Postemporada'2019 | Ciego de Ávila vs Las Tunas: ¿Quién tiene más probabilidades de llegar a la Final?

Yirsandy RodríguezPor Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba

Tengo que reconocerlo: Por días, esta ha sido una de mis predicciones más difíciles de realizar. Tenemos a los Leñadores de Las Tunas como favoritos después de una gran temporada regular. Pero, al mismo tiempo, veo venir a un gran equipo con experiencia de playoffs como los Tigres de Ciego de Ávila. 

Es una serie bastante difícil de vaticinar, sobre todo si estás intentando ver lo que pueden hacer mejor ambas selecciones en menos de dos semanas. Será la reedición de la Serie de ¼ de Finales de 2012, cuando Ciego de Ávila remontó una desventaja de 3-1, pero este choque de fuerzas podría ser bien diferente.

Las Tunas tiene el gran poder de la ofensiva, pero Ciego de Ávila puede hacer daño también y cuenta con más bateadores de experiencia bajo la ardiente presión de la postemporada. Estoy pensando que serán, como mínimo, seis batallas del pitcheo de los Tigres contra la fuerte ofensiva de los Leñadores. Sin embargo, el profundo análisis estadístico y sabermétrico que he hecho indica que los Tigres de Ciego de Ávila ganarán la Semifinal, aunque el reto es grande contra el mejor equipo de esta 58 Serie Nacional.

He ido al análisis profundo de cada detalle que podríamos ver en esta gran serie Semifinal, desde los lineups hasta los matchups más interesantes. Aquí vienen mis argumentos predictivos, avizorando que será una serie de al menos seis juegos, con grandes probabilidades de que termine en siete.

LINEUPS

Ventaja: Las Tunas.

Si de poder se trata, creo que deberíamos revisar algunos numeritos: ¡Los Tigres pegaron 10 jonrones más que los Leñadores! Ciego de Ávila terminó con 70 bambinazos, mientras Las Tunas produjo 60. Esa es una clara muestra de poder que nos remite en un resorte a esta pregunta: ¿Los Leñadores tienen realmente una gran superioridad ofensiva sobre los Tigres? Los números dicen que no. Aunque, eso sí: Los dirigidos por Pablo Civil fueron más eficientes produciendo y podrían hacer mejor trabajo con la velocidad. Los tuneros pegaron menos jonrones, pero fueron más oportunos con 37 de ellos cuando tenían corredores en bases. Los avileños, sin embargo, batearon 36 con las bases vacías—13 más que Las Tunas.

Pero eso son solo números de una gran temporada de 90 partidos, que podemos resumir al rendimiento de ambos conjuntos en sus 12 matchs de la etapa regular. He aquí algunas tendencias:

Ciego de Ávila: 49 carreras anotadas, .270/.331/.358 y .689 OPS, 33 bases por bolas, 52 strikeouts, 14 rodados para double play.

Las Tunas: 84 carreras anotadas, .338/.417/.472, 889 OPS, 53 bases por bolas, 63 strikeouts, 10 rodados para double play.

¿Es fácil ver quién mantuvo una tendencia dominante? Las Tunas no estuvo lejos de duplicar las carreras sobre el pitcheo de los Tigres. Marcaron un imponente más-35, suficiente para ganar la serie 9-3. Sin embargo, deberíamos ilustrar algunos puntos: Los Tigres pueden ser mucho mejores ahora. Mientras Pablo Civil reforzó su línea de pitcheo y adicionó solo un bateador, a Guillermo Avilés, Ciego de Ávila fortaleció su lineup con dos buenos bates. Yordanis Samón, quien suma 16 jonrones y 85-RBIs contra lanzadores tuneros en los últimos 15 años. Y, para retocar el outfield, el manager Roger Machado llamó al prospecto Oscar Colás, quien también podría relevar en cualquier situación de riesgo del bullpen.

A eso podemos agregarle que Osvaldo Vázquez estuvo lesionado buena parte de la segunda fase, y en lugar de él Alfredo Fadraga no pudo carburar ofensivamente: Se fue de 18-0 contra los Leñadores.

Esta podría ser una serie ofensiva, dada la calidad de los bateadores por ambos lineups. Aunque, de igual manera, habrá un alto reto para ambas ofensivas, aun cuando tengan éxito en el plato, pues hay varios lanzadores de experiencia y calidad.

Si a Civil le funciona bien su dúo inicial, con Yuniesky Larduet y Jorge Yhonson, este último intentando encenderse después de batear apenas .185 en la postemporada de 2018, Danel Castro, Yosvany Alarcón, Alexander Ayala y Guillermo Avilés podrían hacer bastante daño.

ROTACIÓN

Ventaja: Ciego de Ávila.

Esta es una de las grandes ventajas que tendrán los Tigres. Sí, aun cuando la rotación de pitcheo avileña fue castigada por los Leñadores en 2018 —lanzaron para 6.59 ERA, con 33 extra bases permitidos, 11 de ellos jonrones. Es que contar con Lázaro Blanco, Vladimir García, Dachel Duquesne y Yander Guevara como titulares de la rotación, constituye una gran ventaja. 

¿Cómo podemos mostrarla en números?: Todos ellos suman balance de 40-29 en postemporada, con 3.56 ERA, 296 strikeouts y 496 ⅔ innings. Y, si aún crees que la experiencia no importa, mira los resultados en playoffs de los posibles abridores de Las Tunas: Los zurdos Yoanis Yera y Dariel Góngora y el derecho Erlys Casanova, suman 6-6, apenas 129 ⅓ innings y 4.24 ERA. 

