ganar hasta perder su seguidilla de éxitos en una derrota por 8-2 contra Matanzas. Ganaron ocho encuentros de forma consecutiva, una racha tan ilógica de canalizar para las computadoras, que en menos de 15 días (los amantes a archivar récords inusuales) debimos incluir la nueva marca en ascenso.

De ser un equipo totalmente despreciado en el olvido de la tabla de posiciones después de nueve juegos, los Cachorros han sido tan buenos, que ahora no suena descabellado pensar en la posibilidad de verlos abriéndose paso entre los mejores cuatro equipos de esta fase de 45 partidos.

Para el éxito y recuperación, varios jugadores han sido clave en la plantilla holguinera. Sin embargo, lo que sobresale cada día no es el factor de la “individualidad”, sino el del “colectivismo”. Se ha visto un equipo centrado tácticamente y en cada acción de juego, entregando su energía sin importar cada intento por ganar desde las acciones más difíciles en el juego hasta las cosas pequeñas. Por supuesto, hay jugadores que aún siguen siendo las maquinarias del team. Yunior Paumier continúa mostrando su liderazgo natural, y junto a Geydi Soler han conformado un dúo de 50 RBIs (25 cada uno) -- espera, aún no hemos mencionado el venidero retorno de Yordan Manduley. 

Maikel Cáceres ha sido el gran regreso del año, con 12 dobles, 18-RBIs y 1.035 OPS. Y qué decir de los subvalorados: Pedro Almeida tiene 21 empujadas casi todas con sus 21 sencillos, y lidera al equipo luego de registrar nueve impulsadas que han proporcionado el empate o la ventaja. Jorge Luis Peña ha reforzado la tanda baja con 20-RBIs y, si de brazos dominantes se trata, el diestro Carlos Santiesteban está lanzando para 4-1, 2.41 ERA y admite una pobre ofensiva de .215. 

Mientras a Luis Ángel Gómez le ha sido casi imposible traer el dominio de 2017 (está lanzando para 6.91 ERA, con 51 hits permitidos en 27.1 innings), es bueno ver a Wilson Paredes mostrando su ascenso de estamina en la bola rápida, un comando más fino y la tendencia a lanzar pitcheos fuera de velocidad. Detrás de ellos, Meracle Oris ha puesto una efectividad de 2.08, Rubén Rodríguez se erige como la revelación con 3-0 en cuatro aperturas y el derecho Yunier Suárez está fijando 0.79 ERA en 11 relevos.

Esa ha sido una ofensiva de .304/.383/.455 con 6.2 anotadas por partido y un pitcheo que trabaja para 3.76 ERA con wOBA permitido de .361, numeritos periféricos que han brillado muy por encima de una defensiva de 39 errores -- le costaron 29 carreras.

Ahora los Cachorros están jugando para 18-11, empatados en los puestos del tercero al quinto, con 0.5 juegos por encima de Las Tunas (18-12). No obstante, su semana ha sido especial, ya que han ganado cinco de seis jugando en casa, cumpliendo con una de las claves que resalté desde la pretemporada

De los rivales que están en la lucha por la clasificación, los Cachorros le han ganado la serie a Artemisa (3-0), Industriales (2-1), Granma (3-0) y Guantánamo (3-0), registros que ayudarán muchísimo en los resultados finales. Y, aunque ganarle a Camagüey no es tan importante si de arrastrar los récords se trata, es bueno ver a la rotación holguinera frenando a un lineup que ha producido por encima de la media nacional. Al final, Holguín terminó ganando 9-4, 7-0 y 8-0 a los Toros, propinándole 21 ceros de manera consecutiva desde el sétimo inning del primer juego de la serie.

Todas esas han sido grandes noticias para los herederos de los campeones nacionales de 2002 -- aunque todavía Oscar del Rosario ha superado el tiempo y se mantiene activo --, en una 58 Serie Nacional que puede guardar sorpresas inesperadas para los finales. Pero, vamos con calma… Aún queda la recta final de esta parte del calendario con muchas situaciones que definir. Mientras, por el momento, esta noticia retumba como un titular que podría servir de lema para tiempos difíciles: Ningún equipo ha superado un inicio de 1-8, para luego clasificar a la segunda fase o, al menos, jugar por encima de .500 después de 90 decisiones. 

Entonces, si los Cachorros de Holguín han podido superar eso, es posible que ahora estemos escribiendo la historia de un equipo sin miedo a perder. Y, en el béisbol, esos teams suelen ser uno de los más peligrosos y difíciles de vencer.

¿Cuál ha sido la clave? Como me dijo Noelvis González hace alrededor de dos años, cuando su equipo entraba a una serie contra los Cocodrilos de Matanzas en el Victoria de Girón. “Vamos a jugar contra un team que viene de ganar 42 de 45 hace menos de un mes. Así pues, ¿qué podría decirle a los muchachos? Solo ustedes tienen que creérselo. Si creen que sí pueden ganar y retar al primer lugar del campeonato, lo harán”.

Holguín le ganó cuatro partidos consecutivos a Matanzas entre el 6 y el 25 de noviembre de 2016…

…Aún puedes dudarlo, pero: Nada está lejos de suceder entre las líneas de un terreno de béisbol. 

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Yander pintó de blanco a Holguín
Industriales se lleva primera derrota de la temporada
Cachorros completan barrida de Leones
Cocodrilos blanquean a Cazadores
Fumigaron el tabaco
Más con menos
Artemisa y Granma acechan la cima
Yulieski regresa, su hermano decide

ver más

ver más