Noche de remontadas en el béisbol: Artemisa y Matanzas se robaron el show

Parece demasiada coincidencia, pero sucedió: No solo tuvimos una noche de sorpresivas remontadas… lo interesante es que ambas explotaron al mismo tiempo.

Industriales entró al lucky seven ganándole por 5-0 a los Cazadores de Artemisa, mientras Pinar del Río derrotaba por 4-2 a Matanzas en el comienzo del noveno episodio. Sí, no te puedes ir a la cama antes de tiempo: ¡Ninguno de ellos ganó! Artemisa dio vuelco a la pizarra 6-5 con un jonrón de Jorge Alomá en la parte alta del octavo inning con dos outs. Y en ese mismo instante, pero en el estadio Capitán San Luis, Osvaldo Vázquez haló una bola rápida de Raidel Martínez para enviar con un doble al plato a Ariel Sánchez y Yurisbel Gracial con la igualada 4-4. Los Cazadores ganaron directamente con el cuadrangular, pero Matanzas tuvo que llegar a la Regla IBAF para decidir el partido por 5-4.

Supongo que eso ha sucedido otras veces, pero en el béisbol actual no es muy común una noche de remontadas al unísono en apenas dos partidos, a no ser en juegos de playoffs. Si cambiaste el canal sin esperanza porque tu equipo estaba perdiendo, no estuviste al tanto de la jornada beisbolera o el sueño te venció por un día estresante en el trabajo: Aquí están todos los momentos claves de la noche…

  • Lo más importante de la jornada

Matanzas prueba que puede ser contendiente. Si miras las posiciones no te sorprendas: Los Cocodrilos de Matanzas (37-21) siguen ganando series y están a 1.5 GB de Las Tunas (37-21). Así que hay algo que comienza a ser interesante: Los yumurinos aventajan por 4-1 esta temporada a Las Tunas e Industriales, y contra Granma irán por maquillar un empate 3-3. Eso está enseñando poder, aunque sigo pensando que su bullpen estará a prueba en la próxima gira de más de 2200 kilómetros por recorrer a la salida del estadio Latinoamericano. Después de que el zurdo Yoanis Yera—contendiente de la Triple Corona— explotara este lunes frente a Pinar del Río, perdiendo el partido 4-0 con dos outs en el cuarto inning, el bullpen dominó y mantuvo a los Cocodrilos en juego. Una sola carrera le habría colgado a Matanzas su primera serie perdida en la actual segunda fase, pero Javier Mirabal (2.2 IP, 2H, 2SO, 3BB) y Yanier Blanco (3.2 IP, 2H, BB) se unieron para lanzarle seis ceros desde el quinto a los Vegueros de Pinar del Río.

Si de estabilidad se trata, en esta ronda Matanzas ha mostrado el nivel de lo que debió ofrecer Industriales. ¿Esto será solo por un momento de la campaña o los Cocodrilos llegarán lejos? De cualquier manera, creo que ellos son un gran equipo, pero sigo siendo un escéptico de ese dominio de su bullpen, así que pienso mirar un poco más de las pruebas que vienen para los seis equipos en el camino.

  • Cinco instantes de explosión del lunes:

1. Jorge Alomá devoró la bola rápida de Alexander Rodríguez. Creo que Alexander Rodríguez debió prestar atención al poder ocasional de Jorge Alomá. Como es lógico, no tenemos que una “bola de cristal” para saber qué sucederá, pero a mí me pareció todo el tiempo que Alomá quería buscar un batazo como este…

Hubo par de gestos de Alomá, que me expresaron su deseo de hacer un swing de cercas. Primero, su paciencia lo delató cuando el árbitro principal Jorge Niebla, le marcó un primer strike con una slider lejano de la zona baja y afuera en cuenta de 1-0. Alomá miró su bate, no hizo caso alguno a ese pitcheo que simplemente puso el conteo en 1-1. El relevista de Industriales, Alexander Rodríguez, pedía la pelota a su receptor haciendo un gesto con el guante… parecía bastante seguro de su próximo lanzamiento. Sin embargo, como sucede a menudo en el béisbol, a veces el pensamiento de un pitcheo es el adecuado, pero se unen dos fórmulas contra él: Falla el comando y el bateador no perdona ese pecado. 

El receptor Oscar Valdés pedía otra bola rápida pero baja y un poco afuera, casi que en la misma colocación del slider anterior que puso el conteo en 1-1. Alexander lanzó la recta, pero el pitcheo se le escapó a un punto (disperso del plan) alto y adentro, en el cual Alomá estaba totalmente a la caza… Aquí está el resultado: Un jonrón de línea por el left field.