Casi todo el peso de la experiencia y las mejores marcas se las llevan Yera y Casanova, pues Góngora ha lanzado solo 2 ⅓ en playoffs, con 15.45  ERA permitido y Yadian Martínez debutará este año.

Creo que, con esos resultados, la experiencia inevitablemente importará. Siempre importa. Así que los Leñadores ya saben lo que necesitan, sobre todo si Yudiel Rodríguez (9.00 ERA en la postemporada de 2018) y Yoalkis Cruz (9.24) pasan a reforzar el bullpen: Que sus abridores zurdos hagan el trabajo. ¿Una razón de peso? Los Tigres fueron el peor equipo de los clasificados a la segunda fase contra lanzadores zurdos: .270/.340/.404, con una tasa de 13.8% Strikeouts.

Otra predicción con sentido es que los Leñadores vuelvan a producir contra los lanzadores de Ciego de Ávila. Pues, sabemos que, en la temporada regular, le pegaron con soltura a Vladimir García (19-for-38, para .500) y .356 a Yander Guevara. Pero, contra Lázaro Blanco, batearon solo .259 y .260 frente a Dachel Duquesne. Ah, por si no lo recuerdas, la prioridad de los lanzadores de Ciego de Ávila está cantada antes del playball: Dominar o, si es preciso, no retar a Danel Castro.

El veterano de 42 años le pegó cinco jonrones en apenas 31 ABs, con .500 OBP, 1.000 de slugging y 1.500 OPS. Empujó 16 carreras, a 8 de 12 que encontró en posición de anotar y mandó para el plato la carrera del empate o la ventaja en cinco ocasiones.

BULLPEN

Ventaja: Ciego de Ávila.

No obstante, recordemos que la ventaja en el bullpen dependerá en gran medida de lo que puedan garantizar los abridores. Por ejemplo, los abridores de Ciego de Ávila han sido realmente bueno en esto. Desde 2013, cuando comenzaron a jugarse los playoffs en la “Era de los Refuerzos”, los staff de los Tigres han promediado el 62.2% de sus innings totales. ¿Qué significa esto? Que el bullpen no ha sido saturado, pues los abridores han hecho un trabajo promedio de 6 ⅔ de entradas lanzadas. A diferencia de eso, los abridores de Las Tunas cubrieron solo el 49.1% de sus innings en la postemporada de 2018 y su ERA fue de 6.37. 

El bullpen tuvo que hacerse cargo del resto, con el 50.1% del trabajo. Y, si analizamos la nómina, el reto será grande este año. Yoalkis Cruz y Yudiel Rodríguez, los pitchers que más hits permitieron después de dos outs en 2018, pasarán al bullpen. Pero, aun así, no habrá una figura dominante y legítima como José Ángel García, quien se fue con 3-1, dos salvamentos y sin permitirles extra bases a 50 bateadores enfrentados en los playoffs el año pasado.

Por su parte, la ventaja de los Tigres estará en todos los innings que puedan obtener sus abridores, contando, además, que tienen a Raidel Martínez y Miguel Lahera en la primera fila del bullpen. Maikel Folch y Oscar Colás también serían dos buenas piezas para relevos situacionales, pero definitivamente los abridores de los Tigres tendrán en sus manos la posibilidad de no sobrecargar al bullpen.

DEFENSIVA

Ventaja: Las Tunas. La diferencia aquí está en que los Leñadores tienen un mejor cuerpo de outfielder, contando con Jorge Yhonson, Yuniesky Larduet y Andrés Quiala. Sin embargo, la línea central de los Tigres tiene más experiencia en playoffs, con Osvaldo Vázquez-C, Raúl González-2B y Yorbis Borroto-SS alrededor de la intermedia y Orlando Lavandera-CF.

Por los Leñadores, Alexander Ayala y Jorge Alomá ofrecen una buena cobertura promedio en el campo corto y segunda base, mientras Guillermo Avilés sería un defensor de primera en la inicial—Avilés realizó 27 asistencias en 43 partidos, mientras Rafael Viñales alcanzó solo 19 en 47.

¿Dónde están las dudas? Tal vez en la antesala, donde Denis Peña enfrentará su primera serie de postemporada. Peña fildeó para .925 en 47 partidos y 292 innings en la posición durante 2018, quedándose bastante lejos de Jefferson Delgado, quien promedió .955. 

EXPERIENCIA Y MOMENTO

Ventaja: Ciego de Ávila.

Este será un duelo entre los últimos dos subcampeones del béisbol cubano, ambos eliminados por los Alazanes de Granma en 2017 y 2018, respectivamente. Pero, he aquí la diferencia que a veces no ven los fanáticos: Los Tigres tienen ya una gran historia, con tres títulos en las últimas siete temporadas. Y, por supuesto, podemos agregar que esta serie ya tiene antecedentes, pues Ciego de Ávila resurgió después de caer abajo 1-3 para eliminar a Las Tunas en ¼ de Finales en 2012. 

Los Leñadores, que también han conformado un gran equipo en estas últimas dos campañas, aún están buscando su primer título en 42 años.

PRONÓSTICO

Ventaja: Ciego de Ávila ganará en seis o siete partidos.

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!

 
Cinco elencos mantuvieron su invicto este martes
Yander pintó de blanco a Holguín
Tigres siguen encabezando primer lugar de temporada cubana
Tigres noquean y se alejan
Líderes del torneo caen
Fumigaron el tabaco
La Serie para, pero el béisbol sigue
Tigres y Cachorros con boleto

ver más

ver más