Camino igual (o peor) con anuncio de nueva estructura para la Serie Nacional

La nueva estructura del béisbol cubano para la temporada 2016-17 resulta una de las más erráticas y peor concebidas de todos los tiempos.

Los ideólogos de nuestro béisbol siguen apostando a la fortuna de dar con un torneo que acapare la atención de todos durante lo extenso del mismo, sin querer reconocer que el campeonato cubano, la Serie Nacional, a no ser bajo otras condiciones futuras, ya no tendrá el atractivo de antes, al menos para aquellos aficionados que pueden disfrutar de los mejores jugadores cubanos en otras ligas.

La idea de iniciar el venidero torneo antes de la casi siempre concebida fecha de noviembre, cumple un primer objetivo, igualar el calendario de al menos el final de la Serie Nacional con los torneos caribeños del área, para de este modo ver la participación cubana en la Serie del Caribe 2017, con los jugadores del titular cubano lo más ajustados en todos los renglones de juego. 

Con esto dicho, ya sabemos de ante mano que Ciego de Avila, el campeón de Cuba 2016, no será el representante cubano a la lid caribeña, pero regresando a la nueva estructura cubana, muy poco deja a la imaginación cuando la misma incluso ahora, mantiene 16 conjuntos en competencia, deja la cuota de equipos en seis para una segunda etapa, introduce una desdichada fase de Play Off intermedio para decidir dos contendientes finales a la segunda ronda del torneo y continúa restando importancia a la fase de Postemporada, que con nuevamente solo dos etapas - y sin Ligas - quitó de un solo tajo competitividad y afición a la mitad de los estadios de Cuba, en la mejor y más competitiva etapa del torneo nacional.

A todo esto debemos agregar la preocupación de si nuevamente nuestra pelota sufrirá paradas de todo tipo durante el calendario de competencia, algo que resultó un lastre en temporadas recientes y que cada año desacredita a los rivales y constanstemente obliga a directores y técnicos a variar rotaciones y modificar sistemas de juego.

La nueva estructura, bajo las bases de ser temporal, también inicia mal su andar. Queda claro que en un futuro cercano habrá más cambios, luego se infiere que aquellos encargados de organizar un torneo que recupere el respeto de no solo aficionados sino prensa, árbitros y sobre todo jugadores, en general no tiene idea de lo que el futuro deparará para el béisbol en la isla.

Las raíces del problema no hay que buscarlas en ningún otro lugar, simplemente la Federación Cubana de Béisbol (FCB) no ha sabido o no quiere o no ha recibido las instrucciones, de adaptarse a las condiciones actuales de la pelota en la isla, ignoran la realidad del béisbol cubano así como las necesidades y problemáticas de los jugadores del país. 

Serie Nacional

La gran prueba de esto lo significa los a veces bochornosos contratos como el de Alfredo Despaigne en la Liga Mexicana, violando toda reglamentación de la misma, así como las más recientes contrataciones de peloteros como José Adolis García en Japón y los conocidos Frank C. Morejón, Noelvis Entenza e Ian Rendón, estos últimos en la pelota de muy mala clase de Canadá. Asi de bajo ha caído nuestro pasatiempo nacional.

Resulta ahora, según anuncios recientes, nuestro béisbol nacional se contenta con hacer topes con elencos de la Liga Azucarera de México, además de los conocidos universitarios de Estados Unidos, o continuamente prefiere recibir elencos descartados de bajo nivel competitivo como los de Nicaragüa e incluso en años atrás con selecciones como la de Puerto Rico, de cara a la preparación para eventos internacionales de los jugadores. En la peor de las instancias, los preseleccionados cubanos juegan entre sí.

La apertura al béisbol mayor de Estados Unidos, del Caribe o del mundo entero, sabemos no siempre depende solo de la isla – como es el caso de nuestro ingreso total a MLB -, pero de la isla y de estos ideólogos de nuestra pelota, si depende que el pelotero cubano sea independiente, pueda tener derecho a negociar sus contratos con quien le plazca, además de poder marchar a jugar la pelota que este estime le aportará mejores dividendos no solo a su carrera sino a su continuo y arduo trabajo. Todo lo demás es simplemente una manifestación de la pelota esclava a una federación, que no tiene respeto por sus jugadores y que por décadas ha tratado de vender los torneos cubanos como otra cosa que no fue y nunca será, simplemente una burla más a jugadores, afición y a todos los involucrados en el espectáculo de nuestro torneo mayor.

De Cuba no cambiar, nuestro béisbol marchará cada vez más por el camino incorrecto, no solo continuaremos sin ganar o aspirar a triunfos en torneos internacionales, sino que desaparecerémos de la élite mundial como elenco, como está sucediendo poco a poco. 

El mundo moderno require de personas modernas y esto aplica a todas las esferas de la sociedad, no se puede mantener a un pueblo engañado toda una vida, ningún dirigente deportivo en Cuba jamás lo podrá volver a hacer, si un pelotero ama a su patria o a su gobierno y está dispuesto a permanecer en Cuba bajo las reglas de estos o en este caso de la propia Federación Cubana, pues bienvenido sea, debemos respetar su decisión, pero no se puede hacer a todos creer que este es el deseo de cada beisbolista en la isla caribeña, sino ¿cómo se explica el nivel de frustación e incertidumbre de los jugadores cubanos que marchan fuera de Cuba por cualquier vía posible?. 

Es cierto que el mundo beisbolero cada día necesita abrirse más a Cuba, y lo está haciendo como sucede ahora mismo con la propia MLB norteamericana, pero Cuba también necesita abrise incondicionalmente  a este mundo, todo lo demás solo conducirá a un histórico y rotundo fracaso de nuestra pelota.

 
MLB: Actuación de cubanos, Abril 24, 2017
MLB: Leonys Martín tiene sus días contados en Seattle
MLB: Actuación de cubanos, Abril 23, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Abril 22, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Abril 21, 2017
MLB: Actuación de cubanos, Abril 20, 2017
MLB: Luis Robert Moirán declarado elegible para firmar
MLB: Actuación de cubanos, Abril 19, 2017

ver más