Tienes que fijarte en el turno anterior de Alomá: Elevó al receptor con un pitcheo de 87 mph de Eddy Abel García, cuando el juego estaba por 5-1 y había dos corredores en base en el inicio del séptimo inning. Las manos de Alomá llevaban su bate más arriba de la cabeza, como es normal en él para luego atacar la pelota. Pero al enfrentar a Alexander Rodríguez, quien rozó las 94 mph, Alomá bajó un poco el madero, dejándolo en una posición más fácil para desatar un swing frente a una bola rápida más responsable. Fue un gran batazo para Alomá, que ahora dejó numeritos bastante curiosos frente a los equipos en los cuales ha tenido participación:

2. Osvaldo Vázquez mata los fantasmas en el turno del Clutch. No había que ir muy lejos: Vázquez promediaba menos de .200 con corredores en posición de anotar, marcando un extraño slugging general de .438. Así que las posibilidades de ver un vuelco en el marcador a favor de los Cocodrilos de Matanzas, no eran muchas. Además, Raidel Martínez estaba plantado en el montículo, aunque pasaba por un instante gris después de retirar a seis por su orden: Ariel Sánchez abrió el noveno inning con un doble de línea al left field, y un boleto a Yurisbel Gracial rebosó las almohadillas del Capitán San Luis con la posibilidad de la igualada en base para los matanceros, quienes perdían por 4-2. Vázquez era el hombre, y un disparo de Martínez para halar con ira una línea por encima del antesalista, lo que concedió el empate por 4-4. Matanzas ganó por 5-4 en diez capítulos de entradas extras, decidido con un rodado a segunda de Gracial, pero si no empatas… ¡no ganas!

3. El slider de José Ángel García todavía es bueno. Después de ver el emocionante noveno inning de Industriales, cuando llenaron las bases con un out, consideré una vez más, que José Ángel se hace mucho más difícil de superar cuando tiene la soga al cuello. Stayler Hernández tuvo que morder en tres sliders después de estar en cuenta de 1-1, hasta que roleteó por la inicial, justo donde el manager Dany Valdespino había colocado a Lian Camilo Rodríguez para el ajuste defensivo. ¿Será fácil que otro pitcher alcance 234 salvados en el béisbol cubano?

4. Alexander Malleta sigue fallando en el momento clave. Malleta ha sido, para Industriales, el bateador grande en momentos difíciles, a pesar de tener solo una temporada con más de 20 jonrones. Su paciencia en el plato en turnos claves lo ha llevado a ser un jugador en el cual la fanaticada siempre centras sus esperanzas cuando la carrera del empate o la victoria están en bases. Sin embargo, su descenso en situaciones de “clutch” se ha perdido en las últimas campañas. ¿Qué tan grande ha sido la caída cuando asume turno con corredores en posición de anotar? Mírelo usted mismo:

AñoBA    RISPOPS  On base

2008       .280        1.137

2009       .301        1.077

2010       .215          .879

2011       .194        1.092

2012       .268        1.016

2013       .224          .815

2014       .260          .863

2015       .236          .852

2016       .240          .891

2017       .186          .798

¿Has entendido lo mismo que yo? Malleta no tiene una temporada sólida con corredores en posición de anotar desde 2009, cuando golpeó .301 con 1.077 OPS. En la noche de este lunes eso volvió a reflejarse: José Ángel García lo dominó con tres lanzamientos. Como sucede muchas veces, el pitcheo que definió el match pitcher-bateador, no fue el último ni el primero: Fue el segundo strike. Malleta inició dejando un slider bajo durante el primer pitcheo. Pero luego, no fue agresivo con una recta pegada a la altura perfecta para intentar elevar a los jardines o desatar un swing que produjera una línea. Al final, en 0-2, terminó abanicando en una dosis de puro veneno de José Ángel, lo mismo que un control deslizante con rotación del centro al spike izquierdo de Malleta.

5. Yordan Manduley recibe el primer strike en cuenta de 3-0 y… el entrenador de Artemisa, Armando Balaguer, la emprendió con el árbitro principal, Jorge Niebla, camino al home plate. Desde mi punto de vista, el lanzamiento se veía en strike, bordeando una parte de la zona central-baja. A decir verdad, Manduley no se molestó, así que Balaguer sintió una ira totalmente infundada en ese momento.

Lo que viene… Te lo has preguntado: ¿Qué tal si Matanzas prepara su asalto al trono? Bueno, eso puede suceder: Los Cocodrilos tendrían que barrer a Industriales y Artemisa a Las Tunas, algo que no parece ser tan fácil de coincidir. Lo que sí podría estar cerca de ser posible es que, luego de las series que comienzan este miércoles, los Cocodrilos continúen su gira hacia Granma, a solo 0.5 GB de los Leñadores. ¿Cómo veríamos esa escena? Si Matanzas gana 2-1 en el estadio Latinoamericano y Artemisa le quita dos éxitos a Las Tunas en el 26 de julio. 

¿Despertarán los Azules y Pinar del Río seguirá dominando a Granma? Eso lo sabrás si no te despegas de nuestra cobertura día a día, así que síguenos en Twitter (@baseballdecuba, @yirsandy) y Facebook (BaseballdeCuba Page), ¡que solo hablamos de béisbol!

 
Campeón vuelve a caer, dos nocaos en la tarde
Campeón en deuda ofensiva, cae nuevamente ante La Isla
Campeón triunfa y evita una vez más barrida
Pinar en busca de la reacción
Cocodrilos blanquean a Cazadores
Resurgen los campeones

ver más

ver más